Julio 2020 - Año XXX
Ciencia y salud

Cabina sanitizante contra el COVID-19

por Ing. Juan J. Saint-Lary

Como ha sucedido en todo el mundo, la llegada del coronavirus modificó nuestras costumbres, nuestros hábitos diarios, la forma de trabajo y hasta la vida cotidiana familiar. Es por eso que Sisteco Obras e Ingeniería S.R.L. ha innovado en el desarrollo de una cabina contra este virus.

Para muchos es la primera pandemia que nos toca atravesar y dentro de nuestra ignorancia tratamos de informarnos de diferentes maneras, y nos enfrentamos al aluvión de información que nos llega de todo el mundo. Hoy es muy diferente a lo que ocurría años atrás; las noticias llegan a nuestros celulares en cuestión de segundos, y las leemos ávidamente, muchas veces sin testear la veracidad de las mismas, sea por falta de tiempo o por la llegada de otras noticias. Un bombardeo incesante.

El cambio ha afectado los hábitos diarios en lo referente a aseado personal, uso de barbijo, máscaras protectoras, intercambio de vestimenta para exterior o interior, uso de productos específicos para limpieza o desinfección personal, como el alcohol en gel, etc.

También los cambios afectaron las conductas laborales. En el periodo de inactividad debido a la cuarentena, muchos se han visto obligados a cesar con la actividad que habitualmente desempeñaban, y hasta surgió la imposibilidad de trasladarse a los lugares de trabajo. Para los inquietos, esto ha sido solo un desafío para generar nuevas posibilidades. Una forma de reinventarse.

Fue así que Sisteco Obras e Ingeniería S.R.L., analizó la posibilidad de desarrollar algo con los elementos que en ese momento disponían en el taller, partiendo de la premisa de que debía ser algo que ayudara en algún aspecto a paliar la emergencia. Esto los llevó a desarrollar una cabina sanitizante, que si bien no es ningún invento, debía tener diferentes características que la dotaran de practicidad.

El equipo consiste en una cámara diseñada para lograr la desinfección de personas previo al ingreso a cualquier espacio, tanto público como comercial, por medio de la pulverización de una solución sanitizante en forma manual o eventualmente automática. Una vez accionado, el equipo genera una niebla (micro nebulización) del producto desinfectante.

Tiene la finalidad de eliminar la carga de microorganismos (hongos, virus y bacterias) de la piel, ropa y calzado de quien circule a través del mismo. El proceso dura entre 7 y 10 segundos, que es el tiempo en que la persona entra, gira 360° y sale de la cámara a paso normal. En ese lapso de exposición al pulverizado se logra la eliminación de microorganismos.

El equipo cuenta con un sistema eléctrico que por una señal externa (botón o sensor de movimiento) inicia el proceso de fumigación personal controlando la presión y caudal para el funcionamiento de los emisores anti goteo que pulverizan las gotas, creando una nube que cubre la totalidad de la persona desde los pies hasta la cabeza.

El volumen asperjado y tiempo de exposición resultan suficientes para la eliminación de microorganismos y cubrir sin mojar ni incomodar a la persona.

El equipo tiene medidas estándar para acceso de personas o se puede fabricar a pedido para casos especiales, permitiendo una fácil ubicación en accesos, sin necesidad de ocupar grandes superficies.

Estructura: Caño estructural. Resulta con excelente rigidez y bajo peso.

Revestimiento: Policarbonato. Superficie no adherente y de fácil “trapeado” al final de la jornada.

Tipo: Modular portátil. Rápido traslado ya que tiene un tirador manija en su parte superior que permite inclinarlo y por medio de dos ruedas en la base, su fácil desplazamiento.

Activación: Optativa Manual o Automática. Capacidad de desinfección: 150/200 personas por hora.

Productos a utilizar: Como líquido sanitizante se debe utilizar un desinfectante orgánico no tóxico, que no manche la ropa, no irrite la piel y sea biocompatible con el medio ambiente.

Nota: 1.- Como lo equipos pueden funcionar con diferentes productos para diferentes patologías y/o circunstancias, la selección del líquido debe ser determinada por un Especialista en Infectología o Ingeniero en Seguridad ya que depende de las condiciones particulares de uso. 2.- En todos los casos debe utilizarse barbijo y protección ocular del usuario.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores