Julio 2020 - Año XXX
Diseño interior

Interiorismo Emocional para afrontar la pandemia

por Melisa Pietrantonio

La ciencia demuestra que los humanos somos susceptibles de modelar nuestro estado de ánimo según los objetos que nos rodean y los espacios en los que nos encontramos. Necesitamos sentir que estamos en el «lugar adecuado». El que nos aporta la calma y serenidad óptima. Sobre todo en estos momentos de confinamiento, donde nuestro hogar se vuelve el refugio y la seguridad.

En estos tres últimos meses, nuestra casa ha sido nuestro único refugio y espacio vital. De la noche a la mañana, nuestros hogares se han convertido en nuestros centros de trabajo, espacios de entrenamiento, sitios de ocio y también de relajación. Esta situación de confinamiento también nos ha devuelto al disfrute de estar en casa y nos ha recordado la importancia de cuidarla y adaptarla a nuestras necesidades. A raíz de la pandemia, somos más conscientes que nunca de que nuestro ‘nido’ es y será el espacio más importante de nuestras vidas.

Los expertos aseguran que, aunque se levanten las restricciones de movilidad, el hogar continuará siendo un pilar fundamental en esta ‘nueva normalidad’ a la que nos enfrentamos. Al igual que ocurre en el resto de sectores, el mundo del interiorismo también cambiará radicalmente en la era post-COVID-19 y las tendencias en decoración estarán enfocadas a la búsqueda del orden, la austeridad, la armonía y, sobre todo, comodidad, sin perder nunca de vista la estética.

La decoración emocional surge como movimiento estético en Londres, en el año 2005 aproximadamente, liderado por la inglesa Ilse Crawford. Tiene como filosofía recrear ambientes más cálidos y acogedores, buscándole una vuelta al diseño menos artificial y más humano.

Fue la contra cara del minimalismo, que si bien nace en la década de los 60, en Argentina tiene su auge en los ´90. El minimalismo propone un estilo puro y sintético donde las personas terminan encontrándose en espacios muy fríos, despersonalizados, con una arquitectura tan despojada que no permite –en algunos casos- dar identidad a sus interiores, es decir que determinada casa puede ser de una u otra persona ya que carece de detalles personales que la identifiquen con sus dueños.

Desde el interiorismo, la deco emocional, propone espacios que se valoren a una escala menor. La idea es que el hombre se relacione de inmediato con el detalle ya que la conexión a pequeña escala es emocional.

Definir los espacios a través del color

Desde hace varias temporadas, existe una clara tendencia por la búsqueda de la armonía, el equilibrio y la calma a través del color blanco y los tonos naturales, como los tierra, que continuará en los próximos meses. Sin embargo, después de un tiempo marcado por la preocupación y las emociones negativas, también serán muy demandados los tonos más alegres y llamativos, como el amarillo, el verde lima o el coral, que se introducen en el hogar a través de objetos y detalles decorativos.

Sensación de vivacidad

El confort se ha convertido en el pilar fundamental en materia de decoración. Ahora más que nunca hemos descubierto la importancia de contar con un hogar cómodo, sin ruido visual ni objetos de más para recuperar el espacio que tanto necesitamos. Se optará por una decoración sobria y minimalista, que aporte sensación de ligereza y sencillez.

Por otro lado, se buscará que los espacios sean más polivalentes, especialmente en hogares pequeños, a través de la introducción de biombos y mobiliario que permita crear diferentes ambientes.

La iluminación y sus conquistas

La luz natural cobra una especial importancia y se contempla como un auténtico lujo en el terreno de la decoración. Para iluminar determinados espacios, como el dedicado al teletrabajo, se demandará una luz indirecta, pero cálida
y acogedora.

La iluminación debe acompañar el proyecto para lograr diferentes efectos. Es preferible evitar la iluminación general. Hay que diferenciar planos bien luminosos, según su uso, y colocar luces puntuales y de efecto como un verdadero acabado para cada rincón.

Objetos que nos hagan revivir momentos felices

Sacar del baúl de los recuerdos objetos que llenen de armonía el espacio y nos trasladen a momentos felices, hará que busquemos piezas que nos recuerden un viaje o un momento especial. Quizás objetos que teníamos guardados o ignorados en algún rincón, pero que su presencia nos devolverá momentos importantes.

La naturaleza tendrá más protagonismo que nunca en los hogares en la era post-COVID-19. Aunque desde hace varias temporadas, las plantas se utilizan como elementos decorativos para llenar de vida, alegría y frescura cualquier ambiente, ahora será cuando la naturaleza entre verdaderamente en nuestro hogar. Necesitamos sentir que la vida se consolida en la decoración y las plantas logran sacarnos del confinamiento a través del verde de sus hojas.

Prohibido los excesos

Perfectamente podemos intervenir un espacio minimalista, inclusive con materiales cálidos y objetos personalizados de manera sintética, para no perturbar la arquitectura. Como objetivo final la Deco Emocional debe lograr ambientaciones que den sensación de protección frente a un mundo amenazador. La idea es que cuando lleguemos a nuestros hogares, nos sintamos acogidos por lo que es nuestro y no por las modas del momento o las situaciones que se viven en el exterior.

Formas para humanizar la casa

Además de las medidas estándar que se recomiendan para conseguir cierta funcionalidad y equilibrio en una casa, existen otros aspectos que se nombran menos y que, sin embargo, son aún más importantes: las formas que humanizan el hogar.

Los estándares nos ayudan a crean orden y probar opciones hasta dar con resultados que funcionen. Pero cuando hablamos de la casa, no siempre es tan sencillo. Por lo mismo que existen distintos patrones para una misma prenda, el mismo sofá estándar no funciona en todas las salas de estar. Y no solo hablamos de medidas, sino que encajen en un estilo de vida. El hogar se merece disfrutar en espacios accesibles, personalizados y cómodos. Pero también espacios que no bloqueen el subconsciente: líneas suaves, sinuosas, voluptuosa: Formas similares a la forma humana. Los espacios decorados exclusivamente con líneas rectas, objetos muy pulcros y luces muy blancas, generan un estado de alerta constante y activa. Por esto es importante la decisión de optar por una u otra iniciativa, logrando así que el trabajo del interiorismo emocional se aplique en la casa para que sea el hogar que se necesita.

Es muy importante que cada obra sea intervenida en su interior con estímulos que nos brinden felicidad, vinculados a nuestra forma de ser y vivir. El objetivo es lograr espacios amables, confortables, no solo por el diseño de su mobiliario sino también para que sea un placer su uso, siempre adaptado a la arquitectura, cualquiera sea su estilo. En definitiva no tenemos que perder de vista que nuestra vida cotidiana transcurre en los espacios interiores, y más en estos tiempos donde el hogar se transforma en nuestro espacio de refugio y descanso.


Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores