.
Scroll

Web optimizada para 1024 x 768
>>> Volver <<<
www.oyp.com.ar   I   Contacto
SEGURIDAD: ACCIDENTES FATALES!!!!!

Obras & Protagonistas WEB
Diseño - PSIKE comunicación esencial -
INICIO     I     NÚMEROS ANTERIORES    I     CONTACTO
Google
MENÚ
PUBLICIDAD









BUSCADOR
Recientemente hemos tenido que sufrir otro accidente fatal en una obra de construcción en nuestra ciudad, que pasa a engrosar una triste estadística para el sector. Oportuno resulta, entonces, reflexionar sobre sus causas y recalcar la importancia de tomar todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las obras.

Cada vez que ocurren accidentes de extrema gravedad en nuestra ciudad es cuando los organismos de contralor, tanto municipales, provinciales como gremiales salen urgentemente a controlar por algún tiempo las normas de trabajo en obras. Se verifican las pantallas de protección de caídas, se discute si las redes sí, si las redes no, y si las obras cuentan con asesoramiento profesional en seguridad e higiene.
Lamentablemente uno de los factores para que sigan ocurriendo accidentes fatales y otros, de extrema gravedad, se produce porque este accionar dura lo que dura la noticia, un par de semanas a lo sumo, y pareciera que ya está.
La frecuencia con la que ocurren estos lamentables accidentes nos demuestran que acciones esporádicas, y sólo cuando ocurren hechos que por su gravedad toman conocimiento público, no dan resultado, por lo que es ésta una de las causas por la que se siguen produciendo los mismos.
Los riesgos de accidentes más graves tienen que ver con:
1. Falta de protección en tareas en altura (barandas sólidas en vanos al vacío, cobertura con vallados de los huecos de ascensor, falta de andamios bien armados, falta de uso del arnés de seguridad). Esto se puede ver a diario, con solo observar las construcciones existentes en la ciudad (salvo honrosas y pocas excepciones)
ACCIDENTES FATALES
¿POR QUE SIGUEN OCURRIENDO?
Por Ing. Horacio Fioriti
2. Riesgo eléctrico: extensiones eléctricas sin la protección adecuada, a nivel de piso, donde son pisadas por carretillas, hierros de obra, falta de puesta a tierra y disyuntor diferencial en los tableros de obra, fichas rotas, etc.
3. Maquinarias sin protección: como amoladoras a las que se quitan las mismas (y nunca se reponen), falta de protecciones al cable del guinche utilizados para el montacargas, falta de protección en las poleas de la hormigonera (trompito).
Los empleadores y los empleados son conscientes, en la mayoría de los casos de estos riesgos, aunque lamentablemente no suelen tomarse las medidas de prevención para que no terminen en accidentes.
Los puntos detallados (puede haber muchos más) son considerados como los que estadísticamente producen más lesiones en la actividad de la construcción. Si son solucionados bajaremos el número estadístico y, lo que es más importante, menos familias perderán su principal sostén económico y moral, muchos trabajadores dejarán de ver limitada su capacidad de trabajo debido a las lesiones recibidas.
Tomar conciencia de esto significa poner manos a la obra, tomar acciones concretas para que la seguridad en la obra sea una actitud constante y no un esfuerzo esporádico cada vez que ocurre un hecho lamentable, producto de omisiones a las normas.