Hace aproximadamente 10 años la periodista Guadalupe Henestrosa escribía en una revista un artículo referente a la pasión por construir cada vez más alto. Su título era: "Rascacielos, la obsesión de la altura".
Dado lo interesante del mismo, lo archivé para una posterior relectura y análisis.
El mismo comenzaba (textualmente): "Los baños de caballeros del bar ubicado en el último piso del prestigioso Península Hotel de Hong Kong tienen unos gigantescos ventanales desde donde se puede ver hasta donde alcanza la vista. Allí, justo contra esa pared de vidrio, están ubicados los mingitorios: la idea del diseñador fue que los poderosos hombres de negocios que visitan el hotel desahoguen sus vejigas con la metafórica sensación de que lo hacen sobre la cabeza de media humanidad."
La lectura de estos párrafos resultan injuriosos, a la par que reflejan el pensamiento de los grupos de gran poder económico con relación a la sociedad.
Por otra parte, es evidente que construir cada vez más alto es una metáfora de poder. Los egipcios, con su pirámide de Keops, tenían muy en claro este concepto. Durante milenios fue la construcción más alta del mundo, recién superada por las construcciones del siglo XX.
Estos edificios que aparecen en el siglo pasado, surgen preferentemente en Chicago y en Nueva York. Posteriormente vienen las altas construcciones en países como Japón y China (en Hong Kong) y por último continúan en los países del sudeste asiático. Nótese el paralelismo del  gran poder económico que poseían estos países en el momento que surgen los "gigantes" en cada uno de ellos.
Siempre el hombre, en su afán de poder, ha querido alcanzar el cielo. Desde la mítica torre de Babel y las pirámides tanto egipcias como americanas, los "zigurats" (pirámides escalonadas) en la Mesopotamia, los "minaretes" (torres de las mezquitas) islámicos y las grandes catedrales góticas en Europa, todos ejemplos de la antigüedad que vinculan la fuerza y el poder con las alturas.
Con la llegada de la Revolución Industrial aparecen nuevas técnicas y nuevos materiales para estas construcciones elevadas. La necesidad de juntar grandes grupos de trabajadores en un mismo lugar hace que prolifere este tipo de construcciones. La diferencia fundamental entre estas edificaciones y las que se ejecutaban en la antigüedad es que los edificios que se levantan desde fines del siglo XIX son habitados por seres humanos.
En esta carrera hacia las alturas, a mediados del siglo pasado (1956) nace un proyecto monumental (que no llegó a concretarse) diseñado por el arquitecto Frank Lloyd Wright. Se trataba de la "Torre de una milla de altura" (Mile High Tower), que con sus mil seicientos nueve metros iba a emerger a orillas del lago Michigan. La adopción de  este tipo de construcciones "no se debe a carencia de tierras, sino a una cuestión de imagen: los rascacielos son una buena manera de atraer la atención sobre una ciudad".
Si bien estamos lejos del proyecto de Wright, este año -2008- tendremos finalizado un nuevo rey de las alturas. Se trata del Burj Dubai de los Emiratos Arabes, que con sus ochocientos metros quedará concluido en el presente año, desplazando al Taipei Financial Center 101 (TFC101) ubicado en Taiwan, que con sus 508 m es el más alto del mundo por estos días. La pregunta obligada es: ¿Cuál es el límite?
Los especialistas indican que el límite está dado por la fisiología humana. Los bruscos cambios de presión y la gran velocidad de los ascensores conspiran contra el bienestar físico de los habitantes de estas ciudades verticales.
Además, se debe recordar que las fuerzas horizontales (vientos, sismos) producen deformaciones de un orden tal que al duplicarse la altura, el ángulo de oscilación es diesiseis veces mayor. Si bien es cierto que existen en la actualidad elementos  amortiguadores que disminuyen dichas oscilaciones,  las mismas no llegan a anularse totalmente.
Por otra parte no se puede dejar de considerar el gran impacto ambiental que producen estas megaconstrucciones, con sus sombras y oscurecimiento del cielo, además de generar peligrosas corrientes de aire y ventarrones repentinos.
Todos estos factores se suman para que las actividades que deban realizar las personas no se desarrollen normalmente.
Las consideraciones antes señaladas, conjuntamente con la introducción de esta nota, nos están indicando que las condiciones de vida de los seres humanos se verán más y más afectadas en un futuro cercano, por lo que no parecería equivocado afirmar que, a mi modesto entender, así vamos mal...

Scroll

Google
AGREGAR A FAVORITOS
Fecha actual 2
MENÚ
PUBLICIDAD
BÚSQUEDA
OPINIÓN
WWW.OYP.COM.AR 2008
TORRE DE BABEL
El hombre desde tiempos inmemoriales ha querido lograr grandeza por sus construcciones y llegar a las alturas. Solo cabe anotar la Torre de Babel, una construcción de tipo "zigurat" (pirámide escalonada), la cual aparece en la Biblia en el libro del Génesis, capítulo 11, con la cual el hombre quiso llegar al cielo.

PIRÁMIDE DE KEOPS / TORRE EIFFEL
La fecha estimada de terminación de la Gran Pirámide es 2570 adC. Fue la primera y mayor de las tres grandes pirámides de la Necrópolis de Giza en las afueras de El Cairo en Egipto y el edificio más alto del mundo hasta el siglo XIX, sólo superado por las agujas de la Catedral de Colonia (157 m), construida de 1248 a 1880, y la Torre Eiffel (300 m) erigida en 1889.

TAIPEI 101 (Foto: Taipei_101.jpg)
Taipei 101 es un edificio de 106 pisos(5 pisos subterráneos y 101 por encima del suelo), ubicado en Taipei (Taiwán). La aguja que corona sus 509 metros de altura lo convierte en el tercer rascacielos más alto del mundo. Supera en 56 metros a las Torres Petronas de Kuala Lumpur (Malasia). El 21 de Julio de 2007 fue superado en altura por Burj Dubai, que cuando sea terminado ostentará el título de edificio más alto del mundo.

BURJ DUBAI
El Burj Dubai es un rascacielos actualmente en construcción situado en la ciudad de Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos, el cual, al concluirse, será el edificio y la estructura más alta del mundo, ya que romperá ambas marcas. El 21 de julio, tal como anunció su empresa promotora, Emaar Properties, la Torre Dubai rompió el récord de altura que ostentaba el Taipei 101 convirtiéndose en el edificio más alto del mundo (aunque al no haber concluido aún las obras el CTBUH no reconoce dicha marca).

EMPIRE STATE
El Edificio Empire State, actualmente el más alto de Nueva York es una torre de oficinas de 102 plantas. Fue construido entre 1929 y 1931. Tiene un total de 381 metros de altura (443,5 m si se considera la antena superior). De estilo art decó, fue el rascacielos más alto del mundo por 42 años. Perdió este título en 1974, cuando se inauguró la Torre Sears, en Chicago.

SEARS TOWER
El edificio es un rascacielos en Chicago, Illinois. Tiene una altura de 442 metros y 108 plantas. Su construcción se inició en 1970 y finalizó en 1973. Tras su finalización, se convirtió en el rascacielos más alto del mundo, arrebatándole este puesto al World Trade Center de Nueva York. Tuvo el puesto por más de dos décadas, hasta la finalización de las Torres Petronas en 1998. Actualmente es, contando con su antena, el rascacielos más alto del mundo, junto con el Taipei 101 y las dos Torres Petronas. Su altura llega a los 527 metros.

Por Ing. Héctor Lusente
Haga CLIC sobre las imágenes para ver en mayor tamaño.