Scroll

 
Web optimizada para 1024 x 768
NECESIDAD DE APLICAR POLÍTICAS CONSISTENTES
La finalización del presente año se han caracterizado por una retracción en la economía debido a los efectos de la crisis mundial que, en América Latina, aún no ha llegado con la misma intensidad que como se vive en los países centrales. La actividad de la industria de la construcción finaliza con el “viento a favor” que llevaba durante los últimos años, aunque comienza a notarse un mayor análisis de cada proyecto por parte de los inversores, a sabiendas que la rentabilidad será menor en los tiempos que vienen.
La buena noticia es que, para algunos analistas económicos, el mundo ya atravesó lo peor de la crisis y consideran probable que el año próximo sea “algo mejor”. Sin embargo, muchos países emergentes -la Argentina entre ellos- todavía no han sentido los efectos de este gran sacudón económico y no se sabe a ciencia cierta hasta qué punto podrá afectar la estabilidad laboral de sus ciudadanos y los ingresos de tantos otros que, ante la incertidumbre, gastan menos y se muestran cautos ante futuras decisiones.
La actual administración negó, al principio, que el problema pudiera afectarnos directamente, haciendo un análisis superficial de la situación. Poco después, viendo que no estaríamos ajenos a las consecuencias de una crisis global como hacía décadas no se producía, trató de morigerar sus efectos mediante la aplicación de algunas medidas que buscaban, más que nada, recrear la confianza de una sociedad que ha visto como, insólitamente, durante los primeros meses de gobierno se perdió la posibilidad de generar consensos, creando conflictos donde no los había, y dilapidando un tiempo valioso para sentar las bases de su gestión y prepararse para resistir los tiempos que corren.
Las políticas que deberá aplicar el gobierno deberán ser lo suficientemente consistentes para evitar una recesión que ponga en peligro los avances alcanzados durante los últimos años, con un descenso del desempleo y una mejora en los ingresos que fue posible gracias a las buenas condiciones de los mercados internacionales, que posibilitaron buenos precios de nuestros productos primarios.
Sin ánimo de hacer futurología, las expectativas para los próximos meses son de una actividad algo menor y más selectiva que la que tuvimos durante los últimos años. Es importante que todos aportemos nuestro mayor esfuerzo para evitar que se instale un círculo vicioso que nos arrastre o nos dañe económicamente. Para ello será importante que el gobierno actúe con rapidez e inteligencia, adoptando las medidas necesarias en dicho sentido. Ojalá que el plan que se instrumente a mediados de este mes sea una prueba de ello.
Desde nuestro lugar de trabajo deseamos que todos quienes hacen posible esta publicación -colaboradores, lectores y anunciantes- pasen Felices Fiestas, en compañía de sus seres queridos, y que el próximo año sigamos trabajando en pos de un país con mejores posibilidades de crecimiento.
Ing. Ricardo R. Kloster
DIRECTOR
EDITORIAL
.

Obras & Protagonistas WEB
.
INICIO     I     NÚMEROS ANTERIORES    I     CONTACTO
www.oyp.com.ar   I   Contacto
MENÚ
 









Google
PUBLICIDAD
BUSCADOR