INICIO
Scroll

 
Agregar a favoritos
EDITORIAL
NOTICIAS
COSTOS
OBRAS
NOTA DE TAPA
CONTACTO
1024 x 768
 
TAPA
N° ANTERIORES
QUINCHOS HOGAREÑOS
Espacios funcionales, prácticos y agradables
 
M.M.O. Ricardo Miguel Elías
CONSIDERACIONES PREVIAS
Antes de estudiar el aspecto técnico y comenzar la obra de nuestro quincho, se expondrán algunos conceptos sobre la idea inicial que debe regir para llevar adelante el proyecto a desarrollar. Una vieja frase muy usada en arquitectura reza: “el propietario determina el estilo” (atribuida al reconocido arquitecto Frank Lloyd Wright), y es aquí donde pretendo hacer hincapié. El hacedor, el alma mater, el principal protagonista de la historia es el propietario y su grupo familiar, y es quien decide cómo debe ser “su obra”.
Para ello, lo ideal es consultar, estudiar, aprender, planificar, visitar obras realizadas e interiorizarse sobre el tema y, cuando se tenga una idea de lo que se quiere, contratar a un profesional que la organizará, le aportará sus conocimientos y le dará la forma adecuada para concretar nuestro agradable, funcional y práctico “Quincho”.
El profesional contratado debe recibir, del comitente, una pauta de qué quincho pretende, en cuanto a zonas de estar, de cocinar u otras se refiera. No hay que desestimar, previamente, ninguna idea, por más rara e inaccesible que parezca. Es importante tener siempre presente el objetivo fijado de antemano y cuáles lugares o qué necesidades son más prioritarias que otras.
Una idea rápida de cuánto saldrá nuestro quincho podemos tenerla utilizando los valores de construcción que suelen publicarse en distintas revistas especializadas o suplementos arquitectónicos de periódicos y, multiplicándola por los metros cuadrados que pretendemos construir nos dará una idea aproximada del costo de la misma.

Con un anteproyecto adecuado y un cómputo métrico realizado por el profesional contratado, que contemple un detalle de materiales y mano de obra, podremos tener una visión más exacta del costo de la obra a desarrollar, para allí, en función de los recursos de que se dispongan, encarar por fin el proyecto definitivo.
A continuación se mencianan una serie de puntos importantes a definir en nuestro proyecto:
• Recabar información sobre los usos de suelo, factores de ocupación, espacios libres, retiros, y toda aquella norma de construcción que se exigen en los códigos de zonificación y edificación de cada lugar en particular.
• Reconocer el terreno, realizar mediciones del lugar, observar la salida y la puesta del sol, los vientos predominantes, las casas linderas, muros cercanos, árboles y parquización existente, luces y sombras, etc.
• Obtener un cálculo previo sobre el costo de los metros cuadrados que se deseen construir.
• Antes de comenzar los bocetos de planta, analizar convenientemente los tirajes de humo (éstos no deben dar a muros medianeros -ver reglamentación municipal- ni proyectarlos cercanos a una vivienda), revisar pendientes, analizar salidas cloacales y entrada y desarrollo de agua. Realizar un estudio de la tierra del lugar y posibles asentamientos, tener en cuenta el ingreso de los materiales, casillas de obrador, instalación eléctrica de obra, etc.
• Una vez estudiados los aspectos previos, comenzaremos con los bocetos, teniendo en cuenta el análisis de superficies del interior y el exterior (tener en cuenta superficies mínimas aconsejadas para cada ambiente, que se mencionará más adelante).
“ESTRATÉGICA UBICACIÓN EN ESQUINA”
Con pocos metros cuadrados y realizando un aprovechamiento minucioso del espacio se ha logrado convertir una esquina de fondo de lote en un funcional y práctico quincho abierto al parque, ideal para utilizar en climas cálidos o muy calurosos.
La construcción realizada en semicubierto, de paja ribereña, columnas y tirantes de madera, ofrece también la posibilidad de instalar un cerramiento vidriado
para zonas de climas rigurosos.
La circulación, muy simple, gira en torno al único elemento de fuego para cocinar del lugar: “el horno de barro artesanal”, que oficiará de principal protagonista de la decoración, de por sí rústica y tradicional.
Acompañan al horno en esquina un bajo mesada de madera para guarda de elementos, leña, frigobar, estantes sobre el revestimiento, una mesada de granito con pileta de acero, placard cómodo y mesa central de madera rústica, con capacidad para 8 personas.
Este quincho también puede asistir a más de 20 personas ubicadas alrededor (en el parque) o en otro lugar próximo.
1- Quincho a dos aguas | 2- Mesada y bajo mesada | 3- Horno de barro | 4- Mesada con pileta de cocina y bajo mesada | 5- Placard / baulera | 6- Barra usos múltiples / 5 o 6 banquetas | 7- Columna de madera | 8- Proyección techo | 9- Medianeras | 10- Zona verde
 
Vista Interior
Vista Frontal
El propietario deberá recibir, del profesional contratado, una carpeta técnica que contará, según la magnitud de la obra, de: planos de plantas y cortes, de fachadas, de estructura, de detalles especiales, de aberturas, de instalación eléctrica, de instalación de gas, de instalación sanitaria, otros planos de detalles o de requisitos municipales, Memoria Descriptiva, Planillas de Cómputos y Presupuestos de materiales y mano de obra, Pliegos de Bases y Condiciones para contratación de mano de obra, Contratos Profesionales y planillas y formularios municipales, rentas, AFIP DGI, etc.
ANALISIS DE LAS ÁREAS MÁS IMPORTANTES
QUE COMPONEN UN QUINCHO
Un proyecto bien estudiado en todas sus partes y en sus más ínfimos detalles evitará no sólo contratiempos en el desarrollo de la obra sino dificultades funcionales cuando la misma esté terminada. Estas dificultades, que denominamos como “funcionales”, se pueden evitar si realizamos un correcto análisis de todas y cada una de las zonas que van a componer nuestro quincho.
Tomando como base las cinco posibles categorías de ambientes que forman un quincho medio familiar (de unos 70 m2), detallamos las zonas y dependencias más importantes, su comunicación y superficies mínimas aconsejadas:


1. Zona de recepción o ingreso.

2. Zona de Privados.

3. Zona de Servicios

4. Zona o Área de Fuegos

5. Otras Áreas de Uso


1. La zona de recepción e ingreso puede estar compuesta por:
- Galería, porche, deck abierto o cerrado, que será un lugar apto para colocar un juego de sillones, mesitas y/o un juego de mesa para comer, y sirve como acceso principal al quincho. La superficie aconsejada mínima es de 3 m x 5 m, y se aconseja ubicarlo orientado al parque o a la mejor vista.
- Estar. Sus dimensiones se adecúan de acuerdo a las necesidades, con una superficie mínima aconsejada de 3 m x 3 m. Se puede integrar con un juego de sillones muy cómodos y rústicos, ubicándose al ingreso y cerca de ventanales con vista al parque.
- Comedor. Este ambiente debe estar ubicado cercano a la zona de servicio y contiguo al estar, y se completa con mesas convencionales o barras decorativas multifunción. La superficie mínima aconsejada es de 2,50 m x 2,50 m.
- Barra-desayunador o multifunción. Se ubica entre el comedor y la zona de preparación de comidas. Es ideal para descongestionar en oportunidades de reunir a muchas personas. La superficie mínima aconsejada para la barra es de 0,60 m de ancho por 2,00 m de largo por 1,00 m de alto, variando la altura según sea el asiento silla o taburete.
2. El Sector de Privado, si lo hubiera, lo conforman:
- Los dormitorios, que estarán ubicados en la parte menos ruidosa, aislados del resto del ambiente. Se recomienda, como mínimo, que su superficie sea de 3,00 m x 3,00 m y debe contemplar la ubicación de camas, placares, bauleras, etc.
- Los baños, toilettes o grupo sanitario, que pueden ser usados en concordancia con el sector de recepción e ingreso. La superficie mínima aconsejada es de 2,00 m x 1,50 m sobre cada caso específico.
- Otras dependencias que se consideren de uso privado para los integrantes de la familia que pueden ser lugares como estudios, sala de hobbies, bibliotecas, etc. de superficie mínima a proyectar según necesidad.

3. La Zona de Servicio, que debe estar ubicada en un sector estratégico del quincho en cuanto a su funcionalidad y circulación, y la componen:
- La cocina o espacio de preparación de comidas, que incluirá una puerta de acceso de servicio al exterior, próxima al sector de frío (freezer - heladeras) y mesada, cocina o zona de fuego, a gas o eléctrica, pileta de lavar, muebles para guarda, amplias mesadas de preparación, estantes, etc. La superficie mínima aconsejada es de 2,00 m x 4,00 m.
- La despensa o depósito de alimentos, contiguo a la cocina, con una superficie mínima de 1,50 m x 1,50 m.
- La Zona de fuego y braseros, que estará ubicada contigua a la zona de servicio y aislada del resto del ambiente por su peligrosidad en el manejo de objetos y brasas muy calientes.
Debe incluir, de acuerdo a lo decidido por el comitente: parrilla, horno de barro, asadores, braseros para cocinar a la olla o al disco y toda estructura o elemento destinado a la
cocción de alimentos con fuego directo de leña o mediante mecheros de gas (hornos comunes, pizzero, especiales u otros artefactos).
5. Zonas destinadas a otras áreas de uso, que por exclusiva adecuación deberán ser pensadas y diseñadas para cada caso específico. Entre ellas podemos mencionar: sala de juegos, cava o guarda de vinos, mini panadería hogareña, solarium y esparcimiento, vestuarios con duchas, etc.
A este grupo debe incluirse un párrafo aparte a la llamada “circulación” en el ambiente y vinculación con las áreas contiguas.
Todo debe tener sentido. Por ejemplo, la mesa principal de comer debe estar ubicada cercana a la parte de servicios, ésta unida a la zona de fuego; la zona de fuego tiene que tener acceso rápido a una salida de emergencia. El estar debe apartarse de estas zonas, entre otras consideraciones. Dicho sentido hace disfrutar a todos y cada uno de los espacios de un quincho.
Todas estas áreas y zonas deben ser estudiadas minuciosamente para no originar lugares inútiles o resiuales sin ningún criterio funcional.
La premisa que debe existir es diseñar espacios justos, ni muy amplios ni muy reducidos, y con un criterio “práctico y funcional”.

ORIENTACIÓN IDEAL DE UN QUINCHO

Una barra desayunadora o lugar de comer rápido puede orientarse con ventaja al sudeste, asegurando así el sol matutino y reteniéndolo hasta cerca de las 11 hs.
El comedor principal o instalación de la mesa de comer puede dotarse con ventanas al sudeste y en forma secundaria y, si no hay más posibilidades, serán aceptables las orientaciones sud o sudoeste.
A la cocina y zona de fuego le basta tener sol a la mañana, la despensa o guarda de alimentos pueden dar al sur, para evitar la acumulación de calor en los alimentos.
En la guarda de vinos o cavas no se hace lugar a la orientación, y sólo hay que procurar no someter a los vinos a las influencias de alteraciones y cambios atmosféricoas.
.
Quienes utilicen un quincho bien aireado, asoleado y confortable tienen que disfrutarlo con comodidad y tranquilidad.
Para ello es necesario que se hayan tenido en cuenta todas las referencias posibles, no sólo en lo que hace a detalles técnicos sino también a un factor fundamental: una correcta orientación, que determina hacia dónde deben tener vista los aventanamientos de los principales ambientes para su mejor asoleamiento y luminosidad.
Refiriéndonos a las zonas que integran un quincho, en primer término abordaremos el dormitorio, cuya mejor orientación de las ventanas es al este, pues recibe los primeros rayos del sol que inundan el cuarto predisponiendo a que los ocupantes se levanten “de buena gana”, con cierta satisfacción aparente. La temperatura al acostarse será agradable.
Las salas de juego es preferible iluminarlas artificialmente y si reciben luces, que sean en forma bilateral, para evitar sombras propias y arrojadas.
Como conclusión podemos decir que la orientación al este, con sol durante las horas de la mañana, es excelente en el invierno y tolerable en el verano.
La orientación al oeste debe evitarse, porque por la tarde se produce un recalentamiento de la atmósfera por los rayos solares, muy poco soportable en la estación del verano.
La orientación al sur tampoco es conveniente, porque se carece de asoleamiento durante todo el año.
La orientación al norte es muy apta pues están libres de los rayos solares en el rigor del verano, por hallarse más alto el astro, y en el invierno se reciben con más abundancia durante varias horas, debido a que el sol está más hacia el horizonte.
Como consecuencia, y finalizando nuestro análisis, podemos afirmar que la vivienda o quincho mejor orientado es aquel en el cual los aventanamientos de los principales ambientes tienen vista al cuadrante noreste.
Por supuesto, todo esto puede conseguirse en lotes cuya línea de edificación mira hacia ese cuadrante, caso contrario, y si el lote es de medidas amplias, se deberá girar lo suficiente la construcción para lograr al menos una buena aproximación hacia la orientación más conveniente
ALGUNOS CONSEJOS A TENER EN CUENTA
• Proyecte su deck o galería exterior más elevado (unos 40 cm) que el parque. Podrá disfrutar de una magnífica visión del mismo.
• Si el lugar es muy reducido, el juego de sillones puede ser construido en albañilería en esquina, contra una pared, con asientos de almohadones bien mullidos. Ahorra espacio y es muy práctico.
• Recuerde que se debe diseñar la mesa de comer dejando un espacio alrededor de la misma de unos 90 cm. para circulación.
• Al proyectar los muros, agregue una buena cantidad de superficies vidriadas. Salen un poco menos que realizarlas de albañilería y aportan iluminación y ventilación.
• Al calcular las aberturas, contemple una buena medida. Siempre es mejor que sean amplias y no reducidas.
• En el espacio para cocina y preparación de alimentos se debe cumplir el triángulo de circulación, o sea que el alimento entra y se acomoda en el depósito o heladera, de allí se deriva a la pileta de lavado y de allí a la cocina, previo apoyo en mesadas.
• La zona de fuego debe estar aislada y también se debe cumplir con normas de circulación que la hagan cómoda, práctica y funcional.
• Proyecte mucha ventilación, ya sea natural o artificial, por medio de extractores de humo.
• No enfoque la entrada a grupos sanitarios desde donde se pueda ver su interior. Oculte siempre el acceso mediante muros o tabiques.
• Al momento de diseñar, elabore un plan en base a cuántas personas lo pueden usar en forma periódica y cuántas reuniones de gran cantidad de invitados se puede hacer al año. Un buen balance evitará que el quincho quede sobredimensionado o, por el contrario, muy chico.
• Realice medidas previas de todos los artefactos y elementos que quisiera que el quincho tenga. Este aspecto es muy importante para diseñar las zonas de circulación y permanencia.
Volver