Cuáles son los productos para ahorrar agua en baños y cocinas

Los productos que permiten dosificar el consumo de agua en baños y cocinas son habituales en los edificios de carácter público porque tienen mayor demanda. Varios accesorios permiten también controlar el consumo en las viviendas: canillas, duchas e inodoros.

artefactos-cocina-griferia-talis-hansgrohe_claima20160729_0375_28Las canillas automáticas reducen entre un 30 y un 70 % el consumo de agua, se accionan por presión y el cierre es automático (2,100 pesos de mesada y 2.400 pesos de pared). En este caso, al ahorro de agua se suma una mejora en la higiene porque no se vuelve a tocar la canilla después de lavarse.

Con las mismas ventajas, en los edificios públicos se pueden instalar griferías con sensor electrónico, que se accionan al detectar movimiento. El dispositivo no requiere conexión eléctrica (funciona con baterías) y está disponible para lavatorios (7.300 pesos), mingitorios (6.150 pesos) e inodoros (19.500 pesos).

Los principales fabricantes de griferías han incorporado distintos accesorios para reducir el consumo de agua. Un mezclador de lavatorio convencional tiene un caudal de 13 litros por minuto. Con un aireador o un limitador de caudal se obtiene un chorro abundante y burbujeante, con una reducción de hasta un 60% del consumo. En estas canillas, una pieza especial se adapta automáticamente a las distintas presiones de servicio.

Un monocomando para lavatorio cuesta unos 5.500 pesos (FV Temple), una ducha con transferencia, 8.200 pesos; y una grifería para bidet, 6.050 pesos.

Las duchas de alta gama del tipo Hansgrohe Raindance también tienen incorporador de aire. Solo consumen 9 litros por minuto y so costo trepa a 34.300 pesos.

Las griferías convencionales también pueden ahorrar agua con la incorporación de un regulador. La línea Fluxer (Ideal) tiene accesorios para picos con interruptor para accionamiento y cierre de modo lluvia que disminuye hasta un 85% el caudal del grifo (320 pesos) y hasta un 45% el chorro aireado (105 pesos). También se consiguen picos de accionamiento a perilla con cierre automático y antivandálico, para instalar en sanitarios de uso público.

También se puede reducir el consumo de agua para la limpieza del inodoro. Los depósitos duales permiten liberar 3 o 6 litros. Una mochila de loza con doble descarga cuesta desde 3.500 pesos; y las cisternas para embutir, 3.250 pesos.

Es posible adaptar depósitos tipo mochila sumando una tecla selectora de doble descarga del mismo fabricante de la loza. Lo mismo para el caso de depósitos embutidos en pared.

Artefactos suspendidos

Los diseños más vanguardistas en las líneas de loza no solo están pensados para ahorrar agua. Además de la descarga dual, los inodoros y bidets que no tocan el piso se destacan por su mejor prestación respecto a la higiene del baño. Al no despegarse del piso, evitan zonas inaccesibles lo que facilita la limpieza del recinto.

La instalación de este tipo de inodoro y bidet requiere una reformade los desagües en el caso que se trate de un baño existente. Y ciertas previsiones para una obra nueva.

Al colocar la losa sanitaria colgada, el artefacto se comporta como una ménsula y necesita de un soporte adecuado.

El sistema de instalación consiste en un bastidor construido con acero estructural que queda oculto en la pared y contiene también, en el caso del inodoro, un depósito de embutir.

Se fabrica un bastidor especial para tabiques de construcción en seco, perfilería metálica y placas de revestimiento, y otro (levemente diferente) pensado para la instalación que se realiza sobre una pared tradicional.

En el primer caso, los parantes verticales están vinculados por un travesaño que contiene el pase para el caño de desagüe del inodoro (una conexión de goma a la salida, de 90 cm de diámetro). La estructura va apoyada en el piso, con patas de altura regulable. Como referencia, el asiento del artefacto debe quedar a unos 40 centímetros del nivel del piso terminado. En este esquema, la tecla de descarga del depósito queda ubicada a 1,10 metros del piso. A diferencia de los depósitos de embutir tradicionales, la tecla queda accesible también para los niños.

En los muros macizos, el bastidor tiene la forma de U y no tiene vinculación al piso. En ese caso, el punto de referencia para determinar la altura a la que se debe embutir el soporte es la alimentación lateral del depósito: 1,10 metros al nivel del piso terminado.

En ambos casos, el kit de instalación incluye el caño de bajada de agua del depósito. Además, la cisterna es extra chata y posee tecla de descarga dual (9 litros la descarga total y 3 la parcial).

El costo del soporte que se instala en pared es de 6.300 pesos(inodoro) y 5.100 (bidet). En cuanto a los artefactos, el precio varía según la línea. Por ejemplo, inodoro y bidet del modelo Bari (Ferrum) se consiguen por 12.300 pesos; y ambos artefactos de la línea Marina, 27.500 pesos. El combo del modelo The Gap suspendido (Roca) cuesta 10.500 pesos.

fuente: Arq Clarin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *