" />
Agosto 2019 - Año XXVII
Regionales

En Coronel Suárez, un palacio luce todo su esplendor

por Ing. Mario R. Minervino

"Suárez mira su pueblo y la llanura ulterior, las estancias, los potreros, los rumbos que fatigan los reseros, el paciente planeta que perdura". Coronel Suárez, Jorge Luis Borges

Una verdadera fiesta. Éso fue la inauguración en 2015 de la puesta en valor del palacio Municipal de Coronel Suárez, uno de los bienes patrimoniales más relevantes de esa localidad bonaerense.

La orquesta Bartolomé Meier acompañó una ceremonia que congregó a miles de vecinos, entusiasmados con la recuperación de uno de los edificios más emblemáticos del lugar.

Fue el punto de final de varios meses de trabajo dirigidos por el platense Carlos Zila, un especialista en la recuperación de edificios históricos, a quienes acompañaron sus hijos Guillermo y Javier, también profesionales en la materia.

Se trabajó sobre muros, molduras, ornamentos y cubierta. Se recuperó el material de frente, la torre y su reloj, luego de más de dos décadas de no registrase tareas de mantenimiento.

La mirada

Con más de un siglo de construido, el panorama encontrado por Zila fue calificado como “delicado”, a partir de presentar el edificio “importantes signos de deterioro” que atentaban contra su estructura.

El mal estado generaba situaciones de riesgo para los peatones, debido a repetidos desprendimientos de revoques, partes de molduras y elementos de su fachada.

Realizado el diagnóstico, se procedió al vallado del edificio, para una intervención que se extendió durante casi dos años, entre 2013 y 2015.

“A todo edificio de la envergadura del Palacio Municipal se le debe realizar una restauración cada 50 años”, explicó el artista, resaltando que el edificio suarense fue habilitado entre 1910 y 1912, por lo que el estado de cornisas, pináculos, balaustradas y mascarón del escudo central era por demás preocupante.

También la estructura se encontraban en estado “permeable y vencida por la erosión y las lluvias”, por lo que se debieron recomponer cubiertas y desagües.

A pesar de ser trabajos que exigen mucha preparación, se contrató mano de obra local, también como una manera de generar formación en los trabajadores.

El material de frente fue analizado en la Universidad Tecnológica Nacional de La Plata, de manera de determinar sus componentes y así obtener un material similar al original.

Se trató de un trabajo artesanal. Hubo que reconstruir cada pináculo, balaustres, ménsulas y guirnaldas y todo se protegió con materiales hidrorepelentes que permiten la limpieza.

Un poco de historia

El primer edificio comunal de Coronel Suárez data de 1888, donado por el vecino Eduardo Casey. En 1906 el Concejo Deliberante dio el visto bueno al pedido del Poder Ejecutivo, llamando a licitación para su ampliación. Cayetano Bevacqua ganó la misma y comenzó los trabajos en 1907.

En 1910 todavía estaba en construcción, destacándose la sala de fiestas terminada, de treinta metros de largo por diez de ancho, actual sede del Concejo Deliberante.

Las obras fueron financiadas con recursos comunales, totalizando una inversión de $ 180.000.

Si bien el edificio se inauguró en 1910, su habilitación recién se verificó el 6 de agosto de 1912.

Por ordenanza municipal de 1991, la manzana donde se emplaza fue considerada fundacional y declarada Sitio Histórico Municipal.

El Palacio

No es difícil relacionar la arquitectura del palacio con el Hotel de Ville de París. Es que ese histórico edificio francés ha servido como modelo a cientos de edificios destinados a ayuntamientos.

De hecho, los municipios construidos en distintos pueblos de la provincia a principios del siglo XX mantuvieron esa línea de diseño, donde se destaca una torre central, simbolizando el poder del estado y la presencia política, y modelos de cubierta y ornamentos propios del academicismo francés.

Las sedes de gobierno de Tres Arroyos y Bahía Blanca, por caso, son contemporáneos del de Suárez y siguen su misma composición. Puesto a nuevo y con un sistema de iluminación escenográfico, el edificio de Coronel Suárez recuperó su protagonismo en el paisaje urbano y sirvió como muestra clara y contundente de la trascendencia de su historia e identidad.

El Coronel y Borges

Coronel Suárez debe su nombre al coronel del ejército argentino Manuel Isidro Suárez (1799-1846), soldado de la Independencia y héroe de la batalla de Junín, en la cual su valiente accionar definió la victoria ante los realistas.

Suárez ha sido además reconocido a partir de su relación familiar con el escritor Jorge Luis Borges, de quien era bisabuelo por la rama materna.

Borges escribió varios poemas en su memoria y al menos en dos ocasiones -1968 y 1982-, concurrió a la localidad para participar de actos relacionados con su antepasado.


Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores