Septiembre 2021 - Año XXXI
Noticias y Novedades

Un acceso a una domus romana

El estudio italiano Stefano Boeri Architetti ha finalizado el nuevo ingreso y pasarela peatonal para la Domus Aurea, histórico palacio neroniano cerca del parque del Coliseo, en Roma.

La vivienda fue descubierta a principios del siglo XX, y sobre ella se han realizado diferentes intervenciones de restauración y consolidación. Abierta al público hace un par de años, la nueva intervención se engloba en el proyecto promovido por el Parque Arqueológico del Coliseo, un paso en el proceso de recuperar el acceso a la memoria de la ciudad.

Intervenir sobre una obra de valor patrimonial con tanto carácter e historia no es tarea fácil y conlleva siempre una serie de limitaciones (u oportunidades) para el proyectista. La intervención de Stefano Boeri aparece de manera autónoma dentro de la Domus Aurea, sin intentar competir con la pieza original.

La propuesta conecta dos niveles con una diferencia de seis metros por medio de una pasarela, en un recorrido que comienza en el acceso por el Parque Colle Oppio y culmina con el gran óculo de la bóveda de la Sala Octagonal.

A lo largo del recorrido por esta pasarela de tonos negros y blancos, los usuarios pueden enfrentarse a cada sector del edificio que emerge como parte del itinerario gracias al proyecto de luminotecnia.

En los primeros años del siglo XVI, Raffaello Sanzio caminó en compañía de Giovanni da Udine a través de las galerías con frescos de una Domus Aurea aún no sacada a la luz, enterrada por siglos de tierra y edificios de Trajano.

La intervención que la práctica ha diseñado se adentra en las ruinas, pastando pero permaneciendo autónoma y autoportante con respecto a los muros existentes y con una instalación artesanal y manual, excluyendo el uso de maquinaria y soldaduras.

El portal de entrada está diseñado para resaltar el acceso desde el Parque Colle Oppio, con un sistema de aberturas y cierres que incorporan tanto las ventanas móviles como el sistema de seguridad, gracias a dos grandes portales en chapa de acero galvanizado negro con detalles de bronce cepillado.

El uso de tiras de LED acentúa la linealidad de la intervención, haciendo brillar los acabados de resina blanca de las superficies. La estructura portante de la pasarela está formada por perfiles metálicos cubiertos con un perfil de chapa lisa galvanizada y pintada que, por ilusión óptica, enmascara su tamaño y características industriales. El proyecto ofrece a los visitantes un ingreso nuevo y de fácil acceso a uno de los tesoros arqueológicos más extraordinarios del país.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores