El sitio de la construcción del sur argentino

Mayo-Junio 2018 - Año XXVII
Espacios laborales

Oficinas 3.0

Desde que la computadora sustituyó a la máquina de escribir en la oficina ha pasado mucho tiempo. La tecnología en el ámbito laboral ha cambiado la forma de trabajar, mejorando notablemente la productividad, permitiendo que se pueda realizar más trabajo en menos tiempo. Pero este cambio no se detiene y la evolución en los ambientes laborales continua. La oficina de hoy nada tiene que ver con la de hace diez años, y probablemente en diez años sea diferente a la que conocemos actualmente.

Las formas de trabajar, las condiciones del trabajo y todo lo relacionado a éste han ido evolucionando en los últimos años. El diseño de las oficinas no es una excepción y los espacios laborales han sido objeto, también, de una transformación considerable.

Este cambio viene dado, sobre todo, por la forma de trabajar que ha mutado completamente. A finales del siglo XX el trabajo era más individualista, estaba más jerarquizado, era más autómata y poco flexible. Sin embargo, en la actualidad, el trabajo en equipo y de colaboración son dos de las señas de identidad en la oficina o los espacios de trabajo, como por ejemplo, el coworking. Si bien continua siendo, en muchas ocasiones, un entorno jerarquizado respecto a los puestos, ésto no se percibe de forma visual en las oficinas.

¿Qué factores se tienen en cuenta?

Antes de mencionar algunas características de las oficinas 3.0, cabe señalar que para diseñar estos espacios deben considerarse varios factores:

  • La tecnología: la revolución tecnológica ha modificado nuestro lugar de trabajo, ya no necesitamos un espacio fijo. Con una mesa, el portátil y wifi es suficiente.
  • El tipo de trabajo: no es lo mismo trabajar como un informático, que hacerlo en el departamento de recursos humanos o como profesional. En el diseño de la oficina 3.0 hay que tener en cuenta el tipo de trabajo que se desarrolla en la misma.
  • La flexibilidad laboral: en muchos trabajos no es necesario acudir siempre a la oficina. Desde casa o desde cualquier otro lugar se puede trabajar y por tanto, es un tema que hay que tenerlo presente a la hora de estructurar la oficina. Un hotel, por ejemplo, puede ser un excelente lugar de trabajo.

Características de las oficinas 3.0

Tras mencionar algunos factores a la hora de pensar en cómo distribuir nuestro espacio laboral, a continuación señalaremos algunas características de este tipo de oficinas 3.0:

  • Áreas colaborativas: se trabaja más en equipo y los espacios cerrados o despachos individuales han dado paso a espacios comunes donde la colaboración sea más sencilla. De esta forma se impulsa el intercambio de ideas, la creatividad, la innovación, etc. Las mamparas que separaban a unos trabajadores de otros han ido desapareciendo. Incluso, el despacho del superior en muchas empresas ya no está cerrado, es más abierto y accesible al resto de trabajadores o se acristala, de manera que da la sensación de estar integrado con el resto de la oficina.
  • Nuevos espacios para diferentes reuniones: el estilo de las reuniones ha cambiado y, en función de cada tipo, el espacio deberá ser diferente. No es lo mismo una de corta duración, que programada o una visita de algún cliente. Por tanto, el espacio de las reuniones también se modifica en las oficinas 3.0.
  • Diseño llamativo: en los próximos años la idea es que los empleados sientan que están desarrollando su trabajo en un entorno cercano y más humano. Casi como si fuera su segundo hogar y de esta forma generar un sentimiento de pertenencia y de comunidad.

Flexible working 3.0 o Nework

El modelo que se está desarrollando en Europa estos últimos años prioriza la flexibilidad, dando libertad y responsabilidad al trabajador de elegir la mejor ubicación y horario para realizar sus actividades. Este estilo laboral influye de manera muy positiva en todos y cada uno de los aspectos tan relevantes como los que se mencionan a continuación:

Productividad: Tradicionalmente se medía, en la era industrial, por el cociente entre lo producido y los recursos empleados. Si tomamos esta definición y optimizamos los recursos operativos de las empresas reduciéndolos en un 50%, el resultado es altamente positivo.

Innovación y creatividad: Existen varios estudios sobre el tema, y en lo que todos están de acuerdo es en que las ideas se producen en cualquier sitio menos en las oficinas actuales, donde por regla general estamos sometidos a continuas interrupciones que impiden desarrollar cualquier tipo de trabajo creativo o innovador.

Conciliación de vida personal y laboral: El modelo flexible working nos da libertad de elección de ubicación y horario, lo que permite poder compaginar mucho mejor nuestra vida personal con la laboral. Cada empleado organiza sus tareas coordinándolas perfectamente con su vida personal y acudiendo a la oficina sólo cuando es necesario.

Sostenibilidad: Vivimos un mundo en que la sostenibilidad es una obsesión y una preocupación tanto a nivel corporativo como personal, el modelo de Nework está completamente alineado con los conceptos de sostenibilidad y mucho más efectivo que cualquier solución ingenieril de ahorros energéticos. Nework permite, al disminuir la dimensión los espacios corporativos, reducir en más de un 35% las emisiones de CO2 y en más de un 50% el consumo energético, además del ahorro que se produce con la disminución de los desplazamientos al trabajo y viajes.

En empresas multinacionales es común contar con espacios amplios con pocas paredes para motivar la convivencia, con conceptos de luz, materiales sostenibles, sillas cómodas, parques internos y combinación de colores que alienten la productividad. No es un mito que cuenten con videojuegos, mesas de ping pong, dispensadores de dulces o espacios de convivencia. Estas empresas tienen toda su filosofía enfocada en fomentar la productividad y buscar que sus empleados vean a la oficina como su hogar, para que trabajen más a gusto, teniendo en cuenta que, en la mayoría de los trabajos, se pasa gran parte del día dentro de estos espacios. Algunas de las oficinas más reconocidas mundialmente son las de marcas como Google, Facebook, Lego, Red Bull y Nokia.

Las empresas tienen por delante grandes retos relacionados con la integración de esta generación que se está abriendo camino en el trabajo, y por ello, la oficina está adquiriendo un gran valor en sus políticas de “employer branding” (herramientas de atracción de talentos en las empresas) y cambio cultural.


Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores