El sitio de la construcción del sur argentino

Abril/Mayo 2016 - Año XXVI
Noticias y Novedades

La ciudad voladora

La evolución en los medios de transporte ha influido en la manera de habitar del hombre. El arquitecto Gueorgui Krútikov -nacido al sur de Moscú el último año del siglo XIX- creía, además, que los medios de transporte eran arquitectura móvil.

La idea de destinar el uso del suelo a actividades productivas y buscar otro espacio para la construcción tiene lógica. Entre las maneras de hacerla viable, la posibilidad de levantar una ciudad, o ciudades, hasta hacerlas flotar es, posiblemente, de las más inalcanzables y una de las más fascinantes.

En 1928 Krútinov, un estudiante fascinado por la aeronáutica, presentó esa propuesta en su proyecto final de carrera y aseguró, entonces, que el progreso generaría los conocimientos y las herramientas para hacerlo posible.

Los talleres de Artes y Oficios Vjutemás eran una especie de Bauhaus rusa, donde se les enseñaba a los estudiantes a agotar las combinaciones espaciales. Allí presentó Krútikov su proyecto de “la ciudad voladora”, una especulación sobre un futuro posible. Así, se apoyaba en posibilidades también reales, como las cabinas de tele-transporte individuales con las que los ciudadanos se moverían por el espacio urbano.

Pasado casi un siglo y rescatado del olvido por el especialista Selim Omárovich Jan-Magomédov, más allá de la posibilidad real de desarrollar y construir el proyecto, la fuerza de la propuesta de Krútikov radica en su prospectiva para adelantar el futuro de la arquitectura desde la defensa de la movilidad o de la flexibilidad como vía de crecimiento. Aunque todavía no sea viable vivir en el espacio, los diseños -y las ideas- desarrollados en estas escuelas han servido de inspiración a la vanguardia de fines del siglo XX. Tanto la recientemente fallecida arquitecta iraquí Zaha Hadid como el holandés Rem Koolhaas han reconocido su deuda con una época en la que todo parecía posible y que concluyó cuando los cambios políticos hicieron que nada resultase probable.

La biografía de Gueorgui Krútikov, el brillante estudiante que inició su carrera proponiendo una ciudad voladora y la concluyó defendiendo el patrimonio arquitectónico soviético, resume esa época. Para él “la evolución de la construcción debía defender la tendencia humana a separarse de la tierra”. También Le Corbusier quiso liberar el suelo y para eso instaló sus edificios sobre pilotis, levantados pero capaces de mantener también los pies en ese suelo. Muchas de las ideas surgidas de las películas de ciencia ficción se han vuelto realidad con el tiempo.

Una pasarela que recupera tradiciones

El rápido crecimiento de China alienta la competencia entre ciudades y lleva a la extensión continua de las carreteras hacia el campo, invadiendo la vida rural. Este proyecto es un esfuerzo conjunto del gobierno y de los proyectistas con el objetivo de romper con ese desarrollo impetuoso y recrear la cultura del pueblo y la arquitectura tradicional. El diseño de esta pasarela intenta reflejar la cultura de pueblos de la zona, volviendo a un estilo sencillo y modesto.

Se trata de un proyecto de obra y paisaje urbano que se centra en el diseño y ordena el tráfico. La carretera es una arteria principal para vehículos de la ciudad de Foshan, conectando los pueblos de forma segura, conveniente y accesible.

El puente cubre 1.500 metros cuadrados y combina varias instalaciones de accesibilidad, como el tráfico vertical (ascensores de vidrio), escaleras y plataformas. La estructura de madera natural que la cierra se maneja de una manera contemporánea, reflejando la sencillez y el vigor del campo. La obra optimiza la circulación, una práctica de responsabilidad social y preocupación humana.

Caminando por el puente se puede sentir la torsión del espacio.

La luz proviene de diferentes ángulos, aportándole a la obra un dinamismo particular y creando interesantes sensaciones a quienes utilizan el paseo.

Columnas Cristalizadas: el pasado al tacho

Con la propuesta "I don't want to change the world. I only want to express it", el arquitecto español Luis Martínez Santa-María ganó el concurso “Columnas Cristalizadas”, convocado por la Fundación Mies van der Rohe, en el marco de los actos del 30° aniversario de la reconstrucción del Pabellón Alemán en Barcelona que para esa muestra diseñara en su momento Van de Rohe.

El concurso buscó recrear las antiguas columnas jónicas de Josep Puig i Cadafalch (1867-1956), construidas con motivo de la Exposición Internacional de 1929. Con un presupuesto de 15 mil euros, Martínez Santa-María presentó las columnas como una formación de bidones multicolores de chapa, obtenidos del material de desecho.

El ganador pretendió reflejar la conciencia medioambiental y la necesidad de reutilizar los recursos y, al mismo tiempo, expresar la provisionalidad de la instalación que se presentará el 1 de junio de 2016 y permanecerá en la plaza frente al Pabellón durante 5 meses.

El jurado debió considerar las 181 propuestas recibidas de 29 países y realizó una primera selección de 26 proyectos hasta otorgar por unanimidad el premio.

La decisión valoró la rotundidad de la propuesta, “que sintetiza la componente vertical de las columnas preexistentes, en contraste con la horizontalidad del Pabellón.”.

El ganador habla de sus columnas como bidones de chapa provenientes de los “cementerios de residuos químicos”, “relacionados -según se menciona- con la ciudad de ahora, marcados por señales reconocibles”, que se colocan uno encima del otro gracias a simples cordones de soldadura. Los mismos conforman los nuevos tambores de las columnas y también objetos artísticos, porque el tiempo se ha encargado de despintarlos y desfigurarlos, de desactivar su funcionalidad, consiguiendo en sus superficies y abolladuras efectos inimitables. La fila multicolor de columnas también ensaya una ironía entre las amenazas del paisaje industrial y una belleza ambigua, errada, revelada por el conjunto. A Mies van de Rohe, quien dijo “No quiero cambiar el mundo. Sólo quiero expresarlo”, posiblemente le hubiese parecido interesante.

Los mejores de hormigón

El pasado mes de enero, el diario británico The Guardian publicó un artículo en el que eligió los "mejores edificios de hormigón del mundo". Una obra de Clorindo Testa se ubica entre los cinco primeros presentados.

Desde el Panteón en Roma a la Unité d'Habitation de Marseille, de Le Corbusier, la lista elaborada por el crítico de arquitectura Rowan Moore incluye el Banco de Londres de Clorindo Testa (Buenos Aires, Argentina), el Restaurant Los Manantiales de Félix Candela (Ciudad de México), el SESC Pompéia de Lina Bo Bardi (São Paulo, Brasil), y la Casa Poli de Pezo Von Ellrichshausen (Concepción, Chile).

Panteón, Roma, 126. Los romanos no usaban el hormigón armado pero sí la argamasa. El panteón es una muestra maravillosa de esa robustez romana, con una espacialidad inédita, decenas de colores y una cúpula que, a partir de su óculo, deja entrar un rayo de luz que se desplaza durante el día.

La Unidad de Habitación, Marsella. Le Corbusier de 1952. El concreto tiene la capacidad de ser primitivo y tecnológico, combinando las propiedades del acero con los de barro. Le Corbusier sabía cómo ejecutar su gama expresiva mejor que nadie.

El restaurante Los Manantiales, Ciudad de México, 1958. Muchos arquitectos e ingenieros han aprovechado la capacidad de hormigón armado para producir estructuras de excepcional ligereza. Muy pocos han utilizado arcos y bóvedas en forma de parábolas, que dirigen las fuerzas estructurales dentro del material con especial eficiencia, que hace que la estructura sea más ligera todavía. Félix Candela fue uno de los pioneros en llevar adelante estas ideas.

Banco de Londres y América del Sud, Buenos Aires, Clorindo Testa, 1966. El autor del proyecto genera una estructura extraordinaria que tiene algo del esqueleto de un dinosaurio, logrando una relación civilizada con las fachadas neoclásicas vecinas. También forma un caparazón perforado que filtra la luz solar y crea a la vez cerramiento y apertura.

La iglesia de Saint-Jean-de-Montmartre, París, 1904. Un intento poco torpe para hacer realidad los principios de la arquitectura gótica en hormigón armado, pero al mismo tiempo entrañable y heroica. La iglesia fue lo suficientemente adelantada a su tiempo, tanto que los códigos de construcción vigentes no contemplaban estas soluciones. De Baudot no alcanzó con este proyecto una ligereza gótica de la construcción, sin detalles góticos como arcos apuntados y bóvedas.

Maravillosa escala humana

Si bien existen diferentes enfoques del espacio arquitectónico, la mayoría de los arquitectos coinciden en la primacía del ser humano para la creación de un diseño exitoso. Percibimos la arquitectura a través de nuestros sentidos, interpretamos su escala en comparación con nuestros cuerpos. Por eso los diseñadores suelen incluir figuras humanas en sus bocetos, para dar una idea de la escala.

"Los arquitectos se proyectan en la figura humana", explica la arquitecta y diseñadora Noor Makkiya, quien ha recopilado una selección de los bocetos de los arquitectos más conocidos del mundo. "Si comparamos sus dibujos es frecuente que encontremos diferencias en la forma del cuerpo y la actividad corporal: representan sus propias ideologías de la condición física humana".

Desde el estudio científico de la proporción, utilizado por Leonardo Da Vinci y Le Corbusier, hasta la figura primitiva de Glenn Murcutt y la explosión creativa de Frank Gehry, todos siguen el camino de los griegos y los hombres del Renacimiento, convencidos de la necesidad de ubicar al hombre como el centro de todas las cosas.

Un árbol, una casa

Un abeto maduro encerrado en el centro de esta casa de cristal tubular ideada por el arquitecto Aibek Almassov, puede convertirse finalmente en realidad ahora que los inversores se han entusiasmado con la propuesta.

La casa ha sido diseñada para proporcionar un escape de las "cajas de hormigón sofocantes" de la ciudad. Cuenta con una estructura completamente acristalada y cilíndrica para dar 360 grados de vistas en un entorno forestal.

El proyecto fue diseñado por primera vez en 2013, pero posteriormente se retiró y parecía que nunca se concretaría. Sin embargo, un fabricante de paneles de vidrio y solares está ahora interesado en la obra, por lo que la construcción podría ser inminente.

"No es difícil de construir", dijo el autor, "el problema era encontrar un inversor."

"Por el momento, hemos encontrado dos y estamos negociando con ellos".

Los renders muestran la construcción tubular en un claro del bosque, con sus plantas superiores que se elevan por encima de los árboles, aunque no está vinculado a ningún lugar en particular.

"El objetivo principal es ofrecer una alternativa al bullicio de la ciudad", dijo el arquitecto. "Quisimos combinar las capacidades de diseño industrial, la riqueza natural y la belleza."

Las paredes acristaladas y el techo revelarán cuatro plantas en forma de anillos estrechos, así como una escalera en espiral blanca que se envuelve alrededor del tronco. Balaustradas de cristal con pasamanos de madera rodearán el atrio sin bloquear las vistas. Una cabina de ducha de cristal por completo refleja la forma tubular del edificio, mientras que otras partes de la residencia se ven vestidos con los muebles que siguen las paredes curvas.

"Al subir las escaleras se puede comparar la sensación con las etapas de purificación espiritual, la iluminación, en armonía con el medio ambiente", dijo Almassov al referirse al proyecto.

El puente del Rey Arturo

La organización patrimonial británica English Heritage anunció que la dupla integrada por Ney & Partners y William Matthews Associates ganó el concurso de diseño Tintagel Castle Bridge, entre 6 propuestas finalistas -de un total de 136 presentadas-, seleccionada por mayoría del Jurado.

