Diseño sensorial: Seis dispositivos para vivir mejor

Bufandas sonoras, textiles que mejoran el ánimo y luminarias para evitar la depresión en los países del Polo Norte. Distintos prototipos para mejorar la calidad de vida formaron parte de los premios Lexus Design Awards 2015, que se entregaron en el último Salón del Mueble de Milán.

Diseño para vivir mejor. Con recursos mínimos y un lenguaje que combina el valor agregado del diseño con funciones terapéuticas los premios Lexus Design Award, que se entregaron en la última Feria Internacional del Mueble de Milán, apostaron a los sentidos. Las experiencias sensoriales fueron el punto de partida que tomaron las nuevas camadas de diseñadores para realizar prototipos que promueven el bienestar. El Lexus Design Award repartió más de 30 mil dólares en premios. El Grand Prix fue para Sense Wear, del colectivo Caravan, integrado por los italianos Ema Corti e Ivan Parati, que realizaron una colección de prendas y accesorios que promueve y estimula la conciencia sobre los sentidos, enfocados a convertirse en aliados de terapias para distintos tipos de trastornos psíquicos.

DISENO-VIVIR-MEJORCollares-aromaticos-experimentar_CLAIMA20150709_0121_151. Biteme: Un collar para tocar, saborear y sacudir. Sus diferentes cuentas tienen texturas y sabores diferentes. Como los juguetes multi sensoriales para chicos, se puede utilizar para discernir gustos y experiencias táctiles. Idealmente, se recomienda la experiencia con los ojos cerrados.

 

2. Holdme: Un poncho cuya capucha emite sonidos, diseñado para estimular en forma lúdica a chicos autistas o con capacidades auditivas comprometidas. Está cubierto de escamas musicales que responden al movimiento, mientras que dos dispositivos incorporados a la manera DISENO-VIVIR-MEJORTextiles-distintas-necesidades_CLAIMA20150709_0120_37de oídos ayudan al usuario a escuchar nuevos sonidos. «Un enfoque lúdico a las terapias tradicionales, donde proponemos que el paciente se imagine en un bosque donde se concentra en puntos específicos».

 

3 Pullme: Una bufanda aromática, viene con un dispenser donde se pueden cargar DISENO-VIVIR-MEJOR-prototipos-Lexus_CLAIMA20150709_0122_15fragancias “para evocar momentos agradables”, señala Corti. La bufanda funciona como una colección portátil de aromas familiares que promueven sensaciones agradables. En las extensiones, además de cargar las esencias, se pueden agregar pequeños objetos.

4 SqueezeMe: Otra bufanda multiuso para casos de emergencia emocional. Normalmente se lleva alrededor de la cabeza, su material elástico se extiende por todo el cuerpo con el fin de generar cierta presión similar a un cálido abrazo.

5. Chaqueta PumpMe: Incorpora un dispositivo inflable para proteger al usuario contra sensaciones externas no deseados y crear un espacio personal sin contacto con el mundo exterior. La presión de los textiles promueve la sensación de calma. Viene con un bolsillo / collar de hombro que se puede cargar con la cantidad adecuada de peso para optimizar el efecto. La indumentaria está confeccionada con costuras externas. El efecto perforado, a través del corte láser, facilita la transpiración y el movimiento.

Ema Corti es diseñadora del Engineering College of Ajman University of Science and Technology, United Arab Emirates. Junto a Parati integran el colectivo multidisciplinario que apuesta a enfoques culturales y problemáticas sociales “de las comunidades globalizadas, tratando de restablecer el equilibrio entre el ser, tener y hacer», señalan. La articulación entre lo digital y lo artesanal forman parte del espíritu Caravan, en pos de crear conciencia sobre el patrimonio cultural para hacer frente a los desafíos contemporáneos”, agregan los diseñadores. En este sentido, la presentación de Sense Wear generó un contraste súper interesante, ya que Milán es de por sí, la capital de la moda. Y la propuesta de Corti y Parati cruzó todas las fronteras del pret a porter para instalar conciencia a partir de la indumentaria.

Recibió otro premio una luminaria pensada para reducir los trastornos de los habitantes del Polo Norte, que cuentan con poca luz natural. Luz, de Marina Mendieta, es un sistema lumínico equipado con tecnología para reaccionar ante diferentes condiciones climáticas. Sensores que captan la temperatura del color y los valores de intensidad de la luz del exterior envían la información a un programa que modifica gradualmente la intensidad de la luz. Si está nublado, estimula distintas reacciones cerebrales para evitar la depresión. Si nieva, estimula el optimismo. Y cuando está apagada su círculo blanco se funde en la pared, transmitiendo sensaciones de relax. ¿Por qué el círculo? Porque es la forma más natural que el ser humano interpreta a nivel global.

Fuente: Clarin ARQ

 

Post relacionados

Leave a Comment