Mayo 2020 - Año XXX
Construcción industrializada

Construcción en seco una tendencia que se abre camino

Desde hace tiempo, la industria viene incorporando nuevas tecnologías, nuevos métodos de trabajo y combinando materiales de última generación con otros considerados commodities. Pero hace unos años surgió un punto de inflexión para el despegue y consolidación en el país de los sistemas constructivos más modernos: los que se hacen 100% en seco, que ganan terreno en todo el mundo.

Una vivienda industrializada implica una modalidad constructiva moderna. Sus productos y procesos de ejecución se encuentran estandarizados bajo exigentes normativas nacionales e internacionales. La construcción industrializada, o construcción en seco, como el steel frame o steel framing, es una técnica evolucionada que se caracteriza, en primera instancia, por su rapidez de ejecución. Además, tiene ventajas muy valoradas. Éstas son mejor aislamiento acústico y térmico, la posibilidad de lograr una obra limpia (sin escombros), y un inmejorable nivel de terminación en todas las superficies.

Comúnmente, el término “viviendas industrializadas”, se relaciona con las construcciones de una calidad inferior, como las prefabricadas, sin embargo, la construcción en seco no guarda relación alguna con las viviendas prefabricadas. Estas últimas son viviendas para soluciones transitorias, que no reúnen las características que poseen las industrializadas. Es decir que no pueden asegurar la durabilidad que sí tienen las ejecutadas con construcción en seco.

Al momento de encarar la construcción de una casa, el método en seco posee varios beneficios. Un punto muy importante es el ahorro a futuro que tendrán en los servicios de electricidad y gas. Esto se da porque esta tecnología permite construir muros muy eficientes, capaces de generar un confort interior sin forzar el uso de equipos de calefacción o refrigeración. Además, mejora los tiempos de ejecución. Esto es consecuencia de que gran cantidad de tareas pueden realizarse en forma simultánea y una vez cerrada la estructura. Otro dato es que no es necesario construir paredes que luego se romperán para permitir el pasaje de instalaciones. Además, al no utilizarse agua en el proceso, la vivienda puede habitarse desde el minuto cero de estar terminada. Y no es necesario convivir con el polvillo, la humedad y los tiempos de fragüe típicos de la construcción húmeda.

Las empresas constructoras también encuentran grandes ventajas en este sistema. Los desarrollistas pueden ofrecer proyectos más tentadores desde el punto de vista del aprovechamiento de espacios. La eficiencia de los muros está dada en espesores menores a los que utiliza la obra húmeda para llegar al mismo nivel de confort. Esto se traduce en mayor superficie útil y mejor flexibilidad para el diseño. Además, la rapidez de ejecución -de un tercio del tiempo que lleva la obra húmeda- permite un recupero de la inversión en plazos más cortos. Esta velocidad hace a este tipo de construcción especialmente atractiva para inversores.

El sistema Steel Framing ha sido declarado por la Secretaría de Vivienda y Hábitat dependiente del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación como un sistema constructivo “tradicional”, a través de la Resolución 5-E/2018 de fecha 30/01/2018 y anexos, publicados junto con la misma en el Boletín Oficial. A partir de esta nueva condición, es obsoleto el requerimiento del CAT (Certificado de Aptitud Técnica) para la presentación de proyectos, tanto para obra pública como privada, en municipios, barrios cerrados, bancos, Institutos Provinciales de Vivienda, y demás organismos que hasta ahora lo solicitaban para aprobar obras.

Steel Framing Vs Obra Húmeda

  1. Con el Steel Framing se obtiene una reducción del tiempo de obra que varía entre el 30 y el 60% con respecto a la misma construcción realizada en obra húmeda. Esto se debe a que varias operaciones pueden realizarse en taller, independizándolas del clima. Por otra parte, al no existir tiempos de fragüe y mezclas de materiales húmedos, la velocidad en el proceso constructivo es muy superior.
  2. En el Steel Framing, las aislaciones (generalmente lana de vidrio y/o poliestireno expandido) se colocan en los espacios que existen entre los perfiles, logrando valores de resistencia térmica y acústica elevados sin incrementar el espesor de los muros, lo que significa poder contar con mayor superficie útil. Con diversas configuraciones de muros, en Steel Framing es posible alcanzar los valores de aislamiento térmico exigidos por la Ley 13.059 de la Provincia a Buenos Aires y demás ordenanzas de nuestro país, con espesores mucho menores que los muros de obra húmeda equivalentes en aislación. Esto redunda en un ahorro significativo de calefacción en invierno y refrigeración en verano, lo que significa a su vez un ahorro concreto en las facturas de servicios de gas y electricidad.
  3. Los sistemas de construcción en seco logran aislamiento y confort acústico gracias a ser un sistema de capas (placas, aislantes, placas) y no un mampuesto macizo. Un muro liviano de construcción en seco (debidamente aislado) puede alcanzar más de 70% de aislamiento acústico que uno (4 veces más pesado) de ladrillos.
  4. Las estructuras Steel Framing están compuestas por perfiles metálicos livianos, cuya seguridad estructural puede ser perfectamente definida mediante un cálculo, siguiendo los lineamientos de los reglamentos CIRSOC e INPRES CIRSOC vigentes; con los cuales también se puede calcular la estructura de obras húmedas. Con Steel Framing, la presentación de una memoria de cálculo es suficiente para verificar el grado de seguridad de las estructuras metálicas.
  5. La construcción húmeda es más sucia ya que utiliza, por ejemplo, cemento, cal, y áridos. Asimismo genera muchos residuos y desperdicios. El Steel Framing produce una cantidad mucho menor de desperdicios, ya que sus componentes principales, los perfiles de acero galvanizado, pueden adquirirse cortados a las longitudes necesarias para cada proyecto. La limpieza de obra del Steel Framing también es posible gracias a que no se realizan mezclas húmedas, lo que redunda en la posibilidad de habitar la vivienda desde el minuto cero de haber sido finalizada; mientras que la obra húmeda continúa emitiendo polvillo y humedad luego de varias semanas de haber sido terminada.
  6. En el Steel Framing, al ser un sistema liviano, existe un menor riesgo de lesiones o accidentes. La obra húmeda trabaja con elementos (maquinaria, grúas, bolsas de cemento, etc.) de gran tamaño y peso que pueden ser determinantes a la hora de producir lesiones a un trabajador.
  7. Las remodelaciones o ampliaciones en Steel Framing son simples, rápidas y limpias, ya que no es necesario picar y generar escombros. Con la obra húmeda se producen mayores inconvenientes y molestias a los propietarios, generando además gran cantidad de residuos y suciedad. La construcción en seco, en cambio, permite adaptar las viviendas de manera rápida y sencilla a nuevas funcionalidades, conforme al deseo de los habitantes o al cambio en la cantidad de integrantes de la familia.
  8. Aunque la mampostería tiene una resistencia al fuego algo mayor que el Steel Framing, ambos sistemas tienen buena resistencia al fuego con una adecuada utilización de materiales; brindando un tiempo más que prudencial para una posible evacuación. Por otra parte, al ser el Steel Framing un sistema compuesto por materiales livianos, un posible colapso ocasionará daños muchísimo menores que aquellos que puedan ocasionarse por el colapso de muros pesados, atentando contra la seguridad de sus habitantes.
  9. El Steel Framing es ideal para zonas sísmicas ya que su reducida masa disminuye las fuerzas sísmicas que son proporcionales a ella. Por otra parte, la obra húmeda requiere refuerzos estructurales que incrementan su costo.
  10. La durabilidad de ambos sistemas constructivos, siempre y cuando estén correctamente ejecutados, es prolongada y similar. En el Steel Framing, los perfiles que componen la estructura poseen un recubrimiento de zinc que asegura una durabilidad superior a los 200 años, aún en condiciones de emplazamiento agresivas (como pueden ser zonas costeras), si se cumple con los correspondientes requisitos de estanqueidad. Que el Steel Framing sea rápido y liviano, no significa que no sea durable.
  11. En el sistema Steel Framing los costos de reparaciones son sensiblemente menores, ya que existe un acceso inmediato y sencillo a las instalaciones, evitando las roturas de paredes y el uso de materiales húmedos que conlleva largas esperas para poder luego aplicar las pinturas. Con el Steel framing las reparaciones son rápidas, y se puede aplicar la pintura de terminación 48 hs. después de efectuada la reparación.
  12. El Steel Framing acompaña el concepto de una arquitectura sustentable y respetuosa del medio ambiente y de los recursos naturales. Así, el agua sólo se utiliza para la realización de la platea, mientras que el resto del proceso es completamente en seco.
  13. El Steel Framing resulta un sistema competitivo en costos para construcciones de hasta dos pisos. Para mayor cantidad de pisos, suele ser conveniente realizar una estructura primaria de hormigón o metálica pesada, utilizando el Steel Framing para realizar los cerramientos exteriores y las particiones interiores. De esta forma se reducen las cargas muertas por reducción del peso de los tabiques, redundando en una estructura primaria más liviana, y por ende, más económicas.

    Asimismo, el sistema es ideal para ampliaciones en altura de viviendas existentes (realizadas en mampostería), dado que su escaso peso estructural permite ampliar hacia arriba sin comprometer la losa existente.

  14. Los dos sistemas constructivos pueden acceder a préstamos hipotecarios. En este punto, es importante tener en cuenta que la construcción en Steel Framing no guarda relación con las viviendas conocidas como “prefabricadas” (sean con estructura metálica o de madera) ya que éstas no siempre se desprenden de un cálculo estructural que responda necesariamente a la zona en la cual estarán implantadas. Eso hace que las viviendas “prefabricadas” se las considere un bien “mueble” y por ende, no hipotecable. Con el Steel Framing, en cambio, esta situación es diferente ya que se realizan construcciones de bienes “inmuebles”, factibles de acceder a un crédito. No es posible trasladar una vivienda de Steel Framing sin dañarla prácticamente en su totalidad. De todas maneras, se sugiere constantar la aceptación del sistema en la entidad bancaria correspondiente, antes de iniciar el proyecto.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores