Abril 2019 - Año XXVII
Noticias y Novedades

Shanghai busca ser centro de la cultura mundial

El estudio Snøhetta ha ganado el concurso internacional para diseñar la Gran Ópera de Shanghai, en China. El Instituto de Investigación y Diseño Arquitectónico de Shanghai China Oriental (ECADI) es el responsable de este proyecto.

El techo de la Grand Opera House se convertirá en un “escenario” y una sala de estar urbana para que la gente disfrute, tanto de celebraciones a gran escala como de visitas los 365 días del año, dando al público un fuerte sentido de pertenencia.

El proyecto apunta a atraer a una amplia audiencia a través de presentaciones de ópera tradicional y china, conciertos clásicos y presentaciones más experimentales.

Snøhetta ha desarrollado el diseño arquitectónico, paisajístico, interior y gráfico, en colaboración con los arquitectos del ECADI.

La Ópera es parte de un plan maestro urbano que apunta a colocar a la ciudad a la vanguardia del mundo, económica, científica y culturalmente.

La distribución radial de los paisajes circundantes armoniza con la geometría del edificio.

La forma radical del edificio encarna el concepto de movimiento. La superficie helicoidal del techo evoca un abanico desplegable que captura el dinamismo de la danza y del cuerpo humano. Los movimientos del techo forman una escalera en espiral que conecta tierra y cielo, y crea vistas hacia la ciudad y al río Huangpu.

En el corazón de la Ópera se encuentra el auditorio principal para 2.000 personas; cuenta con soluciones técnicas de vanguardia y una acústica superior. La segunda etapa, de 1.200 asientos, ofrecerá un ambiente más íntimo y la construcción se concluirá con una tercera etapa, de 1.000 asientos.

El exterior blanco contrasta con la suave seda utilizada para el forro interior. La madera de roble forma los pisos de las galerías y el interior de la sala, asegurando buenas propiedades acústicas. En la sala la madera está teñida de tonos rojo oscuro.

Los amplios paneles de vidrio abren la sala principal a la luz natural, lo que transforma la experiencia del edificio a lo largo del día. Por la noche, las luces cambian el aspecto de las torres del escenario, transformándolas en linternas brillantes.

Premio Mies 2019 para la reconversión de viviendas sociales

La Fundación Mies van der Rohe han dado a conocer las obras ganadoras del Premio de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea–Premio Mies van der Rohe 2019.

Los dos proyectos galardonados han sido elegidos de una lista de 383 obras de 38 países europeos. Tras una primera selección de 40 proyectos, 5 finalistas fueron visitados por el jurado, acompañados por los autores de las obras, los clientes y los usuarios.

El premio principal fue otorgado por la transformación de 530 viviendas Grand Parc Bordeaux, de Lacaton & Vassal architectes. Se trata de la rehabilitación de tres grandes bloques de viviendas sociales en Burdeos, mejorando el espacio y la calidad de vida de sus ocupantes, y optimizando los costos económicos y ambientales.

El jurado valoró que el proyecto usa medios mínimos para conseguir grandes efectos.

En vez de demoler lo existente, se privilegiaron las ventajas de transformar los edificios existentes. Ésto ha cambiado la vida de las personas sin subestimar sus vidas anteriores, sobre la base que las personas entienden el espacio y lo usan de maneras muy diferentes.

En un momento en que para edificios de viviendas sociales se pide una reducción de la superficie, aquí se ha incrementado.

El conjunto se convierte en una oportunidad para la vivienda social y la modernidad. Los arquitectos muestran un gran conocimiento y respeto para quienes están diseñando, luego de un gran trabajo de campo previo.

El premio Arquitectura Emergente, por su parte, ha sido otorgado al estudio de Toulouse BAST por un comedor escolar en Montbrun-Bocage, cerca de los Pirineos franceses, extensión de una pequeña escuela.

