Marzo 2019 - Año XXVII
Construcción y tecnología

Casas rotativas una tendencia futurista arraigada en el pasado

Cuando pensamos en el diseño de una vivienda, una de las principales acciones a tener en cuenta es la orientación. A todos nos gusta tener hogares iluminados, con grandes ventanales o balcones, donde la luz natural no sólo aporte calidez sino que también nos ayude a tener una casa energéticamente más eficiente. Las casas rotativas llegaron para cumplir con esa premisa.

Los edificios que giran, además, de buscar la sustentabilidad, combinan ciencia, arquitectura, diseño y lo último en tecnología.

A pesar de estar relacionado con los últimos adelantos constructivos, desde hace años se vienen edificando este tipo de arquitecturas, sólo que la tecnología y los avances han logrado ahora perfeccionar y motivar a la superación en lo relacionado con los sistemas giratorios.

Por este motivo queremos recorrer la historia de esta metodología, compartiendo su pasado y analizando su presente y futuro.

Pasado: Villa Girasole, en Marcellise, Verona (Italia)

La primera casa giratoria data de 1935 y es obra del arquitecto Angelo Invernizzi. Esta casa tiene una sección superior de dos pisos en forma de “L”, que se apoya en una pista circular de 44 m de diámetro. En el centro se encuentra una torre o faro del cual se produce el movimiento
de rotación.

Al principio se pensó que el edificio únicamente girara 180 grados, pero luego se incrementó a 360 grados en cada ciclo, que duraba nueve horas y media y seguía la trayectoria de las agujas de un reloj. Ésto era posible -a pesar de sus mil quinientas toneladas de peso- gracias a dos motores diésel que proporcionaban potencia suficiente para ese movimiento circular sobre raíles.

Lamentablemente, la tecnología de entonces no era la más adecuada y cada vez que Villa Girasole completaba una vuelta era un paso más hacia su final, ya que se iba hundiendo en el terreno. A pesar de ello y aunque ya no se use, para preservar el conjunto, ocho décadas más tarde el mecanismo sigue teóricamente operativo. La Invernizzi Foundation y la Academia Mendrisko de Arquitectura de Suecia se encargan de su protección.

Presente: Casa Girasole en Canberra (Australia)

A comienzos de 2013 se levantó, en un barrio de Camberra, Australia, otro edificio rotante. Se trata de una nueva versión de aquel proyecto pionero -incluso se llama Girasole también-, mejorado gracias a los avances técnicos en la construcción.

Casa Girasole ha sido el sueño de John Androlo de conseguir un hogar auto sostenible. Está situada en un barrio tranquilo y rural en Canberra, con una vista majestuosa del Monte Majura. A pesar de sus características futuristas y sostenibles, su exterior está diseñado para encajar con el resto de las viviendas vecinas: fachada de una sola planta, como la mayoría de ellas.

La casa se ha montado sobre una plataforma circular, donde se apoyan 28 ruedas -22 de ellas en el perímetro y 6 en la circunferencia central-. Cada rueda soporta una carga de 2,5 toneladas y el movimiento se consigue gracias a dos motores cuyo coste energético es parecido al de una bombilla incandescente de 100 W.

Solo necesita 10 minutos para realizar un giro completo de 360 grados, bastante sorprendente en comparación con su predecesor. Éso le permite aprovechar la mejor orientación, en cualquier momento del día.

En la Casa Girasole se ha incorporado toda una serie de recursos que mejoran la eficiencia de la vivienda:

  • Un sistema de gestión de domótica que regula el movimiento y el funcionamiento de todas las instalaciones.
  • Un gran aljibe de 120.000 litros situado bajo al garaje recoge el agua de lluvia para ser utilizada en los aseos, el lavadero y el jardín.
  • Una instalación fotovoltaica instalada en la cubierta de la casa suministra gran parte de la energía (10,5 kw).

Argentina también dice presente

Se trata de la primera y única casa giratoria que hay en la provincia de Córdoba. Inicialmente estuvo ubicada en el tradicional barrio Nueva Córdoba, pero en 2004 fue trasladada al Museo de la Industria del barrio General Paz.

La original casa giratoria fue construida entre los años 1949 y 1951 por el inmigrante sirio Abdón Sahade, con un proyecto propio, en la intersección de las calles Paraná y San Lorenzo. Su ideólogo y creador fue un importante empresario textil que llegó a la capital mediterránea durante la primera mitad del siglo XX. Aunque se dedicó a la industria de los tejidos ni bien arribó a la ciudad, trajo consigo un conocimiento innato en materia de ingeniería y arquitectura.

Su construcción demandó un período de cuatro años, abriendo finalmente sus puertas el 10 de julio del año 1951. Durante aquel histórico día, la casa giró por primera vez ante la presencia y asombro del intendente municipal, el arzobispo de Córdoba, funcionarios del gobierno provincial, el cónsul de Siria y una numerosa multitud que se agolpó en las calles.

Hasta el año 2004 la casa estuvo emplazada en el barrio de Nueva Córdoba, en uno de sus terrenos más altos. Al encontrarse en una zona bastante empinada, en su momento ofrecía una vista panorámica de toda la ciudad con las sierras de fondo.

Erigida con materiales tradicionales, su estructura circular era capaz de girar 360o sobre sí misma buscando la luz solar. Dicha rotación resultaba posible gracias a un ingenioso sistema de engranaje situado en la base misma de la construcción.

El mecanismo en cuestión (hecho sobre rieles y ruedas de ferrocarril) entraba en funcionamiento a partir de la conexión de dos motores trifásicos y una caja reductora. Una vez en movimiento, la casa mantenía activos todos sus servicios (electricidad, agua corriente, deyecciones cloacales, etcétera) sin ningún tipo de inconveniente.

A efectos de no perturbar el normal desenvolvimiento de las personas que estuvieran allí dentro, la casa giraba un metro por minuto, siendo el movimiento casi imperceptible. Para que rotara 360o, era necesario que transcurriera una hora aproximadamente.

Si bien la casa se convirtió en una atracción turística durante varias décadas, su presencia empezó a diluirse con el paso del tiempo. A partir de los edificios que se fueron construyendo en Nueva Córdoba, la casa fue perdiendo protagonismo en una ciudad que se iba levantando en altura.

En ese contexto, en el año 2002, se aprobó una ordenanza municipal para demoler la construcción giratoria, con el objeto de levantar un edificio de altura. Así también, la reglamentación proponía el traslado de su base metálica al Museo de la Industria.

Frente a este escenario, distintas fuerzas se pusieron en acción para no perder esta pieza de ingeniería única en el mundo. Aunque su exilio de Nueva Córdoba era inminente, las autoridades del museo no estaban de acuerdo en que se trasladara solamente su base móvil. El sistema de engranaje no iba a tener ningún valor museológico si no se trasladaba con la casa en sí. Por más que pareciera una locura, la única solución fue que movilizaran la construcción entera: las bases y la casa.

A pesar de los riesgos que ésto implicaba, finalmente se logró que la casa giratoria sea trasladada de forma completa, en una sola pieza. Para ello hubo que hacer una serie de estudios y un importante trabajo de ingeniería, que evitaran posibles accidentes y complicaciones.

El 22 de abril de 2004 se inició la mudanza definitiva de la casa desde la zona más encumbrada de Nueva Córdoba hasta el barrio General Paz (donde se encuentra el Museo de la Industria). Se recurrió a un camión y a un carretón con 128 ruedas computarizadas. Por otro lado, debió generarse una suerte de estructura antisísmica en el interior de la propiedad, para evitar su derrumbe a lo largo de las 26 cuadras de traslado.

Después de 12 horas, la casa llegó intacta al Museo de la Industria, en donde se construyó su nueva estructura base. Allí se hizo la fosa para que la construcción se emplazara en su lugar definitivo.

Creación de vanguardia, la casa giratoria se inauguró en el predio contiguo al Museo de la Industria el 2 de septiembre del 2008. Actualmente se puede acceder a la Casa Giratoria -está en funcionamiento-, pero es restringida su puesta en marcha a días especiales con el criterio de resguardar la casa, propiamente dicho su mecanismo, ya que la estructura sufrió un estrés propio de un magnánimo traslado desde su emplazamiento original.

Fuente: http://www.architectureartdesigns.com - cordobaturismo.gov.ar

Casas rotativas que siguen el sol para dejar entrar su luz

Las casas con energía solar han ganado popularidad a lo largo de los años, ya que estas viviendas no solo proporcionan una solución por fuera de la red, sino que también ayudan a reducir las facturas de energía. El único problema con las casas solares es que pueden absorber la máxima cantidad de luz solar sólo cuando se colocan directamente debajo del sol. Por lo tanto, no es posible que absorban la energía solar a lo largo del día.

La solución más conveniente a este problema son las casas rotativas: las mismas puedan seguir al sol para aprovechar al máximo la luz solar, pueden girar 360 grados independientemente y producir más energía de la que utilizan.

#Dome Home

Construida en 1999 por Domespace, la compañía francesa de artículos para el hogar, el Dome Home de 213 m2 está ubicado al norte de la Ciudad de Nueva York en New Paltz. Construida en medio de un bosque en la base de Mohonk Preserve, la casa descansa sobre un eje controlado electrónicamente que comienza a girar con solo presionar un botón, hasta 360o, lo que le permite recibir la máxima luz solar y vistas panorámicas del paisaje. Está construida con materiales orgánicos de bajo mantenimiento como el cedro, el bambú y la piedra caliza para no tener un impacto negativo en el medio ambiente natural.

#Girando manualmente

PATH Architecture, con sede en Oregón, ha creado una pequeña casa de 13,4 m2 que puede girar 360 grados sobre su eje. La plataforma en la que se construye es extremadamente ligera, e incluso los niños pueden hacer rotar la casa manualmente mientras juegan. Con un diseño fuera de la red, la pequeña casa tiene una sala de estar, una cocina, un baño y una escalera que conduce al dormitorio. Además, los paneles solares en el techo lo convierten en un hogar completamente fuera de la red.

#Sunhouse 360

Construido por la compañía andaluza Sun House de Marbella, España. Es una casa que rota sobre su eje para absorber la máxima energía solar. Está construida sobre un sistema giratorio que puede seguir el sol. Está equipado con dos paneles solares planos que ahorran hasta un 70% de consumo de energía en comparación con cualquier hogar convencional. Los colectores solares también están integrados en el edificio para lograr un alto rendimiento, así como para reducir el consumo de electricidad para agua caliente doméstica hasta en un 80%.

#Casa robo-hobbit

Parece que viene de una película de Star Wars, esta casa de Robo-hobbit se alza sobre una antigua construcción del arquitecto Bohumil Lhota de la República Checa. Es un hogar subterráneo, pero se puede mover hacia arriba y hacia abajo desde el suelo con solo presionar un botón. Otra particularidad de esta casa hobbit es que puede girar manualmente para enfrentar el sol y obtener más luz solar durante todo el año.

#Casa redonda en Wilton

Construida por el renombrado arquitecto Richard T. Foster, Round House está ubicada en Wilton. La casa de paredes de piedra cuenta con enormes ventanas de vidrio y flotadores a 3,5 m del suelo, girando 360 grados. Adecuada tanto para el entretenimiento informal como para el formal, esta casa puede ser visitada por diferentes viajeros de todo el mundo para presenciar su concepto raro, futurista y práctico de la vida.


Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores