Marzo 2019 - Año XXVII
Materiales del futuro

Novedoso ladrillo aspirador de contaminación

¿Qué sucedería si los edificios tomaran un papel más activo en la tracción de los contaminantes del cielo? ¿Y si trabajaran como una aspiradora? Ésto fue exactamente lo que inspiró el “Breathe Brick”, un particular ladrillo desarrollado por Carmen Trudell, profesora asistente en la Escuela de Arquitectura de Cal Poly San Luis Obispo y fundadora de Both Landscape and Architecture.

Breathe Brick es similar al desarrollo del sistema de las aspiradoras modernas, que separan las partículas pesadas contaminantes y las retiran. Es un sistema de fachadas específicamente diseñado para cumplir las funciones habituales de la envolvente y, además, mantener en el interior un aire de calidad. La base es un “ladrillo” diseñado para ser un elemento más del sistema de ventilación del edificio: la fachada se compondría de una hoja exterior de este ladrillo y una interior estándar, que es la que lleva el aislamiento. La composición puede ser estructural y también soportar cargas laterales.

En la hoja exterior, unos conductos verticales se encargan de recoger las partículas separadas y dejarlas caer hasta un depósito en la base de la envolvente. La hoja exterior tiene dos elementos fundamentales: los ladrillos de hormigón y una pieza de plástico reciclado que se coloca entre ellos con la función de aplomarlos y abrir un conducto entre el exterior del edificio y la “chimenea” que se crea en el interior de los ladrillos. (foto: 02A_BreatheBrick_ModuleStacking)

El sistema funciona tanto con ventilación mecánica como pasiva para fomentar el movimiento del aire. Así se genera un elemento nuevo entre la envolvente y las instalaciones del edificio, con una función que va más allá que el propio edificio, integrándose en el ciclo de la ciudad.

El aire filtrado a través de esta capa pasa a la cámara de aire adyacente, desde la cual se puede conducir directamente al interior a través de los huecos de ventana o hacia los sistemas de refrigeración, que a su vez lo proyectan a los ambientes.

Los ensayos realizados determinan que el sistema es capaz de filtrar un 30% de partículas contaminantes finas, aquellas con un diámetro de 2,5 micrones o menor, y hasta el 100% de las partículas gruesas, aquellas que tienen un diámetro mínimo de 10 micras.

¿Por qué ladrillos?

La tendencia contemporánea es crear paredes de varias capas para que se puedan emplear materiales especializados, a fin de maximizar el aislamiento, evitar la migración del vapor de agua, proporcionar sombreado solar, prevenir el crecimiento de moho, etc.

El “Breathe Brick” elimina el acoplamiento de la luz natural y posee las características de vista de una ventana de operabilidad requerida para la ventilación. Si bien podría verse como problemático que el aire pueda fluir a través del mismo, también podría verse como un movimiento que está consciente de la materia y la energía como vinculadas. “Breathe Brick” es una propuesta de material, energía y filtración que proporciona a esa agencia un enfoque de diseño de baja tecnología y alto rendimiento.

Estos tipos de materiales van un paso más allá, no centrándose únicamente en reducir las emisiones de un edificio, sino haciendo que éste colabore en mejorar la calidad del aire que respiramos en su interior, reduciendo la contaminación ambiental. Ello, sumado a que se trata de un sistema que puede aplicarse a los sistemas de fachada tradicionales, permite un uso generalizado del mismo.

Nombre: Breathe Brick

Características:

  • ladrillo de hormigón visto.
  • sistema de aspiración de partículas contaminantes
  • el aire filtrado se devuelve al interior
  • funciona como ventilación mecánica

Estado: en estudio.

Fuente: Metabolic Masonry Paper. Cedido por Carmen Trudell, https://architecture.calpoly.edu/faculty/trudell

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores