Marzo 2019 - Año XXVII
Noticias y Novedades

Galpones ferroviarios para una escuela de Rosario

En el programa de preservación patrimonial de Rosario, las autoridades provinciales realizaron un Concurso Nacional de Anteproyectos para ubicar el nuevo edificio de la escuela provincial de artes visuales.

Para eso se recurrió a los antiguos talleres ferroviarios del Central Argentino, donde se debían adaptar las instalaciones preservando su valor histórico.

El anteproyecto corresponde al estudio de los arquitectos Enrique Bares, Federico Bares, Nicolás Bares y Florencia Schnack, y propone el ingreso al edificio a través de un semicubierto que remata en un hall de doble altura.

El programa se dividió en secciones: el auditorio para 1000 espectadores, el Salón de Usos Múltiples, la cafetería, la escuela y los espacios abiertos y semiabiertos.

En el taller central, un patio cubierto actúa como rótula articulando las distintas funciones y, al mismo tiempo, se transforma en sala de exposiciones o eventos. Este espacio se potencia mediante una gran escalera la cuál cose los distintos niveles y funciona como grada.

La estructura se planteó con columnas metálicas y losas de hormigón, mientras que los cerramientos interiores con placa de roca de yeso sobre perfilería.

La elección de los materiales, la relación entre las funciones y el dinámico patio cubierto fueron los aspectos más valorados por el jurado.

Conos para explorar

La construcción se ha completado en el Tianjin Binhai Exploratorium, una estructura de museo de 33.000 metros cuadrados en Tianjin, China. El lugar exhibirá artefactos del pasado industrial de Tianjin a través de tecnología contemporánea, incluyendo cohetes para la investigación espacial. El proyecto forma parte del Centro Cultural Binhai y contiene instalaciones para eventos culturales y exposiciones, así como galerías, oficinas, restaurantes y locales comerciales.

Bernard Tschumi Architects diseñó el Exploratorium para relacionarlo con la historia industrial del área. Una serie de conos a gran escala crea las salas principales.

El cono central, iluminado desde arriba, conecta los tres niveles del Exploratorium.

Una rampa en espiral sube al nivel superior. El techo es accesible y actúa como un paseo marítimo con vistas sobre la ciudad.

“El Exploratorium está diseñado como un edificio para el pasado, el presente y el futuro”, dice Bernard Tschumi.

El punto focal del complejo es el gran vestíbulo o cono que proporciona acceso a todas las partes públicas. Ese cono se conecta a los espacios circundantes y permite girar en espiral a través de las salas de exposiciones.

La fachada de aluminio perforada da una presencia unificada al edificio. Sus formas cónicas también concentran el aire caliente, que se puede canalizar fuera del edificio en verano o de regreso en invierno. El atrio central actúa como una chimenea solar, aspirando aire caliente y reemplazándolo con aire fresco desde abajo.

En Miami: un puente que es edificio y algo más

ArquitectonicaGEO, con sede en Miami, integró el equipo internacional del proyecto para el túnel Port-Miami, una asociación público-privada de Diseño-Construcción-Financiamiento, con una inversión de 30 años. La obra aprovecha un “simple” túnel para convertir su acceso en un gran portal y generar una propuesta edilicia y paisajística.

Bouygues Civil Works Florida, contratista y socio de capital, contrató a ArquitectonicaGEO para el diseño y propuesta paisajista para los edificios de soporte de nivel superior, estructuras de las vías de acceso a túneles y áreas de campus de edificios en ambos extremos.

El proyecto incluye dos túneles gemelos de 1.200 metros de largo y 12 de diámetro debajo del canal Government Cut. Además del túnel, hay 90 metros de carretera hacia Watson Island y 95 de camino en Dodge Island.

La naturaleza escultórica y gráfica de los portales e interiores resaltan la infraestructura. Siguiendo la tradición de los acueductos romanos, las fuentes barrocas italianas, el objetivo de ArquitectonicaGEO era elevar la infraestructura al nivel del arte cívico.

Los portales de 24 metros de altura en las entradas albergan compuertas de 50 toneladas que protegerán los túneles en caso de una marejada.

Secciones de malla metálica traslúcida resaltan en la noche para brillar como balizas y piezas de arte. Las paredes están inscritas con patrones de bajo relieve e irregulares que recuerdan los pastos marinos de la bahía de Biscayne.

El paisaje de las carreteras está diseñado para ilustrar y mejorar el ecosistema circundante.

El complejo incluye edificios administrativos detrás de los portales, para los cuales se diseñó un dosel naranja con forma de cinta que ondula y envuelve las estructuras. El uso de acabados de hormigón y estructuras de sombra mejoran la sostenibilidad y aporta varios materiales: concreto, metal y material de paisajes.

La Bauhaus sobre ruedas

Un autobús inspirado en la mítica Bauhaus, en Dessau, Alemania, tomará las calles durante el año del centenario de la escuela para visitar cuatro ciudades del mundo.

El autobús es parte del proyecto SPINNING TRIANGLES de SAVVY Contemporary, que pretende actuar contra las estructuras inherentes a las prácticas de diseño, la teoría y la enseñanza.

Diseñado por el arquitecto Van Bo Le-Mentzel, el edificio móvil de 15 metros cuadrados representa una réplica de una sección emblemática de la Bauhaus, el edificio concebido por Walter Gropius para encarnar los principios y valores de una arquitectura que hizo historia.

Presenta las mismas paredes de vidrio cuadriculadas que rodean el edificio, así como el famoso letrero. Por dentro contiene un área para exposiciones y talleres, además de una sala de lectura que muestra el legado de la Bauhaus.

El proyecto analizará “las grandes cuestiones globales”, la injusticia y la violencia trabajando en una variedad de lugares como Dessau, Kinshasa, Berlín y Hong Kong.

Planteará, además, cuestiones relacionadas con el patrimonio, la urbanidad, la convivencia, la visibilidad y la invisibilidad.

Posteriormente viajará al festival “100 años de Bauhaus” en Berlín, para terminar ofreciendo talleres y charlas.

Edificio Bonpland: por una ciudad diversa y vertical

En una discusión que no se termina de resolver, muchos coinciden en señalar que las ciudades deben ser compactas, densas y diversas. Las migraciones rurales desbordaron las densidades imaginadas, obligándonos a abandonar la idea de un único programa ligado a grandes extensiones de suelo.

Las construcciones a gran escala son un ejemplo de esta línea de trabajo, donde edificios con programas diversos confluyen en un único proyecto.

El edificio Bonpland 2169, en Buenos Aires, es un ejemplo de esa búsqueda, al abordar la diversidad de usos mediante la homogeneidad espacial y ofrecer una estructura abierta a distintas apropiaciones.

“La atención hacia nuevos modos de usar la ciudad y la actualización de sus programas resultan de vital importancia”, señalan los autores del proyecto. Desarrollar una sensibilidad acorde a los objetos que ocuparán cada unidad y asumir el desafío de que cada apropiación espacial permita entrever una nueva manera de habitar es el nuevo desafío del urbanismo moderno.

Bosque de la Esperanza, al ritmo de Shakira

Bosques de la Esperanza es un centro deportivo en las afuera de Bogotá, donde la comunidad puede practicar deportes y hacer actividades recreacionales y académicas. Este proyecto es posible gracias a la Fundación “Pies Descalzos”, creada por la cantante Shakira, y la ONG española “Ayuda en Acción”.

El centro cuenta con 1.744 m2 de superficie horizontal y un domo de estructura espacial de 700 m2, que evoca las ramas de los árboles como símbolo de naturaleza, unión y esperanza en el área de Altos de Cazucá, un área deprimida con falta de infraestructura pública y conocida por sus problemas de seguridad. Cada módulo es un dodecaedro, una figura que se repite varias veces para formar el toldo que cubre el centro.

El “top ten” de las alturas

La humanidad se ha obsesionado desde siempre con romper sus límites. Así el skyline de las ciudades siempre ha sido definido por quienes ostentan el poder en cada época: alguna vez fueron las iglesias, luego las instituciones del estado y finalmente los rascacielos.

Existen instituciones que establecen los parámetros para definir cuánto mide un edificio. Si se cuentan las antenas y otros artilugios o si los últimos pisos son habitables. Se trata de la CTBUH (Council on Tall Buildings and Urban Habitat), que categoriza más de 4.250 edificios por sobre los 150 metros de alto.

Este es el listado de los diez más altos para esta entidad. Ya no es una curiosidad, pero vale remarcarlo: nueve están en Oriente.

10. Shanghai World Financial Center, 492 m, 101 pisos, Shanghai, China, 2008

9. TAIPEI 101, 508 m, 101 pisos, Taipei, Taiwán. C.Y; Oficinas; 2004

8. China Zun, 527,7 m, 109 pisos, Beijing, China, Oficinas, 2018

7. Guangzhou CTF Finance Centre, 530 m, 111 pisos, Guangzhou, China, Mixto, 2016

6. One World Trade Center, 541,3 m, 94 pisos, Nueva York, Oficinas, 2014

5. Lotte World Tower, 554,5 m, 123 pisos, Seúl, Corea del Sur, Hotel + Oficinas, 2017

4. Ping An Finance Center, 599 m, 115 pisos, Shenzhen, China, Oficinas, 2017

3. Makkah Royal Clock Tower, 601 m, 120 pisos, La Meca, Arabia Saudita, Mixto, 2012

2. Shanghai Tower, 632 m, 128 pisos, Shanghai, Hotel + Oficinas, 2015

1. Burj Khalifa, 828 m, 163 pisos, Dubái, Emiratos Árabes, Oficinas + Residencial + Hotel, 2010

Biblioteca LocHal, un espacio ferroviario

La LocHal, una antigua sala de locomotoras que data de 1932, ubicada junto a la estación de Tilburg, fue completamente reconvertido y ahora alberga la Bibliotheek Midden-Brabant, una obra que maravilla con la recuperación interior del edificio y también con su nueva estética exterior.

La prestigiosa firma Mecanoo maneja los elementos históricos, formando una combinación con nuevas adiciones de roble y acero, y una paleta de colores cálidos de rojos y naranjas. El interior es variado, lúdico e innovador, con una diversidad de ambientes para reuniones y trabajo.

Cuenta con un bar con azulejos de cerámica roja, marrón y dorada, y un logotipo de neón. Las huellas antiguas son visibles en el piso de concreto. En el lugar se utilizan tres mesas de “trenes” con ruedas. Una tabla puede convertirse en extensión de la barra cuando se colocan juntas. Las mesas forman un escenario con las escaleras como tribuna.

Junto a esta cafetería se encuentra la sala de lectura y el espacio de exposición. Las paredes textiles diseñadas por Inside/Outside, inspiradas en Tilburg como ciudad textil, crean espacios íntimos en esa sala.

Cruzando el edificio hay columnas históricas industriales, en las que se pueden ver las antiguas capas de pintura. También hay unidades de pantalla móvil bajas donde los libros se presentan como en una librería.

Una zona juvenil está animada con asientos de tren y mesas para diferentes entornos de aprendizaje. Hay impresoras 3D y una pantalla verde para filmar.

Por último, un edificio multiuso, donde la historia se hace presente y convive con las últimas tecnologías, con la arquitectura como elemento organizador.

Una obsesión de Borges hecha realidad

“Alta en la tarde, altiva y alabada,
cruza el casto jardín y está en la exacta
luz del instante irreversible y puro
que nos da este jardín
y la alta imagen silenciosa.

(Susana Bombal, J.L. Borges)

El laberinto de Borges es el primer monumento realizado en memoria del escritor argentino. Se ubica en San Rafael, Mendoza. Ocupa 8.700 m2 y está armado con 7.150 plantas de Buj. Fue diseñado por el inglés Randol Coate como un libro abierto al universo. Esta obra de arte viva cuenta con más de 2.500 metros de senderos para recorrer su oculta simbología, que se hace visible a partir de la torre de 20 metros.

Un centro de interpretación cuenta la historia de la amistad que unía a Borges con la dueña de la estancia Los Álamos, Susana Bombal, y la cruzada de su sobrino nieto, Camilo Aldao, por hacer realidad el sueño del laberinto. Lugares para comer, juegos para niños y un parque rodeado de viñedos, acequias, bosques y ciruelos conforman el marco de esta obra.

La construcción del lugar empieza con una amistad entre Borges y Susana Bombal. Los dos compartían el amor por la literatura inglesa. Ella se refugió en las artes, la cultura y en su familia. Ahí empieza a escribir y se conoce con Borges. Él la llamó dos días antes de morir desde Ginebra para despedirse.

La historia del laberinto empieza con el diplomático inglés Randoll Coate, que trabajaba en la embajada británica argentina, y le pide a Susana que le presente a Borges porque él era fanático de los laberintos. Años después Randoll se convierte en un gran diseñador de laberintos en Europa.

Borges muere en 1986. Susana en 1991. Y ahí aparece Camilo, hijo de Susana, que fue a Londres y Randoll le dio el diseño del laberinto. Camilo vuelve y se contacta con María Kodama y Carlos Thays e intentan hacerlo en Buenos Aires, pero se da cuenta que el lugar era la finca de San Rafael. En seis meses estaba hecho.

Se trata de un laberinto de 96 x 76 metros. En 2015 el lugar se abrió al público.

El trazado exigió un buen agrimensor, una torre donde emplazar unos láser, el diseño con las estacas sobre el papel y pasarlo al láser que marca por dónde tiene que estar ubicada cada una. Se hace desde arriba.

El laberinto contiene muchas simbologías que se refieren a Borges: relojes de arena; su nombre se refleja como si fuera un espejo; tiene el bastón y un símbolo de interrogación.

Un laberinto está hecho para que sea más alto que uno, pero éste se hizo una poda a 1,50 metros para no generar angustia entre quienes lo recorren. Borges y su universo generan, a veces, cierto vértigo.

Un singular camino para los pingüinos

Una de las obras singulares de la arquitectura moderna es la Piscina de los Pingüinos del zoológico de Regent’s Park, en Londres, diseñada por Berthold Lubetkin en 1934.

Lubetkin había emigrado de la Georgia de la era soviética al Reino Unido en 1931, donde creó la firma Tecton, cuyos primeros proyectos fueron para el Zoo.

Lubetkin, con la colaboración de los ingenieros Ove Arup y Felix Samuely, presentó su “Penguin Pool” en espiral. El resultado fue un par de rampas que se entrelazan en voladizo por encima de la piscina elíptica, un proyecto histórico en términos arquitectónicos y de ingeniería.

El diseño experimentaba las posibilidades del hormigón armado en formas complejas y de carga.

El lugar dejó de ser hogar de los pingüinos en 2004, porque los animales contrajeron una infección bacteriana debido a las micro abrasiones causadas por caminar sobre el concreto.

El problema no fue consecuencia del diseño original, sino de su falta de mantenimiento y de posteriores reformas.

Lubetkin había consultado con el biólogo Julian Huxley para asegurarse de que el diseño se adaptara a las necesidades de los pingüinos.

El pavimento original, junto a la piscina, era de goma, para comodidad de los pingüinos, pero fue reemplazado con hormigón. En la restauración se aplicó una capa de gránulos de cuarzo en la rampa en beneficio de los guardianes, pero para incomodidad de los pingüinos. También el recinto había sido diseñado para una especie de pingüinos a los que les gusta apiñarse. El zoológico los cambió por Humbolts sudamericanos, que prefieren excavar, lo que hace que los nidos originales no sean adecuados.

Aunque el zoológico no tiene planes actuales para el lugar, los especialistas proponen encontrar un uso imaginativo para una obra tan significativa en la historia de la arquitectura.

Casa de cinco pisos: un desafío en Seúl

Esta obra es una casa apilada en un pequeño sitio en Seúl, ciudad capital de Corea.

En menos de 100 metros cuadrados de área, esta casa alta y delgada crea una “vivienda vertical” con diferentes zonificaciones en cada piso.

En Corea, un departamento con sala de estar, cocina, comedor y dormitorios en un solo piso es el residencial típico. Una casa apilada con una pequeña superficie de suelo es un tipo provocativo.

El costo adicional por la construcción en un sitio pequeño, el área aumentada de envoltura interior y exterior y las quejas de vecinos son inconvenientes que soporta este tipo de casa.

La casa es para una pareja y tres hijos. Cuenta con un estudio y una sala de juegos para las niñas. La sala múltiple para las hijas está en el primer piso, con la cubierta norte expandida para que puedan pasar tiempo juntas.

El estudio del padre se ubica en el lado sur. El espacio para reuniones familiares está en el segundo piso. El dormitorio principal y la habitación para las niñas se encuentran en el tercero, con una biblioteca, mientras que la habitación de la niña más grande está en el quinto piso.

El cuarto piso funciona como espacio de reunión, con terraza, un dormitorio y un baño. En lugar de amplias aberturas, se colocaron ventanas para iluminación y otorgar privacidad.

La casa busca pequeños ajustes de “arcos” en elementos que definen el edificio. El arco del voladizo en el estacionamiento, la pared inclinada en el cuarto piso expandido y las aberturas en elevaciones, expresan una apariencia única.

Casa de cinco pisos: un desafío en Seúl

Esta obra es una casa apilada en un pequeño sitio en Seúl, ciudad capital de Corea.

En menos de 100 metros cuadrados de área, esta casa alta y delgada crea una “vivienda vertical” con diferentes zonificaciones en cada piso.

En Corea, un departamento con sala de estar, cocina, comedor y dormitorios en un solo piso es el residencial típico. Una casa apilada con una pequeña superficie de suelo es un tipo provocativo.

El costo adicional por la construcción en un sitio pequeño, el área aumentada de envoltura interior y exterior y las quejas de vecinos son inconvenientes que soporta este tipo de casa.

La casa es para una pareja y tres hijos. Cuenta con un estudio y una sala de juegos para las niñas. La sala múltiple para las hijas está en el primer piso, con la cubierta norte expandida para que puedan pasar tiempo juntas.

El estudio del padre se ubica en el lado sur. El espacio para reuniones familiares está en el segundo piso. El dormitorio principal y la habitación para las niñas se encuentran en el tercero, con una biblioteca, mientras que la habitación de la niña más grande está en el quinto piso.

El cuarto piso funciona como espacio de reunión, con terraza, un dormitorio y un baño. En lugar de amplias aberturas, se colocaron ventanas para iluminación y otorgar privacidad.

La casa busca pequeños ajustes de “arcos” en elementos que definen el edificio. El arco del voladizo en el estacionamiento, la pared inclinada en el cuarto piso expandido y las aberturas en elevaciones, expresan una apariencia única.

Un juego para niños autistas

El arquitecto Matthew Springett y la educadora Fiona MacDonald colaboraron con los niños autistas de la Escuela Phoenix, en el sur de Londres, para crear una Sala de Juegos con una estructura hecha de triángulos plegados color azul marino.

El proyecto resultó un espacio de juego utilizable, y en su concepción fue importante involucrar a los niños en el proceso de diseño y creación.

La Escuela Phoenix se está expandiendo y se mudará dos veces en los próximos dos años. Por lo tanto, los maestros están convencidos en que debería haber algo reconocible en los terrenos de la nueva escuela, de lo cual los estudiantes se sintieran dueños.

“La familiaridad con el medio es importante para los jóvenes con autismo”, se explicó.

Para crear el patio los estudiantes fueron invitados a diseñar una estructura que se pudiera construir a partir de triángulos simples.

Estos diseños se amalgamaron para hacer una construcción en papel a media escala, modelo utilizado para el diseño final, que se construye a partir de un marco prefabricado y láminas de contrachapado en forma de triángulo.

El uso de elementos prefabricados permitió que se construyera en pocas semanas.

“El diseño responde a los momentos que los niños imaginaron, por ejemplo, acurrucándose en un rincón u observando el cielo. Este proceso de colaboración otorga una autoría expresa a los jóvenes y los faculta como un proceso de diseño no convencional”.

La casa Boulter, de Frank Lloyd Wright: ¿barata?

“Barata”. Es la palabra que define el dinero solicitado por una casa diseñada por Wright y que, incluso, tiene los muebles original diseñados por el afamado arquitecto norteamericano.

La casa Boulter, terminada en 1956, tiene la sobriedad y los materiales que Wright aplicó a sus casas Usonia.

Registrada como patrimonio histórico, está construida con caoba africana y filipina, abeto de Douglas, bloques de cemento y vidrio; y cuenta con algunos elementos clásicos de Wright, como calefacción por suelo radiante.

Hoy, sin embargo, sale al mercado a un precio que no han dudado en calificar de irrisorio: 695.000 dólares.

En realidad son muchas las viviendas de Wright que salen a la venta por precios relativamente bajos. Y cuesta venderlas.

Quien vive en una casa de Wright debe acostumbrarse a merodeadores, estudiantes y turistas que quieren ver sus creaciones. Muchos propietarios buscan, además, un candidato que les inspire confianza en que va a cuidar el lugar.

La casa Boulter tiene 228 metros cuadrados, con grandes ventanales y un balcón flotante. Cuenta con dos modificaciones sobre el plano original: la primera del propio Wright, para crear un salón de juegos; la segunda data de 1990, cuando el arquitecto Chris Magee cerró la cochera y la adjuntó a la casa, además de actualizar el baño principal y el comedor.

El resto, está tal como Wright lo diseñó: cocina eficiente -pequeña y funcional-; un salón a dos alturas y cuatro habitaciones de 9 metros cuadrados. Una obra de arte en venta, vivible.

Un museo de arte moderno que crece en San Telmo

A 62 años de su fundación, la rehabilitación del Museo de Arte Moderno del barrio de San Telmo ha unificado varios edificios existentes, consiguiendo un aumento de 1.700 m2.

Con la vinculación se ha conseguido una mejora de las circulaciones y generar nuevas salas de exposiciones, espacios para talleres, una cafetería, una biblioteca y espacios complementarios.

El estudio de arquitectura MSGSSS, recibió este encargo que consigue mostrar gran parte de las obras que no eran expuestas anteriormente al integrar la estructura de siete habitaciones con 4000 metros cuadrados para exhibir el patrimonio y diferentes exposiciones.

Protagonista de la expansión es la nueva escalera piranesiana, compuesta por parapetos negros que genera una ruta dinámica que permite conectar las habitaciones mediante secciones superpuestas.

El proyecto integra la estructura del Moderno –donde antiguamente funcionó la tabacalera Nobleza Piccardo- y el edificio que perteneció al Museo del Cine–, cuya fachada fue terminada en 2010.

Para ello se modificaron ambos edificios para generar una circulación por la parte trasera que los uniera, incorporando ascensores, espacios de descanso y encuentro con un punto de conjunción en la nueva escalera escultórica de hierro, mármol y espejos.

La nueva escalera conecta las salas en todos sus niveles dando lugar a una circulación cómoda y accesible. Está compuesta de parapetos negros enmarcando el solado de mármol que componen los escalones a modo de alfombra.

Se incorporaron ventanas que permiten la entrada de luz y propician las vistas de San Telmo y enmarcan las vistas de las cúpulas de los edificios circundantes.

En el exterior se respetó la fachada verde, mediante un remate arbolado y vegetación en las aberturas.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores