Julio 2022 - Año XXXI
Noticias y Novedades

Escaleras como superficies, divisiones y lugares de estar

Archipelago Architects Studio dispuso esta casa en Kanagawa, Japón, alrededor de una serie de escaleras centrales que dividen los espacios y brindan lugares para sentarse o relajarse.

La oficina de arquitectura con sede en Tokio diseñó la llamada Casa Kappa, ocupando una parcela que originalmente formaba parte del jardín de la casa vecina.

El cliente es un artista callejero cuyo arte imita a un espíritu de agua folclórico llamado kappa, del cual toma su nombre el proyecto.

Con una planta de 23 metros cuadrados y una altura limitada a ocho metros, los arquitectos buscaron optimizar el área interna disponiéndola alrededor de unas escaleras ubicadas en el centro.

“Se colocaron tres escaleras en capas”, explicó Archipelago Architects Studio, “mientras se maximizaba la altura del piso y se creaba un espacio expansivo de una habitación”. Las escaleras contribuyen a la estructura, actuando como un arriostramiento horizontal que elimina la necesidad de muros de carga.

Las placas de piso, de solo 45 milímetros de espesor, están suspendidas a ambos lados de las escaleras. Los pisos delgados funcionan como estructura y acabado del edificio y su delgadez permite que la luz, el viento y la presencia humana se extiendan suavemente por el espacio.

La entrada de la casa conduce a la planta baja que contiene la sala de ensayo y el estudio a un lado de la escalera central, con un salón lleno de estanterías al otro.

El siguiente nivel alberga un par de dormitorios y frente a las áreas de dormir hay una fila de gabinetes de almacenamiento junto con los espacios sanitarios.

Una segunda escalera asciende desde el dormitorio hasta una luminosa cocina y sala de estar. Un tercer juego de escaleras se extiende hasta tocar el techo, separa el espacio y proporciona un lugar para sentarse, comer, beber o leer.

“La escalera se puede usar como una extensión del piso o como un mostrador con sillas, estantes, mesas. Tiene una funcionalidad dinámica que responde al cuerpo”, explicaron los autores.

La idea de una escalera ciega, hacia el techo y las paredes, busca cuestionar el estereotipo de la escalera que normalmente tiene un propósito fijo de solo subir y bajar.

Las escaleras están acabadas con una superficie texturizada a base de una resina de color azul verdoso que la distingue del mobiliario de madera y de los elementos estructurales de acero.

El mismo tratamiento superficial se aplica a los alzados exteriores, lo que ayuda a la integración del edificio con el jardín y el paisaje urbano. Las paredes texturizadas muestran una pátina que hace que la casa parezca haber estado en el lugar durante mucho tiempo.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores