El agua en los desarrollos inmobiliarios

El agua en los desarrollos inmobiliarios

Todos sabemos que un inmueble con frente a un espejo de agua posee un valor agregado adicional, ya que nos aporta una sensación de paz y gran amplitud. Resulta interesante saber cuánto se valora en Argentina y en el mundo estas ubicaciones.

A continuación, Joaquín Konow, gerente de desarrollo de Crystal Lagoons, la empresa chilena que ofrece este servicio, comparte varios conceptos de un negocio que, “vendiendo agua” en proyectos inmobiliarios, se expandió a todo el mundo.

Los americanos tienen un axioma con respecto al valor que aporta el agua a un desarrollo inmobiliario: “vista al agua vale el doble”. Seguramente tendremos que ver cada caso en particular, pero la verdad es que en distintas latitudes del mundo suele coincidirse en que el agua aporta mucho valor a un desarrollo inmobiliario.
Algunos relevamientos realizados en nuestro país reflejan que el valor promedio para los desarrollos ubicados sobre los frentes costeros o con frentes a lagunas puede variar a favor entre un 20 y 40% para el mercado local con respecto a desarrollos que no poseen esa posibilidad.
Si observamos lo que ocurrió la última década en Argentina con respecto a los desarrollos inmobiliarios de escala, podemos llegar a la conclusión de que las tres áreas de desarrollo más exitosas tienen una relación directa con el agua: Puerto Madero, Puerto Norte (Rosario) y Nordelta.
A nivel internacional existe un caso muy llamativo en el que se aportan espejos de agua a desarrollos inmobiliarios: una empresa chilena ha sabido capitalizar muy bien la necesidad por el agua que tiene el comprador de inmuebles. En el año 2007, el chileno Fernando Flichman creó la compañía “Crystal Lagoons”, basado en una experiencia personal en un desarrollo inmobiliario ubicado en la localidad chilena de Algarrobo. El desarrollo era San Alfonso del Mar.
Este inquieto bioquímico tenía unas tierras implantadas en una zona de costa en la cual los bañistas no podían acceder debido las bajas temperaturas del agua. Esta situación lo llevó a desvelarse por lograr una fórmula que le permitiera crear grandes lagunas a un costo factible para un desarrollo inmobiliario. Así fue que luego de investigar y hacer sus propias experiencias logró desarrollar una tecnología que permite mantener la claridad y la calidad del agua de una laguna a un costo de construcción y mantenimiento relativamente bajo.
El éxito de ventas y la plusvalía que aportó el agregado de las lagunas al desarrollo fue tal en Chile que hoy, a cuatro años de haber creado la empresa, ya lleva adelante 165 proyectos en el mundo. Este primer desarrollo en su país natal lo llevó al creador a ganar en el año 2006 el premio Guinnes a la “pileta más grande del mundo”. Este galardón despertó la atención de desarrollistas en todas las latitudes del planeta, quienes lo llamaron para agregar agua a sus proyectos.

A continuación, ofrecemos los siguientes conceptos de Joaquín Konow, gerente de desarrollo de Crystal Lagoons Corporation:

lNuestra empresa está causando una revolución mundial, cambiando los paradigmas del mercado inmobiliario. Hemos experimentado un crecimiento exponencial y en estos momentos contamos con 165 proyectos en distintas etapas de desarrollo. En la actualidad la firma está asociada con las principales inmobiliarias del mundo. Tiene presencia en los cinco continentes, en 42 países como Estados Unidos, México, Panamá, Perú, Marruecos, Egipto, Jordania, Emiratos Árabes, Arabia Saudita y Singapur, entre otros, y una inversión involucrada de US$ 100.000 millones, un poco menos que la mitad del PIB chileno.

Nuestras lagunas no son simples espejos de agua, sino un nuevo concepto y tecnología, único en el mundo, que permite construir y mantener cuerpos de agua en estado absolutamente cristalina de tamaños ilimitados y a muy bajo costo. Es por esto que las lagunas cristalinas de Crystal Lagoons son una verdadera revolución, capaz de convertir a un proyecto en un suceso inmobiliario en cuanto a precios y velocidad de ventas, incluso en períodos de crisis.
Lo que hacemos, además de agregar un enorme valor a los desarrollos que incorporan este “amenity”, es transformar la vida de las personas, llevando vida de playa paradisíaca a lugares antes impensados, como lo son terrenos incluso en medio del desierto, lugares alejados de la costa o la selva tropical.
Los más importantes desarrollos inmobiliarios en el mundo, tanto de primera como de segunda vivienda, están considerando incluir lagunas cristalinas, debido a que éstas son un atributo diferenciador que cautiva a los compradores, que observan claramente sus beneficios en cuanto a calidad de vida. Actualmente, las lagunas cristalinas son un elemento gravitante en la decisión de compra. Se trata de una gran ventaja competitiva respecto de otros proyectos que prácticamente elimina la competencia.
Prueba de ello es que en todos los continentes tenemos importantes proyectos en distintos grados de avance.
Además, representan 1/6 del valor asociado a la construcción y mantenimiento de una cancha de golf. Asimismo, las lagunas consumen aproximadamente la mitad de agua que un parque o área verde por hectárea, 100 veces menos aditivos químicos y un 2% de energía respecto a una piscina de filtrado tradicional, transformándose en un componente amigable con el medio ambiente, siendo otra fuente de valor agregado a los proyectos.

El interés por incorporar lagunas cristalinas a proyectos inmobiliarios es global y nos ha llevado a desarrollar nuestro concepto y tecnología en los 5 continentes, asociándonos con los más importantes desarrolladores de todo el mundo.
Además es transversal, ya que permite desarrollar lagunas en todos los distintos ámbitos sociales; desde los proyectos más lujosos hasta proyectos residenciales de interés social; y prácticamente cualquier lugar del mundo, desde los desiertos más áridos del mundo hasta en medio de las ciudades.

La gran ventaja de este concepto y tecnología es que puede ser implementada con muy bajos costos de construcción y mantenimiento. Los costos de mantenimiento son de aproximadamente US$ 3.500 por hectárea por mes.
En cuanto a los costos de construcción, éstos son de aproximadamente US$ 350.000 por hectárea.n

Extraído de ReporteInmobiliario.com