Porcelanato líquido: pintura o revestimiento

¿Sabés cuál es la diferencia entre la pintura epoxi y el revestimiento de porcelanato líquido?

El porcelanato líquido es una de las novedades que están revolucionando el mercado de los revestimientos para pisos. A su vez, existe otra solución que brinda un acabado similar, pero que no comparte sus mismas características: la pintura epoxi. Si bien ambos materiales utilizan el porcelanato líquido entre sus componentes, es importante no confundirlos porque los usos para los que son beneficiosos varían en cada caso.

Primero lo primero. ¿De qué se trata cada uno? La pintura epoxi es una tinta de alta calidad y mayor espesor en comparación con otras pinturas. Además, se puede utilizar también en paredes y otras superficies, no solo en pisos. Su aplicación es simple, su tiempo de secado es muy rápido y proporciona una alta resistencia al tráfico, a los cambios de temperatura y al agua. Finalmente, su limpieza y mantenimiento son muy sencillos.

El revestimiento de porcelanato líquido cuenta con una base de plástico termoestable que, cuando se mezcla con otras sustancias químicas, se endurece. Esto permite que quede perfectamente nivelado, liso y sin ningún tipo de rugosidad. El tiempo de secado es mayor que el que requiere la pintura, pero su resultado es mejor: un piso completamente liso, brillante, sin juntas, impermeable, altamente resistente y de fácil limpieza y mantenimiento. Se puede poner encima de otros pisos ya existentes, pero solo puede utilizarse en el suelo.

Entonces, la diferencia principal entre la pintura epoxi y el revestimiento de porcelanato líquido reside en la composición y el grosor del material: la pintura cuenta con menos espesor que el revestimiento, por lo que la cobertura que ofrece permite un acabado liso, pero no es capaz de nivelar el piso y cubrir sus imperfecciones. A favor de la pintura podemos decir que el valor –tanto del producto como de la mano de obra para su aplicación– es mucho menor al del revestimiento.

En definitiva, ambos productos ofrecen muchas ventajas, siempre que se los utilice para fines que se adapten a sus características. La pintura epoxi es ideal para pisos de cerámica y azulejos, y para pisos de madera. El revestimiento de porcelanato líquido, por su parte, se puede aplicar en casi cualquier piso existente, pero hay que tener en cuenta el tiempo de secado que precisa para que sus resultados sean óptimos. Una vez que decidas qué es lo que necesitás para tu piso, la elección será más que sencilla.

Fuente: https://construcciondetendencias.com

 

La construcción con madera ya es considerada tradicional

A mediados de enero, el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, y el secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, Domingo Amaya, firmaron una resolución para que el “Sistema de Construcción de Entramado de Madera” para uso de estructuras portantes de edificios sea calificado como un sistema constructivo tradicional. Al formar parte de ese grupo, las estructuras de madera se equiparan con las de hormigón, hierro o mampostería, y ya no será necesario cumplimentar un “Certificado de Aptitud Técnica” (CAT) para validar su empleo en una obra.

La resolución que declara al sistema de entramado de madera como tradicional es uno de los compromisos asumidos por ese Ministerio dentro del acuerdo para la promoción de la construcción con madera, suscripto en septiembre de 2017. Otra meta del acuerdo es lograr que un 10% de las viviendas financiadas por el Estado se construyan con este material. El objetivo final, promover la construcción con madera e impulsar a la industria forestal.

Concretamente, la norma establece que todos los entes estatales que promuevan y financien proyectos de soluciones habitacionales pueden, de ahora en más, realizar pliegos de especificaciones técnicas particulares, licitar, supervisar y presentar proyectos con estructuras entramadas de madera bajo la forma de “sistema constructivo tradicional”. De ese modo, ya no tendrán la obligación de solicitar un CAT, que era una condición necesaria para que un sistema, elemento o material “no tradicional” pueda acceder a planes de construcción con fondos públicos.

Desde 1990, la Dirección de Tecnología de la Subsecretaría de Vivienda de la Nación emite un CAT a todo sistema constructivo que sea considerado “no tradicional” por dicho organismo. Esto implica que los materiales, elementos y sistemas constructivos no incluidos en las normas, reglamentos o disposiciones que establecen las condiciones a las que deben ajustarse el uso deben probar su aptitud para dar un marco de seguridad. También incluye los casos en que la tecnología esté reglamentada pero que su empleo no se encuentre muy difundido.

En ese sentido, el mismo reglamento establece la posibilidad de que un sistema pueda cambiar su categorización, y por lo tanto quedar exento del CAT, en el caso que haya transcurrido un tiempo suficiente para suponer que reúne las cualidades de permanencia y funcionamiento para un uso normal o que por su empleo extendido hubiera sido objeto de reglamentos o normas de la Dirección Nacional de Tecnología.

Tal es el caso de la construcción con madera: “Resulta imperiosa una revisión de la reglamentación a fin de contemplar los avances constructivos y tecnológicos que actualmente contribuirán a disminuir el gasto de las familias y mejorar su calidad de vida”, fundamenta la resolución.

En ese sentido, la aprobación del Cirsoc 601 para estructuras de madera a fines de 2016 marcó un antecedente fundamental. El primer reglamento argentino para el cálculo de estructuras con maderas de producción nacional establece las pautas generales y los requisitos para el diseño y construcción de estructuras de madera en edificios.

Ese reglamento aporta el marco normativo y brinda seguridad para las personas y bienes. En su primera versión, toma el formato de cálculo de tensiones admisibles y en el futuro se podrá considerar la tensión de rotura. Para ello, la normativa internacional fue revisada y adaptada a la realidad y recursos de nuestro país, por ejemplo, para considerar las secciones para los elementos de madera disponibles en el mercado. Las especies consideradas son las de mayor disponibilidad: pino paraná, eucalyptus, pino ellioti y álamo.

Fuente: Clarín Arq

Dow creará un centro deportivo y científico innovador en Bahía Blanca

“Una alianza estratégica más que un acuerdo de marketing”. Así definió Gastón Remy, Presidente de Dow Argentina, al proyecto que la compañía química encara junto al club Bahía Basket, en la ciudad de Bahía Blanca. La construcción del Dow Center, el centro de entrenamiento de elite y de ciencia aplicada al deporte que se propone ser el más importante de América Latina, prevé poner en marcha una “visión a largo plazo, una construcción colectiva, liderazgos modernos y una mirada innovadora de lo que se puede hacer en la ciudad”, afirmó.

Gastón Remy (Dow) y Pepe Sánchez, en la presentación.

La compañía, que en la ciudad posee una de sus cinco plantas productivas del país, presentó formalmente ayer lo que será este centro deportivo que, además de ser la sede donde juegue el equipo local en la Liga Nacional de Básquetbol (LNB) con un estadio para 4000 personas sentadas, apostará por focalizarse en la formación de jóvenes talentos y en el desarrollo social de la comunidad local. Ese es el objetivo que se fijó el mentor de este proyecto y fundador del club en cuestión, el ex integrante de la Generación Dorada, Juan Ignacio “Pepe” Sánchez.

El ex basquetbolista dirige actualmente al club en su ciudad natal (la misma en la que nació la estrella del deporte argentino Emanuel Ginóbili), con una gestión que se destaca por la integración social: entre otros programas, cuenta con una escuela de basket social gratuita que funciona en la ciudad para niños de 8 a 13 años. “Buscamos innovar en la capacidad creativa, en darle espacio al jugador para que tenga el bienestar necesario y la posibilidad de crecer y conectarse como persona”, dijo Sánchez a El Cronista.

En sí, el centro contará con tres canchas de básquetbol, 56 dormitorios, 10 departamentos equipados, comedor, oficinas y un área de 1500 metros cuadrados que incluirán gimnasio, espacio de innovación y creatividad, hasta un centro de ciencias aplicado al deporte. Las obras se levantan a la entrada de la ciudad y esperan finalizar hacia fines de 2018 (no se difundieron cifras de inversión, que será conjunta entre el club y la compañía). Contará entre otras tecnologías, con paneles metálicos con núcleo aislante de poliuretano de alta densidad para optimizar funciones de climatización, un sistema de parasoles para control solar pasivo, superficies vidriadas, y artefactos eléctricos en pos de eficiencia energético.

Fuente: www.cronista.com

AquaWeb: un nuevo sistema para captar y gestionar el agua

Con el aumento de población previsto en mente y su concentración cada vez mayor en las ciudades, un equipo de expertos ha diseñado AquaWeb; un sistema para captar el agua de la lluvia y de la humedad, y gestionarla eficazmente en cultivos urbanos, la evolución del clásico atrapanieblas. El secreto del éxito de la innovación, premiada con el Ray of Hope 2017, está en que ha tomado su inspiración de la naturaleza, en concreto de abejas, arañas, hongos y plantas. Continuar leyendo “AquaWeb: un nuevo sistema para captar y gestionar el agua”

Pintura para bajar la temperatura del asfalto

Aplicar un nuevo revestimiento, llamado CoolSeal, sobre el pavimento, con capacidad para reducir la temperatura en más de 10 grados Fahrenheit es la apuesta de la ciudad californiana de Los Ángeles para combatir el calentamiento urbano, más conocido como ‘efecto isla de calor urbana’.

Con las temperaturas que se alcanzan en esta ciudad, no demasiado rica en zonas verdes y envuelta en un nudo de carreteras que se extiende a lo largo de miles de kilómetros, el proyecto piloto puede dar un respiro a los ciudadanos que transitan por sus calles, y también a los propietarios de viviendas anexas a las zonas en las que se está aplicando este recubrimiento.

De hecho, los potenciales beneficios de esta iniciativa pasan por reducir el número de muertes que se producen en Los Ángeles a consecuencia de las altas temperaturas, así como por favorecer un descenso en el consumo de energía derivado de una menor necesidad de enchufar el aire acondicionado. Con estos avales, no extraña que se haya apostado por extender los resultados de la prueba piloto -esto es, del revestimiento en sí mismo- a una serie de calles seleccionadas en otros 14 condados de la ciudad.

Los Ángeles está sufriendo con especial crudeza los efectos del cambio climático, tal y como admiten sus autoridades. De ahí, esta iniciativa que arrancó el 20 de mayo con la aplicación de CoolSeal en Jordan Avenue, en el distrito 3 de la ciudad. La prueba, según informa el City of Los Angeles Burau of Street Services, arrojó resultados esperanzadores para plantar cara al efecto isla de calor.

El éxito de la innovadora idea radica, básicamente, en la capacidad del revestimiento empleado para minimizar la absorción de calor que, a lo largo del día, se produce sobre el asfalto convencional, así como sobre tejados y otras superficies haciendo que la vida en ciudades como Los Ángeles se convierta en un auténtico desafío cuando las temperaturas inician su escalada en los termómetros.

La iniciativa, que ha suscitado un gran interés, puede encontrar no obstante un importante escollo para extenderse a lo largo de la ciudad puesto que, según estimaciones difundidas por los medios de comunicación locales, el coste estimado para aplicar este revestimiento ascendería a los 40.000 dólares por cada 1,6 kilómetros de carretera.

Fuente: http://ecoinventos.com/