El jurado se basó en la implementación que hacen del comedor y que el trabajo se realizó con humildad, teniendo en cuenta el contexto del pueblo y el paisaje.

Benjamín Aubry, arquitecto del EU Mies Award, expresó que la simplicidad del proyecto ofrece un espacio generoso, una gran capacidad de uso y una inmensa poesía.

Un museo para la Bauhaus, puro

Obra de la alemana Heike Hanada, este particular museo se inauguró coincidiendo con el centenario de la escuela de la Bauhaus, fundada por Walter Gropius en 1919.

Con una forma geométrica, el volumen de hormigón de cinco alturas presenta en sus fachadas ranuras horizontales y tiras de led incrustadas iluminando el edificio por la noche, que acentuan las líneas del monolito.

Situado entre el centro de la ciudad alemana y el parque Schwansee, contiene 2.000 m2 de galerías de exposición para mostrar cerca de 1.000 piezas artísticas de la Bauhaus.

El recorrido sobre la historia de la escuela se inicia en la primera planta, con espacios dedicados a Weimar. Otras salas muestran cómo se implementaron sus ideas, así como las fases vinculadas a sus directores Walter Gropius, Hannes Meyer y Mies van der Rohe.

Lotus y el primer coche eléctrico del Reino Unido

El fabricante británico de automóviles Lotus ha revelado detalles de su primer vehículo en más de una década: un automóvil deportivo eléctrico llamado Type 130, el primero en su tipo totalmente eléctrico creado por Lotus.

Se han publicado pocos detalles sobre el coche, que estará a la venta en 2020, además de un boceto que indica la forma del mismo.

“Será el Lotus más dinámico en nuestra historia. Nuestro trabajo es restablecer el negocio como un fabricante de automóviles deportivos actual”, mencionó el CEO de la empresa.

Renzo Piano sigue en su huella

La Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) ha anunciado la creación de un nuevo centro de educación y divulgación científica en Ginebra, con el nombre de Science Gateway.

El edificio será diseñado por el arquitecto italiano Renzo Piano –el mítico coautor del Museo Pompidou de París– y estará financiado por donaciones externas cuya contribución principal llegará de la multinanional Fiat Chrysler Automobiles. La construcción comenzará en 2020.

La nueva instalación tendrá una huella de 7.000 m2 y alojará laboratorios y salas de exposiciones, así como un anfiteatro para eventos. Science Gateway ofrecerá una variedad de espacios y actividades que incluyen exposiciones referidas a los secretos de la naturaleza y permitirá tener una experiencia de lo que es ser un científico.

El edificio está inspirado en la fragmentación y curiosidad ya intrínseca a la naturaleza del sitio, compuesto de múltiples elementos incrustados en un bosque e interconectados por un puente que atraviesa la carretera que conduce a Ginebra, simbolizando el vínculo inseparable entre la ciencia y la sociedad.

El propósito del proyecto es crear un centro de educación y cultura para inspirar a los jóvenes con la belleza de la ciencia. Destinado a audiencias de todas las edades, la experimentación será un ingrediente clave en el programa educativo. Las actividades fomentarán el pensamiento crítico, la evaluación basada en la evidencia y el uso del método científico.

El costo del Science Gateway se estima en 79 millones de francos suizos, financiados en su totalidad a través de donaciones.

“Es un lugar donde la gente se reunirá”, dice Renzo Piano. “Niños, estudiantes, adultos, maestros y científicos, atraídos por la exploración del Universo, desde lo infinitamente vasto hasta lo infinitamente pequeño. Es un puente, en el sentido metafórico y real, y un edificio alimentado por la energía del sol, enclavado en medio de un bosque recién crecido”.

Inspirado en las instalaciones del CERN, como el Gran Colisionador de Hadrones (LHC), la arquitectura celebra la inventiva del mundo de la investigación y la ingeniería.

El mejor rascacielos del mundo

Ubicada en San Pablo, Brasil, la Torre Itaim y su colorida fachada, del estudio ‘b720 Fermín Vázquez’, ha recibido el premio ‘CTBUH Annual Awards’ al mejor rascacielos del mundo de hasta 100 metros de altura, por su “extraordinaria aportación al avance de edificios altos en el entorno urbano y su contribución de forma amplia a la sostenibilidad”.

El proyecto de 123 apartamentos de unos 30 metros cuadrados cada uno está en el barrio de Itaim Bibi de San Pablo, que está pasando del tejido de viviendas unifamiliares a un skyline en altura. Sus 85 metros de altura se levantan sobre un zócalo de áreas comunes que comprenden piscina, restaurante, salón social y estacionamientos.

Su colorida fachada cerámica ha sido considerada una “innovadora aportación a la construcción sostenible” en el panorama arquitectónico de San Pablo, y busca maximizar espacio y funcionalidad.

De ahí la elección de pequeñas viviendas con amplias terrazas individuales con vestíbulos comunes y ascensores con vistas a la ciudad.

Los balcones, profundos y de norte a sur, evitan la radiación solar, mientras que las zonas este y oeste, expuestas al clima, se resuelven con una superficie opaca protegida por una fachada ventilada de piezas cerámicas esmaltadas.

El edificio se convierte en “una espigada torre en la que es posible reconocer las diferentes unidades por el color y el entramado de la construcción”.

Los dibujos de ciudades en un círculo 3D

Amer Ismail es un arquitecto que ha desarrollado un conjunto de “Dibujos Globales” de ciudades del mundo.

En 2016 desarrolló estos dibujos en perspectiva de 5 puntos de fuga, con una fuerte inspiración del artista Stephen Wiltshire. Después de años dibujando arquitectura, desarrolló una serie que abarca su “interés por la arquitectura, la planificación urbana, los viajes, los dibujos y Star Wars”.

Los dibujos están inspirados en los viajes de Ismail por casi 50 países. Al principio dependían en gran medida de las imágenes de Google Maps y de fotografías, pero su objetivo pasó de una representación precisa del espacio a una reimaginación basada en su experiencia y su conocimiento de la planificación.

El proceso comienza dibujando elementos naturales como ríos, lagos y montañas. Luego divide las áreas para colocar carreteras estratégicas, edificios y parques, en un ejercicio de planificación urbana y artística.

Cada dibujo, con un diámetro de 36 centímetros, jugando en su naturaleza de 360 grados, consume entre 1 y 3 semanas, con jornadas de hasta 12 horas por día.

“Me interesé más en representar como un punto negro, indicativo de ciudades que uno podría encontrar en mapas. Estos globos se volvieron más oscuros y los detalles menos visibles. Ésto me trajo recuerdos de las páginas de un Atlas cuando era niño, lo que estimuló mi interés en la geografía y las ciudades. Hoy, se ha convertido en un trabajo abstracto de dónde inicié mi carrera como artista”, explicó el autor.

La ciudad flotante

El danés BjarkeIngels, fundador de la firma BIG, dio a conocer ante la Organización de las Naciones Unidas de Nueva York su diseño de ciudad flotante sostenible y asequible para 10.000 habitantes.

El concepto para Oceanix, tal el nombre de la compañía que desarrolla formas de construir sobre el agua, ha sido realizado con la colaboración del Center for Ocean Engineering del MIT (Massachusetts Institute of Technology) y el Studio Other Spaces.

El objetivo es proporcionar un entorno habitable en alta mar a poblaciones amenazadas por fenómenos meteorológicos extremos o por el aumento del nivel de las aguas, que se supone en el año 2050 afecte al 90% de las ciudades costeras.

Diseñada para soportar huracanes de categoría cinco, cada pequeña composición hexagonal de islas contiene 12 hectáreas y está destinada a acoger a 1650 habitantes, uniéndose para formar un anillo-archipiélago que puede ampliarse.

Las piezas se construirán en tierra y luego se remolcarán al mar, donde quedarán ancladas. Los edificios de cada barrio no superan los siete niveles, para disponer de un centro de gravedad bajo y resistir el viento. Oceanix City incorpora sistemas de energía renovable —como turbinas acuáticas y eólicas o paneles solares—, genera sus propios alimentos y realiza el tratamiento de los residuos que produce.

La Luna sigue generando grandes fantasías

El estudio de arquitectura Skidmore Owings y Merrill (SOM) dio a conocer su visión de la “Moon Village”, el que pretende ser el primer asentamiento humano permanente en la superficie lunar.

Desarrollado con la Agencia Espacial Europea (ESA) y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), el proyecto será planificado, diseñado y desarrollado por SOM.

“Moon Village” gira en torno a principios de resiliencia y autosuficiencia.

El plan maestro prevé el asentamiento en el borde del cráter Shackleton, cerca del Polo Sur de la Luna, que se beneficia de la luz del día casi constante durante el año lunar.

Varios componentes críticos de infraestructura y estructuras habitables permitirían a la aldea aprovechar la luz solar para obtener energía, realizar experimentos y generar alimentos.

El agua de las depresiones en el Polo se extraería para crear aire respirable y propulsor de cohetes para el transporte. Cada grupo de módulos se conectará para permitir la movilidad sin problemas en todo el asentamiento.

Los módulos individuales, presurizados, están diseñados para inflarse y expandirse a medida que la demanda de su uso crezca. Las estructuras, de entre tres y cuatro pisos, contendrían espacios de trabajo, viviendas y sistemas de control ambiental. La resistencia a temperaturas extremas, proyectiles, polvo y raciones se ve reforzada por una cáscara basada en el regolito.

“Moon Village” debe poder sostener la vida en un entorno inhabitable, con protección contra la radiación y los diferenciales de presión, permitiendo la generación de aire respirable.

La inclusión de una firma de diseño indica la necesidad de un nuevo enfoque para los asentamientos humanos permanentes más allá de la Tierra, donde la arquitectura y la ingeniería tienen mucho para decir.

Un edificio que es, un cierre que se cae

Gracias a un efecto ilusorio creado por el artista británico Philip Morris, la fachada del edificio Via Tortonase desplaza en una esquina para mostrar una pared blanca.

Philip Morris, gigante internacional del tabaco, ha colaborado con el artista Alex Chinneck en el contexto de la Semana del Diseño de Milán para presentar un proyecto conceptual basado en la visión de futuro de la marca.

Los visitantes de la zona Tortona verán lo que parece un edificio local típico pero con una bisagra gigante, abierta para exponer una esquina de la fachada.

La colaboración con Chinneck, conocida por las esculturas públicas surrealistas que mezclan arte, arquitectura y teatro, pretende reflejar la nueva dirección de la compañía y el esfuerzo creativo para renovar una organización que trata de promover un “futuro sin humo”. “Estamos pasando de una multinacional del tabaco a lo que podríamos llamar una gran ciencia”, dice Frederic de Wilde, jefe de Philip Morris International.

Chinneck ha producido una experiencia que da forma a la metáfora de “descompresión” descrita por Wilde. El artista había desarrollado una instalación similar en un edificio de oficinas abandonado, cerca de su estudio en Kent, Inglaterra, pero esta iteración ofreció la oportunidad de explorar un nuevo enfoque. “Nos animaron a tomar el trabajo en una nueva dirección, lo que influyó en el uso de la iluminación y el color”, dice. “El trabajo que producimos se ha traducido en algo más abstracto y futurista”.

La fachada falsa es una amalgama de referencias tomadas de las calles circundantes y se presenta con una fidelidad impresionante, hasta las persianas rayadas y el yeso viejo.

La ilusión continúa en el interior, donde se integran bisagras adicionales en las paredes y el pequeño espacio de exposición. Los visitantes pueden pasar a través de la pared iluminada para ser fotografiados y cada habitación se caracteriza por un paisaje sonoro que contribuye a crear una atmósfera futurista.

Una casa Möbius, vuelta y vuelta

Takashi Yamaguchi & Associates ha completado Topological Folding House, una casa formada por una franja blanca continua que se envuelve para formar pisos, techos y balcones. La idea es parecerse a la banda o cinta de Möbius, superficie de una sola cara y un solo borde, un objeto no orientable y de superficie reglada.

"El interior es un espacio hecho doblando la superficie del piso continuo de un piso a otro, desde el balcón al segundo piso y luego a la azotea, todo lo cual continua", explicó el estudio.

Desde el exterior, ésto aparece como dos formas inclinadas, sentadas una al lado de la otra, con techos inclinados superpuestos en el medio.

El acabado blanco, con pocas ventanas, permite que su forma geométrica se lea con claridad.

“Las particiones entre la entrada del primer piso, el comedor y la sala del segundo piso desaparecen por completo y se crea un vacío entre estos espacios”, explicaron los arquitectos.

Las brechas creadas por la placa de piso superpuesta se han convertido en secciones acristaladas. Estas ventanas, esmeriladas para brindar privacidad, son adyacentes para acceder a una terraza que, a través de la placa plegable, gira para convertirse en el techo.

La inclinación superficial significa que todos estos espacios pueden ser pisados, difuminando la división entre un espacio de terraza y el techo.

Los interiores blancos con piso de aluminio ayudan a hacer rebotar la luz en las habitaciones, con huecos que ayudan a llevar la luz desde arriba hacia abajo.

La casa está rodeada de un pequeño jardín y la entrada principal se encuentra escondida en un extremo, mientras que una plataforma blanca se extiende fuera de la sala de estar para proporcionar un fácil acceso al exterior.

Por la noche, la iluminación se ha colocado para darle un aspecto brillante.

El Yin y el Yan para dos osos pandas

Mientras muchas ciudades empiezan a renegar de los zoológicos, en Dinamarca se ocupan de mejorar algunos de los lugares donde habitan distintos animales en cautiverio. En este caso, un espacio para una pareja de pandas, diseñado por BjarkeIngels, arquitecto danés.

Fue inaugurado por la reina Margrethe II y aloja una pareja con hábitos alimenticios peculiares y con una animosidad de casi todo el año entre ellos.

Los funcionarios del zoológico estiman que la combinación de la adorable potencia animal y el innovador diseño atraerán a 400.000 visitantes adicionales por año.

“Para un animal tan icónico, necesitábamos un entorno icónico”, dijo el director del zoológico.

Pero no todos son fanáticos de la nueva casa, resuelta como un recinto circular con la forma del símbolo del yin y el yang.

Los opositores creen que los pandas -un préstamo de China que requiere que el anfitrión pague un millón de euros al año-, limitará la disposición de Dinamarca a criticar la política china en materia de derechos humanos.

La campaña para llevar a los pandas a Copenhague comenzó en 2010, después de que el parlamento de Dinamarca reconocía la soberanía de China sobre el Tíbet.

Con forma de símbolo chino que representa opuestos en equilibrio, el recinto tiene dos mitades de inclinación. Los visitantes pueden observar a los pandas desde arriba, o desde un restaurante a nivel del suelo. El panda macho pasa la mayor parte de sus horas esposando bambú.

Los hábitos de apareamiento del panda representaban el principal desafío para los arquitectos. Los osos solo se aparean dos o tres días cada año. El resto del tiempo deben mantenerse lo suficientemente separados para que no puedan verse o escucharse entre sí.

Un área separada dentro del recinto se abrirá a ambos durante su muy breve temporada de apareamiento, e incluye árboles que la panda hembra puede trepar si su pretendiente no es de su agrado. El resto del año los animales vivirán al aire libre en áreas separadas, un bosque seco de bambú y un bosque más denso que se mantiene brumoso por una máquina de niebla.

>

Los cactus tienen algo que decir

El xeropaisajismo es una modalidad de paisajismo dedicada a la recreación de ambientes con bajas demandas hídricas. En la práctica, se trata de la conjunción del arte y la técnica de recrear la naturaleza con especies vegetales que pueden vivir con poca agua.

El estudio de arquitectura García German Arquitectos ha sido el responsable de diseñar el centro de cactus más importante de Europa, el Desert CITY, un espacio pionero en xeropaisajismo a pocos kilómetros de Madrid.

Este proyecto supone una apuesta por una nueva estética paisajística, la de menos es más, y una postura contundente por la sostenibilidad.

El complejo multifuncional de 16.000 m2 presenta en su claustro-invernadero una cubierta tan novedosa como el término paisajístico al que da cobijo. Se trata de una construcción que se sostiene por el principio estructural de tensegridad, que consiste en el empleo de componentes aislados comprimidos dentro de una red tensada continua.

Los miembros comprimidos –generalmente barras– no se tocan entre sí y están unidos únicamente por medio de componentes traccionados –habitualmente cables– que son los que delimitan espacialmente el conjunto.

En el interior del perímetro habitan más de 400 especies que evocan desiertos de todo el mundo. Dichos parajes naturales constituyen un ecosistema propio que se rige por leyes que se investigan en centros como éste. El jardín del futuro, señalan los autores, probablemente se parezca más a un ambiente desértico que a los jardines de Versalles.

La apertura de este centro sobre lo que antes era un descampado sin vida, simboliza con el cactus una oda a la supervivencia, a la resiliencia y a la capacidad de adaptación.

Una torre con balcones singulares

Heatherwick Studio ha publicado fotos de EDEN, una torre de concreto de 20 pisos casi terminada en Orchard Road, en Singapur.

El edificio, de 104 metros de altura, fue diseñado para “unir la naturaleza con la vida en un apartamento de la ciudad”. Contendrá 20 apartamentos de lujo con balcones curvos llenos de jardines colgantes.

EDEN será uno de los edificios que combinan arquitectura y vegetación, junto al Aeropuerto Jewel Changi, siguiendo la visión del ex Primer Ministro Lee KuanYew, quien imaginó a Singapur como una “ciudad en un jardín”.

“Como la mayoría de las ciudades globales, el horizonte de Singapur está lleno de torres angulares de acero y vidrio. Ésto buscamos cambiar”, se dijo desde Heatherwick Studio.

Una casa de hormigón, en La Plata

Un patio lleno de plantas y una larga piscina se ubican detrás de los muros de concreto de esta residencia en La Plata, Argentina, diseñada por el arquitecto Felipe González Arzac.

El autor del proyecto completó la Casa en City Bell, área residencial de La Plata.

Desde la calle tiene un exterior severo, compuesto de paredes de concreto texturadas por las huellas de tablas de madera.

En el interior, la casa de 190 m2 se abre alrededor de un patio que el acristalamiento envuelve con vistas a la vegetación y mucha luz natural.

“Su fachada totalmente ciega y sus lados abiertos dan un impacto visual particular, generando la sensación de ser una casa completamente oscura, sin mucha conexión con el exterior”, dijo el arquitecto. “Sin embargo, es el efecto opuesto que se genera al entrar a una casa que se descompone y perfora casi en su totalidad, con un gran patio como centro de composición”, continuó.

El patio central está unido por otro más pequeño cortado, fuera de la esquina frontal de la residencia, para formar la entrada principal. Ésto conduce a un volumen en forma de “L” que se envuelve alrededor del patio central.

Una cocina de planta abierta, salón y comedor se ubicaron en la parte trasera de la casa. Las puertas corredizas de vidrio se extienden a lo largo de la pared trasera de la propiedad y se abren a una larga piscina en el jardín posterior.

En el interior, los muros se dejaron expuestos, mientras que los tabiques están pintados de blanco. Pavimentos de hormigón completan la estética recortada.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores