El plástico como nuevo material constructivo

ENCOFRADOS-PLASTICOS-realizar-columnas-encofrado_CLAIMA20150626_0239_15Los nuevos encofrados plásticos para columnas y tabiques permiten obtener un hormigón suave y prolijo, ideal para quedar a la vista. Las ventajas principales son su bajo peso y la posibilidad de modular y de reutilizar las placas alrededor de cien veces.

“El sistema se arma y se desarma de forma sencilla, solamente poniendo o sacando una manija en los paneles. Se trata de una única herramienta universal, de color rojo, sin ubicación fija, que simplemente se gira 90° para trabar y destrabar”, explica Andrés Corti, de Concreplast. Y aclara que la fijación y el aplome del sistema de encofrado plástico se realizan de manera tradicional, con puntales apoyados. “Recomendamos hechar mano a los mismos elementos que ya se estén usando en la obra”, aclaran desde Concreplast.

Por otro lado, los encofrados plásticos son muy livianos; cada placa pesa entre 2,5 y 11 kilos en el caso de la más grande. Esta característica propia del material (ABS) facilita el transporte, izaje y manipulación de las placas en la obra por una sola persona.

Corti aclara que, por el momento, solo están disponibles en Argentina los productos para encofrados de columnas: Geotub (columnas circulares), Geotub Panel (columnas rectangulares) y Geopanel Star (columnas rectangulares modulables). El sistema, de origen europeo, incluye también placas para encofrar tabiques, losas y casetonados de varios tipos.

Respecto de la modulación, todos los elementos tienen una altura estándar de 60 cm y se acoplan solamente los elementos necesarios según el proyecto. Las placas pueden ser desmontadas completamente y almacenadas incluso en lugares húmedos.

El costo del sistema depende de las distintas dimensiones de las placas. Por ejemplo: Geotub para columnas circulares de 30 cm de diámetro cuesta $ 4.071 (más IVA) y para columnas de 60 cm de diámetro, $ 9.000 (más IVA). Las placas para secciones rectangulares son de dos tipos: Geotub Panel de 30 por 30 cm cuesta $ 9.485 (más IVA) y Geopanel Star de 20/60 (modulable para realizar columnas de 20, 30, 40, 50 y 60 cm), cuyo valor es $ 17.477 (más IVA).

El encofrado plástico no requiere del empleo de ningún aditivo desmoldante porque el hormigón no se adhiere a ese material. “Para garantizar las condiciones de reuso, simplemente se recomienda lavar con agua una vez finalizado el trabajo”, aclara Corti.

El encofrado plástico es apto para realizar estructuras de hormigón en presencia de agua (muelles por ejemplo) o en condiciones de exposición a la intemperie.

La posibilidad de manipular los paneles sin grúa debido a su bajo peso y tamaño, y de armar el encofrado de las columnas en forma lateral ensamblando las placas con las manivelas, favorece el uso del sistema en reformas o adecuaciones. Por ejemplo, es útil para realizar la ampliación de la sección en columnas por cambios de requerimiento de carga o por adecuación para resistir sismos. También en el encamisado de pilares en donde las barras estén expuestas al aire por degradación del hormigón.

Fuente: Arq Clarin

Post relacionados

Leave a Comment