Una breve historia del buen aire

El agua, el aire y la limpieza son los principales artículos en mi farmacia.  (Napoleón Bonaparte) La calidad del aire ha sido objeto de atención desde los inicios de la civilización.  Ya la mitología griega le atribuía los males al “miasma”: un mal aire con vida propia enviado por los dioses; y en el siglo XVII Thomas Sydenham y Giovanni María Lancisi retomaban la idea formulando la teoría miasmática según la cual el conjunto de emanaciones fétidas de suelos y aguas impuras eran la causa de enfermedad, lo que parecía…

Leer más...