SEGURIDAD
1024 x 768
Google
STAFF

Director:
ING. RICARDO KLOSTER

Gerente comercial:
JUAN A. CERNA

Corresponsales:
DR. RODION STAMATI
Buenos Aires

ARQ. IVONE KEES
Mar del Plata

ING. JOSE M. SYLVESTER
Viedma

ING. MARCELO MELIDEO
ING. EDUARDO FIGUEROA
Trelew

ING. LUIS MARTINEZ APARISI
Santa Rosa

ING. GUISELA MUÑOZ
Neuquén

ING. CLAUDIO PIERDOMINICI
J. de los Andes - S.M. de los Andes

ING. JOSE L. GOIN
Bariloche

ING. GABRIELA NÖLTER
Río Gallegos

Diseño gráfico:
HERNAN LABATTAGLIA

Diseño Web:
PSIKE.com.ar

Asesor de redacción:
ING. MARIO R. MINERVINO

Asesor legal:
DR. PABLO ALCONCHER

Impresión:
MINIGRAF Av. Juan de la Piedra 352
Carmen de Patagones (Bs. As.)

 
Agregar a favoritos
 
Fecha actual 2

AUTOELEVADORES

Las carretillas elevadoras (más conocidas como autoelevadores), son los más versátiles de todos los vehículos que operan dentro de una planta industrial. Su uso, sin embargo, requiere de una serie de precauciones que evitarán accidentes si se cumple con ellas. En este artículo detallaremos los aspectos más significativos de su uso en industrias.

Algunas de las lesiones más graves, relacionadas con el uso de AUTOELEVADORES, pueden ocurrir, por ejemplo, cuando un autoelevador atropella a un peatón, un autoelevador cae a un nivel más bajo o se vuelca hacia un costado o una carga cae sobre un peatón o el conductor.
Todos estos riesgos aumentan si los pisos están resbaladizos, los equipos se mantienen deficientemente o los conductores no están debidamente entrenados o carecen de habilidad.
La clave para la seguridad de un autoelevador radica en la habilidad e idoneidad que tenga el conductor para anticiparse a los peligros que pueden presentarse sobre, debajo o hacia los costados del vehículo.

TRASLADO DE CARGAS
- Usar el accesorio correcto. Si fuese necesario, quitar las horquillas y el soporte posterior para cambiar un accesorio, estacionar el vehículo fuera de la zona de tránsito y asegurarlo para evitar que se ladee.
- Apartar las horquillas para elevar la carga e introducirlas totalmente.
- Llevar la carga baja e inclinada hacia atrás. Un autoelevador nunca es más inestable que cuando lleva una carga elevada.
- Centrar las cargas y vigilar constantemente el balanceo de izquierda a derecha.
- No elevar materiales desparejos sin atar. Apilar y atar las cargas.
- No llevar materiales en el resguardo superior.
- Detener totalmente el vehículo antes de ponerlo marcha atrás. La carga necesita tiempo para vencer la inercia cuando se cambia de dirección o cuando se baja la velocidad.
- Si la carga obstaculiza la visión hacia adelante, trasladarla marcha atrás.
- Verificar las cadenas elevadoras. Si están flojas, para corregir el inconveniente se debe elevar la carga y volverla a bajar. No tratar de solucionar este problema por sí solo, ni cualquier otro que se presente en el montante, en las horquillas o en algún accesorio.
- No trepar ni estirarse para llegar a estos mecanismos.
- Nunca entrar a un remolque cuando las señales electrónicas de un sistema de sujeción indican que éste no está sujeto al frente de la plataforma.
- Si se usan calzos, no entrar a un remolque sin asegurarse que las ruedas están calzadas en ambos lados. Examinar los calzos por lo menos una vez, mientras se presta un servicio, especialmente si el piso está cubierto de nieve, hielo o está húmedo.

EMERGENCIAS
Es necesario saber cómo proceder en caso de vuelco, incendio, acelerador trabado u otra emergencia. Se requiere, indispensablemente, saber qué debe cerrarse y/o desconectarse; y qué hacer después.
Practicar las emergencias, en forma programada, con el objeto que las reacciones correctas se vuelvan automáticas.

EQUIPOS DE PROTECCIÓN
Los dispositivos de protección más comunes que tienen los autoelevadores son: luces, alarma de retroceso, bocina y extintor, entre otros.
Un resguardo superior para proteger al conductor contra la caída de objetos y un apoyo posterior para la carga, con el objeto de protegerlo contra el vuelco de mercancías, brindan una importante protección física y deben ser obligatorios.
Además existen otros accesorios y dispositivos que pueden ayudar a evitar accidentes o reducir sus efectos. Entre estos se incluyen el indicador de inclinación, la placa protectora de la batería, las protecciones de los terminales eléctricos, el resguardo del generador y el motor de arranque, para llamas en el escape, corte de combustible y la traba automática de las válvulas hidráulicas de control en el ambiente industrial para el cual fueron adquiridos.
NORMAS DE SEGURIDAD
1. El operador debe recordar que un autoelevador:
- Suele conducirse con las ruedas traseras.
- Se gobierna más fácilmente estando cargado que vacío.
- Se suele operar en marcha atrás, tanto como en marcha adelante.
- Normalmente se conduce con una mano, la otra se utiliza para accionar los mandos.
2. Como el autoelevador es gobernado generalmente mediante las ruedas traseras, debe controlarse siempre el desplazamiento de su parte posterior.
3. Todos los arranques y paradas deben realizarse en forma suave y gradual para evitar el desplazamiento de la carga.
4. Los giros se harán a una velocidad segura, en forma suave y gradual.
5. El operador tendrá especial cuidado, mientras efectúa maniobras o va de un lugar a otro, para no golpear con las estructuras existentes en la parte superior y con los objetos próximos.
6. Las cargas no deben subirse ni bajarse mientras el autoelevador se desplaza. Tanto con carga, como vacías, las horquillas deben llevarse lo más bajas posible, pero suficientemente altas como para no golpear contra cualquier superficie elevada o no uniforme. La inclinación hacia atrás del montante, mantiene la carga segura.
7. Si va a transportarse una carga voluminosa que no puede bajarse lo suficiente para evitar la obstrucción del campo de visión, el operador conducirá el autoelevador hacia atrás, con el fin de poder ver hacia donde se dirige.
8. La subida o bajada de pendientes se hará con lentitud. Al subir o bajar por cuestas con un desnivel superior al 10 %, los autoelevadores se conducirán con la carga cuesta arriba.
9. Cuando el vehículo descienda por una pendiente, se utilizará una marcha baja o la menor velocidad.
10. Recordar que los autoelevadores de alta elevación no han sido diseñados para operar en  lugares con pendientes pronunciadas.
11. Los autoelevadores tienen una capacidad nominal que se indica en KILOGRAMOS, aplicada a una cierta DISTANCIA respecto a la cara vertical de las horquillas (normalmente el CENTRO DE CARGA se ubica a 60 cm). Por lo tanto, una carga, cuyo centro de gravedad se encuentre más allá de dicha distancia, constituye una SOBRECARGA.
12. Todo operador debe conocer los límites máximos de carga del autoelevador que maneja y debe exigírsele que los cumpla.
13. No se permitirá colocar peso adicional en la parte posterior de un autoelevador para contrarrestar una sobrecarga.
14. La estabilidad lateral constituye un factor crítico al tomar curvas a una cierta velocidad en pendientes o rampas.
15. Debe tenerse especial cuidado para no exceder los límites de carga del piso.
La fuerza ejercida por un autoelevador sobre un piso varía según la velocidad, la carga, la distribución total del peso, el número de ruedas y otros factores variables.
16. Cuando se utilicen horquillas normales para recoger objetos redondos, tales como rollos y bidones, debe tenerse cuidado para procurar que las puntas no dañen la carga ni la empujen contra los trabajadores.
Primero deberán inclinarse los montantes, con el fin de que las puntas de las horquillas toquen el suelo, y después desplazarse hacia adelante, con el objeto de que las horquillas se deslicen debajo del elemento.
La inclinación de los montantes hacia atrás hará rodar la carga contra la cara vertical de las horquillas y del carro, y contra la prolongación del respaldo posterior para carga, consiguiéndose así una posición de transporte segura.
17. Para descargar una caja de gran tamaño o un objeto similar sin disponer de un pallet, el operador debe conducir primero el autoelevador a la posición adecuada para apilarlo. Después descenderá la carga sobre una base que tenga un bloque cerca de su borde, retirará las horquillas de forma que solamente sus puntas sujeten el extremo de la carga, retirará el bloque o calzo, inclinará los montantes hacia adelante y retrocederá.
18. Al intentar recoger una carga colocada sobre un pallet, las horquillas deben asentarse en forma total y a escuadra con el pallet, a una distancia igual de los tirantes centrales y bastante hacia los costados. Las horquillas que vayan a introducirse en un pallet deben estar a nivel, no inclinadas hacia adelante ni hacia atrás.
Si las horquillas se colocan próximas entre sí, el pallet tiende a descender en los costados y columpiarse, provocando tensiones y favoreciendo la inestabilidad.
19. Al subir o bajar cargas, estando el autoelevador inmóvil, el operador no debe dejarlo con una velocidad metida y el embrague pisado; por el contrario, pondrá el cambio de marchas en punto muerto y soltará el embrague.
20. Debe indicarse al operador que rechace en todos los casos, los pallets indebidamente cargados, así como las cargas demasiado pesadas para el autoelevador.
21. No debe permitirse que nadie permanezca o camine debajo de las horquillas elevadas.
22. No se permite llevar pasajeros sobre el autoelevador. Es responsabilidad  del operador  evitar que  suba alguien.
23. Los operadores no deben permitir que los motores de nafta o gas oil funcionen en marcha lenta durante largos  períodos de  tiempo en  zonas cerradas  o semicerradas, debido a la acumulación de humos y gases de escape. Debe disponerse de ventilación adecuada en los espacios cerrados.


En esta sección ponemos a su disposicion, las notas mas importantes de la edición Obras y Protagonistas. Para mayor información, no deje de consultar nuestra revista...
Contactese con OyP