Agosto 2019 - Año XXVII
Noticias y Novedades

El sargazo: de alga a material de construcción

Las playas de las costas en Quintana Roo –estado mexicano en la península de Yucatán– han sufrido una fuerte plaga de sargazo, al punto que sus habitantes se han dedicado a limpiarlas día a día. Si bien la causa de la presencia de estas algas es desconocida, algunas teorías relacionan el hecho con el cambio climático y del Océano Atlántico. Lo curioso es ver cómo estas algas planctónicas, pardas o verdes negruzcas, de texturas duras entrelazadas y cuerpos robustos y flexibles, pueden ser utilizadas para otro fin.

Se han retirado unas 60 toneladas de sargazo de las costas y los habitantes se han ocupado de averiguar cómo utilizarlas a su favor, luego de saber que puede funcionar como materia prima para biodigestores, cosméticos, plásticos, fertilizantes y farmacéuticos.

Más recientemente se ha encontrado un nuevo uso que podría beneficiarlos. Omar Sánchez, empresario, ha dado a conocer una casa construida en 15 días a base de sargazo y explicó que la idea se fortaleció cuando notó la presencia cíclica de esta materia.

La casa utiliza mezcla de adobe y sargazo para realizar un material capaz de resistir sismos y vientos de huracán. El proyecto dispone de dos dormitorios, sala, comedor, cocina y baño y se construye con un 50% menos de recursos que una casa de interés social, sin mencionar las mejores cualidades térmicas.

El objetivo es contribuir con personas de escasos recursos y por eso se ha interesado a instituciones, gobierno y ONG para que donen una vivienda de este tipo y se vean beneficiadas familias en zonas marginadas.

Esta acción sobre fenómenos naturales para convertirlos en algo benéfico ha provocado que constructoras se interesen en llevarlo a escalas más grandes. Se trata, sin dudas, de una oportunidad excelente para desarrollar una arquitectura que atienda las necesidades de todos, sin dañar el medio ambiente.

Premiar el cuidado del patrimonio

Doce proyectos finalistas, una mención y cinco obras ganadoras fueron anunciadas en Barcelona en la 4° edición del Premio Europeo de Intervención en el Patrimonio Arquitectónico.

El jurado ha querido constatar el rigor y la calidad arquitectónica de cada propuesta y demostrar que una intervención contemporánea puede mantener vivo el espíritu original, así como la desición por divulgar y valorizar el patrimonio arquitectónico.

Como intervención en el patrimonio construido el ganador fue el Centro Cívico Lleialtat Santsenc, en Oporto, Portugal. Es una decisión que valora un proyecto que mantiene el espíritu original del edificio, un lugar social con memoria, mostrado, a través de la relación entre los espacios y la capacidad de albergar nuevos usos enmarcados en la historia en los muros. Una arquitectura de bajo presupuesto y comprometida con la sostenibilidad, mediante el uso de sistemas pasivos.

En la categoría de Espacios Exteriores fue ganador Plaza Skanderbeg, Tirana, Albania, proyecto que valora la libertad proyectual de sus autores ante el desafío de trabajar en un lugar complejo y simbólico por su contexto histórico y político, así como la humildad expresada para revalorar al mismo nivel el conjunto arquitectónico circundante y dar porosidad con el entorno, generando un nuevo modelo de espacio urbano.

Por último en la Categoría C de Planeamiento el premio fue para el centro histórico de Liérganes, en Cantabria, España. Se trata de una intervención que presenta un alto valor para la recuperación de la vida ordinaria en contraposición al progresivo abandono de los centros históricos. Consiste en un plan de aplicación práctica que alcanza un nivel de detalle y demuestra el amplio conocimiento de la construcción vernácula y los valores paisajísticos del lugar.

Hubo, además, un premio especial de restauración a la intervención a la Maison Saint Cyr, en Bruselas, Bélgica. Un excelente trabajo para poner en valor un edificio icónico, realzando su arquitectura modernista y la riqueza de espacios fruto del trabajo artesanal y de restauración que definen sus interiores de estilo ecléctico e historicista.

Una historia ondulante

El estudio estadounidense Gang ha dado a conocer su incorporación ondulante al Museo de Historia Natural de Manhattan.

El centro agrega galerías, aulas, un teatro y una biblioteca. También incluirá un insectario y una exhibición de mariposas vivas.

El esquema hace referencia a una fachada ondulada inspirada en los procesos de la tierra natural y las formaciones rocosas. Las paredes comprenderán gruesos bloques pálidos con ventanas de forma irregular como aberturas.

“Nuestro diseño invitará a explorar las maravillas del museo con su geometría suave y fluida”, dijo la fundadora del estudio.

Entre los espacios se encuentra la Sala Central de Exposiciones, un atrio flanqueado por paredes de vidrio. Sus interiores cavernosos, que comprenden paredes y caminos texturados, formarán una continuación del exterior. Una gran claraboya cubrirá el atrio de la adición, aportando luz natural.

“Se accede a través de la Sala Central de Exposiciones, que utiliza la fluidez del hormigón para crear una estructura porosa y un interior icónico”.

Gilder Center subirá siete pisos y medirá 21.367 m2.

La obra incluye un volumen de vidrio de varias plantas que albergará cuatro millones de especímenes.

De galpón a centro de atención

Un atractivo edificio que fuera fábrica de chapas metálicas en Vlissingen, al sur de Holanda, se ha transformado en un centro de atención residencial, sin renunciar a sus materiales originales y demostrando cómo estos galpones lejos están de haber agotado su vida útil.

El complejo cuenta con 55 departamentos para atención, seis para residentes de psicogeriatría y 54 para cuidados. La planta baja alberga un restaurante, una sala de formación, peluquería y tienda.

La fachada cerrada del histórico edificio ha sido abierta y parcialmente equipada con vidrio. Las puertas se abrieron y se agregó una caja transparente en la planta baja.

Ahora hay tres pisos habitables y las unidades de alojamiento rodean un jardín de invierno con una distribución cercana a un entorno doméstico: sólo después de pasar por la sala de estar se ingresa al área de dormir.

Atelier PRO también ha dado forma al interior, creando una atmósfera hogareña, evitando un carácter institucional. El pasado de los astilleros industriales ha sido retenido en el interior, dejando visibles estructuras pesadas, originalmente metálicas.

Los departamentos son de proporciones generosas y las instalaciones se han incorporado de manera muy discreta.

Se hizo, además, una propuesta por crear un hogar para los desorientados, permitiéndoles pasear de forma segura en un jardín y usar materiales para estimular los sentidos. La distribución del departamento para residentes con demencia los alienta a abandonar sus hogares y regresar de manera segura.

En el área del astillero ha surgido un hito social. A pesar de estar ubicado en un área que sufre disminución de la población, se hizo un esfuerzo por desarrollar un entorno que atraiga al público y así restaurar el sustento urbano.

Una torre árbol

L’Arbre Blanc (Árbol Blanco) es el nombre de este edificio de viviendas diseñado por Sou Fujimoto y OXO Architectes, y que ocupa una posición estratégica entre las áreas urbanas antiguas y nuevas de Montpellier, Francia.

Diseñado en forma de árbol, la torre de 17 pisos ofrece vistas panorámicas al mar, a la ciudad y al río Lez.

El edificio curvo es de uso mixto, con balcones que se abren como ramas y hojas, conteniendo 113 departamentos con instalaciones de acceso público en planta baja y en la azotea.

En 2013 el ayuntamiento de Montpellier lanzó el concurso “Folie Richter” buscando una torre que enriqueciera el patrimonio arquitectónico y con el deseo de contar con un proyecto audaz, que se adaptara a su entorno e incluyera tiendas y viviendas.

Los arquitectos se enfocaron en la dimensión humana, creando espacios públicos en las partes inferior y superior: la planta baja con paredes de vidrio se abre a la calle; en el techo hay un bar abierto y un área común.

Los balcones y pérgolas promueven la vida al aire libre y permiten un nuevo tipo de relación entre los residentes. Para que todas las unidades tengan vistas agradables, los arquitectos esculpieron el plano inicial utilizando modelos en 3D.

Los balcones también son una respuesta ambiental. Formando un velo protector, proporcionan sombra y rompen los vientos sesgados para ayudar a que el aire circule de manera armoniosa.

Una arquitecta/youtuber explica Notre Dame

Este año el mundo fue testigo de cómo la catedral de Notre Dame de París, uno de los monumentos góticos icónicos del mundo, se consumía en un incendio. El fuego llegó a la torre norte, destruyendo la aguja que formaba parte de una adición del siglo XIX, una estructura de madera y plomo.

Ahora, la arquitecta/youtuber española Ter –todo un personaje– desarrolló un video que parte de tres cuestionamientos sobre la respuesta del edificio al fuego: ¿Por qué pese a que se cayeron dos bóvedas no se derrumbó la catedral?; ¿por qué no colapsó el resto de las bóvedas? y ¿por qué arrojar agua desde un avión habría sido una terrible idea?

Apoyada en una breve historia de la evolución de los elementos estructurales, Ter elaboró una serie de diagramas que explican cómo el arco de medio punto pasó a convertirse en bóveda de cañón del románico. Lo mismo con la bóveda de aristas que, explica, es consecuencia de la intersección de las bóvedas de cañón, hasta llegar a los arcos apuntados que conforman la bóveda de crucería de la arquitectura gótica.

Se trata de un video de 15 minutos que se puede ver en https://www.youtube.com/watch?v=bloOQd5YUQg donde explica que los avances tecnológicos del gótico respondían a una economía, rituales sociales y simbolismos religiosos, los cuales sentaron las bases para que los ingenieros de Notre Dame emplearan los contrafuertes, los pináculos y los arbotantes que componen el esqueleto estructural de piedra. Con una serie de diagramas, Ter explica por qué, a pesar de haberse quemado la aguja principal y derrumbando dos bóvedas que había debajo, no se afectó la estructura principal.

Ter es arquitecta, egresada de la Universidad Politécnica de Madrid. Inició su carrera como youtuber en el 2016 causando polémica con videos como “¿Por qué las Kardashians son más importantes que Gabriel García Márquez?”, y “La importancia del culo de Kim Kardashian”. Cuenta con 400.000 seguidores en YouTube, 100.00 en Twitter y 161.000 en Instagram.

Foster y Spielberg crean una estructura espacial

El arquitecto británico Norman Foster se ha unido con el estudio Immersive y con el famoso director de cine Steven Spielberg para crear una experiencia de entretenimiento digital para el Centro de Tecnología de Comcast, en Filadelfia.

Immersive, líder en el diseño y la producción de medios experimentales, concibió una instalación, diseñada por Foster en 2016, para crear una vivencia multimedia que representa la innovación del Centro.

Universal reúne ese diseño de vanguardia y la creatividad de Spielberg en un domo de 360 grados que ofrece una experiencia de realidad virtual.

El trabajo de Foster sobre la geometría de la cubierta y los aspectos físicos de la esfera crearon una estructura que se encuentra junto a obras de Conrad Shawcross y Jenny Holtzer.

El proyecto abrió sus puertas con la película “ThePower of I”.

Turismo y selfies en Chernóbil

Las visitas a la zona del desastre nuclear de la ciudad de Chernóbil crecieron un 40% desde el estreno de la serie de HBO referida al desastre nuclear que sufrió esta ciudad de Ucrania.

Los turistas concurren a visitar la planta y la ciudad fantasma, con asombro y pena, primero, para luego dedicarse a sacar fotos y fotos y más fotos.

En abril se cumplió el trigésimo tercer aniversario de la catástrofe de Chernóbil, en la Ucrania soviética, causada por una prueba de seguridad en el cuarto reactor de la central nuclear que envió nubes de material nuclear a parte de Europa.

Los turistas salen en ómnibus desde Kiev, recorren 120 kilómetros para ver los pueblos abandonados. Visitan el refugio subterráneo de la central nuclear en la zona de exclusión, la sala donde tuvieron lugar las primeras reuniones de la comisión que manejó las consecuencias del desastre de 1986.

Otro sitio que despierta la curiosidad es el sarcófago que cubre el reactor número 4, donde tuvo lugar el accidente.

Muchos visitantes son criticados por no respetar la trágica historia del lugar al sacarse selfies en todos los sitios, una costumbre cada vez más común en las zonas de desastre.

Más allá de la catástrofe, las fotos recorren el mundo a través de las redes sociales.

Un ómnibus escolar que sigue haciendo escuela

La escuela pública de Doaba está ubicada en una aldea en Punjab, India. Cuenta con 2500 estudiantes provenientes de más de 100 aldeas. Los autobuses escolares son su principal medio de transporte, para estudiantes que se encuentran dispersos hasta 50 kilómetros.

Hace unos meses uno de esos ómnibus terminó su vida útil. El vehículo era especial ya que pertenecía a la primera flota del establecimiento.

La idea fue entonces explorar la posibilidad de reutilizarlo, que en lugar de chatarra cumpliera una función útil y evocativa.

Finalmente se desarrolló un pabellón, utilizando la estructura exterior del coche y un volumen prismático triangular. Los dos elementos se entrecruzaron creando un espacio interactivo para todos.

El techo se convirtió en una cubierta a la que se puede acceder con escalones que forman un pequeño teatro. La cubierta se inspiró en la curiosidad de niños, centrándose en cómo se sentían al subir a un autobús. El espacio puede ser pequeño pero interesa a la imaginación de las personas que obtienen vistas al paisaje.

El interior fue utilizado para una exhibición que documenta el viaje de cuatro décadas. Se resolvió con superficies blancas y paneles orientados en línea con el campo de visión de niños.

Elementos originales del autobús, como el volante y el asiento del conductor, se mantienen para que todos interactúen.

Después de más de 8000 viajes escolares y un millón de traslados de estudiantes, descansa como parte integral de la escuela. Un área de juegos, un teatro al aire libre, una galería y, sobre todo, un símbolo que inculca la importancia de la reutilización para un futuro sostenible.

“Para mí, el trabajo es una fiesta”

A sus 81 años de edad, el arquitecto italiano Renzo Piano sigue trabajando en todo el mundo, con más de 170 empleados en sus estudios. Co-autor del mítico Museo Pompidou de París, diseñado en la década de 1970, cuenta parte de sus sentimientos en una entrevista publicada por una revista de arquitectura de España.

¿Qué significa el Pompidou en su vida?

Fue un pecado de juventud, un gesto de liberación, un canto de libertad. Desde entonces, hace 40 años, soy un poco su prisionero. Voy cada mes. No vivo lejos. Miro, controlo.

Las críticas a la obra fueron furibundas al principio...

Un arquitecto debe estar acostumbrado a la crítica. La arquitectura es un arte público y peligroso porque dura para siempre. Si un arquitecto hace las cosas mal, la gente no tiene más remedio que sufrir su obra. Por eso debe estar abierto a las críticas. Con el Pompidou la gente estaba dividida. A unos les gustaba, pero a la mayoría, no. Ahora la cosa se ha invertido. Un edificio necesita tiempo para formar parte de la ciudad.

¿Desde entonces intimidó a los potenciales clientes?

En mi historia personal hay una mezcla de constructor y sociólogo, aunque no me gusta esta palabra. Alguien próximo a la gente. Crecí con la idea de que la arquitectura servía para cambiar el mundo. Esta mezcla curiosa sobrevive hoy. La arquitectura debe hacerse con imaginación, con el sueño, con el deseo.

¿Tiene muchos colaboradores?

Mi regla de oro era no pasar de 100, pero somos 170. París es la central, pero tenemos sedes en Génova y Nueva York. En la agencia se hablan 17 lenguas. Casi todas europeas, pero también japonés y chino.

Pero usted es el jefe, tiene la última palabra

El jefe moral, quizá. Pero la arquitectura es un trabajo en equipo. La creatividad es un milagro que sólo ocurre cuando es compartida.

¿Cuál es su ciudad favorita?

París. Vivo cerca de la plaza de los Vosgos. También me gustan Berna, Génova y Nueva York. París es especial, es la ciudad en la que vivo y en la que nació y creció mi último hijo, el cuarto.

Usted es senador.

Senador vitalicio, nombrado por el presidente de la República. Tengo un despacho en Roma, al que voy cada dos meses. Empleo el dinero para pagar a una docena de jóvenes que trabajan conmigo. Desde el primer momento decidí trabajar sobre las periferias urbanas. Son la ciudad del futuro. Yo amo las ciudades. Pero están enfermas, hay que ocuparse del centro y de las barriadas. Las periferias necesitan estructuras, ser urbanizadas. La arquitectura es un oficio altamente político, un oficio noble. En la Grecia clásica, los elegidos hacían esta promesa: “Yo os prometo, atenienses, devolveros Atenas más bella que la que me habéis entregado”. Cuando me dieron la función pública decidí ocuparme del destino de las ciudades.

¿No planea jubilarse?

No me gusta la jubilación. Soy feliz en mi profesión. Para mí, ésto es una fiesta.

Las mejores ciudades para las bicicletas

El ranking de Copenhagenize Design Company señala, a través de un sistema de puntos, las ciudades que se esfuerzan por establecer a la bicicleta como transporte aceptado y práctico.

Esta consultora de diseño urbano, con sedes en Copenhague, Bruselas y Montreal, asesora a los gobiernos sobre cómo trabajar para lograr un paisaje urbano apto para ciclistas, proponiendo soluciones de un amplio espectro de planificación, diseño urbano, comunicaciones y observación, en lugar de centrarse exclusivamente en la ingeniería de las ciudades.

Copenhague se mantiene al frente del listado desde 2015, aunque la capital danesa tiene un margen menor con inversiones sostenidas. La segunda es Amsterdam, famosa por su facilidad para el uso de la bicicleta.

La siguen Utrecht, “dispuesta a abrazar la innovación y empujar los límites”; Amberes, Estrasburgo, la principal ciudad ciclista de Francia; Burdeos, manteniendo la bicicleta como alta prioridad en la planificación del transporte; Oslo, un ejemplo para las ciudades que han dicho que “son demasiado montañosas para tomar en serio las bicicletas”; París; Viena y Helsinki.

En el puesto 12 se ubica Bogotá, delante de Barcelona, Berlín, Tokio, Taipei, Montreal; Vancouver y Hamburgo.

En todos los casos el crecimiento del uso de la bicicleta se verifica a partir de buenos planes de planificación integral del transporte urbano y de brindar seguridad y agilidad a su circulación.

Una esfera metálica

Mutuus Studio convierte una esfera de acero de una fábrica de papel en una instalación de un parque frente al mar.

Conocida como Acid Ball, la obra se encuentra en Wayfront Park, paseo marítimo en Bellingham, en el norte de Washington. Se trata de un parque de 13 hectáreas que abarca áreas con césped, caminos, asientos y un muelle peatonal.

El proyecto consistió en transformar una pieza de una fábrica ya cerrada de celulosa y papel. La estructura, construida en 1938, tiene paredes de acero y revestimiento interior de hormigón. Formaba parte del sistema que usaba ácido para romper las astillas de madera.

Tiene nueve metros de diámetro y pesa 179 toneladas. Se eleva a 11 metros. La estructura ha sido un “artefacto poderosamente auténtico, que conecta a la comunidad con el pasado industrial de Bellingham”, según se indicó desde Mutuus Studio.

“Hay un deseo de entender estos objetos no solo como parte de una industria, sino también el movimiento del tiempo”, se agregó.

Al realizar la instalación, el equipo priorizó la forma de la estructura y su carácter industrial.

El equipo decidió lo que llama un movimiento “macro” a escala urbana, que consistía en mover la estructura a 305 metros de su ubicación original, en la orilla del agua.

Para su revestimiento se buscó un material duradero y de bajo mantenimiento, resistente al vandalismo y al clima. Finalmente se eligió un material reflectante de cuentas de vidrio utilizado en las carreteras.

“Quedamos fascinados por la forma en que la luz rebota e interactúa con el entorno”, dijo el equipo. “Desde una linterna hasta los faros de un automóvil que pasa, desde un rayo de sol hasta la luna, Waypoint aprovecha la luz y cambia durante el día y la noche”, continuó.

Mutuus Studio ganó Waypoint luego de una competencia internacional.

>

Casa Hoffman: magia y geometría en blanco

El blanco y la desnudez son constantes en el trabajo del arquitecto valenciano Fran Silvestre, características que reflejan el influjo de su tierra natal.

La Casa Hoffman no es una excepción. Ubicada en el municipio de Rocafort, en la comarca de la Huerta Norte, es uno de sus proyectos recientes.

El enclave -un paisaje rodeado de jardines, una parcela elevada y alargada con una visión del mar- es el punto de partida de un proyecto pensado, al decir del autor, “como el primero, el único y el último”.

Tres elementos conforman la vivienda. Una cubierta en dirección longitudinal del terreno en forma de “T”, permite protegerla de las miradas, ayuda a controlar el sol durante el verano y lo deja pasar en invierno. Es, además, transitable y se transforma en un mirador.

El segundo elemento es un único mueble exento que alberga la estructura y distribuye los espacios. La sala principal, bajo la sombra en voladizo, se dispone en continuidad con el exterior. El estudio se abre en la esquina con las mejores vistas. Una segunda planta semienterrada aglutina un salón, baño, habitaciones, lavandería y un gimnasio.

Los dos elementos se depositan sobre la base de piedra en la que se excavan la piscina y el resto de usos de la casa, dando lugar al tercer elemento.

Se destaca la estructura metálica con vuelos de 10 metros que apoya sobre cuatro pilares y un sistema domótico controlando la iluminación, la apertura de puertas y la limpieza de la piscina.

Foster y sus estaciones árabes

Las estaciones de Arabia Saudita, La Meca, Medina, Jeddah y Rey Abdullah han sido completadas de acuerdo al diseño del estudio de Norman Foster.

“Concebidas como puertas de entrada a cada ciudad”, están diseñadas para ofrecer una apariencia unificada para los 135 millones de pasajeros que usan esta línea de alta velocidad cada año.

“Hemos diseñado las estaciones dando un enfoque coherente y una estrategia intuitiva de orientación en toda la red”, dijo Angus Campbell, socio de Foster.

Las estaciones pueden manejar hasta 20.000 pasajeros por hora y se han construido con el mismo sistema modular. Todas cubiertas por techos abovedados flexibles, sostenidos por rejillas de columnas de acero, descritas como árboles estructurales.

Los edificios se basan en un módulo común de 27 metros cuadrados que contiene el techo y la plataforma, lo suficientemente flexible para ser reconfigurado para las estaciones de paso y terminal, al tiempo que hace posible extenderlas en respuesta al cambio de pasajeros.

Están diseñados para ser áreas sombreadas y las aberturas del techo y paredes permiten la entrada de cantidades controladas de luz. De esta manera mantienen sus temperaturas ambiente sin necesidad de refrigeración mecánica. También se han instalado ventiladores y dispositivos de nebulización.

Entre las bóvedas, que son de un color diferente en cada ciudad, lámparas de araña circulares proporcionan luz y están destinadas a “acentuar el ritmo de la estructura”.

