Proyecto de ciclovía para Bahía Blanca

555f2f443e60a_largeEl día 24 de julio se llevó a cabo la audiencia pública sobre el proyecto de ciclovías en la ciudad, a la cual asistieron unos 30 vecinos y estuvo encabezada por el secretario de Gobierno, Fabián Lliteras, y el titular de Tránsito, Ramiro Frapiccini.

Lliteras afirmó que “es un proyecto que seguramente comenzará la próxima gestión comunal” y que las ciclovías “probablemente estarán presupuestadas para 2016”.

Acerca de las voces en contra del proyecto, dijo que “no podemos alegrar a todos, la máxima prioridad en las calles de Bahía Blanca debe ser el peatón, algo a lo que apuntan las principales ciudades del mundo”.

La presentación del proyecto fue guiada por los profesionales Analía Moreda, José Poggio, Martín Castro García y Marina Juárez. Expusieron, además, 10 vecinos que tuvieron la palabra por 5 minutos cada uno.

La iniciativa, en su primera etapa, contempla generar la red de ciclovías en la avenida Urquiza, desde Córdoba hasta Sarmiento; la avenida Napostá y el entubado, hasta la Terminal de Omnibus; San Andrés, hasta Altos del Palihue; y el eje Sixto Laspiur-Chile. También abarca 19 de Mayo-Gorriti, Charlone-Perú, España-Lavalle, Zapiola-Dorrego y Castelli-Berutti.

El presupuesto calculado por la mesa de trabajo que incluyó a la UNS y a la UTN estipula un costo de entre 20 mil y 25 mil pesos por cuadra, incluyendo pintura, cartelería vertical, tachas y divisores. No está dentro de esos montos la semaforización, necesaria en algunas esquinas y que implica cableado, zanjado y colocación de semáforos tipo columna, o tipo adosado, en el caso más barato.

Frapiccini aclaró que “si bien aún no está hecho el cálculo de la primera etapa, estimamos que saldrá entre 3 y 5 millones de pesos, y no 20 como había trascendido”.

Tanto miembros de la mesa de trabajo como vecinos expositores hicieron hincapié en que el grueso de la población que no anda en bicicleta “no lo hace por temor, a los accidentes y a los robos”. En ese sentido, el director de Tránsito anticipó que se agregará cámaras de seguridad y agentes de la Guardia Urbana en las principales calles de la red.

“Sabíamos que había una necesidad, este no es un proyecto aislado, es parte del programa de Movilidad Sostenible encarado hace 3 años. La bicicleta suele ser un medio de esparcimiento, queremos convertirla en uno de transporte”, agregó el funcionario.

La palabra del Colegio de Arquitectos

La avenida Alem «no puede quedar fuera del trazado integral de la generación de un carril para bicicletas». Una afirmación que hizo el Colegio de Arquitectos bonaerense y que generará polémica.

La presentación de los arquitectos se produjo durante la audiencia pública del pasado viernes realizada para conocer las distintas opiniones sobre el proyecto de ciclovías y donde la mayoría de los expositores aportó sugerencias y críticas a la propuesta tratada.

Una de las sugerencias más relevantes fue la del Colegio de Arquitectos bonaerense. A su criterio, «no puede quedar fuera del trazado integral, la generación de un carril para bicicletas en la avenida Alem».

Alem había sido descartada por los cuadros técnicos municipales a partir de las protestas del sector gastronómico, apoyado por la Corporación del Comercio, la Industria y Servicios.

Para los arquitectos, en cambio, esta avenida es una alternativa superadora a la de hacer circular a los ciclistas por Zapiola y, además, entienden que establecer un carril con ese uso «representa una oportunidad» para la avenida,»en un contexto más amplio que lo circulatorio».

La propuesta concreta de la entidad es reconvertir las primeras dos cuadras de la arteria –el tramo entre Alsina y Sarmiento– mediante una intervención que contempla el ensanche de sus veredas –pasarían a ser de 8 y 10 metros de ancho– a partir de ocupar la franja de calzada destinada al estacionamiento, y disminución del ancho de la calle, pasando de 15 a 9 metros. De ese ancho, dos serían destinados a la ciclovías.

En un «primer esbozo», presentado el viernes último, sugieren la extensión de las ciclovías en el resto de la calle, hasta el acceso al Parque de Mayo.

«No tenemos en claro cómo establecer el carril. Es un tema a discutir. Puede ser uno de dos manos, pero también existen otras alternativas que valen la pena pensar dentro de un plan de mejora integral de Alem».

Fuente: LaNueva

Autores: Federico Moreno y Mario Minervino

Post relacionados

Leave a Comment