Publicado el Deja un comentario

Vidrieras más atractivas, negocios más rentables

vidriera-maniqui

Una buena forma de atraer nuevos clientes, sobre todo en zonas comerciales donde es masiva la fluidez de gente, es contar con una vidriera atractiva para el consumidor. Un frente colorido, elementos llamativos y una buena combinación de diseño brindarán una imagen positiva del negocio y estimulará el ingreso de público.

Para lograr la atracción de los consumidores es necesario tener en cuenta algunos consejos de decoración en fachadas:

– Una buena decoración: Una forma de hacer atractiva la fachada de un negocio es procurándole una buena decoración, recurriendo, por ejemplo, al uso de letreros, carteles o afiches que, además de ser elementos que “visten” el lugar, permiten promocionar los productos y mostrar las ofertas. Para completar una fachada comercial pueden usarse, también, objetos relacionados con la temática del lugar, luces de colores, plantas (siempre teniendo el cuidado de mantenerlas en buen estado), etc.

– Una vidriera atractiva: Es aquella que muestra productos novedosos y llamativos, cuenta con una correcta iluminación que los destaque, resuelve una adecuada disposición de los mismos, y está permanentemente limpia.

– Limpieza permanente: Una fachada comercial con falta de mantenimiento y limpieza ofrece una muy mala imagen del negocio; además de dar la impresión de ser poco higiénico, descuidado y austero.

Por lo que siempre debemos tener limpia la fachada, lo cual incluye las paredes (las cuales deben ser pintadas regularmente), el piso, la vidriera, los carteles, las plantas, los elementos decorativos, etc.

– Buen uso de carteles y afiches: Usar carteles o afiches con los principales productos, precios y promociones, además de ser una buena forma de decorar la fachada, permiten estimular el ingreso de los consumidores al local.

Un consumidor podría tomar la decisión de ingresar a un negocio si ve un cartel con los precios de algunos productos; mientras que, por otro lado, podría decidir no entrar si no sabe los precios o las promociones que éste ofrece.

– Entrada que facilite y estimule el ingreso: Una entrada oscura, demasiado estrecha o bloqueada por algunos adornos u otros objetos, podría ser una barrera psicológica para el consumidor, mientras que una entrada iluminada, amplia y de fácil acceso estímula y facilita la decisión de ingresar al local.

– Diferenciación con otros locales: Si las fachadas o frentes de varios negocios cercanos tienen cierta similitud, una forma de llamar la atención es teniendo una fachada diferente que se destaque de las demás. Para ésto puede recurrirse a un diseño original, combinación de colores llamativos, uso de carteles luminosos, etc.

Publicidad creativa

Durante los comienzos de la publicidad de masas (allá por los años ‘20 del siglo pasado, aproximadamente), ésta se limitaba casi exclusivamente a informar al posible consumidor sobre las características objetivas del producto o servicio que se ofrecía. Sin dudas, en este sentido los cambios han sido radicales; en la actualidad, las estrategias publicitarias intentan captar la atención de los compradores de una forma mucho menos racional.

Hoy en día estamos más que acostumbrados a ver campañas publicitarias de todos los estilos, colores y tamaños; reclamos que tratan de conectar con nuestro lado más emocional y subconsciente (hay campañas publicitarias que ni siquiera hablan ni enseñan el producto en cuestión). Lograr ésto no es nada fácil, hay que recurrir a altas dósis de creatividad e ingenio. 

La definición de creatividad publicitaria abarca dos elementos importantes: el subjetivo y el material. 

El primero hace referencia al proceso mental mediante el cual, el creativo publicitario aplica sus conocimientos, crea  formas, ideas, situaciones y todo aquello que es producto de su inventiva y que surge como el resultado de un proceso mental. Por tanto, siendo el resultado del ejercicio cerebral del publicista, deberá conjugarlo  necesariamente con los antecedentes informativos o aprehensiones hechas sobre el producto o servicio sobre el cual debe aplicar su labor.

El segundo elemento es la ejecución de esas ideas en la realidad objetiva. Por ello,  todo lo  que crea el publicista deberá, necesariamente, ser aplicable a la realidad,  encontrando también limitantes en los aspectos económicos, sociales, legales, etc. 

De lo  expuesto anteriormente se deduce de manera inequívoca que la palabra creatividad, aplicada a la definición de creatividad publicitaria, no abarca con  máximo esplendor toda su  connotación o significado, por las limitantes que encuentra el creativo publicitario en el ejercicio de su labor.

La capacidad creativa muchas veces nace con el ser humano. Se habla, entonces, de talento innato, pero también se puede lograr su desarrollo y perfeccionamiento a través del estudio serio y profundo de las diferentes técnicas aplicables a la materia. Aun cuando el creador publicitario tenga talento innato, será necesario que lo perfeccione con el estudio de especializaciones afines a estas profesiones.

Más allá de las tendencias del momento y las propuestas tradicionales, la publicidad exterior siempre ha sabido manifestarse a través de fórmulas capaces de convertir los anuncios en auténticas muestras de perspicacia.

Arriesgada y, en muchos casos, extremadamente innovadora, la publicidad en edificios y fachadas, en sus diferentes formatos, técnicas y soportes, nos han dado ejemplo de cómo la creatividad e ingenio en su máxima expresión pueden ser los ingredientes secretos para lograr generar un gran y sorprendente impacto en los consumidores.

El término “Publicidad Exterior” se refiere, de manera general, a las muchas y variadas formas de medios en donde se exhiben mensajes publicitarios a la audiencia, mientras ésta se encuentra fuera de casa.

Básicamente existen tres tipos de anuncios publicitarios exteriores, de acuerdo al tipo de soporte que utilizan: 

– Cartelerías: Son estructuras metálicas, construidas sobre terrenos o azoteas con un plano vertical sobre el que se coloca un anuncio para transmitir un mensaje publicitario a las personas que transitan por calles, avenidas y carreteras. Por efectos prácticos, se procura que las áreas de exhibición tengan tamaños estandarizados, para facilitar la producción y operación de los anuncios.

– Transporte: La publicidad en transportes ofrece una opción económica para llegar a un público urbano en movimiento. 

– Mobiliario Urbano: Son marcos construidos expresamente para la exhibición de anuncios publicitarios dentro de inmuebles con un considerable tráfico de personas colocados en paredes, pasillos, relojes, pantallas de información, etc.

Publicado el Deja un comentario

Un lugar para nuestra bodega

Los vinos están de moda y para disfrutarlos no hace falta ir hasta un restaurante o un wine-bar, porque en nuestra casa podemos tener una pequeña bodega que satisfaga las necesidades de la familia y de los invitados. En este artículo compartimos una guía con consejos y pautas a tener en cuenta para lograr nuestra propia cava.

La decisión de tener una pequeña bodega en nuestra casa debe empezar a concretarse encontrando el espacio justo para almacenar las botellas: un lugar oscuro y con la humedad adecuada, que mantenga una temperatura lo más constante posible. El sótano es, sin duda, el sitio ideal, pero como la realidad es que los departamentos no tienen sótanos y que hoy en día también los altillos y desvanes son lujos que muy pocos poseen, habrá que agudizar el ingenio para encontrar un armario debajo de la escalera o algún rincón protegido de la luz que pueda convertirse en bodega.

A pesar de que el vino está muy relacionado con la cocina, éste no es el mejor lugar de la casa para guardarlo y de más está decir que no conviene conservarlo cerca del horno ni de ninguna otra fuente de calor. Ahora, si no hay otra posibilidad, las alacenas debajo de la mesada son una opción para armar estantes que permitan guardar las botellas acostadas, de modo que el vino toque el corcho, lo haga hincharse y así se limite al máximo la entrada de aire. En los días de limpieza general de la cocina habrá que recordar que a las botellas conviene no tocarlas ni limpiarlas.

En un estante alto se pueden colocar dos tablas de madera en forma de cruz para que queden cuatro espacios que permiten guardar el vino recostado. También hay distintos tipos de “bodeguitas” de encastre (desde las más comunes de pino hasta otras de diseño) que se pueden ubicar en el lugar más conveniente.

Otras opciones son los armarios en los pasillos, que suelen ser oscuros o algún mueble en el comedor –siempre que esté protegido de la luz, que afecta el sabor-. Si se encuentra un mueble adecuado o se manda a hacer, es posible guardar en el mismo espacio las botellas, las copas, los sacacorchos, los decantadores y todos los elementos con los que se cuente para el servicio del vino.

Si en la casa son amantes del buen vino y puedan hacer la inversión, también existen heladeras especiales para conservar vino que aseguran la temperatura, la oscuridad y la humedad justas.

A la hora de elegir los vinos para guardar, conviene buscar los jóvenes y de muy buena calidad para tenerlos un año o un año y medio añejándose en la bodega hogareña. Y siempre es posible llamar al teléfono de atención al cliente que ofrecen todas las buenas bodegas para pedir asesoramiento sobre el guardado y el tiempo de añejamiento ideal para ese producto en particular.

A diferencia del añejamiento en madera, que le aporta sabores al vino, guardarlo en una botella de vidrio con corcho –ambos elementos neutros– no va a modificar su sabor: sólo el paso del tiempo va a hacer que vaya perdiendo algunas de las notas más frutales y suaves propias de la juventud para ir adquiriendo los sabores más intensos de la madurez.

Claves importantes a considerar

El lugar: lo primero que debe hacerse es elegir el lugar donde instalará la cava, teniendo en cuenta algunas cuestiones. Por ejemplo, que los vinos deben conservarse en un lugar con la menor luz posible, fresco, ventilado y sin vibraciones que pueden alterarlo (con esto queda descartado ubicar la cava cerca del equipo de música o bajo una escalera).

La posición de la botella: la posición de las botellas debe permitir el contacto constante del vino con el corcho, de modo que éste permanezca húmedo e hinchado, e impida la entrada de oxígeno (lo cual hace que el vino se avinagre). La mejor manera de ubicarlas es recostadas, incluso cuando ya fueron abiertas.

La temperatura ideal: el lugar donde almacene los vinos debe tener entre 15 y 18 grados centígrados (para los vinos tintos) y entre 5 y 10 grados centígrados para los blancos. Trate de cuidar a su vino de los cambios de temperatura (por lo cual no conviene armar la cava cerca de un horno, chimenea, etc.)

La humedad: si el ambiente es muy seco o hay un exceso de humedad, el corcho se puede deteriorar, con lo que el vino puede pudrirse al ingresar aire en la botella.

Si no se tiene un ambiente que pueda asignarse exclusivamente a la cava, se sugiere buscar sectores de la casa que tengan las características mencionadas más arriba (pocas variaciones de luz, temperatura y humedad) y preparar un sector para guardar allí los vinos.

Hoy hay muebles especiales para guardar vinos, que pueden ubicarse en el living, el comedor o cualquier otra parte de la casa. Pero si no se tiene un espacio mejor, un lugar viable puede ser el interior de un mueble “de guardado”, como un placard.

Pero además, puede armarse una pared con estantes, o colocar las botellas en la parte superior de una barra-bar. Así, además de almacenar las botellas dará un toque de calidez al ambiente.

Una vez definido el lugar donde estará su cava, debe pensar en cómo va a acomodar los vinos de forma que las botellas queden inclinadas hacia abajo y sólidamente apoyadas. Una buena opción es organizar casilleros de madera. Los estantes pueden realizarse con maderas no perfumadas, como las de álamo o paraíso, o provenientes de zonas húmedas, como quiri y timbó, y deben tener 1,5 pulgada como mínimo. Como mobiliario complementario, puede pensarse en organizar un sector íntimo, ya sea con un living o una pequeña mesa y pocas sillas que hagan juego con la cava, o banquetas especiales que le permitan “acodarse” a la barra para disfrutar con tranquilidad y silencio de su copa.

Publicado el Deja un comentario

Cómo elegir los pisos cerámicos más adecuados

Tanto por su estética, costo o prestación, la elección de un piso cerámico tiene que ser realizada con la debida atención y consideración. Por este motivo, es necesaria una correcta selección de los materiales que se ofrecen en el mercado, ya que existe una gran variedad, con cualidades diferentes acordes a los distintos tipos de usos requeridos.

En el grupo de los cerámicos existen dos grandes tipos: los cerámicos esmaltados y los porcelanatos.  El primero está hecho a base de arcilla, que puede ser de color blanca o colorada. Esta base se recubre con un esmalte brillante o satinado y, generalmente, se presentan en tamaños pequeños, aunque últimamente se los producen en formatos más grandes. Una cerámica esmaltada es, estructuralmente, una combinación de bizcocho cerámico y vidrio, unidos entre sí por medio de una zona de interfaz formada al fundirse los dos elementos a alta temperatura. Todo revestimiento para pisos está sometido a un mayor o menor desgaste. Esto es producto de varios factores, como la dureza de la superficie (esmalte), el comportamiento elástico y, por sobre todo, las diferentes exigencias (tránsito) a las que se verá sometido el piso. La capa vitrificada puede presentar desgaste superficial por un uso inadecuado para este esmalte; por eso, los cerámicos se clasifican en diferentes tipos de acuerdo a la resistencia del esmalte al deterioro. La diferencia que existe entre los cerámicos monococción y bicocción se encuentra en el proceso de fabricación. En el primer caso, las cerámicas crudas se esmaltan y se realiza una sola cocción, o sea: base más esmalte. Según las materias primas y la temperatura de cocción, se logra mayor o menor porosidad en el bizcocho. En la bicocción primero se cocina el cuerpo y luego se aplica el esmalte, para terminar con una segunda cocción final. 

Por su lado, los porcelanatos se componen de una base de arcilla refinada mezclada con feldespato y cuarzo. La temperatura de cocción es tan elevada que logra una resistencia muy alta, baja porosidad y amplia tolerancia a los impactos. Se diferencian de la cerámica tradicional en que la cocción, a muy alta temperatura, integra en una sola masa todo su espesor, logrando mayor dureza y total homogeneidad. Vienen en terminación brillante, mate y semimate. Las variaciones en cuanto a la estética son muy amplias: tipo mármol, granito, piedra, metal, colores plenos, entre otras tantas. Las superficies pueden ser naturales, satinadas, semipulidas, rústicas y pulidas.

El porcelanato es conocido por representar sinónimo de resistencia, gran durabilidad, debido a su inmunidad al desgaste y el rayado, y practicidad, pues su mantenimiento es mínimo. Poseen, también, una baja absorción de agua, lo que garantiza que no aparecerán hongos. Son de fácil instalación e ideales para espacios donde se requiere un piso de alto tránsito. Se los recomienda cuando se desea crear una atmósfera natural y fresca con sus colores uniformes, que imitan la piedra o el mármol.

Si bien es cierto que existen diversas opciones, antes de escoger los revestimientos para pisos se debe analizar las condiciones a las que estará expuesto: tipo de tránsito, instalación, mantenimiento, estética, colores y dimensiones. Veamos cada uno de estos aspectos.

La calidad en los pisos cerámicos

Existen una serie de factores que influyen a la hora de medir la calidad de los pisos cerámicos. El proceso de elaboración de la cerámica conlleva una particularidad que consiste en que ninguna partida de piezas cerámicas va a ser iguales a las anteriores. Por este motivo se debe considerar ciertos factores que detallamos a continuación:

– Resistencia al desgaste: La dureza se mide en una escala que se llama PEI (Porcelain Enamel Institute), laboratorio creador del método de ensayo que indica un índice de resistencia al desgaste superficial en planchas cerámicas esmaltadas (expuestas en laboratorio a una carga abrasiva a un determinado número de giros, intentando simular el tráfico de personas). La escala PEI va de 1 a 5, donde 1 es la menor dureza y corresponde a placas que no admiten tránsito, y sólo sirven como revestimiento de paredes.
– Aspectos decorativos y estilos: la cerámica continúa siendo, en parte, un material de carácter artesanal, aunque los procesos de fabricación se hayan modernizado. Es más, suele caracterizarse por el amplio abanico de opciones decorativas que ofrece. Siempre se ha trabajado como un arte, por lo que permite configurar composiciones originales, dibujos y combinaciones de colores que embellecen las paredes y suelos del espacio en el que se instalen.

Dos características importantes de estos son:
Rectificado: es el proceso para desbastar el lateral de las piezas cerámicas para que pierdan el borde curvo natural que resulta de la cocción. La consecuencia de ésto son cerámicos de corte completamente recto y ángulos perfectos. Por tanto, permite tener juntas más finas y da un aspecto mucho más uniforme a pisos y paredes.
Pulido: este es el último proceso. La superficie de la pieza se somete a un proceso de abrasión que consigue una superficie con mucho brillo. Se pule el esmalte, que es vidrio, y aparece ese brillo que aporta muchísima luminosidad, aunque debe considerarse que este estilo resulta más delicado.

De primera o de segunda: si bien es cierto que los cerámicos de segunda calidad son más económicos, debe tenerse en cuenta que hay defectos que hacen que su precio esté rebajado. Lo que se gana económicamente se pierde en calidad de producto. Las piezas de segunda se clasifican en fábrica a través de un proceso visual.

Los defectos más comunes son: de rotura (cachaduras), de superficie (pequeños pozos o protuberancias), de tono (placas con leve diferencia de tonalidad), de calibre (placas con diferencia de dimensión, por encima de las aceptadas por las normas) y varias más. Hay que considerar que los de segunda no admiten reclamos ni devoluciones, por lo que, a la larga, lo barato puede resultar muy caro

El tráfico y uso del espacio

Se recomienda elegir el material del piso en función de la cantidad y el tipo de tráfico que van a recibir. Los pisos cerámicos o porcelanatos ofrecen la mayor resistencia y elegancia, pero tienden a ser muy fríos. 

El estado de la base

La calidad de cualquier instalación de piso depende del estado de la base. Para obtener mejores resultados el piso debe estar seco, libre de humedad, estable y nivelado. Para instalar un piso de cerámico es necesario tener una base nivelada, sin imperfecciones superficiales o desniveles que impidan una correcta instalación. En el caso de una renovación, es necesario sacar el piso existente, lo que requiere mayor cantidad de tareas y gastos.

Estilos del diseño

Para un mejor resultado general, se recomienda seleccionar un piso que complemente el estilo general de su diseño de interiores. Es mejor invertir en pisos de buena calidad: el piso no es una pared que se puede pintar o revestir continuamente, y se debe convivir con él por muchísimo tiempo.

Es importante considerar algunas pautas a la hora de la elección de nuestros cerámicos:

  • Definir cuestiones particulares, como cantidad de tránsito que soportará el piso, la frecuencia de la limpieza, durabilidad esperada, exposición a la humedad, agua o sol, exposición a abrasiones o impactos, etc.
  • Más que elegir entre pisos rústicos, brillantes o antideslizantes, se recomienda conocer los tipos que existen como de primera y segunda calidad, identificándolos con el precio: a mayor costo también se tiene una mayor calidad, que se mide con la resistencia al desgaste y la erosión.
  • Se pueden elegir diferentes tipos de pisos de acuerdo al lugar en el que sean colocados: cocina, baño, sala, comedor, habitación, etc.
  • Considerar el tránsito a que será sometido, ya que un uso intenso tiende a decolorar la cerámica.
  • Evitar pisos lisos para exteriores, ya que la lluvia o la humedad podrán volverlos resbaladizos y peligrosos.
  • Comprar un 15% de material extra, lo que servirá para cubrir los desechos por cortes y desperdicios. Además, es importante reservar 1,50 m2 para reparaciones. En ocasiones resulta difícil conseguir cerámicas de igual tonalidad.
  • Utilizar pegamentos especiales que aumenten la durabilidad, resistencia y soporte de la unión entre el piso base y la cerámica.
  • La superficie sobre la cual se coloque el cerámico tiene que ser totalmente plana y compuesta por materia apta para recibirlo.

La importancia de la aislación

Si se trata de obras nuevas que se van a construir sobre terreno natural, es conveniente intercalar entre el suelo y el contrapiso una película impermeable que impida el paso de la humedad y el vapor del agua a la superficie. De esta manera lograremos que el agua no pase y el vapor no condense en las capas superiores, asegurando así la adherencia de algunos tipos de pegamento, evitando eflorescencias y lográndose ambientes secos. Si ésto no fuera posible, se deberá construir un contrapiso y/o carpeta hidrófuga. La dosificación de la carpeta  deberá ser 1:3 (una parte de cemento y tres de arena fina), y se agregará durante la preparación un material hidrófugo de calidad siguiendo las recomendaciones del fabricante. Sin embargo, en todos los casos convendrá que el tiempo de fragüe de la carpeta sea el mayor posible antes de colocar el piso (mínimo 15 días). Debe tenerse cuidado de lograr un perfecto empalme entre la capa hidrófuga y la capa aislante de paredes, con el fin de evitar cualquier tipo de filtración. Comúnmente, los revoques gruesos de las paredes se ejecutan antes que el contrapiso, impidiendo el contacto entre la capa impermeable del muro y la carpeta hidrófuga del piso. Para controlar las contracciones del fragüe deberán ejecutarse juntas en el contrapiso y la carpeta. Si los pisos son colocados al exterior, los paños no deberán exceder los 4 metros de lado, con una superficie máxima de 12 metros cuadrados. Además, deberán disponerse juntas flexibles en el perímetro y en los encuentros con columnas, huecos, etc. (de ancho aproximado de 5 a 7 mm). Si los pisos se colocan en ambientes interiores, los paños pueden ser mayores, de unos 5 metros de lado y una superficie no mayor de 20 metros cuadrados. La profundidad de las juntas en el contrapiso y la carpeta deberán ser  aproximadamente igual al doble de su ancho. Las mismas se rellenarán con un material elástico. Debe tenerse en cuenta que las juntas del contrapiso y la carpeta deberán coincidir con las juntas del piso cerámico.

Vestir nuestros pisos no es tarea sencilla. Para ello, conviene que nos informemos, capacitemos y sigamos fielmente las recomendaciones para cada tipo de cerámico, ubicándolo donde corresponda de acuerdo a sus características.

Publicado el Deja un comentario

Amortiguadores en los techos para enfrentar sismos

El Centro Acuático donde se realizarán las competencias de natación, clavados y nado sincronizado, así como a la Arena Ariake, donde se jugarán los partidos de vóley y de básquet en silla de ruedas durante los Juegos de Tokio 2020 se preparan para resistir con mínimos efectos eventuales movimientos telúricos.

Usualmente, los rodamientos de aislamiento sísmico son soportes estructurales flexibles con tamaño variable entre los 600mm y los 1800 mm de diámetro, que aíslan la estructura del suelo para ayudar a reducir la propagación del shock sísmico y los posibles daños que podrían producirse si ocurriera un sismo, explica el informe de Bridgestone, la empresa proveedora de los soportes.

En el caso de estos dos nuevos centros deportivos, la particularidad es que el sistema de aislamiento sísmico está ubicado en el techo. “La instalación de los rodamientos bajo el techo, en lugar de bajo los cimientos del edificio, ayuda a reducir la carga que tienen los elementos de sostén estructural del mismo”, destaca la empresa, que es único socio patrocinador Olímpico y Paralímpico con sede global en Tokio. Este tipo de instalaciones se suele utilizar en construcciones con forma de domo o de galpón de grandes luces, como los estadios deportivos.

En el Centro Acuático, con capacidad para 15 mil espectadores, se colocaron ocho rodamientos de caucho natural. Mientras que en la Arena Ariake , se utilizaron tres tipos de rodamientos. A las 12 unidades de caucho natural se suman 4 rodamientos con núcleo de plomo. Estos últimos, están conformados por láminas de caucho natural intercaladas con placas de acero, las cuales son vulcanizadas entre sí. El núcleo de plomo aumenta su capacidad de amortiguamiento alrededor de un 20%. También posee 28 unidades de rodamiento deslizante, que permiten el desplazamiento relativo entre su parte superior e inferior, mediante un plano de acero inoxidable o PTFE (Politetrafluoroetileno o Teflon).

Estos dispositivos son fabricados a medida para cada proyecto, de acuerdo a la rigidez horizontal, rigidez vertical, desplazamiento, capacidad de carga y capacidad de amortiguamiento requerida.

El Nuevo Estadio Nacional proyectado por Kengo Kuma también es a prueba de terremotos. El edificio fue diseñado para evacuar su capacidad de 60 mil personas en un tiempo máximo de 15 minutos.

En la propuesta de Kuma se destaca el uso de la madera de cedro y una fachada formada por terrazas escalonadas con vegetación, cuyo fin es expresar la tradición y belleza de los aleros la arquitectura japonesa de una manera contemporánea.

El techo tiene una estructura que combina vigas de acero y madera laminada que saca provecho de la rigidez axial del material para minimizar la deformación del techo por viento o terremotos. 

Fuente: https://www.clarin.com/arq


Publicado el Deja un comentario

Casas-tubo, la nueva alternativa de vivienda

El suelo más caro del mundo está en Hong Kong, donde se ha llegado a pagar un millón de dólares por metro cuadrado. El estudio James Law Cybertecture quiere aliviar la escasez de viviendas con estas «casas-tubo» de 10 metros cuadrados

El acceso a la vivienda es notoriamente caro en Hong Kong,  ser propietario de una vivienda es una quimera para muchos residentes. Por esta idea novedosa para ayudar a aliviar el problema: construir microapartamentos con estilo dentro de tubos gigantes de hormigón.

El proyecto consiste en dos tuberías de hormigón de gran diámetro -que se emplean para conducir el agua de la ciudad- conectadas entre sí y acondicionadas para ofrecer al inquilino un espacio neto de 10 metros cuadrados.

Cada una de estas llamadas «casas-tubo», con unas dimensiones de cinco metros de largo, dos de ancho y dos de alto, cuenta con un cuarto de baño con ducha, una cocina, un salón con sofá-cama, un área de almacenamiento y dos puertas de cristal en cada extremo de las tuberías por donde se accede y se recibe luz natural y pueden apilarse una sobre otra hasta alcanzar una altura equivalente a un edifico de cuatro plantas.

Fuente:
https://www.clarin.com