Septiembre 2021 - Año XXXI
Noticias y Novedades

Una pasarela con buena onda

La pasarela proyectada por el estudio Onda Arquitectura se sitúa en un istmo en Las Palmas de Gran Canaria, cuyas mareas solían cruzar hasta no hace mucho tiempo.

El desarrollo urbano los había distanciado progresivamente y con el objetivo de desarrollar su frente marítimo, la ciudad necesitaba volver a conectar la playa de Las Canteras con el Área Portuaria, siendo la conexión el primer paso para este nuevo desarrollo de la ciudad.

Con una longitud de 283 metros, la pasarela para peatones, ciclistas y equipada con cruces accesibles se extiende sobre espacios públicos y presenta tres vanos de 63 metros sin soportes intermedios que dan una cierta sensación de ligereza. Su forma ondulada esquiva los árboles, al tiempo que mejora la estructura permitiendo un diseño sin juntas de expansión.

El puente se convierte en una escultura urbana, penetrando ambas plazas en sus descansillos, retratando la ilusión de continuación debajo de ellas.

El perfil con forma de V es el resultado de reducir el impacto acústico de la carretera, permitiendo vistas a la ciudad y aportando luz natural al camino. En ciertos ángulos la forma se percibe bidimensional, como una hoja de papel curva.

El estudio ha creado dos espacios públicos en los arranques de la pasarela. Por un lado, una plaza fluida con formas onduladas y verdes y por otro, un paisaje no transitable que reproduce una topografía volcánica con rocas de la montaña Isleta.

Su sección en V recuerda al casco de un barco y resulta una sección triangular eficiente, capaz de salvar las distancias en curva requeridas mediante una estética minimalista.

Con tres metros de ancho transitable y una pendiente máxima del 6%, el suelo de la pasarela alcanza una altura máxima de 7,60 metros sobre la calle.

Los arquitectos desarrollaron un esquema estructural inspirado en la ingeniería naval, adoptando un sistema de costillas cada 3,2 metros atadas por chapas perimetrales de 12 mm. Las 18 piezas que conforman la estructura se prepararon en talleres y se transportaron por barco para ser ensambladas, llegando a las 40 toneladas de peso por pieza.

Una pintura tricapa metalizada ayuda, dependiendo de la luz del día, a desvanecer la obra y garantiza una protección contra la corrosión del entorno marítimo.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores