Enero - Febrero 2020 - Año XXX
Tendencias laborales

El mercado laboral argentino de cara al futuro

En los próximos años las tecnologías digitales transformarán el escenario laboral. La producción masiva de datos, la capacidad de procesarlos e interpretarlos junto con el abordaje físico, intelectual y colaborativo agregarán flexibilidad en la actividad y masificarán la combinación del trabajo humano y digital, a toda hora y en todo lugar.

La forma en que se realiza el trabajo, tal cual la conocemos actualmente, está cambiando a pasos acelerados. El progreso tecnológico impactará en todos los tipos de empleados, inclusive en aquellas actividades que hasta el momento se consideraban indelegables por parte de los seres humanos. Trabajadores manuales, calificados -creativos o no- serán afectados en mayor o menor medida. Se prevé un cambio radical en el tipo de tareas ejecutadas por los distintos trabajadores y la manera óptima de combinar talentos por parte de las empresas.

Embarcarse de manera exitosa en la era digital requiere cambios en diferentes dimensiones: desde el talento, los roles de los empleados y líderes en la organización, la acción del gobierno y hasta la cultura de la sociedad. Será clave alinear las estrategias digitales, desde emplear las herramientas adecuadas y conocer su funcionamiento, hasta reformar la capacidad de liderazgo que entienda los desafíos de la era digital.

La transformación digital creará, potenciará y modificará algunas ocupaciones existentes, aumentando la importancia de los aspectos más humanos del trabajo como las habilidades interpersonales, el liderazgo y planeamiento, la creatividad y el razonamiento analítico complejo.

En este nuevo escenario, los trabajadores mejor posicionados serán:

  • Aquellos que cuenten con una educación, especialización y experiencia complementarias con el uso de las nuevas tecnologías.
  • Las mujeres, por desempeñar trabajos con habilidades que son altamente complementarias a la era digital en mayor proporción que los hombres, y
  • Los MITyC (Matemáticos, Ingenieros Tecnológicos y Científicos). Profesionales formados en matemáticas, ingeniería, tecnología y ciencia se perfilan para hacer punta en la carrera digital.

Por el contrario, con alto potencial para ser automatizados se encuentran los trabajos de menor complejidad, estructurados, rutinarios, repetitivos y predecibles.

Tampoco debemos desestimar la capacidad adaptativa del hombre. La tecnología, tarde o temprano, asumirá las tareas “robotizables” de nuestros trabajos, pero también abrirá espacio para cambios cualitativos en las ocupaciones. Seguramente empezarán a mostrar una más activa “colaboración” y sinergia entre la rutina de la máquina y las habilidades más humanas.

Más allá de que habrá ocupaciones que puedan dejar de existir, lo que veremos frecuentemente serán nuevas formas de ejercer ocupaciones tradicionales, que reserven sus tareas a funciones “humanas” con un fuerte soporte digital.

Los trabajos del futuro

  • Tecnologías de la información
  • Salud y moda
  • Construcción
  • Derecho internacional
  • Entretenimiento / Publicidad
  • Exportación de servicios de alto valor agregado
  • Educación
  • Energías alternativas
  • Ciencias de la salud
  • Biotecnología
  • El nuevo escenario laboral argentino

    El objetivo es evaluar en qué medida el escenario laboral será transformado por la disrupción tecnológica en los próximos 15 años, conocer las implicancias para el mercado laboral argentino en términos de oportunidades de empleo y sectores de la sociedad mejor posicionados de cara a la revolución digital, así como también entender los desafíos que impone la misma en términos de habilidades y talentos a desarrollar.

    Para ello, en primer lugar se describe las ocupaciones de acuerdo a sus habilidades dominantes, en las cuales se encuentran 8 grandes grupos:

    • de liderazgo y coordinación de equipos;
    • de inteligencia social;
    • de creatividad;
    • analíticas;
    • de percepción sensorial;
    • transaccionales;
    • de técnicas de reparación, y
    • de fuerza manual.

    En segundo lugar, para conocer las perspectivas futuras del trabajo en la Argentina, se encuestó a 80 expertos en recursos humanos sobre qué grado de automatización sufrirán en los próximos 15 años. Se incluyeron 70 ocupaciones que fueron seleccionadas como las más representativas de las 8 habilidades características antes mencionadas. Los resultados de la encuesta confirman que aquellas ocupaciones que requieren habilidades “más humanas y MITyC”, de inteligencia social, de liderazgo y coordinación de equipos, de creatividad y las analíticas, serán las más populares en un futuro cercano.

    A los efectos de analizar el potencial impacto en el mercado de trabajo argentino se combinaron: la información relativa a las ocupaciones y sus habilidades características; la importancia de las mismas en el futuro, inferidas a partir de la encuesta de expertos e información sobre las características demográficas de la oferta laboral y estructura productiva argentina. A partir de ello se estimó el grado de complementariedad del resto de las ocupaciones en la economía.

    Los resultados se presentan en dos escenarios simulados:

    a) corriendo contra la tecnología: uno en el cual las habilidades características de los trabajos se mantienen en el futuro tal cual en la actualidad, es decir, el trabajador compite con la tecnología por un lugar en el mercado.

    b) corriendo junto con la tecnología: en el cual se hace énfasis en la capacidad del trabajador en adaptarse al entorno y colaborar con la tecnología, incrementando sus habilidades más humanas. Más precisamente, el escenario “corriendo junto con la tecnología” considera que los trabajos continuarán expandiendo la importancia de habilidades “humanas” para la ejecución de tareas al ritmo que vienen mostrando en los últimos 4 años.

    16 Competencias importantes para los trabajos futuros

    • Adaptación rápida a los cambios
    • Autoaprendizaje dirigido y enfocado
    • Trabajo en entornos digitales
    • Trabajo remoto
    • Marca personal adaptable
    • Gestión sostenible de la empleabilidad
    • Creatividad /Innovación práctica
    • Resolución de problemas complejos
    • Flexibilidad cognitiva
    • Comunicación en diferentes entornos
    • Gestión del tiempo
    • Escucha activa multicanal
    • Integración en entornos robotizados
    • Planificación para escenarios inciertos
    • Pensamiento crítico
    • Inteligencia práctica

    Las estimaciones de impacto en el empleo indican que:

  • Existe una clara oportunidad de creación de empleo (36%) en aquellos que “corran junto con la tecnología”.
  • 37% del total de empleo privado de Argentina podría ser automatizado casi por completo en los próximos años.
  • La era digital es una fuerza igualadora de género. En comparación con los hombres, un 16% más de mujeres se desempeña en trabajos que serán de alta demanda en la era digital y un 15% menos de mujeres cuenta con empleos que serían automatizados casi por completo en los próximos años.
  • Los MITyCs serían uno de los ganadores en la era digital. Sólo el 15% de las ocupaciones que requieren este tipo de cualificaciones serían automatizadas en un alto grado, lo que contrasta fuertemente con el 39% del resto de las ocupaciones.
  • Las habilidades humanas será el otro de los factores diferenciadores que ganarán. Sólo el 9% de los empleos que hacen mayor uso de habilidades de inteligencia social, creativas o de liderazgo serían completamente automatizadas en los próximos años (vs. 60% para el resto de las ocupaciones). Asimismo, el 56% de estas mismas ocupaciones estará en alta demanda en el futuro.
  • La transformación digital deberá involucrar por igual a todas las empresas, sin distinción de tamaño, y a trabajadores de todas las edades.
  • La flexibilidad laboral o el empleo ubicuo modificará algunas características del trabajo tradicional, para dar lugar a las personas a que cambien su horario y la locación, mientras las herramientas de trabajo tendrán cada vez más importancia para la fuerza laboral.
  • ¿Cuáles serán las áreas de mayor oportunidad?

    Hasta aquí se analizó cómo la era digital afectará las ocupaciones que hoy conocemos pero, ¿qué ocurrirá con las nuevas ocupaciones que vendrán de la mano de las nuevas tecnologías? Las profesiones con mayor perspectiva de crecimiento futuras serían, en su mayoría, aquellas “convencionales” pero que deberán dar el salto cualitativo soportado por las nuevas tecnologías. Entre ellas mencionamos:

    • Ciencias de la Salud: El crecimiento de la perspectiva de vida, sumado al crecimiento demográfico y a la gran dósis de habilidades interpersonales que requiere para desempeñarlas, convierte a estas ocupaciones en críticas para el futuro. En particular, los psicólogos y los profesionales de las neurociencias, en los que Argentina detenta un gran acervo de profesionales de reputación internacional, aparecen con buenas perspectivas.
    • Infraestructura: Relacionado con el punto anterior, la demanda de infraestructura global moderna convierte a los ingenieros civiles, arquitectos y otros profesionales de la ingeniería, con perfil técnico/analítico aplicado, en perfiles de alta demanda esperada.
    • Globalización de servicios profesionales: La exportación de servicios de alto valor agregado, debido a los profesionales con alto nivel de calificación y formación, continuará en crecimiento gracias a la accesibilidad y posibilidad de compartir información a través de la tecnología.
    • Ciencias de la Información y Matemáticas: Gestores concretos de la transformación digital, programadores, expertos en seguridad informática y telecomunicaciones facilitarán y generarán el mundo digital.
    • Energías alternativas: Para complementar las fuentes de energía convencionales (gas y petróleo) será requerido el desarrollo de energía eólica, solar, de hidrógeno y térmica, y ello conlleva la necesidad de ingenieros y técnicos expertos en la materia, con un componente medioambiental.
    • Biotecnología: Las ventajas comparativas argentinas, sumadas al crecimiento demográfico global y el requerimiento de conocimientos técnicos, de esfuerzos de investigación y desarrollo, posicionan a las profesiones en este campo orientadas a potenciar a la industria. Se destacan los ingenieros y técnicos especialistas en agricultura y/o ganadería, que ayuden a balancear la mayor necesidad de insumos alimenticios con las restricciones y limitaciones medioambientales (uso del agua/ fertilización de la tierra/ biotecnología).
    • Entretenimiento/publicidad: Se prevén actividades intensivas en creatividad, por las facilidades que implican los medios digitales para la distribución de contenidos. Los trabajadores de la industria audiovisual se beneficiarán de la era digital.
    • Legislación internacional: El mundo de las organizaciones incrementará cada vez más su participación dentro de un ecosistema global, por ello existe la necesidad de contar con expertos en derecho, impuestos, marcos regulatorios y hasta de diversidad cultural, que asesoren y gestionen dicho proceso.
    • Educación: Por todo lo antedicho será necesario contar con un cuerpo docente mejor calificado, con mayor dispersión y cobertura global, para poder generar esa fuerza laboral creciente.
    • Salud y Moda: Creativos, hábiles socialmente y muchas veces desempeñando tareas que requieren de alta precisión en los movimientos (como por ejemplo los “make up artists”), las profesiones ligadas al mundo de la moda y el diseño difícilmente serán automatizadas en el futuro.

    Más allá de los desafíos que implicaría embarcarse exitosamente en la era digital, está claro que de mediar las transformaciones necesarias para materializar el escenario “corriendo junto con la tecnología”, la era digital brinda una oportunidad en la que todos tienen para ganar. Para ello serán necesarios cambios profundos que involucran a todos los actores de la economía:

    l Un sistema educativo más flexible y orientado a la producción, la creatividad y las habilidades técnico/analíticas.

    l Gobiernos, universidades y empresas enfocados en la innovación y el fomento y financiamiento de la inversión en investigación y desarrollo, vinculada con los sectores productivos más dinámicos.

    l Sectores público y privado que empleen herramientas digitales disponibles de manera adecuada. Que incorporen, desarrollen y retengan el talento correcto y que sean conducidos por líderes que entiendan en profundidad el mundo digital y sean flexibles en facilitar la potencia de las nuevas tecnologías.

    l Una cultura en la que la tecnología y el talento humano sean vistos como variables estrechamente relacionadas. “La tecnología” y el talento humano se desarrollan colaborativa y sinérgicamente.

    l Una estrategia que se apoye en el conjunto de estos elementos es necesaria para que las oportunidades de la era digital se materialicen en un mercado de trabajo más inclusivo, con mayor formalidad, calificación e ingresos.

    Fuente: Accenture (2015). El Futuro del trabajo en Argentina. (archivo PDF). Recuperado de: https://www.accenture.com/_acnmedia/PDF-5/Accenture-El-Futuro-Del-Trabajo-En-Argentina-POV.pdf
    « Anterior | Subir | Siguiente »

    Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores