Enero - Febrero 2020 - Año XXX
Materiales innovadores

Los muebles biodegradables de Terreform ONE

Terreform ONE y Genspace han desarrollado dos sillas de bioplástico a través de procesos similares: una, denominada chaise longue, está formada a partir de una serie de costillas blancas en forma paramétrica, con una tapa acolchada; la segunda, un asiento de bajo nivel para uso de niños, se compone de segmentos entrelazados que se pueden utilizar para girar la silla en diferentes formas.

Nombre: Silla “Mushroom”

Características:

  • Biodiseño.
  • Fabricación de baja tecnología, baja energía y libre de contaminación.
  • Más resistentes.
  • Biodegradable

Estado: comercializado (aún no llegó a nuestro país).

Diseñadores: Terreform ONE + Genspace

Principales Investigadores: Mitchell Joachim, Oliver Medvedik, Melanie Fessel

Para construir la silla “Mushroom” basta con cultivar el micelio en un sustrato compuesto por residuos biológicos y nutrientes, que se “fusionará” con una estructura de soporte de bambú. Poco después tendremos un asiento con un look absolutamente orgánico. La silla “Mushroom”, resistente y funcional, es totalmente biodegradable. Al final de su vida útil se puede compostar y reintroducir sin riesgos en el medio ambiente.

¿Cómo están realizadas?

Las sillas están hechas de Mycoform, un material que consta de sustrato micelio -una combinación de virutas de madera de desecho, yeso y salvado de avena, junto con Ganoderma lucidum, un hongo que es capaz de digerir estos productos de desecho y convertirlas en un material estructural resistente- rodeado por una piel externa de la celulosa bacteriana. Estos dos elementos se combinan para crear un compuesto de plástico resistente adecuado para su uso no sólo en muebles, sino también potencialmente en la arquitectura. El Mycoform es una estructura de micoforma crecida a partir de cepas de hongos con la que se procederá a diseñar y fabricar un objeto tridimensional.

Terreform ONE describe el proceso como “de baja tecnología, baja energía y libre de contaminación, ya que una vez que el mobiliario ha llegado al final de su vida útil se puede eliminar en cualquier entorno biológico y se descompondrá”. Además, describen la tecnología como “fácilmente transferibles a los países en desarrollo”, haciendo de estos bancos una alternativa interesante de fabricación tradicional.

Muebles biodegradados de forma natural

Estos prototipos para un sistema de superficie de micoforma ocupan la intersección del diseño CAD paramétrico y la biología sintética.

Sus formas de múltiples curvas están diseñadas y cortadas digitalmente, pero los segmentos crecen de cepas de hongos en las geometrías 3D específicas de la pieza.

El relleno interno se compone de sustrato de micelio, una combinación de astillas de madera desechadas, yeso, salvado de avena, que es consumido por los micelios y luego se endurece en un material funcional resistente y duradero.

Esta visión radicalmente innovadora del mobiliario muestra la influencia del biodiseño en nuestro comportamiento de consumidores en masa.

Así, en lugar de empobrecer los recursos naturales en beneficio de nuestro confort, sería mucho más sostenible cultivar los muebles que necesitamos.

Gen2Seat — Terreform ONE. (2019). Recuperado de 10 diciembre de 2019, de https://terreform.com/gen2seat

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores