Abril 2024
Materiales innovadores

Espuma aislante fabricada a partir de residuos y 90% de aire

La empresa francesa IPSIIS está desarrollando una espuma aislante sostenible y resistente al fuego que puede soportar temperaturas de hasta 1300 ° C. Este material no solo es ecológico y resistente al fuego, sino que también se fabrica a partir de desechos minerales reciclados, como vidrio, arcilla, caliza y otros, transformándolos en una solución sostenible y eficiente.

El proceso de producción de esta espuma aislante es un ejemplo de ingeniería y conciencia ambiental. Los materiales reciclados se convierten en polvo, se mezclan con agua y aditivos naturales de IPSIIS y se airean, resultando en un material compuesto por un 90 % de aire, ligero pero resistente. Esta innovación no solo reutiliza desechos que de otro modo serían descartados, sino que también reduce significativamente el impacto ambiental y los costes de fabricación.

Comparado con los aislantes tradicionales, la espuma aislante IPSIIS se destaca por su baja huella de carbono, que es hasta 15 veces menor. Además, su producción requiere mucha menos energía, alrededor de 100 kWh/m3 frente a los 1000 kWh/m3 que suelen necesitar los aislantes térmicos convencionales. A nivel económico, los costos son competitivos, con precios que varían según el uso, siendo significativamente más bajos que los materiales aislantes tradicionales.

No solo es ecológica y económica, sino que también es altamente eficiente. Es no inflamable, resistente a altas temperaturas (hasta 1300 °C), y ofrece una variada lista de cualidades en relación a productos con similares propiedades de conductividad térmica y resistencia. Desde aplicaciones industriales hasta uso en construcciones, su versatilidad la hace ideal para una amplia gama de necesidades.

IPSIIS desarrolla una gama de productos aislantes que responden a las exigencias de los mercados del aislamiento, de la protección contra el fuego y de la valorización de materias primas. La producción es posible gracias a la explotación de una innovación de ruptura: producir espumas aislantes refractarias, utilizando el potencial de ciertos subproductos de la industria agroalimentaria asociados a recursos naturales o materias residuales abundantes.

Las principales características del producto son las siguientes:

Aislante. La espuma mineral es muy aislante, con una conductividad térmica baja. Esta característica se mantiene en una larga gama de temperaturas. El material permite igualmente un aislamiento acústico gracias a su estructura basada en una porosidad abierta.

No inflamable e incombustible. La matriz es mineral e incombustible. No empleamos retardadores de llama. Las espumas IPSIIS no producen humo ni gases tóxicos cuando son expuestas a una llama.

Refractario. Los procesos IPSIIS permiten fabricar materiales refractarios adaptados a las necesidades en términos de seguridad y a los usos industriales (de 800ºC a más de 1400ºC).

Porosidad abierta. Esta característica constituye un factor de atenuación de la contaminación sonora y participa en el confort acústico. Esta porosidad se adapta fácilmente a los contextos de cada uso, permitiendo igualmente una utilización en los edificios históricos sin perturbar los equilibrios higrométricos.

Ligero. La formulación de las espumas minerales está adaptada a diferentes contextos para proponer materiales de densidades optimizadas. Como regla general, densidad y resistencia son dos características antagonistas que imponen buscar una solución de compromiso en función de las necesidades del proyecto. IPSIIS produce hoy espumas de densidades variables, entre 100 y 400 kg/m3 y trabaja en la obtención de otras de densidades inferiores a 80 kg/m3.

Resistente. Porque ligereza también puede rimar con solidez, IPSIIS mejora constantemente la resistencia de sus materiales (superior a 2 MPa), permitiendo así entrever futuras aplicaciones: aislamiento de soleras de hormigón y aislamiento al vacío, entre otros.

Sostenible, reciclable. Las espumas minerales IPSIIS son sanas, sostenibles y han sido concebidas de forma ecoresponsable: el proceso de fabricación permite que, en fin de vida, las matrices minerales puedan ser reintegradas en el ciclo de producción o restituidas al medio ambiente. Ningún residuo se genera en la fase de producción.

Una espuma aislante, como la desarrollada por IPSIIS, tiene múltiples usos y beneficios, especialmente en la construcción y la industria. Si sumado a esto es ignífuga y ecológica, mucho mejor. La tecnología sigue avanzando para lograr productos de edificación más sostenibles que dañen lo menos posible el medio ambiente y simplifiquen la edificación.

Fuente: IPSIIS. Disponible en: https://ipsiis.com/ (Consultado: 13 de Marzo 2024).


Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores