Abril 2022 - Año XXXI
Decoración

Este año triunfan las cocinas integradas y cargadas de objetos decorativos

por Dec. Gisela Sánchez - estudiochez

Con las cocinas como protagonistas del hogar, cada vez más frecuentemente se las diseñan integradas al resto de la casa y su decoración cobra una especial relevancia.

El confinamiento, la pandemia y el trabajo desde casa han cambiado hábitos domésticos y son la explicación para casi todas las nuevas tendencias decorativas. En el caso de las cocinas, su uso ha cambiado radicalmente: hemos dedicado más tiempo a cocinar y nos dimos cuenta de que constituye uno de los espacios más importantes de la casa. Cada vez más gente busca cocinas habitables que formen hogar, donde se pueda pasar horas cocinando, pero también trabajando o compartiendo momentos con amigos y familia. Es el final de las cocinas minimalistas, sin vida o que no se aproveche bien el espacio; por este motivo, cada vez más demandan cocinas decoradas y funcionales, que sean acogedoras y permitan más flexibilidad de uso, integradas al resto de la casa.

Como consecuencia de pasar más tiempo en nuestro hogar, buscamos interiores más cálidos, versátiles y multifuncionales, donde los detalles se han vuelto fundamentales.

En cuanto a la cocina, en 2022 sigue predominando el estilo contemporáneo, donde el blanco y la madera son la combinación estrella; pero en las que detalles decorativos como tiradores de estilo rústico o el interés por colores que nos conecten con el ambiente cobran protagonismo porque incorporan una nota de calidez imprescindible.

Compartimos algunos tips que se deben tener en cuenta a la hora de proyectar la cocina, sea una reforma, un diseño nuevo, o cambios sutiles que ayuden a potenciarla en cuanto a funcionalidad.

Triángulo virtuoso

Primero que todo, para facilitar la distribución de los elementos recomendamos plantear el espacio a partir de un imaginario “triángulo de trabajo”, compuesto de almacenaje-lavado-cocción, o como decimos en burdas palabras: “Saco, lavo y cocino” correspondiente a la heladera, la pileta y la cocina o anafe.

Islas, mesas o barras

La cocina no es sólo un espacio funcional, sino también de reunión, donde se come y se comparte en familia. Cada vez más demandan una distribución en la que se contemple la ubicación de una barra o isla, una pequeña mesa con sillas o, inclusive, un pequeño sector de sentado tipo office.

Las cocinas en isla son las más espectaculares, aunque requieren de un espacio superior al resto de tipologías de distribución; se debe tener en cuenta que la medida mínima entre bajo mesada e isla permitida debe ser no menor a 1,20 m para tener una buena circulación y apertura de los mobiliarios o electrodomésticos.

Detalles en los tiradores:

Esta tendencia quizá se deba a dos factores: por un lado, el creciente interés de una cocina con estilo más clásico, que hace que los tiradores vuelvan a ser tendencia, sobre todo en colores dorados; y por otro, darle ese toque acogedor en la cocina. Este es un recurso rápido para realizar y darle un cambio radical a los amoblamientos.

Estantes flotantes y apliques:

A su vez, si querés darle un aire más fresco y realizar una reforma rápida, un recurso es sacar las alacenas existentes y pesadas para reemplazarlas por estantes de madera de tipo flotante, donde puedas colocar frascos y accesorios que la decoren y la hagan más armoniosa.

También podés colocar apliques o lámparas que caigan sobre la mesada, y si son de estilo industrial o vintage mejor.

Aliados naturales

Tanto la resistencia como la higiene son importantes a la hora de elegir los materiales de la cocina. La opción clásica de la piedra natural en la mesada es la más resistente a la temperatura, el rayado y la humedad, aunque también presenta ciertos inconvenientes como la porosidad -que hace que puedan mancharse- o la debilidad del mármol ante ácidos como el del limón, que lo pueden dañar. En el mercado encontramos varias opciones, sean naturales o de cuarzo. Pero para tomar esta decisión hay que tener muy en cuenta los usos que le darán y el estilo que se quiere lograr.

Las nuevas tecnologías avanzan y aparecen materiales ideales para la cocina, y además sostenibles, como ser: papeles vinílicos, maderas tratadas, policarbonatos, porcelánicos, textiles impermeables, etc.

Buena Iluminación

Cocinar requiere de atención a los detalles, y para ello nada mejor que una buena iluminación. Lo ideal es incorporar líneas de perfiles LED bajo las alacenas o armarios y estantes suspendidos, que generalmente coinciden sobre la encimera, y así crear una continuidad con luz focalizada sobre las zonas de trabajo. Si esto no es posible, debemos buscar tener en una buena iluminación de perímetro en la zona de cocina, que no genere sombra sobre la mesa de trabajo.

Materiales de estética rústica y natural con pisos símil madera, para aportar calidez.

Con la cocina como sector social por excelencia, se impone la necesidad de contar con un espacio agradable, con guiños que aporten algo de color, profundidad y un toque cálido.

En consecuencia, materiales como el hormigón, el microcemento o la madera se hacen presentes en pisos y revestimientos, aportando esa sensación de rusticidad, de calidez, de conexión con los alimentos y con lo que nos rodea, ganando cada vez mayor protagonismo.

Colores de tendencia, como los azules y verdes conquistan los ambientes.

En cuanto a los colores a utilizar, tonos como el azul verdoso o el verde musgo son tendencia en los muebles de la cocina, como así también en los mobiliarios de la casa.

Al haber una apuesta clara por las cocinas abiertas al comedor o living, la tendencia se encamina hacia los colores azules con los que la cocina queda más integrada con el resto del mobiliario. Además, al ganar mucha luz nos podemos permitir más que nunca alejarnos de los tonos claros. También influye en el auge de estos colores el hecho de que pasamos más tiempo en casa y queremos colores vivos, y sentir que es un lugar realmente acogedor. Sabemos que es una elección de colores arriesgados, es por eso que compartimos algunas imágenes para que te inspires, y si no te animas a realizarlo en toda la cocina, optá por elegirlo sólo para la isla, o en un detalle en particular como revestimiento o una pared.

Ahora sólo queda que con estos tips busques el que más se adapte a tu cocina para darle un aire fresco y renovador, ¿te animas?


Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores