Septiembre 2021 - Año XXXI
Noticias y Novedades

Nueva vida a un complejo industrial

Los arquitectos Nil Brullet Francí y Maria Morillo Sedó han realizado la rehabilitación del complejo industrial Can Luna, situado en Barcelona. Dividido en tres fases, el ayuntamiento plantea transformar el conjunto en un espacio socio cultural municipal.

Solo se ha realizado la primera fase: la remodelación de la nave central, donde se ha ubicado un espacio polivalente para desarrollar todo tipo de actividades y servicios.

El planteamiento ha sido poner en valor el edificio existente, potenciándolo y adecuándolo a los nuevos requerimientos. Se han conservado los elementos más característicos y demolido ciertos volúmenes anexados.

Una de las acciones destacadas es el vaciado del patio central para recuperar el aspecto original, su dimensión urbana y que sirva como acceso.

El ayuntamiento plantea transformar la totalidad del conjunto, formado por tres grandes naves. La demolición de volúmenes anexados permite la realización de una de las ideas fuertes del proyecto: la construcción de una nueva galería de acceso como organizador de las circulaciones y regulador térmico y lumínico: en invierno cierra sus aperturas y capta radiación, en verano se abre para ventilar. La vegetación y el voladizo protegen de radiación la fachada.

La rehabilitación buscó conservar el elemento más característico de la nave: su cubierta cerámica con las cerchas de madera que ordenan el espacio interior.

Seguidamente se derrocaron los alféizares de las ventanas consiguiendo generar aperturas más amplias que permiten un mejor asoleamiento. Se restauraron las ventanas de la fachada proyectando vistas hacia el exterior. Esta doble intervención permite, manteniendo la morfología industrial, lograr una permeabilidad visual que atraviesa el edificio.

Por otro lado, también era necesario generar una envolvente estanca para aislar climáticamente la nave. Con este objetivo se revistieron las caras interiores de los muros con un entramado con paneles de madera que genera una cámara de aire donde se dispone un aislamiento y una lámina de estanqueidad, y rememora el pasado textil de la fábrica.

En el patio central, la introducción de la nueva galería de acceso, con gran presencia de policarbonato y estructura ligera en madera, refuerza, por contraste, la esencia más pesada de las antiguas naves construidas con materiales cerámicos y pétreos.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores