Ingenieros idean un sistema comercial para medir la eficiencia energética de los edificios

efficienza energetica con strada verdeDos grupos de Minas e Industriales desarrollan una nueva herramienta comercial para medir la eficiencia de los edificios dentro de un proyecto europeo que aspira a reducir en más de un 50% los consumos relacionados con la climatización, así como los costes de inspección de las empresas de servicios energéticos. Los ingenieros vigueses son los investigadores principales de un consorcio del que también forman parte tres empresas: la ingeniería logroñesa ICM, la consultora holandesa DEMO Consultants y la francesa Qivivo, que diseña tecnología para el sector.

La iniciativa Enginency, que cuenta con un presupuesto de 3 millones de euros hasta 2018 -2,3 millones aportados por la UE-, fue seleccionada a principios de este año en la convocatoria Fast Track to Innovation Pilot, que tiene como objetivo poner en el mercado nuevas soluciones y servicios innovadores, sostenibles y competitivos en un mercado global.

Los grupos vigueses implicados son Geotecnologías Aplicadas, que pondrá a punto los sistemas de monitorización, y Tecnología Energética, que se ocupará de la parte relacionada con el software de la aplicación. Ambos equipos acumulan años de experiencia en el ámbito de la eficiencia y la inspección de edificios e infraestructuras.

 “El resultado final será una herramienta informática que integrará toda la información del edificio capturada por sistemas móviles y fijos como cámaras termográficas o sensores de temperatura y humedad”, explica Pedro Arias, del grupo de Geotecnologías Aplicadas.

Además, los sistemas Lidar, que engloban tecnologías para recopilar información en 3D desde tierra o desde vehículos aéreos como drones, tendrán “una importancia muy relevante” en el proyecto.

Pedro Arias y Enrique Granada, del grupo de Tecnología Energética, asisten esta semana a una reunión de trabajo en Delft (Holanda), donde se abordará, entre otras cosas, la elección del edificio en el que se realizará la prueba piloto. Por ahora, todo apunta a que se tratará de un inmueble situado en Nantes (Francia).

Las herramientas desarrolladas por los investigadores vigueses permitirán la toma de medidas de forma automatizada, realizar modelados en 3D de los inmuebles y detectar la posible existencia de fugas de calor relacionadas con los sistemas de calefacción o aire acondicionado.

“Una de las premisas más importantes del proyecto es el análisis predictivo. Con toda la información que recopila, el sistema permitirá al usuario conocer qué comportamiento tendrá el edificio bajo determinadas condiciones exteriores desde la perspectiva de los consumos energéticos. De esta forma, en función de las previsiones meteorológicas será posible anticiparse y optimizar el consumo”, explica Arias.

Una de las dificultades reside en la complejidad que ofrecen los edificios, dado que no son superficies homogéneas e introducen muchas variables como la orientación o las reformas experimentadas a lo largo del tiempo.

Además de reducir el consumo energético de manera importante y las emisiones de CO2, el sistema permitirá a las empresas de servicios energéticos rebajar en un 94% los costes de las inspecciones, mientras que la duración de éstas disminuiría un 88%.

Según las previsiones del consorcio, las inspecciones realizadas con este sistema obtendrían resultados un 15% más precisos y la inversión se recuperaría en apenas un año.

“El modelo de negocio puede variar. Existe la posibilidad de que las empresas del consorcio comercialicen el sistema y se encarguen del mantenimiento del edifico o que se lo vendan a terceras compañías que prestan estos servicios energéticos”, añade el investigador.

El proyecto Enginency pretende aprovechar el importante crecimiento previsto en Europa del mercado de la eficiencia energética, así como la aplicación de las normativas de la UE, que ha fijado como objetivo una reducción del consumo del 30% en 2030.

“De estas directivas comunitarias emana la obligatoriedad para los estados miembros de adoptar políticas que aumenten la eficiencia de la edificación. Y en Galicia la última aportación de fondos comunitarios estuvo muy ligada a estos temas. Es un camino claro marcado desde la UE “, destaca Pedro Arias.

La colaboración con las empresas del consorcio está resultando “muy fructífera” y los ingenieros vigueses ya están sondeando la posibilidad de colaborar en otras propuestas de innovación con sus socios holandeses.

Fuente: farodevigo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *