Mayo 2020 - Año XXX
Diseño interior

Vistiendo las ventanas del hogar

Por Melisa Pietrantonio

Las cortinas cumplen un papel fundamental en cualquier ambiente. Una de sus funciones es impedir que miradas extrañas provenientes del exterior espíen nuestro hogar por dentro. Otra, es regular el ingreso de la luz solar. Son grandes aliadas ya que se adaptan fácilmente a los cambios que pueden haber en nuestra casa y existe un gran mercado de ellas para adecuarlas a nuestras necesidades.

Modelos y tamaños de cortinas existen en abundancia en el mercado. Dependiendo del tipo de tela, su trama, sus colores y resistencia a los rayos solares, podremos encontrar diferentes cortinados, basados en nuevas tecnologías y pensados para la arquitectura moderna. En caso de querer confeccionar un juego de cortinas a nuestro gusto y por nuestra propia cuenta, no debemos olvidar que la elección de la tela es el aspecto más importante. Si bien, podríamos encontrarnos con una enorme diversidad de géneros, debemos recordar que no todas son adecuadas para cortinas. En esta etapa es importante asesorarnos adecuadamente de manera de escoger el mejor material acorde a las necesidades. No hay que dudar en pedir consejos a profesionales.

¿Qué tener en cuenta?

Estilo. Habitualmente, los cortinados son lo último que se compra. Por eso deben estar en armonía con el resto de la decoración. Prestar atención a los colores y al estilo de los muebles, paredes, sillones, alfombras y adornos.

Ambiente. Hay cortinas para dormitorios, para salas y para espacios sociales. A los rincones para ver TV les quedan mejor unas tupidas que ayudan con la acústica; cuando se tiene una linda vista, se recomiendan unas livianas que permitan que entre el exterior.

Tamaño. Al menos añadir 30 centímetros al ancho de la ventana y luego calcular cuántos frunces nos gustaría. Si preferimos que las cortinas lleguen al piso, hay que sumarles unos 25 centímetros del largo de la ventana; 15 centímetros si preferimos que no arrastren.

Complementos. Se puede optar por abrazaderas de madera o metal que dan un aire romántico, o bien por las de tela o cordón que son prácticas y destacan la ventana.

Cortinas modernas

Atrás han quedado las confecciones barrocas o muy clásicas. Y aunque las tonalidades claras y los tejidos livianos siguen en auge, las rollers, las blackout y algunas estampas van ganando terreno.

Dormitorio. Una buena idea es combinar las cortinas con el tejido o el color del acolchado o cover para crear más armonía. Jugar con lisos y estampados es arriesgado, pero los resultados suelen ser visualmente poderosos. En los dormitorios de niños o juveniles, se puede hacer lo mismo pero apostando a colores más vivos. Las ideales son las telas blackout o su versión roller, que le dan al cuarto claridad e intimidad.

Salas. Las de estilo minimalista exigen cortinas sencillas con tejidos voluptuosos y translúcidos para aprovechar la luz natural. Si el espacio es pequeño, evitar los diseños con muchos estampados y preferir los colores claros que simulan mayor amplitud. Combinar los tonos de los sillones o sillas con las cortinas también es una opción. Los cortinados roller son muy prácticos y lucen más que bien.

Cocina. Hay que prestar atención a cuánta luminosidad queremos dejar ingresar y cuánto usamos este ambiente. Si cocinamos a diario, lo mejor es emplear telas que sean fáciles para lavar ya que el contacto con los vapores y las grasas es inevitable. Los estampados, los frunces y los colores más fuertes son una buena elección.

Baño. Como las ventanas suelen ser pequeñas aquí, conviene elegir cortinas simples. En los últimos años, el vinilo adherido al vidrio luce bien y es muy decorativo. Si están en contacto con el agua, se recomiendan las plásticas o las dobles –tela y plástico–, porque resisten el contacto con el agua. Tener presente que se deben limpiar y mantener ya que es usual la aparición de hongos por la humedad.

Nuevas tendencias

Buscando opciones de cortinados nos encontramos con una gran variedad de modelos en el mercado. La tecnología y el diseño han dado lugar a cortinas motorizadas, con amplia funcionalidad y adaptadas perfectamente a las necesidades que surjan en el hogar.

Cortinas paneles orientales: Este sistema consta de un cabezal plano lacado en blanco con dos, tres, cuatro o cinco vías o canales dependiendo del número de paneles. Para los paneles se recomienda respetar un ancho mínimo de 40 cm. y un máximo de 80 cm. Estas cortinas de paneles orientales son ideales para crear ambientes de estética lineal y minimalista. Son confeccionadas bajo la forma de láminas o bandas verticales de tela que corren de forma horizontal por un sistema de rieles de carriles múltiples. Las láminas se deslizan con opción de recogimiento lateral, bilateral o central. Los paneles orientales son recomendados para grandes ventanales, puertas corredizas o como cortinas para dividir ambientes, aunque quedan bien en todo tipo de aberturas. Suelen utilizarse en grandes espacios como restaurantes, hoteles y oficinas por su versatilidad y elegancia.

Cortinas verticales: Son la alternativa ideal para los amantes del buen diseño. Se trata de un elegante sistema de rieles mediante los cuales corren y giran bandas verticales, permitiendo una óptima utilización de la luz y un control de la privacidad de sus ambientes. Gracias a un cordón, se puede elegir la posición deseada de apertura y rotación de las láminas. Las cortinas verticales permiten un juego de luces muy particular: resultan casi invisibles cuando están abiertas y cubren toda la superficie de la ventana cuando están cerradas. Existe una amplia gama de materiales (tela, madera, aluminio, pvc) y colores, según la decoración de los ambientes.

Cortinas roller dúo/eclipse: Las cortinas dúo, también conocidas como cortinas eclipse o cortinas noche y día, son cortinas roller compuestas por una tela (tejido 100 % polyester) que alterna bandas opacas y translúcidas, permitiendo graduar la luz que ingresa desde el exterior. De esta manera, con una sola cortina es posible contar con los beneficios de las Cortinas Sunscreen (que permiten el paso de la luz) y de las Cortinas Black Out (que la bloquean completamente).

Cortinas roller: Las mismas constan de un mecanismo armado sobre un rodillo que se acciona de forma manual o motorizada para levantar y bajar las telas texturizadas, ya sea desde el control o una cadena en el extremo. El tamaño del sistema roller dependerá de la dimensión y peso de la cortina roller a colocar, que a su vez se ajustará al espacio con el que se disponga. Las cortinas roller son muy elegantes y funcionales gracias a que ocupan la medida exacta de la ventana y le dan un toque moderno a la habitación. Pueden ser utilizadas en espacios de difícil acceso gracias al delgado tubo en el que se enrollan y desenrollan. Hay varios tipos de telas especiales para fabricar las cortinas roller. Las Black Out, son las más conocidas que se destaca por su perfecto control solar y lumínico. Además es un excelente aislante térmico, lo cual ayuda a proteger de las inclemencias del sol a sus muebles. El Screen, es otro material muy conveniente para las cortinas roller, permiten el pasaje de la luz, pero no de los rayos de sol, dando luminosidad al interior de acuerdo al porcentaje de translucidez que se haya elegido.

Cortinas venecianas: Las cortinas americanas de aluminio representan una solución moderna y funcional para regular la entrada de luz y mantener la privacidad que se requiere en el ambiente. También llamadas persianas americanas o cortinas venecianas, se tratan de los cortinados de interiores más populares en Argentina. Están compuestas por láminas horizontales fabricadas con aluminio de máxima flexibilidad, que pueden elegirse en diferentes medidas - 16mm, 25mm o 50mm - colores y texturas, según el estilo de decoración que se haya elegido para los ambientes.

Las cortinas americanas permiten varias posibilidades de movimiento: gracias a un cordón, se puede subirlas completamente para despejar la vista o anclarlas de forma estática en una altura determinada. También se puede graduar la inclinación de las láminas de aluminio con un sencillo giro de varilla, para obtener el paso de luz sin disminuir la privacidad. Ideales para la decoración de oficinas, las persianas americanas generan una sensación de estructura y equilibrio, gracias a sus elegantes líneas paralelas. Al ser resistentes a la humedad, son especialmente recomendadas para decorar las ventanas ubicadas en espacios húmedos del hogar como pueden ser los baños o la cocina.

Lámina de control solar: Film autoadhesivo para vidrios que proporciona un control sobre la energía solar y privacidad. Aplicadas cuidadosamente a cualquier tipo de acristalamiento, las láminas de control solar aíslan de forma efectiva en invierno y aportan un gran número de beneficios durante los meses de verano: reducen considerablemente la entrada de calor (protección de rayos infrarrojos de hasta el 98 %); control de deslumbramiento (reduciéndolo en un 99 %); una reducción importante de los costos de aire acondicionado y absorción casi completa de radiación solar UV.

Las láminas de control solar mejoran los niveles de aislamiento, reduciendo y hasta eliminando la necesidad de aire acondicionado. Existen en varios tonos de gris y espejados en plata, bronce y oro. Además se cuenta con láminas de seguridad que otorgan resistencia a la rotura de cristales y láminas esmeriladas que brindan privacidad total y efecto arenado.


Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores