Mayo 2020 - Año XXX
Materiales innovadores

MechanicalTree, los árboles artificiales han llegado para quedarse

El dispositivo, diseñado por el profesor Klaus Lackner de la Universidad Estatal de Arizona comercializado por Silicon Kingdom Holdings (SKH), se ha bautizado como MechanicalTree. Es una de las nuevas tecnologías de captura pasiva y directa de aire que se están desarrollando en el mundo.

Nombre: Mechanical Tree

Características:

  • Captura el dióxido de carbono, purificación y almacenamiento del mismo.

Creador: Klaus Lackner de la Universidad Estatal de Arizona.

Estado: comercializado por Silicon Kingdom Holdings (SKH). Aún no se distribuye en nuestro país.

Estos investigadores plantean la idea de crear bosques de “árboles” mecánicos para extraer dióxido de carbono del aire. En lugar de madera, estas columnas metálicas, usan discos hechos de material absorbente, que puede tomar tres veces su peso en este gas incoloro cuando el viento sopla a través de él. Un grupo de 12 de estos árboles mecánicos puede absorber una tonelada de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera cada día.

En la próxima década, SKH planea desplegar granjas de MechanicalTree a nivel mundial para mitigar las emisiones de carbono. Se hará a través de un despliegue por fases con granjas a gran escala de hasta 120.000 árboles mecánicos que capturarán unos 4 millones de toneladas de CO2 anualmente y ocuparán un espacio de tierra de sólo 2 a 3 kilómetros cuadrados por granja. A escala global, 250 granjas de gran escala tienen la capacidad de capturar 1 giga tonelada de este gas, lo que representa más del 2% de las emisiones globales.

Esta tecnología actúa como un árbol que es aproximadamente mil veces más eficiente en la eliminación de CO2 del aire. Los árboles mecánicos permiten que el gas capturado se almacene y pueda ser vendido para su reutilización en una variedad de aplicaciones, tales como combustibles sintéticos, recuperación mejorada de petróleo o en industrias de alimentos, bebidas y agricultura.

El dióxido de carbono es un gas inodoro e incoloro que es un subproducto de la quema de combustibles fósiles y otros procesos naturales. Los seres humanos liberan más de 36 mil millones de toneladas métricas de CO2 a la atmósfera anualmente, cambiando significativamente el ciclo natural del carbono de la Tierra. El exceso de carbono atrapa el calor y causa el calentamiento global.

“La situación ha llegado al punto en que tenemos que dejar de hablar de eso y comenzar a hacer algo al respecto”, dijo Lackner, profesor de ingeniería de ASU en la Escuela de Ingeniería Sostenible y el Entorno Construido. “El dióxido de carbono es un producto de desecho que producimos cada vez que manejamos nuestros autos o encendemos las luces en nuestros hogares. Nuestro dispositivo puede reciclarlo, sacarlo de la atmósfera para enterrarlo o usarlo como gas industrial ”, agregó Lackner, quien se desempeñará como el principal asesor científico de SKH.

Esta tecnología usa el viento para que el aire fluya a través del sistema. Esto lo convierte en una solución pasiva, relativamente de bajo costo, escalable y comercialmente viable. Si se despliega a escala, la tecnología podría llevarnos a reducciones significativas en los niveles de CO2 en la atmósfera, ayudando a combatir el calentamiento global.

¿Cómo funciona?

MechanicalTree está diseñado con una geometría novedosa, que no depende de la dirección del viento. Cada “árbol” tiene una pila de discos llenos de absorbente. Cuando la columna se despliega completamente y los discos se separan, el flujo de aire entra en contacto con las superficies de los discos y atrapan el CO2. Durante la recuperación, los discos se colocan dentro del contenedor inferior. Dentro de la cámara, el gas se libera del absorbente, se recoge, se purifica, se procesa y se pone a disposición del que lo necesite para otros usos, mientras que los discos son desplegados para capturar más dióxido de carbono.

Hasta ahora, las tecnologías desarrolladas para capturar CO2 del aire se han visto limitadas por el costo de captura y la capacidad de recolectar el gas a escala. La tecnología que SKH implementa aborda ambos problemas, lo que hace que el costo de captura sea el más bajo de la industria por tonelada métrica a escala, lo que lo genera un atractivo comercial e impactante para reducir el calentamiento global.

Fuente: Lackner, k. (2019). Projects | Center for Negative Carbon Emissions. Recuperado el 17 de Marzo 2020, de https://cnce.engineering.asu.edu/projects/

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores