Scroll

Web optimizada para 1024 x 768
OBRAS: RESTO BAR EN PUNTA ALTA - TORRE MORA -

.
>>> Volver <<<
www.oyp.com.ar   I   Contacto

Obras & Protagonistas WEB
Diseño - PSIKE comunicación esencial -
INICIO     I     NÚMEROS ANTERIORES    I     CONTACTO
Google
MENÚ
PUBLICIDAD









BUSCADOR
MEMORIA DESCRIPTIVA
Cuando los nuevos dueños de esta propiedad nos llamaron y vinieron al estudio para comentarnos la adquisición de la misma, solicitándonos la intervención profesional, sentimos algo que pocas veces se genera en la profesión: una mezcla de alegría y desafío que nos llevó a pensar y repensar la idea rectora.
Esta vieja estación de servicio, construida a principios del siglo pasado, centro de alguna discusión planteada, entre si era linda o era fea, constituía una esquina que forma parte de la tradición edilicia puntaltense, siendo siempre testigo inmóvil de miles de habitantes que día a día circulan por la ciudad.
El inmueble es parte del patrimonio histórico de Punta Alta, al que siempre respetamos, defendimos y tratamos de enaltecer, más allá de buscarlo denodadamente en obras existentes que expresan algunos pequeños signos de movimientos arquitectónicos, pocas veces manifestados en plenitud, sino como parte de algún eclecticismo constructivo.
Con estas consideraciones nace nuestro planteo de mantener la forma y el respeto al factor de ocupación del suelo, dejando libre la superficie que linda con la vereda, materializando en planta alta aquellas reformas necesarias para permitir el nuevo uso buscado por sus  propietarios.
La torre, emblema de la edificación, era motivo de respeto; por ello creímos indispensable enmarcarla en la esquina. Así, se planteó una pantalla semicircular, que actúa como telón de fondo a la misma, incluso como eje del abanico que incluirá el área de bar. Detrás de esa pantalla, exaltada en forma, textura y color se propone dejar los espacios de servicio, como lo son la cocina, el depósito en un ala y sanitarios y un local comercial independiente en el otro.
Sobre el eje de simetría perpendicular a la ochava se decidió colocar un pequeño patio en el esquinero del lote, que permita incorporar elementos naturales propios de la cultura morisca como lo son el agua y la piedra. Este pequeño pulmón permite, además, la circulación natural de aire que cruza por el salón y permite refrescarlo en época estival. La ubicación del área de barra se dispuso lateralmente, por ser la comunicación con la zona de cocina y para poner de manifiesto el fondo del salón con la importancia de una cascada en el patio mencionado anteriormente. Como antesala de este patio, se elevó un poco el nivel del local, para generar un escenario que permita albergar algún espectáculo de música y canto.
Surgió también el dilema del aventanamiento, conociendo la idiosincrasia de quienes concurren a esos lugares, que pretenden grandes superficies vidriadas para la visión del entorno urbano. El respeto del edificio nos impuso mantener grandes paños de mampostería con la refuncionalización y puesta en valor de las aberturas originales, muy características por sus paños circulares sobre el dintel. Las nuevas aberturas a colocar, sobre todo las puertas de acceso, se diseñaron como una síntesis del dibujo original, con pequeños detalles que acompañan el diseño de la propuesta primitiva.
La estructura de cubierta se materializó con una losa pretensada de viguetas y ladrillos de poliestireno expandido. En el centro del salón se dejó una claraboya que permite el ingreso de luz natural a través de un diseño en un acrílico pintado con imágenes de la cultura islámica. Esta zona fue techada con chapa traslucida y estructura de madera.

INTERIORES
El diseño interior del local se convino con los propietarios en mostrarlo como algo muy sobrio, con poca decoración. Las columnas que enmarcan el centro luminoso del comercio se trataron con una patina símil mármol, de fina terminación, y las demás se pintaron del mismo color que los muros circundantes, para tratar de desmaterializarlas en el panorama visual.
Los muros curvos, que siguen la línea de los exteriores, mantienen el color para demostrar la continuidad del mismo, y mantener la idea de pantalla en el interior.
El acceso principal, originariamente en la esquina, que quizás no lo sea en su funcionamiento, se trabajó con un cielorraso pintado con personajes de la cultura morisca, realizado por un artista local.
Los detalles de terminación -zócalos, frisos, arcos, y sobre todo, el fondo de barra y la misma- se realizaron totalmente en madera, tomando las dos direcciones predominantes de la curva y el eje.

EXTERIOR
La idea rectora fue respetar al máximo lo existente, incluso realizando las terminaciones en revestimiento texturado símil piedra parís. La simetría que se manifiesta en la planta de la obra se rompe claramente en las fachadas hacia las dos calles, dado que la ubicada sobre calle Roca incorpora una escalera original que accedía a la planta alta de la torre. La misma se desarrollaba originalmente por el exterior del edificio y ahora fue incorporada al interior del local por medio de una piel de vidrio, permitiendo la comunicación con dicha planta alta, en la que se alberga una pequeña oficina administrativa.
Fue motivo de prueba y estudio la iluminación del local, que no admitía más trabajo que el de poder resaltar las virtudes de la obra. La cenefa de teja colonial, propia del desarrollo del arte morisco en España, se mantuvo y se reparo con el sentido original.
Para finalizar queremos agradecer la predisposición de los propietarios y el cariño puesto de manifiesto por los mismos para devolver a nuestra ciudad esta obra a la que aman profundamente, pues debemos pensar que quizás algún inescrupuloso, en esa esquina céntrica, podría haber demolido para realizar locales comerciales o alguna cochera como vimos hacerlo con hermosas edificaciones de Bahía Blanca. Felicito a esta gente, que defiende nuestra cultura, nuestro patrimonio, nuestra idiosincrasia y como hijo y nieto de punt

FICHA  TÉCNICA
OBRA: TORRE MORA - Restò-Bar
COMITENTE: Carlos y Elsa Quiroga
UBICACIÓN: Roca  esq. Urquiza, Punta Alta
PROYECTO Y DIRECCIÓN: Ignacio Torrontegui / Stella Cantarelli / -arquitectos-
COLABORADORES: Arq. Soledad Del Río / M.M.O Guillermo Dapsich
EMPRESA CONSTRUCTORA: M.M.O Héctor Omar Prieto
PLAZO DE OBRA: 9 Meses
SUP. TERRENO: 505,55 m2
SUP. CUBIERTA PLANTA BAJA: 303,19 m2
SUP. CUBIERTA PLANTA ALTA: 9,56 m2