“Los proyectos se centran en la comodidad de los pasajeros, mientras que se basan en la sensación de emoción y asombro vinculadas a la idea de viajar”, agregó el estudio de Foster.

La línea ferroviaria de alta velocidad une Medina y La Meca. El viaje toma dos horas y 20 minutos, con trenes a una velocidad de 320 km/h.

Kettal venderá réplicas del penthouse de Richard Neutra

El fabricante de muebles de Kettal ha lanzado una réplica del pabellón del ático de VDL Research House, la famosa casa del arquitecto Richard Neutra en Los Ángeles.

Kettal comenzará a vender el edificio Penthouse VDL, junto con una versión llamada Pabellón VDL.

“Bajo la supervisión de Dion Neutra, el hijo de Richard, hemos utilizado métodos y materiales actualizados, respetando los detalles originales de la casa”, dijo la marca.

Los elementos clave de la estructura son un techo plano y mucha luz natural. El objetivo del arquitecto austríaco-estadounidense era crear un espacio donde pudiera interactuar con la naturaleza, característica típica de sus diseños.

“El diseño encarna la teoría del biorealismo de Neutra, que denota la relación entre arquitectura y salud”, dijo Kettal.

Ambas réplicas están diseñadas para ser ordenadas e instaladas en una variedad de espacios, como jardines, en tejados o como parte de propiedades existentes.

Dion supervisó a Kettal en las réplicas, respetando parte de los detalles originales y actualizando los métodos de construcción. Los pabellones están equipados con un sistema inteligente para controlar la iluminación, el aire acondicionado y la calefacción.

El VDL Penthouse está diseñado como réplica del pabellón en la azotea, con un vidrio casi cerrado. Está expuesto a los elementos, aparte de una pared cubierta por cientos de aletas de rejilla vertical.

Los dos prototipos se instalaron en una colina en Los Ángeles, en un patio de concreto junto a dos piscinas.

Nacido en una familia judía adinerada en Viena en 1892, Neutra se mudó a Los Ángeles después de pasar un tiempo en Chicago trabajando con Frank Lloyd Wright.

Proyectos de su autoría son la Kaufmann House, en Palm Springs, y la Chuey House, en Hollywood Hills.

Un estadio que mete la cola

FGP Atelier, estudio de arquitectura con sede en Chicago, ha completado el nuevo Estadio de Béisbol Diablos Rojos, en la Ciudad de México. El proyecto se convirtió en el principal estadio del país, con una cubierta que toma la forma de la cola de demonio para hacer referencia al diabólico equipo local.

Pensado para reflejar la cultura y la historia del país, se integró con la comunidad y es base del equipo de béisbol Red Devils.

Al ingresar, los visitantes se enfrentan a seis formas piramidales truncadas revestidas en roca volcánica indígena las cuales forman la base de gran parte de la estructura y proporcionan terrazas al aire libre, lejos de la arena que incluye puestos de comida y un espacio para interactuar. La forma y materialidad de las formas recuerdan templos mesoamericanos.

“Nos desafiamos a crear un estadio que sirviera como centro social y cultural. Como el Estadio Azteca es el hogar del fútbol mexicano, tenemos la intención de que el Estadio Diablos se convierta en el hogar del béisbol, y con ello ofrezca inclusión, impulse el compromiso social e incorpore las tradiciones mexicanas”, señalan los autores del proyecto.

La estructura liviana del techo está compuesta de acero envuelto en material textil de PTFE. Una grúa se empleó para colocar las estructuras en posición mientras que técnicas de escaneo digital aseguraban una alineación precisa.

El estadio, que exhibe la sensación de un anfiteatro al aire libre debido al techo flotante, cuenta con 11.500 asientos cubiertos y 8.500 adicionales en los jardines.

Realizado para fomentar la interacción social, puede usarse durante todo el año como un mercado para que la comunidad venda sus productos, lo que promueve una fuente de ingresos sostenible.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores