El sitio de la construcción del sur argentino

Junio 2017 - Año XXVII
Revestimientos

Microcemento, un material en ascenso

Debido a sus ventajas el microcemento sigue ganando adeptos entre los arquitectos, decoradores, constructores y, también, los usuarios cotidianos. Bahía Blanca suma una nueva empresa dedicada integramente a este producto. Bodenhaus, nos presenta las características más sobresalientes del microcemento y sus beneficios más relevantes.

Diferencias entre el microcemento y el Cemento alisado

El microcemento, como hemos indicado anteriormente, es un revestimiento cementicio de bajo espesor (2 a 3 mm), pudiéndose aplicar sobre superficies existentes. Además, no necesita juntas y se puede colocar tanto de forma horizontal, como vertical.

Por otro lado, el cemento alisado es un material que tiene un espesor de 5 a 7 cm, por lo que provoca un aumento significativo del peso a nivel estructural. Además, necesita juntas de contracción.

¿Qué es el Microcemento?

Se trata de un revestimiento compuesto por una base cementicia de altas prestaciones, mezclada con polímeros, fibras, aireadores, áridos ultrafinos, y acelerantes. Todo ello combinado con pigmentos de colores que le dan diferentes tonalidades.

Una de las principales cualidades del microcemento es su extraordinaria adherencia a, prácticamente, toda clase de superficies, tales como, hormigón, cemento, azulejos, baldosas, yeso, pladur, metal, plástico, gres, mármol, etc. Su aplicación abarca desde suelos a paredes, zonas de estar, piscinas, baños, cocinas, muebles, placas de ducha de obra, etc.

Este material es utilizado por los decoradores gracias a su gran versatilidad, textura y acabado. Debido a su capacidad de combinación con una gran variedad de materiales, permite lograr resultados muy creativos, además de ajustarse a la necesidad de cada proyecto.

Por otra parte, tiene la enorme ventaja de ser resistente al agua y a las altas temperaturas.

Es útil tanto para obra nueva como para renovar pisos, paredes o revestimientos del hogar.

El ahorro económico y de tiempo que aporta el microcemento es apreciable, puesto que no hay que eliminar el material existente, el cual servirá de base. Una vez realizado el mezclado y amasado, se distribuye en la superficie, cubriéndola hasta obtener un recrecido de entre 2 y 3 mm. Por esta misma razón, resulta una solución rápida, limpia, práctica y con unos resultados realmente sorprendentes.

Características del Microcemento

A continuación presentaremos las principales características de este innovador tipo de recubrimiento:

  • El espesor, de 2 a 3 mm, permite su aplicación en espacios sin necesidad de quitar la superficie existente.
  • Su gran versatilidad permite su aplicación tanto en viviendas particulares, como en locales comerciales, oficinas, naves industriales. También se utiliza en exteriores.
  • La combinación de diferentes tipos de pigmentos permite la creación de miles de colores.
  • Las cotas y las altimetrías no sufren alteración ni variaciones.
  • Una vez instalado este revestimiento, el incremento de peso para el cálculo de estructuras no es relevante.
  • Tiene una elevada resistencia mecánica tanto en compresión, como en flexión y abrasión.
  • Tiene acabado totalmente impermeable, lo que hace su instalación óptima para zonas húmedas.
  • Permite combinar materiales e insertar cualquier tipo de grafismo y motivos decorativos.
  • El rendimiento de ejecución de obra es, aproximadamente, de unos 35 m2/día, dependiendo de las características propias de la superficie y del ambiente a cubrir.
  • No requiere de juntas de dilatación, por lo que queda una superficie continua.
  • Es estable frente a los rayos ultravioleta.
  • Es antideslizante.
  • Se puede aplicar en toda clase de superficies, se encuentren sanas o deterioradas. En este último caso, en el paso de preparación y limpieza de la superficie, se recomienda eliminar todas las partes sueltas y en mal estado. Precisamente por éstas características resulta un producto apto para el recubrimiento de una gran variedad de superficies, como ya se mencionó en la introducción de este artículo.
  • Este material es óptimo, tanto técnica como estéticamente, para cualquier ambiente, tanto en interiores como en zonas exteriores.
  • Es altamente resistente.
  • Es de larga duración.
  • Admite acabados rústicos, artísticos y de gran originalidad y vistosidad. En el mercado existe una gran variedad de tonalidades para elegir. No obstante, además de los colores básicos, también se pueden encontrar “a medida”.
  • El material se extiende directamente sobre la superficie, sin la necesidad de hacer revoques, ni eliminar el ya existente. Gracias a esto último, el trabajo resulta rápido y limpio, puesto que no genera escombros. Su limpieza y mantenimiento es muy fácil.

Aplicaciones del Microcemento

Las posibilidades de aplicación de este material son realmente numerosas, entre las que se pueden encontrar
las siguientes:

  • En obra nueva directamente sobre el hormigón o cemento. También sobre cemento pulido, renovando la superficie en su totalidad y cerrando el poro del propio material.
  • Sobre azulejos y baldosas sin necesidad de retirar el existente.
  • Tanto en suelos como en paredes y techos, en zonas estar, comedores, baños, cocinas.
  • En planchas de yeso o pladur, tanto en techos como en paredes.
  • Sobre las superficies resultantes una vez eliminada la tarima, moqueta o cualquier revestimiento existente.
  • Sobre platos de ducha y encimeras de lavabos.
  • Directamente sobre DM (madera de fibras de densidad media), como pueden ser armarios o puertas.
  • Sobre superficies de metal.
  • En aceras u otras zonas de alto tránsito ubicadas al aire libre.
  • En piscinas, spas y zonas húmedas
    de exterior.

Forma de aplicación del Microcemento

A continuación explicamos de forma esquemática la forma en que se debe realizar la aplicación del microcemento, para obtener un resultado óptimo.

El proceso completo de aplicación se compone de 5 fases:

  1. Limpieza y preparación de la superficie a cubrir: El soporte existente deberá ser lo suficientemente resistente y estar completamente fraguado, limpio de polvo, pintura y/o aceites, para que el microcemento se adhiera de forma correcta. Sobre una base de cemento nuevo, éste deberá estar completamente fraguado, es decir, desde su aplicación deberán haber transcurrido 28 días.
  2. Aplicación de la primera capa de microcemento: En el caso de los pisos, se recomienda colocar malla de fibra de vidrio para evitar que, posteriormente, se pudiese fisurar. La temperatura óptima para su aplicación es de entre 5ºC y 35ºC. Como es autonivelante no hace falta nivelar la superficie a cubrir. De esta forma se puede aplicar sobre suelos deteriorados libres de humedad y, como hemos dicho anteriormente, de suciedad. Entre capa y capa hay que lijar o pulir, eliminando las irregularidades en caso de existir.
  3. Aplicación de la segunda capa: Una vez seca la primera, se aplica una segunda capa, pero esta vez, de microcemento grueso al objeto de rellenar todas las fisuras y poros, alisando el suelo y las juntas existentes.
  4. Aplicación de otras dos capas de microcemento fino: A continuación,se aplican dos nuevas capas de microcemento fino. Entre capa y capa es necesario dejar que seque la anterior, lijar y aspirar el polvo. No es recomendable barrer, en lugar de aspirar, puesto que se podría rayar la superficie.
  5. Sellado del microcemento: Por último se debe sellar el microcemento para que la superficie quede protegida por esta última capa selladora. De este modo se evitará que se manche o ensucie con facilidad, dotándolo también de su carácter impermeable. A su vez, lo hará más resistente, así como determinará el acabado, que puede ser mate, satinado o brillante.

Es importante tener en cuenta en la fase de sellado que la superficie a tratar esté completamente limpia, seca y exenta
de humedades, y la temperatura para la aplicación del sellado debe estar entre 10ºC y 30ºC, medidos sobre la superficie. La humedad máxima del soporte debe ser del 4% y la relativa máxima debe ser inferior al 80%. Por último, en caso de tratarse de un piso, no se debe transitar durante las 8 a 14 horas posteriores a su aplicación.

Algunas consideraciones sobre el microcemento

¿Cómo limpiar el microcemento?

El mantenimiento del microcemento se realiza mediante lavado con agua y jabón neutro. Periódicamente se recomienda aplicar ceras autobrillo diluidas en agua puesto que, de esta forma, se renueva la capa de protección del piso. Para este mantenimiento no es necesario el uso de ningún tipo de maquinaria, ya que todos estos productos se pueden aplicar manualmente.

En líneas generales, el microcemento se debe cuidar de forma muy similar a la utilizada con el suelo de madera natural.

¿Se mancha el microcemento?

El microcemento en pisos no se puede manchar si se ha aplicado correctamente el proceso de sellado e impermeabilización y, además, se realiza un mantenimiento correcto y periódico.

¿Se fisura el microcemento con el tiempo?

El microcemento no se fisura con el tiempo siempre y cuando la base donde se colocó no lo haga. Por ello, en caso de duda, es aconsejable anteponer una malla de fibra de vidrio para darle una mayor resistencia ante posibles movimientos de la superficie.

¿Tiene reparación el microcemento? ¿Qué pasa si se raya?

El microcemento se puede reparar, en el caso de rayaduras superficiales, lijando y encerando nuevamente. En caso de presentarse una fisura por un movimiento de las paredes o suelos, su reparación implica revestir todo el paño nuevamente.


Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores