El sitio de la construcción del sur argentino

Enero/Febrero 2017 - Año XXVII
Noticias y Novedades

Dos arquitectos, galardonados en EE.UU.

Los arquitectos Frank Gehry y Maya Lin fueron parte de los 21 beneficiarios que el presidente Barack Obama ha nombrado para la Medalla Presidencial de la Libertad, el premio civil más alto de los Estados Unidos que reconoce a “individuos que han hecho contribuciones meritorias a la seguridad o a los intereses del país, a la paz del mundo, o a la cultura o a otros esfuerzos significativos”. Fue la última entrega que realizará Obama antes de dejar el cargo. “La Medalla Presidencial de la Libertad es un homenaje a la idea de que todos nosotros, no importa de donde venimos, tenemos la oportunidad de cambiar este país para mejor. Desde científicos, filántropos y servidores públicos hasta activistas, atletas y artistas. Estos 21 individuos han ayudado a empujar a América hacia adelante, inspirando a millones de personas alrededor del mundo en el camino”, señaló el presidente norteamericano.

Gehry es conocido por haber diseñado, entre tantas obras, el Museo Guggenheim de Bilbao, la Walt Disney Concert Hall de Los Ángeles y la Louis Vuitton Foundation en París. Lin es una leyenda por su Memorial de Veteranos de Vietnam en Washington DC, —un muro de mármol negro con los nombres de los muertos en esa guerra— que diseñó cuando tenía sólo 21 años de edad y que se convirtió en un modelo imitado en todo el planeta. Desde entonces ha creado esculturas y otras estructuras, incluyendo el Proyecto Confluencia en Oregón y Washington, y un molde de plata de 84 pies de largo del Río Colorado en Las Vegas.

Curiosamente, las distintas agencias de noticias que cubrieron el acontecimiento no reflejan con sus fotos el momento en que Obama coloca las medallas a los dos arquitectos. Es que entre los homenajeados había figuras acaso más rutilantes y conocidas, por caso los basquebolistas Kareem Abdul-Jabbar y Michael Jordan, los actores Tom Hanks, Robert Redford y Robert De Niro, la cantante Diana Ross, la programadora Grace Hopper, el físico Richard Grimsson y el empresario Bill Gates.

El sarcófago de Chernobil

Se han necesitado casi 22 años de estudios y 4 de construcción para terminar la mega cúpula que enterrará durante los próximos cien años la central nuclear que explotó el 26 de abril de 1986 en la ciudad de Chernóbil.

Ese día, un inocente simulacro acabó convirtiéndose en la mayor tragedia nuclear de la historia. Ocurrió en Chernóbil, antigua U.R.S.S., cuando una simple prueba en la cual se cortaba el suministro eléctrico hizo sobrecalentar el núcleo de uno de los reactores nucleares, produciéndose una explosión. Treinta años después se volverá a cubrir el lugar para evitar la emisión de radiación.

Ucrania ha dado luz verde a la última fase para la puesta en funcionamiento del sarcófago que enterrará a la central Chernóbil. Una vez acabada la construcción de la mayor cúpula anti radiación del mundo, se procederá al traslado e instalación de este escudo, que espera contener las fugas de la zona durante aproximadamente un siglo.

Se trata de una estructura construida con hormigón y acero, de 275 metros de ancho, 150 de largo y 110 de alto, y cubrirá la actual e insuficiente protección de la zona. Tras el accidente se construyó un sarcófago de hormigón, pero la degradación sufrida en el tiempo obligó a idear otra alternativa.

No fue hasta 2004 que se encontró la solución ideal. La construcción comenzó en abril de 2012 y ahora se inició su traslado a la zona de la catástrofe. Lo ideal hubiera sido construirla sobre el reactor, pero la alta radiación provocó que se descartara esa opción. Se espera que para las primeras semanas de enero de 2017 se complete su colocación.

Esta enorme cubierta no sustituirá a la anterior, sino que se encargará de envolverla. El principal temor hasta ahora es un posible derrumbe de esa construcción. Con la nueva estructura, la fallida central quedará encerrada al menos un siglo.

Como consecuencia de la explosión fallecieron 31 trabajadores. El Foro de Chernóbil de la ONU reconoce hasta 9.000 víctimas durante estas tres décadas por culpa de las radiaciones.

Concurso Rifa 2016: Viviendas bien pensadas

Convertido en una tradición de la arquitectura uruguaya contemporánea, se conocieron los proyectos ganadores del Concurso de Vivienda 2016, conocido como Arquitectura Rifa.

Se trata de una convocatoria anual que se abre a los estudiantes de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República y se premia al primer, segundo y tercer lugar, además de tres menciones y seis menciones honoríficas.

El proyecto ganador se construye en un sitio real y se convierte en uno de los premios de Arquitectura Rifa, evento con el cual cada generación de la Facultad realiza un viaje alrededor del mundo para conocer la mejor arquitectura.

Este año, el Grupo de Viaje de Arquitectura Rifa está representado por la Comisión Ejecutiva, la cual se integra por cinco estudiantes. Asesora el estudio FGM Arquitectos y el jurado estuvo integrado por Rubén Otero (escogido por Viaje-Generación 2011), Bernardo Martín (por los concursantes) y Pablo Frontini (por el Consejo de Facultad).

Los tres primeros premios permiten ver cuál es la tendencia de proyecto de los arquitectos egresados y cuales las líneas de diseño con las cuales trabajarán a futuro.

Las Ciudades Invisibles, by Karina Puente

Kublai Khan no cree necesariamente todo lo que Marco Polo dice, cuando describe las ciudades visitadas en sus expediciones, pero el emperador de los tártaros sigue escuchando al joven veneciano con atención y curiosidad”.

Las ciudades invisibles, una joya de la literatura de Italo Calvino, son metáforas de las ciudades, según señala la arquitecta Karina Puente, quien ha ilustrado cada una de las 55 ciudades descriptas en el libro. “Y por nuestras experiencias, solas y juntas, dentro de los muros que construimos a nuestro alrededor, las paredes son metáforas mismas. Y son metáforas de otras metáforas. Y para mucho más nuestras paredes no pueden contener, lo que escapa a nuestros diseños más rigurosos, lo que existe dentro, debajo y por encima de la superficie de nuestras intenciones”, reflexiona. Como
nos dice Marco Polo.

“Las ciudades, como los sueños, están hechas de deseos y miedos, incluso si el hilo de su discurso es secreto, sus reglas son absurdas, sus perspectivas engañosas, y todo lo oculta otra cosa”.

Karina, arquitecta y urbanista con sede en Lima, Perú, ha trabajado en los planes para la Lima del futuro, ha comenzado a ilustrar cada ciudad con dibujos que captan mucho del texto pero que, también, tienen una magia propia.

Isaura, la ciudad de mil pozos, cuyas fronteras están determinadas por un lago subterráneo debajo, su diseño por todo lo que se necesita para extraer el agua. Consecuentemente, existen dos formas de religión en Isaura. Los dioses de la ciudad, según algunas personas, viven en las profundidades, en el lago negro que alimenta los arroyos subterráneos. Según otros, los dioses viven en los baldes que se levantan, suspendidos de un cable, como aparecen sobre el borde de los pozos.

Tamara es una ciudad de signos: Se penetra a lo largo de las calles con letreros que sobresalen de las paredes. El ojo no ve las cosas sino imágenes de cosas que significan otras cosas: pinzas señalan la casa del cajón de dientes; una jarra de cerveza, la taberna; Alabardas, cuarteles; escalas, el tendero. Las estatuas y escudos representan leones, delfines, torres, estrellas: una señal de que algo -¿quién sabe qué?- tiene como signo un león o un delfín o una torre o una estrella.

Anastasia tiene canales concéntricos y mucho en las calles que capta nuestros sentidos y alimenta nuestros deseos. La ciudad se te aparece como un todo donde no se pierde ningún deseo y del que formáis parte, y puesto que disfruta de todo lo que no disfrutas, no puedes hacer otra cosa que habitar este deseo y contentarse.

Una dulce recuperación

La antigua refinería de azúcar, ubicada en el enorme edificio de la Domino Sugar Factory de Williamsburg, Virginia, Estados Unidos, está en proceso de ser transformada en un edificio de oficinas de 35.300 m2.

Two Trees NY, el grupo inversor, comenzó las obras hace seis meses con un Plan Director para casi 300 mil m2, creando un conjunto de 2.300 apartamentos, 46.500 m2 de espacio comercial, una escuela y un parque público.

Los anuncios de promoción del emprendimiento destacan dos palabras: “innovación y autenticidad”. También informan que los compradores podrán trabajar con los arquitectos para personalizar los interiores, ofreciendo imágenes que muestran cómo se puede hacer.

Los diseños tienen planos abiertos, con grandes zonas compartidas y áreas para reunión, enormes ventanales con vistas al horizonte de Manhattan, incluyendo cuatro terrazas.

El edificio del siglo XIX tendrá planta baja para comercio, una plaza abierta a la fachada, acceso directo al nuevo parque y al embarcadero del ferry. Se espera que se termine en 2018.

Pequeños milagros de un mundo que cada tanto sabe apreciar el valor que tienen estas huellas del pasado, a partir de un arte como la arquitectura industrial, no menos que cualquier otro que se precie.

Una obra bajo parabólicos

Finaliza la rehabilitación del nuevo Museo del Diseño de Londres, ubicado en el antiguo edificio que albergaba el Commonwealth Institute.

La obra, a cargo de OMA y Allies and Morrison, mantiene su característica cubierta parabólica de cobre del Commonwealth Institute. También se ha tratado la fachada del edificio de tal modo que las nuevas -de vidrio- sigan el patrón original.

La intervención ha requerido una importante obra estructural para adaptar el edificio a su nueva función, sin comprometer sus características. También pretende reordenar la zona de Holland Park y Kensington High Street, con la ayuda de los paisajistas West 8.

El Design Museum es uno de los Museos de Arquitectura y Diseño más prestigiosos a nivel internacional. Actualmente funciona en Shad Thames, donde fue inaugurado en 1989.

Lidera el campo de la estética contemporánea y se creó para ayudar a entender el valor del diseño. En su sede tuvieron lugar las exposiciones de pioneros como Charles y Ray Eames, Zaha Hadid, Jonathan Ive, Christian Louboutin, Dieter Rams y Sir Paul Smith.

La nueva sede ocupa un inmueble que tiene una de las calificaciones más altas de protección en el Reino Unido. En 2006 fue amenazado de demolición y en 2009 el Royal Borough of Kensington aprobó los planes de OMA para mudar allí al Museo de Diseño de Londres.

La institución formará parte de la zona donde se encuentran el Victoria y Albert Museum, el Museo de Ciencias, Museo de Historia Natural, el Royal College of Art y la Serpentine Gallery.

En memoria de los marineros perdidos

El estudio canadiense de Olivier Bourgeois y Régis Lechasseur es el autor del diseño de este monumento conmemorativo dedicado a los marineros perdidos en la mar.

El proyecto emerge sobre los restos de una antigua planta de procesamiento de pescado destruida en un incendio, situada en el corazón de Cap-aux-Meules, un pueblo del archipiélago de la Magdalena, en la provincia de Quebec.

Llamado “La Place des Gens de Mer”, este espacio público incluye un mirador, un escenario para actuaciones, un edificio de servicios y un mercado. Considerando su capacidad de resistencia en ambientes salinos, cada área programática está definida por el empleo de diferentes materiales (hormigón, madera o grava), así como zonas verdes.

El cementerio de Montjuïc reutilizará la energía de las incineraciones

El cementerio de Montjuïc reutilizará la energía generada por las incineraciones de su crematorio, aprovechando el calor residual del proceso en los hornos para la climatización y el agua caliente sanitaria de las instalaciones.

Según ha informado la empresa municipal Cementerios de Barcelona, esta instalación ha supuesto una inversión de 443.000 euros y se ha complementado con la renovación de los sistemas de iluminación del crematorio con tecnología LED.

Cementerios de Barcelona gestiona todos los camposantos de la capital catalana, ha invertido 3 millones de euros durante el último año en la rehabilitación y mejora de sus recintos funerarios y ha creado un espacio natural en el Cementerio de Collserola para inhumar cenizas en urnas biodegradables. Este entorno, de 2.000 metros cuadrados, el “Bosque del Silencio”, facilitará que los difuntos incinerados puedan reposar en el cementerio y evitará el efecto contaminante de las cenizas y sus urnas.

También ha acercado el valor cultural de los recintos funerarios a los barceloneses con el diseño de una aplicación móvil para visitar el Cementerio de San Gervasi. Esta app permitirá hacer un recorrido por ese recinto con un sistema de realidad aumentada, mediante el cual se podrá visualizar información sobre varios monumentos con un simple escaneo del plano. Así, el usuario podrá acceder a fotografías y videos divulgativos de personajes como el poeta Joan Maragall y el arquitecto Lluís Domènech i Montaner.

Una obra que perfora emociones

La sede del Instituto de Ciencia e Innovación para la Biosostenibilidad propuesta por Cláudio Vilarinho en Portugal busca ser un edificio con una imagen única para el campus, que rompa con la monotonía actual, refiriéndose a la cuestión pictórica del Campus, a la “crisis global sin fin” y que sea capaz de cautivar.

La búsqueda de futuros temas tecnológicos fue la génesis de la imagen seleccionada para el edificio. La fachada de la piel, pensada a través de una reinterpretación arquitectónica, retrae el poder simbólico del propósito. Para eso se utilizaron nanotubos de titanio que, asociados a los descubrimientos recientes, tienen capacidades de reutilización y producción económica, convirtiéndose en una inspiración para una arquitectura que busca la sostenibilidad.

Con el fin de desarrollar sinergias comunes, se propuso para la piel elementos prefabricados de matriz cementicia. Este material, reforzado con microfibras, no tiene un refuerzo convencional, que podría causar problemas de corrosión. Es dúctil, plástico, fluido, autocompatible y no se agrieta. La piel permite la inclusión de óxidos de pigmentación, no necesita mantenimiento constante y dura más tiempo que los materiales comunes.

Otro Puente >extraordinario

Los arquitectos de NEXT están trabajando en una serie de puentes ubicados en todo el mundo. Esta vez, su último diseño no es el intrigante “Puente Murciélago” (nominado para el Premio Holandés de Diseño 2016), sino otro emblemático, en China: el “Nudo de la Suerte”.

Este puente peatonal de acero, en Changsha, tiene 185 metros de largo y 24 metros de altura, y encaja en la secuencia de puentes extraordinarios que caracterizan la práctica de NEXT, ofreciendo nuevas perspectivas debido al acoplamiento que tienen con el contexto local.

En 2013, después de completar el impresionante Melkwegbridge en Purmerend, NEXT fue invitado a un concurso internacional para diseñar un puente sobre el río Dragon King Harbor, en Changsha. Una parte crucial del proceso fue combinar la experiencia del equipo holandés en infraestructura y gestión del agua, con la perseverancia y el conocimiento del contexto local de un equipo chino.

El puente ya se ha convertido en un icono y fue seleccionado por CNN como uno de los “puentes más espectaculares, que rompe el molde”.

La obra es clave en el desarrollo del espacio público y fue diseñada teniendo en cuenta las actividades recreativas, ecológicas y turísticas. Conecta múltiples niveles a diferentes alturas (las orillas del río, la carretera, el parque). Su forma final es el resultado del nudo -literal y metafóricamente- de todas estas rutas juntas. La forma fue inspirada por el principio del anillo de Mobius, así como por el arte chino del nudo. En el antiguo arte decorativo popular, el nudo simboliza la suerte y la prosperidad.

“El Nudo de la Suerte es más que una conexión entre dos orillas. Su éxito radica en acercar a las culturas y en la fusión de la historia, la tecnología, el arte, la innovación, la arquitectura y el espectáculo”, señala el socio de NEXT architects en Beijing, Jiang Xiaofei.

Gracias a su notable espectáculo de luces LED, el puente se convierte en una atracción icónica en la ruta de luz que traza el camino del río Dragon King Harbor.

VIA 57 West de BIG: el mejor de todos

El edificio residencial “Via 57 West”, obra de BIG en Nueva York, ha sido galardonado con el Premio Internacional de Rascacielos que otorga el Museo Alemán de Arquitectura.

Cada dos años, el jurado del International Highrise Award concede el premio al edificio que consiga aunar sostenibilidad, diseño externo, calidad interior y atención social. Todo ello en una altura que supere los 100 metros, con una propuesta innovadora.

Este año, por decisión unánime, el ganador ha sido el VIA 57 West, del arquitecto danés Bjarke Ingels, un rascacielos residencial con patio, frente a la costa del Hudson, el mejor entre 30 proyectos nominados de los 1500 construidos en el mundo. El premio lo gestionan la ciudad de Frankfurt, el Museo Alemán de Arquitectura y el DekaBank, y se entrega cada dos años, desde 2004. El galardón, una estatuilla del artista Thomas y 50.000 euros, se concede a los planificadores y desarrolladores conjuntamente.

La obra, de 136 metros de altura, se eleva en forma de un tetraedro plateado y reluciente. “El proyecto es excepcional en su interpretación de un bloque, que lo hace realmente interesante”, al decir del jurado. Bajo su cubierta de acero, más de 700 apartamentos se agrupan alrededor de un patio interior con vegetación, que sirve como un oasis para pasar horas sociables dentro de este barrio industrial, una autopista, una central eléctrica y una planta de tratamiento de residuos. Además, ofrece a los residentes una vista sin obstáculos del río.

Pelli por Nueva York

Después de dos años de planificación, se ha revelado el diseño del proyecto Trinity Church Wall Street, en el reconocido distrito financiero de Nueva York. La oficina Pelli Clarke- Pelli Architects diseñó el edificio que funcionará como centro comunitario y ministerio de la Iglesia de la Trinidad. Con espacios públicos abiertos y salas multipropósito, la obra busca conectar barrios, empleados y familias, reflejando "el interés de la iglesia por un compromiso comunitario".

"Nuestro edificio es una declaración de la Iglesia de la Trinidad sobre su dedicación a servir a la gente de esta comunidad, este barrio y la ciudad de Nueva York ", dijo el reverendo William Lupfter.

Con 26 pisos, la base del proyecto está reservada para el Centro de la Parroquia, mientras el resto de los 14.864 metros cuadrados serán de destino comercial. El Centro tendrá dos vestíbulos: Trinity Place Lobby, un gran espacio para congregaciones y exhibiciones de arte, y el Greenwich Street Lobby, que contará con un anfiteatro.

Con capacidad para más de 300 personas, el Centro está pensado para banquetes y obras de teatro. Adicionalmente, la estructura incluirá una biblioteca con vista a la Iglesia de la Trinidad.

Restaurarán un palacio en Retiro

El palacio Haedo, una residencia aristocrática del siglo XIX que aloja la sede de la Administración de Parques Nacionales (APN), en el barrio de Retiro, será puesto en valor por el gobierno nacional. La icónica casa es la más antigua del entorno de la plaza. Debido a su valor histórico y su estilo neogótico fue declarada Monumento Histórico Nacional. En los próximos meses se licitarán obras para restaurarla y transformarla en un museo interactivo de parques nacionales.

El origen de esta vivienda, situada en avenida Santa Fe 690 de la Ciudad de Buenos Aires, está rodeado de secretos. Se desconocen el nombre del arquitecto que la diseñó y la fecha exacta en que se construyó; algunos registros indican que data de entre 1862 y 1865.

Abarca una pequeña manzana triangular. Mariano Haedo, empresario vinculado a los ferrocarriles, compró la casona cuando azotaba la fiebre amarilla y la gente de la clase alta huía de otras zonas para construir lujosas mansiones en Retiro.

Si bien en 2013 se llamó a licitación para reparar el frente, la actual gestión rescindió los contratos debido a irregularidades. En marzo llamarán a una nueva licitación y la obra estaría concluida para 2019.

En una recorrida por los cinco pisos que componen los 1500 m2 cubiertos, pueden verse pisos de roble de Eslavonia, vitrales, escaleras de mármol Botticino y la boiserie. También conserva un ascensor Otis original, uno de los más antiguos del país.

En cuanto al futuro museo, la intención es crear un moderno centro de interpretación de parques nacionales, donde la gente pueda observar y estudiar en forma interactiva el funcionamiento y las características de cada uno de los existentes en todas las regiones del país.

Se vende un icono, Case Study #21

Una de las casas más emblemáticas del modernismo, Case Study House 21, de Pierre Koenig, está a la venta. Este icono de dos dormitorios en las Hollywood Hills ha sido promocionado por la revista Arts & Architecture como una de las mejores viviendas, uno de los proyectos del programa para explorar diseños y materiales innovadores. Por eso es considerada una de las casas más famosas de Los Ángeles y, posiblemente, el mayor diseño de acero de Koenig y el punto culminante del Programa Case Study promovido por Arts & Architecture Magazine entre 1945 y 1964.

Impresionantemente radicales e innovadoras para su época, las habitaciones públicas y privadas están separadas por un núcleo central que aloja baños y sala de máquinas. La estructura está rodeada de estanques de agua que circulan hasta el tejado y retornan como fuentes.

Las Case representa una investigación hecha por los arquitectos más conocidos de la época sobre la tecnología y las condiciones espaciales, con el fin de crear nuevas formas de habitar para los futuros estadounidenses.

Se inició el estudio, la planificación, el diseño y la construcción de ocho casas, cada una cumpliendo con las especificaciones de un tipo de vida concreto. Los arquitectos, elegidos por su capacidad para evaluar la vivienda en términos de necesidad, fueron comisionados para tomar una parcela y crear “buenas” condiciones de vida para ocho familias.

En la Bailey House, Koening continuó fiel a la idea impulsada por las Case Study Houses. Con un espíritu oriental mezclado con la tradición norteamericana del balloon frame y el centro-hogar, que aquí juega un contrapunto con la piscina exterior.

Nada es excesivo en la obra, una belleza que emana de la simpleza de las formas y su continuidad espacial. Con una estructura ensamblada in situ y de meticulosos detalles sobre los perfiles de acero, se crea una planta abierta que aprovecha las grandes luces que ofrecen sus pórticos tubulares de doble vano. Se trata de estructuras rectangulares prefabricadas –de 13,40 metros de ancho y 2,75 metros de alto, además de otros tres pórticos para enmarcar la entrada y el garaje.

La Filarmónica de Hamburgo se muestra

Hamburgo tiene un nuevo hito cultural en la Ciudad de Hafen: la Filarmónica, que abrirá sus puertas por primera vez los días 11 y 12 de enero de 2017.

A orillas del río Elba, apoyado sobre unos 1.700 pilotes, emerge este moderno complejo arquitectónico que contiene -además de tres salas de conciertos- un hotel, 45 apartamentos y una zona de observación con 360° de vistas.

La pieza central de la obra, diseñada por los renombrados arquitectos Jacques Herzog y Pierre de Meuron, es uno de los proyectos más emocionantes de Europa: una lujosa sala de conciertos que se separa del resto del edificio por razones de insonorización y que se situa a 50 metros sobre el suelo en una ubicación única en el puerto de Hamburgo, con capacidad para 2.100 personas.

La interacción entre la antigua bodega Kaispeicher A y la curva de vidrio es su tarjeta de visita arquitectónica, hermanando lo viejo y lo nuevo en una atractiva síntesis. Entre el antiguo almacén y la nueva construcción hay una zona accesible al público, la Plaza. Con una superficie de unos 4.000 m2, es un lugar ideal de paseo para los ciudadanos y turistas de Hamburgo.

El Kaispeicher A se utilizará como un aparcamiento de varios pisos. También albergará las instalaciones de spa y salas de conferencias del hotel, el área de educación musical, varias salas de backstage y el tercer auditorio. Todo dentro de un edificio cuya entrada se alcanza a través de una escalera mecánica de 82 metros de largo. Lentejuelas de cristal reflejan y refractan las luces, generando el ánimo necesario para el ambiente especial de este edificio.

La Piel Blanca asegura que la acústica en el Grand Hall sea perfecta. Consta de un total de 10.000 paneles de fibra compuestos de una mezcla de yeso natural y papel reciclado. Los paneles se mueven de acuerdo con los intrincados cálculos 3D para obtener una estructura superficial acústicamente óptima.

La piel fue desarrollada en cooperación con el acústico Yasuhisa Toyota, expertos en seguridad contra incendios, y la empresa de fabricación Peuckert. Las paredes y el techo se unen y aparecen como una sola pieza de piel del tamaño de 6.500 metros cuadrados.

La deslumbrante fachada de cristal consta de 1.100 paneles individuales, cada uno de cuatro a cinco metros de ancho y más de tres metros de altura, formados con precisión milimétrica a 600 °C, marcados con pequeños puntos reflectantes gris basalto. Esto evita que la estructura se caliente debido a la luz solar y, al mismo tiempo, crea un efecto especial de brillo. En las pruebas de control de calidad, los paneles soportaron con facilidad vientos de hasta 150 km/h y lluvias torrenciales.

El techo, de 7.000 metros cuadrados, consta de ocho secciones esféricas, cónicamente dobladas, formando una silueta curvilínea única. Además se han aplicado 6.000 lentejuelas gigantes.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores