Septiembre 2021 - Año XXXI
Decoración

¿Cómo encarar una reforma?

por Gisela Sánchez estudiochez

Este año pandémico nos ha hecho estar mucho más tiempo en casa, dándonos la posibilidad de replantear o generar reformas en la misma: desde actualizar los ambientes con mobiliarios nuevos, mejorar las instalaciones o modificar los espacios. Sea cual fuere el motivo, compartimos en esta sección una guía con claves prácticas para poder encarar el proyecto sin sucumbir en el intento.

El punto de partida

Realizá un análisis previo, armá un listado de lo que no te gusta o crees que podés mejorar: ¿Para qué vas a usar el espacio? ¿Qué muebles no te son funcionales? ¿Necesitás más espacio? ¿Qué tipo de reforma deseas hacer en casa? ¿Qué es lo que querés lograr? ¿Con qué presupuesto contás?

Estas preguntas resultan claves. Si tenés en claro qué tipo de reforma querés, desde la pequeñas a reformas integrales, también tendrás más en claro qué reformar. Algo tan sencillo como una lista de intervenciones evitará que te bloquees y que puedas organizar por dónde comenzar.

Es importante que no te abrume la cantidad de cosas a realizar. Se recomienda, en este punto, no intentar buscar soluciones propias y no perder de vista que siempre es mejor recurrir a un profesional, sobre todo cuando las reformas implican demoler paredes para ampliar ambientes.

La reforma de una casa o departamento, cuando se hace sin planificación, puede traer muchos problemas económicos que es mejor evitar.

Normalmente los ambientes baños/cocinas son los puntos débiles de una vivienda, ya que se les nota más el paso del tiempo, pero: ¿hay que cambiar siempre todo? Si la distribución funciona, si las cañerías son medianamente nuevas, quizás se puede optar por una reforma del tipo “lavado de cara”. Esto quiere decir que lo que hacemos es sustituir algunos artefactos, limpiar juntas o pintar sobre azulejos, sin necesidad de picar y cambiar. En estos casos se ahorra mucho, porque no se modifican las instalaciones.

Busca inspiración. Antes de lanzarte a esta aventura será mejor que busques inspiración. Hay cientos de revistas de decoración que pueden ser de gran ayuda. Lo mismo en sitios web (recomiendo https://ar.pinterest.com), que te develarán pequeños trucos para darle carácter a tu hogar recurriendo a los accesorios o a ligeros cambios en los textiles.

Lavado de cara con pintura:

El recurso de volver a pintar es una forma de darle no sólo un lavado de cara a los ambientes, sino también de aprovechar a optimizar las paredes y generar cambios más significativos. Es importante elegir bien los colores, ya que éstos nos ayudarán a tener amplitud, si es lo que estás buscando.

Ten en cuenta que hoy se consiguen pinturas con diferentes posibilidades de aplicación, como las de tipo epoxi para cerámicos. Si deseas cambiar los revestimientos o pisos de la cocina o del baño, éste un recurso más rápido e incluso más económico.

Elige tu estilo

Apuesta por un estilo que te identifique. Podés elegir cualquier estilo decorativo o incluso crear un espacio ecléctico, pero es importante que antes de comprar, tengas en mente qué tipo de sensaciones quieres generar a través del diseño. Ésto hará más fácil la tarea de buscar revestimientos o mobiliarios.

Pide más de un presupuesto

Si hay algo que todo el mundo tiene claro es que no podemos quedarnos con un solo presupuesto, sino que hay que comparar entre varios para asegurarnos de que nos decidimos por la mejor opción. Pero: ¿cuántos son los adecuados y cómo deben ser éstos? Al menos tres, que incluyan tanto los materiales que se emplearán, como sus calidades, acabados y precios, para poder compararlos entre sí. Ésto, que parece tan obvio, no siempre es sencillo. Conviene definir aspectos como las terminaciones o los tiempos de entrega.

Un plan de tareas

El Microcemento:

Material ideal para usar en reformas. Se adhiere sobre prácticamente cualquier base existente en el paramento que se quiera aplicar, sea mortero, cerámica, yeso, madera, hierro, terrazo, mármol, etc.

Estéticamente es muy atractivo, ya que se puede acabar en su color natural o en una gran variedad de tonos, pudiéndose combinar varios en un mismo ambiente, e incluir dibujos. Su espesor mínimo es apenas 2 a 3 mm. Se aplica artesanalmente mediante una llana metálica. Se utiliza para revestir suelos, paredes, techos, escaleras, lavabos, entre otros, ya que posee buena impermeabilidad al agua. Es también muy resistente al tránsito y al desgaste.

Organizar los trabajos y los diferentes rubros que intervienen en la reforma es muy importante. Para ello sugiero armar un listado de a quiénes debes ir llamando para que entren en la obra, cómo es la secuencia, cómo hacer el acopio de materiales. Ten en cuenta que no todo lo que compres se retira en el momento; a veces hay que esperar por la entrega.Si resulta que tienes muebles a medida, como el de cocina o el del baño, debes saber que será lo primero que tienes que presupuestar, sobre todo para pactar las fechas de entrega.

Pauta tu presupuesto

Si lo que quieres es acotar la inversión, decide el límite de gasto total y recuerda mantenerlo. Si te gusta mucho un piso, un mobiliario o una lámpara, investiga y busca en el mercado local, para saber si puedes comprar a un precio más bajo o aprovechar alguna promoción. Realiza ésto con todos los materiales, los muebles, la pintura y los objetos decorativos. Aprovecha ahora las compras a través de la web de los diferentes rubros y locales.

No te apresures

Cuando el presupuesto es limitado, la clave para ahorrar consiste en ser pacientes. No compres muebles porque sí, espera a tener todo resuelto, tómate tu tiempo para decidir. De esta manera no estarás derrochando dinero.

Ampliar ganando metros al exterior:

Si tu casa cuenta con patio, jardín o tiene una vista que no puede desperdiciarse, plantéate un diseño transparente, en el que prime el contacto directo con el entorno. Es el plan perfecto para una cocina-comedor que conviertas en el corazón de la casa. Para conseguirlo puedes instalar un gran ventanal o crear una ampliación con vidrio, a modo de galería adosada.

Se trata de una propuesta que te permitirá ampliar la vivienda con una construcción seca y hecha a medida. Se puede hacer con distintos tipos de materiales, como madera, aluminio, PVC, o incluso con perfilería de acero, que resulta ideal para remodelaciones. Para este gran ventanal convendrá elegir sistemas plegables o correderos de hoja amplia, para que cuando llegue el verano puedas crear una continuidad fluida con el exterior.

Los detalles

Si la reforma implica ampliar mediante una nueva construcción, hay que cuidar la transición entre lo antiguo y lo nuevo. Habrá que realizar refuerzos estructurales y pensar en juntas de dilatación o encuentros que luego no se fisuren. Las diferencias de altura que puedes encontrar entre los pisos se pueden subsanar previéndolo con anterioridad.

Para el techo puedes elegir entre cielorrasos de madera o placas de roca de yeso, que pueden atornillarse a una subestructura, que además te permitirá ganar espacio para ocultar instalaciones y empotrar la iluminación.

Una reforma exige tiempo, dinero y paciencia, pero también puede ser un proceso realmente gratificante. Ver cómo lo que sólo estaba en la imaginación o en los sueños se traslada al mundo real es muy emocionante. ¿Te animas a realizar un cambio? ¡Inspírate con las imágenes que aquí compartimos!


Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores