El sitio de la construcción del sur argentino

Enero/Febrero 2017 - Año XXVII
Materiales del futuro

Colillas de cigarrillos que construyen

Anualmente se tiran al suelo millones de colillas de cigarros en el mundo, lo que se traduce en más de un millón de toneladas de residuos tóxicos vertidos en el medio ambiente. Estas cifras podrían reducirse si las colillas desechadas tuvieran otro uso, como, por ejemplo, material de construcción.

La producción de ladrillo es una de las industrias que más contribuye a la contaminación atmósférica, especialmente derivada del hollín, que es el material particulado resultante del proceso de cocción del ladrillo tradicional, en donde se emplea material combustible (generalmente madera) y se quema para alcanzar temperaturas de hasta los 1000 °C. Además, la quema de dichos materiales tiene un problema adicional: la quema incompleta de hidrocarburos que generan una mezcla completa de diminutas partículas y gotas líquidas que se forman en el aire.

Asimismo, las colillas de cigarrillo son desechadas directamente en el suelo, causando daños por contaminación con arsénico, cromo, níquel y cadmio.

Teniendo en cuenta ésto, el Dr. Abbas Mohajerani, investigador de la Universidad de RMIT de Australia (Melbourne Institute of Technology) tuvo la idea de convertir las colillas de cigarrillo en materia prima para la producción de ladrillos ecológicos.

Para desarrollar esta idea, reunió un grupo de científicos, quienes concluyeron que con sólo utilizar un 1% de colilla de cigarrillo en la fabricación del ladrillo se puede disminuir el impacto de dos graves problemas ambientales: las emisiones tóxicas de las ladrilleras (se ahorra el 58% de la energía) y la contaminación del suelo por las colillas de cigarrillo y su toxicidad.

Cada año se producen unos 6 trillones de cigarrillos, lo que implica 1,2 millones de toneladas de residuos de colilla de cigarrillo; con el aumento de la población mundial, se espera que esas cifras se incrementen en un 50% para el año 2025. Así que, aparte de producir mejores ladrillos, la introducción de esos residuos en la fabricación de este popular material de construcción serviría para paliar un problema medioambiental.

La apariencia obtenida es exactamente la misma que los ladrillos tradicionales y los investigadores aseguran que no ofrece ningún riesgo para la salud, ya que durante la combustión, los contaminantes quedan pegados en forma de residuo a las chimeneas, pudiendo ser tratadas posteriormente de forma adecuada.

Este nuevo material tiene unas propiedades mecánicas similares a los ladrillos de arcilla convencionales (ver cuadro), son más ligeros, tiene n un mayor poder aislante, y son más baratos de producir (al necesitar menores temperaturas de cocción). Si, además, su proceso de fabricación sirve para atrapar en ellos las sustancias contaminantes de las colillas de cigarrillos, no cabe duda que estamos ante un innovador ladrillo ecológico.

Ficha técnica

Nombre: Ladrillos de colillas de cigarrillos.

Origen-descubrimiento: Dr. Abbas Mohajerani, investigador de la Universidad de RMIT de Australia (Melbourne Institute of Technology).

Características: apariencia similar a los ladrillos tradicionales – reduce costos de producción – más ligero – aislante térmico.

Estado: material en estudio, aún no se comercializa.

Fuente: Abbas Mohajerani, Aeslina Abdul Kadir, Luke Larobina. A practical proposal for solving the world’s cigarette butt problem: Recycling in fired clay bricks. Waste Manag: 2016, volumen 52, Págs. 228–244.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores