Febrero 2019 - Año XXVII
Obras en Bahía Blanca

Brisas del Sur, funcionalidad y calidad en cada detalle

por Ing. Carla Ciccioli

El edificio se ubica en el macrocentro de la ciudad de Bahía Blanca, en un sector que comienza a transformarse con las nuevas construcciones de viviendas multifamiliares y locales comerciales, pero que mantiene su tranquilidad y carácter mayoritariamente residencial.

Ficha Técnica
Obra:Brisas del Sur
Ubicación:Holdich 160, Bahía Blanca
Proyecto y Dirección:Ing. Silvana B. Ciucci + Ing. Carla Ciccioli
Constructora:Fesuma S.A.
Desarrolladores:Fesuma S.A. + Silvana B. Ciucci
Superficie terreno:374 m2
Superficie cubierta:1.287 m2
Superficie semi cubierta:191 m2
Superficie libre:172 m2
Pisos y cocheras:PB + 6 pisos; 7 cocheras
Plazo de obra:2 años

La empresa constructora Fesuma S.A. es dirigida por la Ing. Silvana B. Ciucci y el M.M.O. Ennio Ciucci, con una trayectoria empresarial dedicada a brindar un servicio integral de construcción, donde la principal actividad abarca desde la realización de proyectos y presupuestos a la necesidad del cliente, hasta la ejecución de la obra con sistema “llave en mano”. Desarrolla y administra sus edificios bajo la figura de “fideicomisos”, y realiza venta directa de sus departamentos. Desde sus inicios prioriza el diseño de cada detalle y la calidad de los materiales que utiliza, así como también la mano de obra especializada, junto con la garantía de su responsabilidad demostrada a lo largo de varias décadas.

El proyecto que describimos se desarrolla en un terreno de 8,66 m de ancho y 43,00 m de fondo. Dadas las limitaciones propias de la zona y del Código de Edificación de la ciudad, se proyectan 6 niveles de departamentos y una Planta Baja de acceso al edificio, con 7 espacios para cocheras.

Siendo el segundo edificio de viviendas de la manzana desarrollado por la misma empresa constructora y profesionales, se redefine su diseño para crear una nueva identidad y para satisfacer las variadas necesidades de los clientes. La principal premisa es la funcionalidad, la iluminación y la calidad de los espacios.

La edificación se compone por dos volúmenes y un núcleo central de circulación vertical con ascensor y escalera que los articula. Cada nivel se conforma por cuatro departamentos de un dormitorio, a excepción del primer piso en donde se desarrolla un departamento de dos dormitorios de 80 m2 al frente que mantiene la fachada del edificio sobre línea municipal.

Los departamentos de un dormitorio se proyectan de 40 m2, con cocina integrada, y más amplios de 47 m2 y 50 m2, éstos con el valor agregado de cocina separada y balcón. Si bien cada departamento se abre hacia los extremos del terreno (los del frente dan hacia la calle y los del contrafrente hacia el patio trasero), también todos se vuelcan hacia los patios de luz interiores que se generan para proveer de ventilación cruzada e iluminación natural a cada uno a través de sus espacios de cocina.

Las unidades se entregan equipadas, con baño completo, cocina, caldera dual, radiadores y preinstalación de aires acondicionados. Poseen carpintería de aluminio con cortina de enrollar, pisos porcellanatos en locales diarios y pisos flotantes en dormitorios con frente de placard espejado.

Desde la fachada, el edificio cobra identidad a través de dos componentes: los recuadros de color gris plomo que diferencian a cada vivienda y las barandas de los balcones, realizadas con tablas de madera de pinotea recuperada durante la demolición de la vivienda original. Gracias al trabajo artesanal de carpinteros y herreros especializados, se logró llevar a cabo el diseño de las mismas especialmente creado para esta ocasión. La madera aporta a este proyecto la cuota justa de calidez y elegancia que viene acompañada por el valor agregado de sus orígenes y su reutilización.

En la Planta Baja se ubican el ingreso vehicular y el ingreso peatonal, separados físicamente por un recuadro que brinda mayor y mejor espacialidad a los accesos. Dicho recuadro es, a su vez, un lugar de asiento para uso de sus habitantes y visitantes. Los portones de ingreso se diseñan de la misma manera que las barandas de los balcones, haciendo uso de la pinotea.

El acceso al hall del edificio posee dos barreras físicas (carpintería de hierro y luego carpintería de aluminio) para mayor seguridad de sus habitantes. El recorrido hacia el mismo es acotado, pero a través del mismo recurso de recuadros se busca maximizar el espacio y focalizar la mirada del peatón hacia la medianera del patio de luz, en donde crecerá un jazmín de leche que otorgará frescura al edificio.


Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores