INICIO
Scroll

 
Agregar a favoritos
EDITORIAL
NOTICIAS
COSTOS
OBRAS
NOTA DE TAPA
CONTACTO
1024 x 768
 
TAPA
NUEVAS OFICINAS ADMINISTRATIVAS, TECNICAS Y LABORATORIOS PARA EL 19° DISTRITO DE VIALIDAD NACIONAL
UN POCO DE HISTORIA
El 19º Distrito de Vialidad Nacional con sede en Bahía Blanca surgió desde el mismo momento en que fue creada la Dirección Nacional de Vialidad, a través de la ley 11658 y reglamentada por el Decreto 14137, del 5 de octubre de 1932.
A partir de aquellos años se construyeron y pavimentaron todos los caminos que hoy abarcan la jurisdicción: Ruta Nacional 3, desde Azul hata Bahía Blanca, y siguiendo hacia el sur hasta Carmen de Patagones; Ruta Nacional 33, desde Bahía Blanca hasta Trenque Lauquen; Ruta Nacional 35, desde Bahía Blanca hasta el límite de la provincia de Buenos Aires; Ruta Nacional 22, desde el empalme con la Ruta 3 hasta la localidad de Río Colorado; Ruta 228, desde Tres Arroyos hasta Necochea, como así también las Rutas 229 y 249, que convergen a la ciudad de Punta Alta y Base Naval Puerto Belgrano. Estos caminos fueron la base del desarrollo de la región, debido a que por Bahía Blanca pasaba todo el tránsito que iba hacia el sur del país y llegaba toda la carga de granos al Puerto de Bahía Blanca.
La sede administrativa del 19º Distrito funcionó desde la década del ‘40 hasta fines de los años ‘60 en calle Mitre 364, y los talleres estaban ubicados en los galpones que aún existen sobre calle Chiclana al 600. A principios de 1958 se adquirieron los predios sobre calle Darragueira al 1200. Allí funcionó, en principio, el Depósito (en el lugar que actualmente ocupa) en un hangar cedido por la Base Aeronaval Comandante Espora.
Posteriormente se construyeron los Talleres, que empezaron a funcionar a comienzos de los años ‘60. En esos años hubo un notorio incremento del personal, dado la gran cantidad de obras que se ejecutaban, como así también de equipamiento, que requerían de un mayor espacio para funcionamiento, por lo que en los años 1968 y 1969 se licitó y ejecutó el actual edificio de la Sede Administrativa -con carácter transitorio-, habiéndose inaugurado dichas instalaciones a mediados de 1970.
A mediados de la década del ‘70 había madurado la idea de construir una sede definitiva, con un edificio acorde con el vigoroso avance que tenía la construcción de caminos en aquel momento. Varios fueron los intentos, pero siempre por razones presupuestarias se postergaba su concreción. Recién en 1983 y bajo la jefatura de distrito del Ing. Dante Bueno se avanzó sobre el proyecto de la nueva sede, abocándose personal del Distrito y de la Casa Central a la elaboración del mismo, logrando licitar la obra y replantear la misma en septiembre de 1986. Las obras consistían en la construcción de diversos sectores con destino a Administración, Talleres, Depósitos, Suministros y Cocheras mediante estructuras de hormigón premoldeado pretensado (sistema Astori), que se complementaban con una vasta área de playa para maniobras y estacionamiento.
En septiembre de 1991 Vialidad Nacional acuerda la rescisión de contrato, de mutuo acuerdo con la empresa contratista, recibiéndose la obra en el estado en que se encontraba, con un 62% de ejecución de la misma.
Desde entonces la obra quedó paralizada, agravándose esta situación cuando el Distrito pasó a ser una Delegación, revistiendo la dependencia un carácter de menor jerarquía.
En 2004, cuando el Distrito recupera su jerarquía original, las actuales autoridades se vuelve a plantear la necesidad de materializar las nuevas instalaciones para la sede, entendiendo la importancia que tenía Bahía Blanca por las rutas que convergían a la ciudad, autorizando a la elaboración de un proyecto para finalizar las obras. Los trabajos se licitaron en diciembre de 2005, se comenzaron en febrero de 2006 y se prevé su inauguración en el mes de octubre de este año.

MEMORIA DESCRIPTIVA
Las obras del nuevo edificio constan de una superficie de más de 1000 m2 destinados a oficinas técnicas, mantenimiento y administración, 265 m2 para laboratorios de suelos y asfaltos y 365 m2 destinados a Depósito. Ha sido dotado de todas las comodidades necesarias para su funcionamiento, habiéndose utilizado para su división interna tabiquería del tipo durlock, pisos cerámicos de alto tránsito, cielorrasos suspendidos desmontables, puertas placas internas de cedro, cerramientos exteriores en depósitos con cortinas de accionamiento eléctrico y aberturas exteriores metálicas y de aluminio.
En cuanto a las instalaciones, el edificio está dotado de una red de incendio con hidrantes, escalera de seguridad para evacuación de la planta alta, sistema de acondicinamiento de aire por frío-calor, circuito cerrado de televisión para seguridad, música funcional, sanitarios con baños para discapacitados, sala de servidores (tec-room), en la cual se alojan las terminales internas.
Entre las comodidades del edificio se destaca el salón auditorio equipado para teleconferencias y amplia sala de reuniones.
En cuanto a las obras exteriores, y con el fin de resolver la relación del edificio con su entorno urbano inmediato, se priorizó brindar un espacio público dentro del predio del edificio, parquizándose 1100 m2 de césped con riego por aspersión computarizado, iluminación exterior completa y playas de estacionamiento (unos 1500 m2) para vehículos oficiales y público en general. Se plantaron árboles, reacondicionaron las veredas internas y peatonales y se concretó un museo vial.

A continuación se enumeran las tareas realizadas para la terminación de las obras del Edificio del 19º Distrito de Vialidad Nacional:
- Demolición de cielorrasos y mampostería existente
- Ejecución de contrapisos, carpetas, pisos y revestimientos cerámicos
- Ejecución de mamposterías con sus correspondientes revoques y pinturas
- Ejecución de divisiones mediante tabiquería del tipo durlock
- Ejecución de cielorrasos de placas desmontables prepintadas.
- Adaptación y colocación detoda la carpintería metálica y de madera.
- Ejecución de herrería en general.
- Protección de ladrillos vistos de muros exteriores con pintura siliconada.
- Ejecución de aislaciones hidrófugas y térmicas de cubiertas y paneles premoldeados.
- Instalaciones completas de red de gas exterior e interior.
- Instalaciones sanitarias de ocho baños, un vestuario, cuatro office y laboratorios: agua fría y caliente, red cloacal externa e interna, colocación de accesorios y artefactos
- Instalación de seguridad contra incendio: distribución de cinco hidrantes, readecuación total del tanque de reserva de 24 mil litros, colocación de bombas de presurización y ejecución de escalera de emergencia.
- Instalación eléctrica total con una potencia general instalada de 124 kw, contemplando iluminación interior, exterior perimetral y peatonal.
- Instalación de Circuito Cerrado de Televisión y TV Cable, provisto de seis cámaras exteriores y cuatro interiores con seguimiento a través de Redes Lan (Red interna) y Wan (Internet).
- Instalación de música funcional distribuida en todo el área del Edificio.
- Instalación de telefonía con central telefónica provista de cuatro líneas externas y cuarenta internos.
- Instalación de red interna de computación e internet.
- Instalación de riego por aspersión computarizado, alimentado por bomba sumergible.
- Instalación de Sistema Central de Frío-Calor, provisto de siete calefactores residenciales a gas de 31.000 cal/h por aire forzado, siete evaporadoras, siete condensadoras y siete termostatos digitales progamables con control de una etapa de frío y una de calor.
OCTUBRE, MES DE LOS CAMINOS
            
En el año 1922 se realizó en el país el Primer Congreso Vial que, entre sus conclusiones más importantes destacó la necesidad de crear un estado de conciencia pública sobre la construcción de caminos en forma ordenada y metódica.
En 1932, durante el gobierno de Justo, el país contaba con unos 2000 km de carreteras. Al término de este gobierno la red vial alcanzó los 30.000 km, entre pavimentos y caminos mejorados.
Fue en este período que se reglamentó la Ley de Vialidad, el 5 de octubre de 1932, que preveía la construcción de una red federal de rutas entre las ciudades más importantes de la Argentina y el trazado de carreteras paralelas a las redes troncales de ferrocarriles.
Estos primeros pasos fueron la base de la red vial actual y para su mantenimiento y crecimiento resulta fundamental que la Dirección Nacional de Vialidad cuente con los recursos necesarios para llevar a cabo esta tarea importante.
El camino es hoy, como en el pasado, factor de integración y condición primordial para obtener la necesaria competitividad territorial. Se trata de un desafío presente y futuro dentro de una creciente integración regional que marcha hacia la futura globalización de la economía.

El presente es un resumen de un artículo publicado en la edición Nº  60 -Octubre 1996-
de CONSTRUYENDO (hoy OBRAS & PROTAGONISTAS) y cuya autoría corresponde al Ing. y Agrim. Ricardo Adrián Stoessel y la Lic. y Prof. en Historia Miriam C. Stacco.
 
NUEVAS OFICINAS ADMINISTRATIVAS, TECNICAS Y LABORATORIOS PARA EL 19° DISTRITO DE VIALIDAD NACIONAL
N° ANTERIORES