Mayo 2020 - Año XXX
Noticias y Novedades

Una torre perderá sus mejores pisos

No siempre la idea de avanzar en una construcción mientras se espera la aprobación municipal al pedido de una excepción es una idea adecuada. Es lo que ocurre ahora con una mega torre construida en Nueva York, Estados Unidos, a partir de la decisión del juez de la Corte Suprema de anular la legitimidad de la zonificación pretendida por el emprendimiento 200 Ámsterdam Avenue.

El caso, presentado por el Comité para el Desarrollo Ambientalmente Sano y la Municipal Art Society contra la Junta de Normas y Apelaciones de la Ciudad, argumentó que la parcela que dio origen al rascacielos viola la zonificación vigente y nunca debió haber sido permitida.

Los promotores podrían verse ahora obligados a derribar las 20 mejores plantas del edificio residencial de lujo diseñado por Elkus Manfredi Architects, luego de que eligieran continuar construyendo pese al desafío legal en curso. El edificio alcanzó los 204 metros de altura en agosto de 2019. Ahora, el juez ha ordenado eliminar los pisos fuera de la ley.

“Estamos contentos de que la obra haya sido declarada ilegal. La decisión evita un precedente peligroso que habría afectado a toda la ciudad”, dijo Elizabeth Goldstein, de la Sociedad Municipal de Arte. “La directiva para demoler parcialmente el edificio es apropiada dada la voluntad del promotor de ignorar cada advertencia sobre que su proyecto crecía de manera inadecuada para el vecindario”.

Si bien quedan otras instancias judiciales, sin dudas demoler semejante cantidad de pisos será una intervención que no pasará desapercibida.

Un edificio triangular asoma en el barrio

La oficina de arquitectura LOT-EK inauguró el proyecto Triangle Stack #2, en Domino Park, Brooklyn. La pieza fue diseñada para soportar un mural de escala urbana en el Museo de Brooklyn y crear, de esta forma, un espacio público.

Con una altura de 18 metros, se abre a la ciudad y al cielo en forma de pilas temporales que buscan producir “experiencias repentinas en la calle”.

Aprovechando los contenedores, STACKS propone ensamblajes “secos” en los que los “los mismos se apilan para formar diferentes configuraciones, generando una variedad de volúmenes y espacios interiores”.

Sus estrategias se hicieron en torno a la lógica estructural del contenedor: torciendo sus masas con atención al espacio y a una experiencia de uno a uno a medida que se visita, cruza y atraviesa el lugar.

En 2018, el estudio se estacionó en quince ubicaciones diferentes de cinco distritos, elegidos por ser una encrucijada específica. El objetivo es contar una historia de la ciudad a través del arte. El resultado es un monumental mural presentado en el Museo de Brooklyn.

Un lugar desde donde mirar las ballenas

El proyecto del estudio Dorte Mandrup bautizado “TheWhale” (la ballena), terminará de construirse este año, a 300 km del Círculo Polar Ártico, en la isla de Andøya, en Andenes. A pocos kilómetros de la costa se ubica un valle de aguas profundas que las ballenas migratorias visitan con frecuencia, lo que lo convierte en uno de los mejores lugares del mundo para ver de cerca a este legendario animal.

“The Whale” cuenta la historia de esos grandes habitantes del mundo submarino. Se eleva como una suave colina en la costa rocosa, como si se hubiera levantado una delgada capa de la corteza terrestre y creado una cavidad debajo.

La propuesta ganadora se impuso a las realizadas por los estudios Snøhetta, BIG y Reiulf Ramstad y sorprende con su novedosa estructura en el círculo polar ártico.

«No solo creamos arquitectura en un paisaje extraordinario, sino que también participamos de aumentar la comprensión de las ballenas y la preservación de la vida marina. Aquí, en el borde del océano, dejaremos una huella en un paisaje magnífico y antiguo. Es una oportunidad motivadora e inspiradora», señalan desde el estudio.

El objetivo de la construcción es servir de referencia para los más de 50 mil visitantes que se acercan cada año a Andenes, a ver pasar las ballenas en su trayecto migratorio. El edificio, además de servir para divisar el evento, albergará espacios de exposición, oficinas, una cafetería y una tienda.

El techo curvo está cubierto de piedras que favorecen la conexión natural entre el paraje y el edificio, mientras que dentro, grandes ventanales se abren hacia el archipiélago, creando una conexión visual entre los espacios de exhibición y el vasto entorno de Andøya.

La última voluntad de Zaha Hadid

Con 216 metros de altura y 62 niveles, la maravillosa Torre One Thousand Museum, en Miami, Florida, es un rascacielos residencial ubicado en Biscayne Boulevard, frente al Museum Park, conocido parque de Miami.

Diseñado por la arquitecta Zaha Hadid antes de su fallecimiento en 2016, el edificio contiene un exoesqueleto curvado de hormigón que estructura su perímetro en una red de líneas curvas típicas del estilo de la arquitecta, combinando el arriostramiento lateral y el soporte estructural.

Las columnas de su base se trasladan a las esquinas a medida que la torre se eleva.

En los niveles inferiores las terrazas están en voladizo, mientras que en los superiores se incorporan detrás de la estructura.

La fachada, facetada y vidriada, contrasta con la solidez de una estructura resistente, la cual fue calculada para resistir los huracanes habituales en la zona.

OMA se impone junto al ferrocarril

Se conoció la propuesta ganadora del concurso convocado en 2018 para convertir tres edificios existentes junto a la estación de tren Bruselas-Sur, en las nuevas oficinas de la Sociedad Nacional de los Ferrocarriles Belgas.

Con un total de 75.000 metros cuadrados, el proyecto de la firma fundada por Rem Koolhaas, OMA, busca reunir en un complejo todos los departamentos de la compañía y a sus 4.000 empleados.

La intervención renueva las tres construcciones de ladrillo —levantadas con motivo de la Expo 58— y amplía el conjunto con un nuevo volumen de once pisos y 236 metros de longitud, cuya fachada de vidrio está articulada con perforaciones circulares.

El proyecto conserva el conjunto de tres edificios monumentales de la estación de tren Bruselas-Sur a lo largo de la Avenida Fonsny, agregando un volumen de 11 pisos y 236 metros de largo frente a las vías del tren. La interacción entre los edificios existentes, inaugurada con motivo de la Feria Mundial de Bruselas de 1958, y la adición es una expresión de la doble naturaleza de Bruselas, con sus expresiones de la arquitectura moderna y para el que el ferrocarril.

A nivel de la calle, un vestíbulo de entrada de tres pisos, espacios comerciales y puntos de acceso visibles a las vías del tren mejoran el atractivo de la calle para el transeúnte, en línea con la estrategia del municipio de inyectar nueva vida en el vecindario. En el lado de las vías del tren, la fachada revela la diversidad de actividades dentro del nuevo edificio, un movimiento para transmitir la apertura y transparencia de la organización al público.

El premio Pritzker para dos mujeres

Las irlandesas Yvonne Farrell (Tullamore, 1951) y Shelley McNamara (Lisdoonvarna, 1952) ganaron la edición 2019 del premio Pritzker, considerado el galardón más trascendente en el campo de la arquitectura.

Las mujeres se conocieron cuando estudiaban arquitectura en el University College de Dublín y al graduarse decidieron trabajar juntas. En eso siguen 42 años después de abrir su estudio. Con el nombre de la calle donde se ubican bautizaron un despacho —Grafton Architects— que hoy ocupa varios edificios en el barrio, una manera de arraigar su arquitectura “de consenso”, la califican “ni preciosista ni a la moda” y capaz de atender a la ciudad, la cultura y la economía local. Las profesionales describen su trabajo como “un marco para la vida” y su enfoque humanista: atento a un tiempo al patrimonio, la tradición y las personas.

El jurado suma así dos mujeres a las tres únicas premiadas hasta ahora —Zaha Hadid, Kazuyo Sejima y Carme Pigem— frente a los 43 hombres reconocidos desde 1979. El jurado menciona que la obra de Farrell y McNamara se ha preocupado más por construir espacios habitables y ciudades humanas que por formar un sello, desplegar una moda o impactar formalmente. Los espacios de encuentro y descanso en el interior de edificios como la Facultad de Económicas Luigi Bocconi de Milán, la relación con la naturaleza en la de Toulouse, la ventilación natural de la UTEC de Lima o las terrazas para los estudiantes en la Universidad de Kingston, son claros ejemplos de su pensamiento.

“Firman diseños que atienden a razones económicas, tradiciones y climas locales, que no rehúyen la complejidad sino que, al contrario, la anteponen a la estética”, se agregó.

El Pritzker reconoce históricamente a los mejores arquitectos del mundo. En este caso lo hizo con dos mujeres que hacen de la arquitectura una tarea sencilla y humana.

La escalera de Joker tiene buenos vecinos

Como ha sucedido alguna vez con la película Rocky, una vez más la magia del cine ha vuelto a colocar a unas escaleras como atractivo turísticos para miles de fanáticos. Ahora le ha correspondido a Joaquín Phoenix, el intérprete de El Guasón, realizar un baile frenético en unas interminables escaleras del Bronx neoyorquino.

El protagonista sube los peldaños hasta llegar a su departamento. Una vez allí, se enfunda el traje rojo y el maquillaje antes de volver a bajarlas entregado a la locura. Su interpretación de Arthur Fleck, el villano más emblemático de Batman, lo ha hecho famoso.

El film produjo la peregrinación de cientos de fans al barrio de Highbridge, en Nueva York, donde el atractivo de esa escalera supera a decenas de edificios art déco y modernos, así como construcciones de estilo Tudor, renacentista y colonial. El turismo de Instagram ignoró estas maravillas e invadió las escaleras del Joker.

Entre los edificios vecinos se destacan los cinco edificios modernos que Marcel Breuer construyó entre 1959 y 1970 en el campus del Bronx Community College. La pieza más destacada es el auditorio Begrisch Hall, una estructura brutalista en trapecio de hormigón armado con dos voladizos inclinados apoyados en dos patas triangulares y una escalera central.

Muy cerca está el Palacio de Justicia del Bronx, construido en 1934 en estilo art déco, de nueve pisos, estructura de acero y fachada de granito y piedra caliza decorada con obras del escultor neoyorquino Charles Keck. Su interior, repleto de mármol y cúpulas con adornos en bronce, es el escenario del juicio contra el mafioso Jimmy Hoffa, interpretado por Al Pacino, en la película The Irishman.

Es parte de lo casual, pero esos escalones permiten descubrir obras que de otra manera quizá permanecerían escondidas a todos (y todas).

Una piscina en voladizo

Clavel Arquitectos ha mostrado imágenes de su fundador, Manuel Clavel, nadando en una piscina de 42 metros de largo en voladizo, en un complejo en construcción en Murcia, España.

La piscina está en voladizo a 20 metros a cada lado de los soportes centrales, lo cual la convierte en el grupo colgante más largo de Europa.

“Observamos la tradición según la cual el creador tiene que probar primero su propia creación”, mencionaron desde el estudio.

Cuando se complete el edificio, la piscina se ubicará dentro de un bosque elevado que se está construyendo como parte del complejo.

El bosque estará rodeado por un entramado de tuberías para ayudar a sombrear las plantas en la parte superior del edificio de tres pisos que contendrá un casino, una discoteca y restaurantes.

A pesar de que la piscina estaba en los primeros bocetos del edificio, el cliente la descartó antes de comenzar. Decidieron construirlo cuando el proyecto estaba a la mitad del proceso. Eso significa que la estructura no estaba lista para resistir ese nuevo peso, así que surgió la idea de apoyarlo sobre los dos elementos rígidos existentes, las escaleras núcleos”.

Por otro lado hubo que atravesar la fachada para obtener vistas hasta el horizonte.

Una vez que quedó claro que iba a ser una estructura muy extrema, la llevamos un poco más allá, produciendo una experiencia inédita para los usuarios.

>

Louis Vuitton vuela en Osaka

La fachada vidriada y ondulante de la tienda Louis Vuitton de Osaka, diseñada por Jun Aoki & Associates y Peter Marino vuelve a generar un atractivo edificio para esta marca de carteras. La obra está inspirada en las velas de los antiguos buques mercantes japoneses, en referencia a la historia de la ciudad vinculada a su puerto.

Las cuatro plantas de ropa y accesorios están coronadas por el piso superior que se abre con una terraza, parcialmente protegida por las ‘velas’ translúcidas semejantes a las embarcaciones Higaki-Kaisen, con elementos lineales que enfatizan la verticalidad.

En ese nivel se sitúa una cafetería desde la que, a través de una puerta ‘clandestina’, se accede al restaurante, un espacio para un grupo reducido de comensales que sólo está abierto por la noche, cuando el edificio se ilumina generando un efecto linterna.

Apilando contenedores

Empire Stores es una parte integral de la transformación de Brooklyn en un área deteriorada con restos industriales. Este complejo de uso mixto reinventa un antiguo almacén del siglo XIX, visualizándolo como un espacio de trabajo y un promotor de la cultura.

La conversión de 42.000 metros cuadrados ayuda a resolver la demanda de oficinas en el área, además de llevar comercio, espacios públicos, galerías y espacios de exhibición.

La reutilización de edificios antiguos ayuda a preservar la presencia de estructuras monumentales, mejorando la accesibilidad entre el tejido urbano y las 34 hectáreas de Brooklyn Bridge Park.

El proyecto transformó el antiguo edificio, considerado una barrera entre el vecindario y el parque, en un portal público que vuelve a conectar las dos áreas.

Un pasaje incrustado en la estructura de mampostería crea un camino entre RuaWater y la costa. Se ha excavado un patio abierto de cuatro pisos en el centro del edificio, como un gran espacio para uso colectivo de los ocupantes y la comunidad.

Las cortinas de vidrio delimitan el patio, lo que facilita la lectura de lo contemporáneo y lo original y también hace que la organización interna del edificio sea más visible: tiendas y un patio de comidas en la planta baja, galerías en el segundo piso y oficinas arriba.

Al transformar el penthouse en una terraza jardín, el Brooklyn Bridge Park se extiende por el edificio con 650 m2 que ofrecen vistas de los puentes y el horizonte de Manhattan.

El complejo cuenta con más de 35.000 m2 de oficinas, divididas en 5 pisos. Las tiendas y restaurantes ocupan 6.500 m2 en la planta baja y el segundo piso galerías.

Mejoras que gratifican

Siempre es interesante conocer proyectos que involucren la recuperación de edificios industriales que han terminado su función primaria, dejando valiosas estructuras.

Es el caso de la firma Tzannes, que realiza nuevas incorporaciones a la fábrica de cerveza Irving Street, en Sídney, Australia. El proyecto involucró el diseño de una planta de energía que integra el histórico edificio, la cual está rodeada por una malla metálica translúcida y utiliza gas natural para producir electricidad y energía térmica.

Este conjunto de edificios históricos, el más grande de la región, establecido en 1835, y el edificio de la cervecería, de principios del siglo XX, se conoce como Central Park. Las adiciones incluyeron un nuevo techo, fachada de vidrio, un hall de entrada y dos pisos nuevos.

El proyecto se desarrolló con un método eficiente para proporcionar energía y calentamiento de agua, al tiempo de ofrecer una propuesta de cómo la tecnología puede integrarse en una estructura histórica.

La estrategia fue trabajar con respeto por lo construido, reparar y restaurar cuando sea necesario, asegurando que la pátina del tiempo se mantenga y sea parte del carácter de la arquitectura.

Herzog & de Meuron en capilla

A las afueras de Andeer, en el cantón suizo de los Grisones y junto a la autopista A13, se sitúa este proyecto de la firma suiza Herzog & de Meuron.

Alcanzando 10 metros de altura, cuatro muros de color blanco y ángulos rectos están apoyados unos contra otros en un juego de inclinaciones.

Contrario a los lugares de culto tradicionales, el diseño surge como respuesta a su entorno y no presenta signos o símbolos religiosos. Se disponen dos accesos, uno a nivel del suelo orientado hacia el oeste, y otro que conduce al interior a través de una escalera en espiral.

Con 280 metros cuadrados distribuidos en dos niveles, una secuencia de espacios subterráneos está incrustada en la ladera e incluye aperturas para permitir la entrada de luz natural. El espacio principal se abre al paisaje con vistas panorámicas y contiene un panel vidriado de color rojo de suelo a techo

La hora de los grillos

Comer insectos no parece una práctica que agrade mucho a la gente. Sin embargo, muchos ven en estos animales una fuente de proteínas muy valorable y capaz de atender situaciones de emergencia.

Con ese pensamiento es que se diseñó una estructura que funciona como refugio y granja de insectos, pensada para una crisis alimentaria, donde las personas necesitan tener acceso a fuentes de proteínas alternativas.

Esta granja de apenas 14 m2 puede introducir un método sanitario de recolección de insectos, en particular para la producción de harina de grillo. También puede servir, fuera de ese uso, para alojar un restaurante, comedor o almacén.

La introducción de los grillos en la dieta no es una tarea sencilla, pero no imposible. Hace unas décadas pocos deseaban comer pescado crudo. Sin embargo, el cambio se materializó cuando el sushi se introdujo en un nivel cultural refinado e higiénico. El mismo tipo de enfoque pretende aplicarse en el cultivo de grillos.

La cría de ganado, cerdos y pollos requieren enormes cantidades de agua dulce. Cosechar insectos toma trescientas veces menos agua para la misma cantidad de proteína.

Estructuralmente, el refugio se puede minimizar su fabricación, con un simple arco de madera contrachapada con recipientes de plástico adheridos. La versión da cuenta de la orientación solar, el flujo de aire y variados programas espaciales internos. Un modelo computacional alinea los recipientes individuales para que coincida con los listeles de los arco.

El calor residual del metro comienza a calentar la ciudad

Cualquiera que ha usado el subterráneo como medio de transporte sabe el calor que se genera en esos túneles de kilómetros y kilómetros bajo tierra. En Londres hace tiempo que de ese calor sacan provecho.

Ahora con la puesta en marcha de El Centro de Energía Bunhill II, que ha comenzado a capturar el exceso de calor del metro para calentar más de 1.000 edificios en esa ciudad británica.

Un pabellón perforado de metal rojo distingue al Centro, que ocupa el sitio de la estación de metro City Road, hoy en desuso.

Proporciona calefacción y agua caliente a cientos de hogares y varios edificios públicos, ayudando a reducir las islas de calor, las emisiones de carbono y la contaminación del aire.

El sistema se basa en un gran ventilador subterráneo que extrae el aire caliente de los túneles de la Northern Line y lo utiliza para calentar agua.

“Capturar el calor residual para suministrar calefacción y agua caliente, algo que no se ha hecho en ningún lugar del mundo antes. El calor del metro tiene el potencial de ser una importante fuente de energía baja en carbono y estamos llevando a cabo más investigaciones para identificar oportunidades para proyectos similares en la red”, dijo el gerente de London Underground, Andy Lord.

La estructura encierra el Centro en paneles prefabricados, montados sobre una base de ladrillo acristalado. La estructura fue desarrollada para encerrar la maquinaria y que la misma se pueda mantener fácilmente.

Su acabado hace uso de “materiales atractivos” acorde a la estética tradicional de la arquitectura industrial. “El cliente nos retó a hacer más que un simple recinto, sino a celebrar esta forma de generación de energía. Querían un edificio robusto, duradero y que celebrara esta nueva tipología”, agregó Lord.

El color rojo intenso se eligió como un guiño a las baldosas color sangre de buey que se encuentran en la estación de metro, y también a las ollas de cobre de las destilerías de ginebra que solían ubicarse cerca del sitio.

Sus patrones perforados reflejan la actividad detrás del revestimiento y la “sensación dinámica y cálida de la energía térmica”. También ayudan a ventilar el Centro.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores