Noviembre/Diciembre 2020 - Año XXX
Decoración

La importancia de una buena griferia de baños

En el momento de afrontar un diseño o remodelación de cualquier espacio, siempre pensamos en el estilo y tipo de materiales que vamos a necesitar. Sin embargo, la grifería para el baño es un elemento al que se le suele dar menos importancia de la que tiene. Al contrario de lo que creemos, si no se las elige bien y con una buena calidad, su deterioro será lo primero que notemos al entrar en cualquier baño.

Características como el material de fabricación, su constitución, los orificios de expulsión o el modo en que se controla la temperatura en los grifos, junto con la forma y potencia de la salida del agua, deben contemplarse a la hora de optar por una buena grifería de baños.

Tampoco podemos olvidar que además de cumplir la función más básica, la grifería es considerada por muchos como una pieza de decoración e inclusión escultórica, siempre buscando mimetizarse con el diseño y el toque que queremos que aporte a nuestro baño en lo que a distinción y elegancia se refiere.

En el mercado existen una amplia variedad de griferías para equipar los espacios de baño; gracias a estos complementos podemos cambiar la percepción total de los mismos, pasando a ser ambientes que muestran el estilo de decoración que se busca para cada obra. En esto ha influido las alternativas que han ido presentando los fabricantes, ya que los últimos modelos lanzados ofrecen mayores prestaciones, con formas ergonómicas, termostatos digitales y diseños cada vez más cuidados.

En este aspecto, y siguiendo los mandatos de la moda actual, las distintas firmas continúan apostando por los cromados, brillos o mates, y por los diseños sin estridencias, consiguiendo que interactúen en perfecta armonía la línea recta y la curva. Además, los encargados de diseñar estos complementos se vuelcan en mostrar un plus de belleza que enriquezca su estructura, lo que en algunas ocasiones los convierten en pequeñas obras de diseño al servicio de la higiene.

Las nuevas innovaciones en decoración incluyen accesorios que nos ayudan a economizar y permiten conseguir una temperatura más adecuada en cada uno de los sanitarios que usamos a diario.

Tendencias en colores y formas

Formas asombrosas, diseños vanguardistas y unas completas prestaciones hacen de esta pieza uno de los elementos más atractivos y deseables del cuarto de baño.

La grifería ha sido un elemento funcional que “había que poner” y sobre el que no se prestaba mucha atención. Los tiempos han variado y podemos decir que, en la actualidad, suelen ser objeto de la más estudiada elección.

La tendencia es que los grifos pongan color en estos ambientes, con acabados en dorado, blanco, oro rosa y negro. Son pequeñas notas o pinceladas, que rematan la decoración del hogar.

Los grifos son elementos muy funcionales pero además estéticos. Llaves para lavabo y bidé, también en ducha (tanto modelos de barra como murales y termostáticas), bañera y en diferentes formatos: monomando, bimando y extensibles.

Las griferías de color permiten jugar mucho con los efectos ópticos en los baños y cocinas. Así, son notas de distinción que añaden sofisticación, sobre todo en los acabados brillantes como el dorado y oro rosa.

El negro se adelanta

En el baño la tendencia “black” se impone no sólo con griferías en este acabado -generalmente en mate-, sino con otros detalles como la perfilería de las mamparas y los accesorios (apliques, baldas, jaboneras, toalleros). El resultado son baños muy actuales y contemporáneos, 100% urbanos.

El dorado vuelve a ser tendencia

Si bien no regresa de forma tan recargada como antaño, sino en iniciativas mucho más decorativas y que encajan perfectamente con otros estilos, el dorado se impone como una gran opción. En el pasado, los baños dorados eran sinónimo del barroco, de la exageración. Sin embargo, las opciones de hoy en día para decorar en este color están pensados con sutiliza y delicadez.

El oro rosa

Los diseños en rosa suave van al alza también, ofreciendo resultados femeninos y elegantes. Un toque de distinción y calidez en la grifería que acompañe el cuarto de baño.

Las formas minimalistas

Rozando los valores formales escultóricos, las nuevas griferías apuestan por resultados esbeltos y elegantes, que ocupen poco espacio y enamoren al usuario.

La grifería de baño adquiere protagonismo, además de mejorar sus funcionalidades, otorgando un toque distintivo y de marcada personalidad.

Invertir en una grifería de baño de buena calidad puede ayudar a generar un ahorro en los consumos, al mismo tiempo que cuida del medio ambiente.

Para cada propuesta de diseño existe la grifería adecuada. Actualmente, la mayoría de las líneas que se pueden encontrar en el mercado son ergonómicas y de fácil utilización, ya que se las ha diseñado pensando en el cliente y en el uso que se le va a dar. Pero, por sobre todas las cosas, es de vital importancia elegir cierres de calidad, que duren y que sean resistentes, puesto que va a estar expuesta a un grado muy alto de humedad.

Si bien la diversidad es muy amplia, a la hora de elegir tenemos que considerar cuales son las posibilidades, teniendo en cuenta el espacio del que se dispone.

Desde el punto de vista de su ubicación se pueden contemplar dos situaciones: grifería de apoyo o de pared. Al momento de tomar esta decisión se deben ensayar las dimensiones que disponemos en la superficie del mismo; por un lado la opción de muro necesita menos área de profundidad que la alternativa sobre el lavamanos, entre 5 ó 10 cm de diferencia que muchas veces son fundamentales al tiempo de concretar un baño. Este nuevo concepto de canilla de pared está generando una gran variedad de propuestas. El poder resolver el lavabo de la misma manera que la ducha plantea un recurso moderno, ampliando las superficies de sostén. Sin embargo, hay que examinar que la altura de estos aparatos obligará a subir el nivel de los espejos encastrados, por lo que también habrá que tenerlo bien presente a la hora de decidirse por una u otra alternativa.

Con respecto al diseño de la grifería y sus accesorios, tiene mucho que ver con el carácter del baño: las propuestas en monomando y las líneas clásicas son variadas. Así, dentro de los distintos modelos, las tendencias actuales van dirigidas hacia tonos cromados y canillas electrónicas que permiten ahorrar agua y ser más sustentables. Además, el estilo minimalista está muy presente, visualizándose únicamente el pulsador de la llave o un caño que sobresale del lavabo, pero que prácticamente pasa desapercibido en la decoración.

Entre el estilo minimalista y el clásico también se pueden hallar otras alternativas más comunes. Las soluciones mixtas, con diseños diferentes y de vanguardia, engloban un poco las características de ambas tendencias. Pero lo verdaderamente significativo a la hora de elegir la grifería para el baño es encontrar una armonía entre los distintos elementos que componen el ambiente.

En la actualidad, los fabricantes les ofrecen a sus clientes productos con cierre cerámico, el cual consiste en discos de este material con terminación espejo que abren y cierran la salida en forma suave y precisa. Estos mecanismos permiten el ahorro en agua, utilizando limitadores del caudal o aireadores que posibilitan tener un flujo constante y los hace mayormente perdurables al poseer una vida útil de 700 mil ciclos. En cambio, el cierre estándar es más antiguo, y popularmente se conoce como cuerito. La desventaja es que debe ser reemplazado regularmente.

Es necesario recalcar la importancia de la elección de materiales fáciles de limpiar y con un mantenimiento mínimo, como pueden ser los grifos de acero inoxidable con acabado cepillado que mantienen su brillo inicial con el uso. Con el objetivo de conservarlos siempre impecables y evitar la deposición de cal, basta con limpiarlos con frecuencia usando agua jabonosa y un paño, escogiendo productos neutros para no dañar la superficie, evitando la acumulación de manchas y la pérdida de reflejo o brillo.

Ya sea para bañeras, duchas, lavamanos o bidéts, la grifería de baño es una gran exponente de diseño. Modernos, minimalistas, clásicos, grandes, pequeños o cromados, son fundamentales en su funcionamiento y deben ser funcionales y eficientes ya que es un accesorio al cual se accede durante varias veces al día.n


Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores