Publicado el Deja un comentario

Casas-tubo, la nueva alternativa de vivienda

El suelo más caro del mundo está en Hong Kong, donde se ha llegado a pagar un millón de dólares por metro cuadrado. El estudio James Law Cybertecture quiere aliviar la escasez de viviendas con estas «casas-tubo» de 10 metros cuadrados

El acceso a la vivienda es notoriamente caro en Hong Kong,  ser propietario de una vivienda es una quimera para muchos residentes. Por esta idea novedosa para ayudar a aliviar el problema: construir microapartamentos con estilo dentro de tubos gigantes de hormigón.

El proyecto consiste en dos tuberías de hormigón de gran diámetro -que se emplean para conducir el agua de la ciudad- conectadas entre sí y acondicionadas para ofrecer al inquilino un espacio neto de 10 metros cuadrados.

Cada una de estas llamadas «casas-tubo», con unas dimensiones de cinco metros de largo, dos de ancho y dos de alto, cuenta con un cuarto de baño con ducha, una cocina, un salón con sofá-cama, un área de almacenamiento y dos puertas de cristal en cada extremo de las tuberías por donde se accede y se recibe luz natural y pueden apilarse una sobre otra hasta alcanzar una altura equivalente a un edifico de cuatro plantas.

Fuente:
https://www.clarin.com

Publicado el Deja un comentario

Llegaron las eco zapatillas: se fabrican con café

Se desarrollan a partir de materiales residuales de plantaciones de café. Sin colorantes ni pegamentos químicos, con caucho natural y botellas de PET recicladas.

¿Capuchino, macchiato o expreso? La comunidad vegana ya tiene zapatillas especialmente diseñadas con productos naturales. La marca alemana nat-2 presentó en sociedad un modelo de edición limitada. Cada par cuesta 390 euros.

El 50% de los materiales utilizados proviene de descartes de plantaciones de café, semillas y plantas según la variedad disponible. El resto se compone de cauchos naturales y aglutinantes no químicos.

Con un intenso aroma a café, la textura del producto, y el color, remiten directamente a una taza de capuchino. Natural y orgánica, la firma alemana con sede en Munich cuenta con talleres en Italia, donde se realiza el producto final, a mano y respondiendo a los parámetros del comercio justo.

Las suelas de Coffee, así se llama el modelo, tienen plantillas de corcho natural y un proceso antibacteriano. El pegamento, por su parte, está libre de ingredientes de origen animal y las suelas se realizan a partir de caucho. La textura que se asemeja a la gamuza es, en realidad, un compuesto de botellas de PET recicladas.

Otro de los modelos de la firma permite cambiar el color de la zapatilla a través del aire del secador de pelo. «Se trata de un proceso térmicamente reactivo», dice Thies, que también desarrolló zapatillas de corcho, modelos con componentes de madera y otras, de piedra (del tipo pizarra). «En una exclusiva fábrica italiana se desarrollan estas piezas únicas, para el mercado premium», dice Thies, sexta generación de zapateros en Alemania, quien se inspira en los grafittis urbanos para desarrollar modelos «que combinen tecnologías alternativas y materiales innovadores».

La línea vegana está compuesta por 10 productos, entre los cuales también figuran las botas de lluvia a partir del descarte de granos de maíz, maderas ecológicas y corcho.

Fuente: https://www.clarin.com/arq/diseno