Invierno al abrigo de nuevos textiles

El frío típico de esta época del año invita a buscar el abrigo y la calidez de la lana. Alfombras, mantas, almohadones y caminos de mesa son ideales para generar ambientes más agradables y, a la vez, aportar diseño. Antes de incorporar textiles en un ambiente es importante detenerse y preguntarse lo que se desea. “Los accesorios dependerán si buscamos calidez para contrastar con pisos fríos, deseamos lograr una óptima aislación acústica o térmica o, simplemente armar un espacio de relax y tranquilidad”, señala Fernando Bach de la firma Elementos Argentinos. Bach sugiere “elegir materiales que nos brinden una sensación agradable y placentera a nuestra calidad de vida y a la armonía de la casa”.

Muchas veces se usan para enmarcar un sector. En los ambientes muy grandes, por ejemplo un loft o un living con amplias dimensiones, las alfombras son una herramienta muy útil. “Cuando los sillones no apoyan contra ninguna pared lo recomendable es que la alfombra abarque todos los muebles del sector, es decir, que pase por debajo del sillón. Mientras que en livings pequeños es suficiente con que la alfombra llegue a las patas delanteras del sofá”, explica Silvina Lippai, de la empresa Tienda de Costumbres y comenta que “en los comedores, lo recomendable es que la alfombra tenga por lo menos 50 cm más por cada lado de la mesa, es decir, una mesa de 1.00 x 2.00 metros requiere una alfombra mínima de 2.00 x 3.00 metros”.

Para elegir hay variedad de materiales, colores y texturas. Para alfombras, nada iguala la suavidad, riqueza visual y elegancia de la lana pura, un material que es, además, ignífugo, ecoamigable y fácil de limpiar. En las mantas, el pelo de llama o la lana merino patagónica son excelentes para garantizar una experiencia placentera. Para almohadones, pensando especialmente en el roce con la cabeza y la facilidad de limpieza, el algodón es el más recomendable.

Otra tema a tener en cuenta es no convertir la casa en un catálogo. “Sumemos aquellas cosas que realmente nos identifican, los espacios se van armando con almohadones de distintos tamaños y formas. Las mantas se van sumando en cada ambiente. Y las alfombras van marcando áreas en nuestra casa, tanto el living como en el dormitorio”, dice Solange Debuchy, de Puertas al Sur.

¿Cómo combinar los textiles con los muebles? “Es importante que la casa tenga un mismo lenguaje; si los muebles tiene un estilo formal se puede poner una alfombra que juegue con colores o dibujos. Si estilo es más rústico, una alfombra que tenga textura puede ser la indicada. Por lo general, nos sentimos más cómodos con el estilo que nos define”, comenta Silvina Lippai.

Los especialistas sugieren “no tenerle miedo” a la incorporación de textiles a la casa. Es verdad que al sumarlos también hay que pensar en lavarlos y mantenerlos, pero ¿no es así con la buena ropa o un buen tapizado de un sillón? “La limpieza de los textiles, especialmente si están hechos en lana pura, es muy simple, ya que la amplísima mayoría de las manchas sale con una solución de agua tibia, un poquito de vinagre blanco y algo de detergente de cocina (sin refregar); y el beneficio que nos van a aportar supera con creces el cuidado que hay que tener con ellos para mantenerlos”, concluye Bach.

Fuente: /www.clarin.com/arq

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *