Publicado el Deja un comentario

Modifican las veredas del microcentro de la ciudad

Bahía Blanca comenzó el martes pasado la cuarta fase del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio. Por este motivo, iniciaron los cambios en las costumbres sociales y también, sobre la estructura de circulación del centro.

La Secretaría de Movilidad Urbana y Espacios Públicos informó que comenzará a demarcar ensanchamientos de veredas en el microcentro, para que los peatones puedan circular respetando el distanciamiento social.

Para esto se pintará sobre ambas manos de la calle un carril a cada lado, con pintura amarilla y separadores tipo bastón. En esa área, donde hoy circulan colectivos o se estaciona, podrán caminar peatones o circular bicicletas, sumando casi tres metros de vereda en cada lado de la cuadra.

El microcentro asignará un 30 % más de su superficie pública a la circulación peatonal y de ciclistas, reduciendo el ancho de las calzadas y estableciendo una velocidad máxima de circulación vehicular de 30 km/h.

De este modo quedará reducida en tres metros el ancho destinado a la circulación vehicular y a cambio dispondrán de mayor superficie los peatones para así cumplir con el distanciamiento social exigido para evitar el contagio del coronavirus.

El cambio de paradigma urbano es inédito en la ciudad, por su alcances y filosofía en cuanto al tratamiento del espacio público, dando mayor prioridad y seguridad a peatones y ciclistas. Para esto se establecerá además una velocidad de circulación de vehicular máxima de 30 km/h.

 La intervención se hará, en una primera etapa, en el eje Belgrano-Donado, entre San Martín y Brown, y en calle Chiclana, entre O’Higgins y Fitz Roy.

Si los resultados son los esperados, habrá una segunda etapa sumando más cuadras del micro y macrocentro.

Fuente: lanueva.com (redaccion Mario Minervino)

Publicado el Deja un comentario

La construcción con madera ya es considerada tradicional

A mediados de enero, el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, y el secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, Domingo Amaya, firmaron una resolución para que el “Sistema de Construcción de Entramado de Madera” para uso de estructuras portantes de edificios sea calificado como un sistema constructivo tradicional. Al formar parte de ese grupo, las estructuras de madera se equiparan con las de hormigón, hierro o mampostería, y ya no será necesario cumplimentar un “Certificado de Aptitud Técnica” (CAT) para validar su empleo en una obra.

La resolución que declara al sistema de entramado de madera como tradicional es uno de los compromisos asumidos por ese Ministerio dentro del acuerdo para la promoción de la construcción con madera, suscripto en septiembre de 2017. Otra meta del acuerdo es lograr que un 10% de las viviendas financiadas por el Estado se construyan con este material. El objetivo final, promover la construcción con madera e impulsar a la industria forestal.

Concretamente, la norma establece que todos los entes estatales que promuevan y financien proyectos de soluciones habitacionales pueden, de ahora en más, realizar pliegos de especificaciones técnicas particulares, licitar, supervisar y presentar proyectos con estructuras entramadas de madera bajo la forma de “sistema constructivo tradicional”. De ese modo, ya no tendrán la obligación de solicitar un CAT, que era una condición necesaria para que un sistema, elemento o material “no tradicional” pueda acceder a planes de construcción con fondos públicos.

Desde 1990, la Dirección de Tecnología de la Subsecretaría de Vivienda de la Nación emite un CAT a todo sistema constructivo que sea considerado “no tradicional” por dicho organismo. Esto implica que los materiales, elementos y sistemas constructivos no incluidos en las normas, reglamentos o disposiciones que establecen las condiciones a las que deben ajustarse el uso deben probar su aptitud para dar un marco de seguridad. También incluye los casos en que la tecnología esté reglamentada pero que su empleo no se encuentre muy difundido.

En ese sentido, el mismo reglamento establece la posibilidad de que un sistema pueda cambiar su categorización, y por lo tanto quedar exento del CAT, en el caso que haya transcurrido un tiempo suficiente para suponer que reúne las cualidades de permanencia y funcionamiento para un uso normal o que por su empleo extendido hubiera sido objeto de reglamentos o normas de la Dirección Nacional de Tecnología.

Tal es el caso de la construcción con madera: “Resulta imperiosa una revisión de la reglamentación a fin de contemplar los avances constructivos y tecnológicos que actualmente contribuirán a disminuir el gasto de las familias y mejorar su calidad de vida”, fundamenta la resolución.

En ese sentido, la aprobación del Cirsoc 601 para estructuras de madera a fines de 2016 marcó un antecedente fundamental. El primer reglamento argentino para el cálculo de estructuras con maderas de producción nacional establece las pautas generales y los requisitos para el diseño y construcción de estructuras de madera en edificios.

Ese reglamento aporta el marco normativo y brinda seguridad para las personas y bienes. En su primera versión, toma el formato de cálculo de tensiones admisibles y en el futuro se podrá considerar la tensión de rotura. Para ello, la normativa internacional fue revisada y adaptada a la realidad y recursos de nuestro país, por ejemplo, para considerar las secciones para los elementos de madera disponibles en el mercado. Las especies consideradas son las de mayor disponibilidad: pino paraná, eucalyptus, pino ellioti y álamo.

Fuente: Clarín Arq

Publicado el Deja un comentario

Dow creará un centro deportivo y científico innovador en Bahía Blanca

«Una alianza estratégica más que un acuerdo de marketing». Así definió Gastón Remy, Presidente de Dow Argentina, al proyecto que la compañía química encara junto al club Bahía Basket, en la ciudad de Bahía Blanca. La construcción del Dow Center, el centro de entrenamiento de elite y de ciencia aplicada al deporte que se propone ser el más importante de América Latina, prevé poner en marcha una «visión a largo plazo, una construcción colectiva, liderazgos modernos y una mirada innovadora de lo que se puede hacer en la ciudad», afirmó.

Gastón Remy (Dow) y Pepe Sánchez, en la presentación.

La compañía, que en la ciudad posee una de sus cinco plantas productivas del país, presentó formalmente ayer lo que será este centro deportivo que, además de ser la sede donde juegue el equipo local en la Liga Nacional de Básquetbol (LNB) con un estadio para 4000 personas sentadas, apostará por focalizarse en la formación de jóvenes talentos y en el desarrollo social de la comunidad local. Ese es el objetivo que se fijó el mentor de este proyecto y fundador del club en cuestión, el ex integrante de la Generación Dorada, Juan Ignacio «Pepe» Sánchez.

El ex basquetbolista dirige actualmente al club en su ciudad natal (la misma en la que nació la estrella del deporte argentino Emanuel Ginóbili), con una gestión que se destaca por la integración social: entre otros programas, cuenta con una escuela de basket social gratuita que funciona en la ciudad para niños de 8 a 13 años. «Buscamos innovar en la capacidad creativa, en darle espacio al jugador para que tenga el bienestar necesario y la posibilidad de crecer y conectarse como persona», dijo Sánchez a El Cronista.

En sí, el centro contará con tres canchas de básquetbol, 56 dormitorios, 10 departamentos equipados, comedor, oficinas y un área de 1500 metros cuadrados que incluirán gimnasio, espacio de innovación y creatividad, hasta un centro de ciencias aplicado al deporte. Las obras se levantan a la entrada de la ciudad y esperan finalizar hacia fines de 2018 (no se difundieron cifras de inversión, que será conjunta entre el club y la compañía). Contará entre otras tecnologías, con paneles metálicos con núcleo aislante de poliuretano de alta densidad para optimizar funciones de climatización, un sistema de parasoles para control solar pasivo, superficies vidriadas, y artefactos eléctricos en pos de eficiencia energético.

Fuente: www.cronista.com

Publicado el Deja un comentario

AquaWeb: un nuevo sistema para captar y gestionar el agua

Con el aumento de población previsto en mente y su concentración cada vez mayor en las ciudades, un equipo de expertos ha diseñado AquaWeb; un sistema para captar el agua de la lluvia y de la humedad, y gestionarla eficazmente en cultivos urbanos, la evolución del clásico atrapanieblas. El secreto del éxito de la innovación, premiada con el Ray of Hope 2017, está en que ha tomado su inspiración de la naturaleza, en concreto de abejas, arañas, hongos y plantas. Sigue leyendo AquaWeb: un nuevo sistema para captar y gestionar el agua

Publicado el Deja un comentario

Ingenio y diseño: luminarias con cables corrugados

Lúdica, simple y funcional. La colección de luminarias Gino Corrugatti nació de la experimentación con materiales reutilizables que sobraban de una obra. Como en un juego de chicos curiosos, los diseñadores Fabricio Agosta (diseñador industrial, UNLP), Lucía Negri (comunicadora social, UNLP) y Laura Iácona (diseñadora en Comunicación Visual, UNLP) arriesgaron opciones para componer una lámpara a partir de tubos corrugados. Surgieron así las pantallas como fuente de luz. Después de varios intentos, corroboraron su potencial: «Y entendimos que la idea incipiente podía transformarse en un buen producto», señalan los autores. El camino recorrido los fue llevando por distintas situaciones en las que el desarrollo creció y se resignificó.

El emprendimiento presenta hoy una amplia variedad de objetos luminosos versátiles, que pueden adaptarse a distintos ambientes y necesidades. Como parte del proceso, Gino Corrugatti fue seleccionado para participar del programa IncuBA, en el Centro Metropolitano de Diseño (CMD), un laboratorio que funciona como semillero de productos innovadores. En los estudios de Barracas, los “incubados” reciben tutorías, capacitación y asesoramiento comercial durante un año, junto a catorce colegas que se preparan para salir al mercado con herramientas integrales. «Diseñamos un proceso productivo basado en la termofusión y utilizamos una gran variedad de matrices para la elaboración de las pantallas.

Las geometrías obtenidas funcionan como módulos que pueden ser empleados en diferentes tipologías de luminarias, y combinarse con otros materiales eléctricos y piezas de producción industrial tercerizadas», explican Agosta y Negri sobre las soluciones de diseño aplicadas al producto.

El ensamblado final se realiza de manera personalizada en el espacio de trabajo del CMD, donde combinan elementos de producción industrial como el difusor, la hélice de acrílico de corte láser y el paquete eléctrico certificado con normas ISO.

La familia Corrugatti está compuesta por veladores, plafones de techo, arañas customizables y artefactos para colgar. Los colores disponibles varían entre blancos, amarillos, naranja, fucsia, azules o verdes. Además de poner el foco en el ensamblaje y producción, los diseñadores armaron piezas textuales para «vender» el producto en distintas plataformas de redes sociales. “Ilumina tus sentidos” es la frase con la que salieron a la cancha. «La luz Corrugatti, a través de la retroiluminación y el color del material, busca crear ambientes confortables que contribuyan a equilibrar nuestro estado emocional y nos permiten relajarnos. Como producto final se obtiene una escultura artesanal con todos los beneficios del diseño aplicado e identidad propia», sugieren.

EPI Integrantes. Veladores, arañas componibles, plafones de techo y lámparas de escritorio componen la familia Corrugatti. Las luminarias de escritorio se pueden configurar en tres posiciones distintas, según la necesidad del usuario.

DESTACADO El emprendimiento surge de un equipo multidisciplinario integrado por el diseñador industrial Fabricio Agosta, la comunicadora social Lucía Negri y la diseñadora en Comunicación Visual Laura Antonela Iacona. Todos, graduados en la Universidad Nacional de La Plata. El proyecto integra el programa IncuBA, en el Centro Metropolitano de Diseño.

Fuente: https://www.clarin.com/arq/diseno