Julio 2021 - Año XXXI
Seguridad en el trabajo

Seguridad e Higiene: cuando prevenir es la clave

Mientras que la seguridad se ocupa de evitar accidentes, identificando los peligros, eliminándolos y de no ser posible mitigándolos, la higiene tiene como objetivo la prevención de enfermedades profesionales. Por eso cuando nos enfrentamos a un proyecto laboral, es indispensable conocer estas dos disciplinas.

En el ámbito laboral, la seguridad e higiene se encarga de proteger la salud de los trabajadores, de manera tal que se puedan prevenir los accidentes y enfermedades relacionadas con la actividad que desarrollan. De este modo, utilizando técnicas específicas en la materia se puede optimizar el trabajo del personal y a su vez reducir riesgos y peligros que se presentan a diario en el ambiente profesional.

La seguridad e higiene a partir de sus procedimientos intentan modificar el ambiente de trabajo de modo tal que se puede prevenir el surgimiento de enfermedades laborales; la aplicación de estas normas supone muchas veces adaptar ciertas conductas o alterar algún procedimiento de la labor.

Las empresas deben cumplir con las reglas propias de la seguridad e higiene que están relacionadas con ciertos aspectos edilicios, como ruidos, iluminación, ergonomía y otros factores que perjudican al trabajador en el ambiente laboral. Al practicar todas estas normas, la organización le garantiza a su personal un entorno de trabajo más salubre sin contaminantes químicos, físicos o biológicos.

En una empresa existen diferentes peligros laborales, por eso para proteger al personal resulta significativo implementar las reglas de seguridad e higiene en el ambiente de trabajo. Dichas contingencias pueden estar relacionadas con la seguridad, los agentes físicos, los biológicos, los contaminantes de origen químico y la ergonomía. Por lo tanto, los profesionales encargados de la compañía deben considerar todos estos riesgos y realizar las modificaciones pertinentes.

En la actualidad, la tecnología y las nuevas maquinarias se convierten en factores de riesgo para los trabajadores, por eso es importante que los profesionales dedicados a la seguridad e higiene cuenten con una formación y capacitación permanente para implementar variadas medidas de seguridad que se adapten a las circunstancias actuales de la empresa.

En cada país existe una normativa laboral e incluso jurídica donde se establecen las condiciones laborales, de seguridad, salud e higiene con las que deben contar los trabajadores, se exponen y evalúan los riesgos, y se presentan los estudios y diseños ergonómicos en función de las habilidades y herramientas a utilizar.

En Argentina, la Ley Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo Nº 19.587 que se sancionó en el año 1972, es el marco de las normativas que en forma sucesiva fueron creándose para reglamentar las condiciones que deben cumplirse a los efectos.

Durante muchos años el Decreto 351/79 fue el principal reglamento de esta ley y, aún vigente, se mantiene con modificaciones para la generalidad de las actividades.

En 1996, con la reglamentación de la Ley Nº 24.557, surgió un cambio radical en concepto de la macro seguridad y, además de esta norma, se legislaron otras de singular importancia. Tal es el Decreto Reglamentario 911/96 que dirime las normas específicas para la construcción.

Otras reglamentaciones necesarias para esta actividad son las Resoluciones SRT Nº 231/96; 051/97; 035/98 y 319/99 que en su conjunto determinan las condiciones principales de seguridad e higiene a cumplir en las obras. Para tener en cuenta en algunos de sus artículos, relacionados con los accidentes, es la Ley Nº 22.250 la que aborda el régimen legal de trabajo para el personal de la industria de la construcción.

Actualmente en la Provincia de Buenos Aires los organismos de control que verifican el cumplimiento de la normativa son la SRT (Superintendencia de Riesgos del Trabajo); el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires; ART (Aseguradora de Riesgo de Trabajo) y UOCRA (Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina).

Desde lo legal, el Decreto 911/96 exige la confección de un Legajo Técnico (exigido para toda obra) y un Programa de Seguridad por cada obra que se emprenda, cuando cumplan alguna de las siguientes características:

  • Excavación;
  • Demolición;
  • Construcciones que indistintamente superen los un mil metros cuadrados (1.000 m2) de superficie cubierta o los cuatro metros (4 m) de altura a partir de la cota cero (0);
  • Tareas sobre o en proximidades de líneas o equipos energizados con Media o Alta Tensión, definidas MT y AT según el Reglamento del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (E.N.R.E.);
  • En aquellas obras que, debido a sus características, la aseguradora del empleador lo considere pertinente.

Medidas de seguridad e higiene laboral

Estas son algunas de las reglas que aplican en las empresas o instituciones para evitar los riegos laborales y mejorar el entorno laboral de los trabajadores:

  • Servicios médicos que tengan un dispensario y un profesional en el área de la salud, así como los equipos y medicamentos con los cuales brindar los primeros auxilios.
  • Las empresas o instituciones deben contar con las herramientas de seguridad básicas y necesarias para sobrellevar cualquier situación irregular que se presente, bien sea natural o por causa del hombre como incendios, terremotos, fugas de gas, entre otros.
  • Prevención de riesgos químicos, físicos o biológicos aplicando rigurosas normativas de seguridad.
  • Hacer constantemente el mantenimiento de los espacios donde laboran las personas, es decir, mantener la iluminación, temperatura y ruido adecuados para no afectar el desempeño de los trabajadores.
  • Instruir sobre cómo actuar ante una situación de riesgo o accidente laboral a los empleados nuevos.
  • Condiciones de seguridad y señalización donde la electricidad estática represente un peligro.
  • Instruir a los trabajadores a cerca de las norma de seguridad que se den seguir en sus puestos y áreas de trabajo.

Por lo tanto, Higiene y Seguridad en el Trabajo es la técnica orientada hacia la prevención de todo daño que afecte a la salud de los trabajadores, por las condiciones de su labor incluyendo en ellos los del tipo in itinere, es decir a aquellos que se producen en el trayecto del personal hacia su empleo o en su regreso. Es indispensable su cumplimiento para el cuidado y protección de los empleados, y la tranquilidad de los empleadores.

Fuentes: https://siesa.com.ar/ - https://www.adbarbieri.com
Agradecemos la colaboración de Franco Martino de S&H Consultora por la información brindada para la confección de la nota.


Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores