Una ley para recuperar el agua pluvial

La legislatura porteña aprobó una ley que contempla la recuperación de agua de lluvia para riego y limpieza de en las nuevas construcciones. El proyecto fue presentado en septiembre del 2011 por la legisladora del PRO Karina Spalla y Cristian Ritondo, quienes apuntaban a disminuir los consumos de agua para limpieza y riego.

La creación de este sistema de recolección permitirá la recuperación de agua de lluvia con fines de limpieza de las aceras, estacionamientos propios, patios y riego de jardines, de todos los inmuebles (edificios, fábricas y depósitos) con excepción de edificios de propiedad horizontal y/o multifamiliares de menos de 4 plantas; inmuebles cuya superficie sea menor a 200 metros cuadrados cubiertos y otras exclusiones a determinar por la autoridad de aplicación.

“La recolección se realizará a través de cañerías pluviales que llenarán tanques de reserva exclusivos instalados en las plantas bajas de los inmuebles y estarán conectados a bombas de presurización para elevar la presión del agua saliente, permitiendo una mejor limpieza de aceras y riego en menor tiempo” explicó la diputada María Spalla.

Para los edificios preexistentes el plazo de instalación del sistema será de 5 años y los volúmenes mínimos de la reserva de los tanques de Aguas Recuperadas serán el 50% de los establecidos para las nuevas construcciones.