Mayo 2020 - Año XXX
Construcción

Aberturas de alta prestación Aluminio y PVC

Al momento de buscar opciones de aberturas para integrar a una construcción o remodelación podremos encontrar diferentes opciones en el mercado. Dentro de ellas el PVC y el aluminio han logrado destacarse por su durabilidad así como también por sus características de aislamiento. Pero antes de optar por alguna de ellas es necesario que hablemos de las ventajas y desventajas de cada una para evaluar la opción más adecuada a nuestra necesidad.

Elegir ventanas y puertas ventana para casas y edificios implica evaluar todos los aspectos que influyen en el funcionamiento de la abertura, como presión del viento, exposición a la lluvia, asoleamiento, dimensiones del vano, aislación térmica y acústica. A su vez, es imprescindible cuidar que la carpintería cumpla con lo que la legislación establece como garantía de seguridad y confort. Desde luego, los factores estéticos no son menores, pero una elección basada sólo en la apariencia de las carpinterías puede dar resultados catastróficos. Y sin necesidad, porque hoy la industria ofrece soluciones perfectas para cada prestación, lo único que hay que hacer es saber elegirlas.

Destacada seguridad

Las puertas y ventanas son los puntos débiles de cualquier edificación. Es el lugar que los intrusos eligen habitualmente para ingresar. Las medidas de protección antirrobo tienen la finalidad de dificultar el acceso no autorizado en el edificio. En el caso de las ventanas esto se consigue mediante la utilización de cilindros de cerradura, herrajes de seguridad y acristalamientos especiales. La clase de resistencia conveniente para cada ventana depende, sobre todo, de su ubicación de montaje (planta baja, plantas superiores, etc.).

Los cerramientos de PVC tienen gran resistencia al impacto porque se insertan tubos metálicos en sus canales internos otorgando rigidez. Sus herrajes con llave y cierre multipunto las hacen anti-apalancamiento. Acompañadas de un vidrio de seguridad son básicamente inviolables.

Existen distintos grados de seguridad en las aberturas de PVC:

  • Seguridad básica: por ejemplo, para ventanas de un segundo piso o de difícil acceso.
  • Clase RC 1: por ejemplo, para ventanas en pisos altos. Menor protección contra el uso de herramientas de palanca.
  • Clase RC 2: por ejemplo, para ventanas con balcón. Protección mejorada para el uso de herramientas simples como llaves inglesas, alicates
    o destornilladores.
  • Clase RC 3 (medidas adicionales/ especiales): por ejemplo, para ventanas en la planta baja. Mejor protección antirrobo contra el uso de herramientas pesadas como palancas.

La opción del PVC

En los últimos años, la perfilería de PVC se ha convertido en una de las más utilizadas en ventanas, puertas y fachadas debido a que otorgan el máximo aislamiento térmico, disminuyendo hasta el 70% el consumo de energía. El PVC es un material con elevado poder de aislamiento y actualmente es el más resistente. No se deteriora con el paso del tiempo y de fácil mantenimiento, cuidado y limpieza. Es un aislante del ruido, resiste los impactos y no se oxida.

Otro aspecto importante a considerar además del tipo de carpintería, es elegir el tipo de vidrio sobre todo en grandes paños vidriados. Los vidrios laminados representan una excelente alternativa de protección y seguridad. Asi como también el doble vidriado hermético (DVH) que plantean un perfecto sellado al paso de temperatura, humedad y vapor; y los que tienen gas argón, el más denso que la atmósfera, brindando una mayor eficiencia térmica.

En cuanto a terminaciones, las aberturas de PVC ofrecen una amplia variedad que incluye los tonos madera, opacos, aluminio y brillantes, otorgándole elegancia y calidez a todos los espacios.

Una ventana de PVC bien diseñada en su tamaño, tipo de apertura y vidriado adecuado dará como resultado, una ventana para toda la vida.

Particularidades de un cerramiento de PVC

  • Diseño. Actualmente ya existe una amplia gama de colores, aunque el blanco sea el color más utilizado, no hay impedimentos para dar color a tus ventanas.
  • Coeficiente térmico superior. El PVC es casi 3 veces más aislante que el aluminio: el coeficiente térmico del aluminio con Rotura de Puente Térmico 50 es de 3,4 mientras que el del PVC es de 1,4.
  • Ahorro en aire acondicionado y calefacción. Debido a sus propiedades, el PVC contribuye a la economía de la familia, reduciendo el gasto de energía para enfriar/calefaccionar los ambientes.
  • Facilidad de mantenimiento y muy duradero. El PVC no necesita de tratamientos especiales de ningún tipo para garantizar sus condiciones óptimas.
  • Medio ambiente. Aunque antiguamente el PVC poseía una gran mala fama desde el punto de vista ecológico, hoy se recicla; es auto extinguible en caso de incendio en cuanto desaparece la fuente de calor, y se ha reducido mucho el uso de energía durante su fabricación.

Muro cortina

El Muro Cortina, también llamado Fachada Ligera, está compuesto por una estructura auxiliar que se ubica por delante de la estructura del edificio sobre la que se acoplan elementos de bajo peso y delgado espesor fijada a la estructura resistente sin ser parte constitutiva de la misma.

Estos muros están típicamente diseñados con perfiles de aluminio extruido, aunque los primeros muros cortina fueron hechos en acero. La mayoría de la superficie del muro suele estar cerrada con vidrio, que permite dar un aspecto agradable al edificio, al mismo tiempo que facilita la iluminación natural. Está constituido por una combinación de elementos resistentes metálicos, una amplia variedad de acristalamientos transparentes y zonas generalmente opacas, realizadas en elementos de relleno que pueden ser de distintos materiales, como maderas, vidrios, plásticos, etc. Tal como todos los cerramientos exteriores, los muros cortina deben cumplir las condiciones generales que la normativa vigente indica para estos cerramientos. Por ello debe garantizar la estanqueidad, su aislación térmica y acústica. En caso en que sea necesario, deben fácilmente reemplazables uno a uno los elementos de este sistema.

Debe preverse en la estructura auxiliar y en los elementos del cerramiento, un sistema de evacuación de agua de la condensación. Con ese fin, el montante de la estructura auxiliar incluye un sistema de rotura del puente térmico.

Desde el punto de vista de su aspecto exterior se pueden clasificar en dos tipos:

De perfilería vista: desde el exterior del edificio se pueden apreciar los bastidores metálicos que soportan el muro, como el aluminio, la denominada “tapa o tapeta”.

De silicona estructural: desde el exterior de la fachada, solo se pueden ver los diferentes vidrios; quedando oculta a la vista la estructura del muro, solo visible por el lado interior. En este tipo de muros cortina, se suelen utilizar dos tipos de ventanas, completamente integradas en su estructura, para conseguir la ventilación natural del interior del edificio: Proyectante (se desliza hacia el exterior solamente la parte de debajo) y Paralela (se desliza hacia el exterior todo el perímetro de la hoja de la ventana, pudiendo ser de accionamiento manual o motorizado).

Los muros cortina deben satisfacer diversos requerimientos de diseño:

  • Resistencia y rigidez suficientes para soportar las fuerzas horizontales a las que estará sometida sin deformarse por ello excesivamente.
  • Libertad de movimiento para permitir las dilataciones y contracciones debidas a la expansión térmica de los materiales.
  • Capacidad para resistir las deformaciones, permanentes y variables, de la estructura principal del edificio sobre la que se fija.
  • Capacidad para evacuar el agua atmosférica, evitando que llegue a penetrar al interior.
  • Proporcionar el suficiente aislamiento térmico para reducir el consumo de calefacción y enfriamiento.
  • Contar con protección solar, que puede estar en parte incorporada en el vidrio, para evitar el exceso de insolación directa en épocas calurosas.

El conocido aluminio

Cuando se habla del protagonismo que tienen actualmente las aberturas, sus características propias y la incorporación de tecnología (tanto en el proceso de elaboración como en el producto) entre las más comercializadas se destacan las de aluminio.

Hay una serie de beneficios que se logran al momento de comprar una ventana de este material: en primer término, hay que destacar la alta calidad de los materiales con los que están construidas. Esto las transforma en un producto que mantiene sus características por mucho tiempo; es por eso que se llega a ofrecer una garantía de 10 años, algo que no es posible encontrar en la carpintería de otros materiales. Por otro lado, los especialistas remarcan la relación costo-beneficio que se obtiene al elegirlas. En esto juega un papel primordial el RPT, siglas de lo que se denomina técnicamente “Rotura de Puente Térmico”: un puente térmico es una zona donde se transmite más fácilmente el calor, por las características del material o por su espesor, particularmente en ventanas de vidrio con marco de aluminio. Para evitar esta conexión con el exterior, se usa la rotura de puente térmico, que consiste en evitar que la cara interior y exterior tenga contacto entre sí, intercalando un mal conductor, con lo que se eliminan las pérdidas en un gran porcentaje.

Características de las aberturas de aluminio

Cuando se habla de aberturas de alto rendimiento, fabricantes y asesores comerciales destacan las siguientes ventajas:

  • Versatilidad: el aluminio admite su eficaz aplicación en una gama más amplia de tipos de aberturas, permitiendo así satisfacer las necesidades de iluminación, ventilación, protección, etc.
  • Comportamiento: el aluminio garantiza una prestación superior en lo que se refiere a estanquidad (cualidad de ser impermeable a los flujos liquidos), infiltración de aire y demás características técnicas que hacen a la funcionalidad de una abertura.
  • Economía: presentan un costo inicial conveniente, dado su bajo costo de producción, armado y montaje en obra. Posee la ventaja de no requerir gastos de mantenimiento.
  • Estética: tanto en su aspecto natural como en el pintado o anodizado, el aluminio resulta un material de alto valor estético. Permitiendo desarrollar elaborados diseños.
  • Durabilidad: las características de inalterabilidad del aluminio, constituyen una garantía de durabilidad de las aberturas con un costo nulo de mantenimiento.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores