INICIO
Scroll

 
Agregar a favoritos
Google
EDITORIAL
NOTICIAS
COSTOS
SEGURIDAD
CONTACTO
1024 x 768
 
EDITORIAL
NOTA DE TAPA
SOLUCIONES HABITACIONALES PARA FAMILIAS INQUILINAS
Quizas surgido por necesidades electorales, donde a más de un año de las elecciones ya estamos sumergidos en una virtual campaña, el gobierno decidió jugar fuerte en uno de los temas que siempre tiene vigencia: buscar una alternativa habitacional para aquellas familias que no tienen techo propio.

Por ello, y sin que estuviera demasiado claro muchos puntos que  componen el anteproyecto presentado a la legislatura, desde el gobierno se pidió a los bancos que ofrezcan créditos hipotecarios con un costo final del 7,5% anual (un 50% del costo financiero total de los actuales préstamos), y que apunte a que la cuota del mismo se equipare al de un alquiler mensual.

El Banco Central, por su parte y siguiendo las indicaciones del ejecutivo, aprobó normas que permiten a los bancos privados otorgar créditos de hasta el 100% del valor de la vivienda. Muchos de éstos, a su vez, están puliendo detalles para reducir las cuotas y alargar los plazos, manteniendo en principio los términos del modelo de crédito tradicional que ya ofrecían, si bien sus directivos se manifestaban cautos en cuánto a la posibilidad de cumplir a rajatabla con la idea del gobierno, aunque confiaban en mejorar sustancialmente las líneas que estaban promocionando, sobretodo teniendo en cuenta que existe una voluntad oficial en apoyar estas iniciativas.

El plan prevé que sean admitidos como sujetos de crédito aquellas personas que demuestren el pago de ocho meses de sus alquileres, sin exigir certificación de ingresos, aunque desde el gobierno se aclara que “están comprometidos en lograr que cada vez haya menos informalidad en la economía argentina y mayor trabajo registrado”. También se considera incentivar a los constructores e inversionistas y a desgravar del IVA a la construcción de viviendas que integren estas operatorias.

El proyecto de ley que fuera remitido al Senado recibió cuestionamientos severos por el desacuerdo que generó en los legisladores que se otorguen incentivos impositivos a las empresas constructoras y a los bancos, en vez de favorecer con esos beneficios la demanda de viviendas.

Si bien celebramos que el gobierno ponga en su agenda un tema tan importante, presentar anuncios de apuro y sin un estudio exhaustivo que permita avalar concretamente los mismos es desprolijo y hasta irresponsable. Se juega con la necesidad y las expectativas de mucha gente que busca desesperadamente desembarazarse de la carga de un alquiler y lograr, de una buena vez, tener su techo propio, uno de los derechos que tiene toda persona.

Ing. Ricardo Kloster
director
N° ANTERIORES