Con más de 200 mil visitas anuales, el castillo de Tintagel está ligado a la leyenda del Rey Arturo y ha sido apreciado a lo largo de la historia por sus cualidades elementales y espíritu del lugar dentro de esta área de gran belleza natural. El diseño y construcción del nuevo puente cuenta con un presupuesto de 6 millones de dólares y se mantendrá 28 metros sobre el actual puente.

Inspirados en los originales puentes levadizos del castillo y la historia celta, la propuesta reúne dos voladizos con una ligera brecha entre ellos, recreando el enlace de tierra que antiguamente conectaba el continente y el promontorio, además de recordar el vacío ocasionado por la erosión.

La paleta de materiales incluye roca, pizarra para el entablado y contrastes de acero para crear efímeros juegos de luz natural y una armonía con el paisaje.

Laurent Ney, Director de Ney & Partners, dijo: “Estamos maravillados con ganar el concurso. La experiencia de visitar el castillo es el descubrimiento y la revelación, así que es importante que el puente deje que la majestuosidad del lugar hable por sí sola". Se espera que el proyecto finalice en 2019.

Dos muros para el recuerdo

Luego de un año del concurso internacional para el Shoah Memorial de Bolonia, Italia, el estudio, con sede en Roma SET Archictects entregó el memorial en enero, coincidiendo con el día de la conmemoración de las víctimas del Holocausto.

Construido en menos de dos meses, el proyecto es un hito de gran poder emocional. Se encuentra ubicado en la intersección de dos calles, en una plaza cercana a la estación de tren de alta velocidad, zona preparada para convertirse en el nuevo centro de transferencias. Como tal, el monumento busca atraer a los transeúntes, invitándolos a reflexionar sobre la tragedia del Holocausto a partir de una particular propuesta de diseño.

La obra se compone de dos paralelepípedos simétricos de acero, de 10 m x 10 m cada uno, ubicados uno junto al otro. Su posición converge para crear un camino que comienza con un ancho de 1,60 m, estrechándose a solo 80 cm. Ese acceso genera una inmediata sensación de opresión.

En el interior, los volúmenes presentan una trama de hojas de metal, horizontales y verticales, dando forma a una serie de cajas vacías rectangulares que representan la forma de los dormitorios en los campos de concentración.

La elección del acero es deliberada: un material que se oxida y que con el paso de los años mostrará los vestigios del tiempo, expresando que todas las cosas tienen una rica historia. El piso entre los dos bloques representa el Judenrampe (“rampa judía”), nombre dado a los prisioneros del campo de concentración de Auschwitz.

Los ecos de los pasos a través de las piedras, junto a la restricción del pasaje, infunden un profundo sentimiento de angustia: es la manera en que el memorial adquiere vida y evoca el drama. La luz juega un papel esencial en la culminación del monumento. Durante el día, cuando la plaza está iluminada, el paso se sumerge en una luz tenue, contemplativa, lo que permite reflexionar con calma. Por la noche, la luz artificial ilumina los volúmenes primarios, aumentando su majestuosidad.

Nueva York sin muertos

Aumentar la seguridad en las calles a partir de un diseño urbano que priorice a los peatones y ciclistas es lo que Nueva York está realizando desde que en 2000 adoptó el plan Visión Cero. Este programa, de origen sueco, no sólo consiste en reducir las muertes de tránsito, sino en llevarlas a cero.

El principal foco de la iniciativa es hacer que las calles sean lugares más seguros para todos los usuarios, creado bajo la premisa de que “ninguna muerte es moralmente aceptable”.

El plan incluye medidas que apuntan a dar prioridad al paso de peatones y ciclistas, como así también asignarles un lugar de tránsito dentro del espacio vial para que no predomine el automóvil. En este sentido, está considerado ampliar las veredas en donde sea posible y nivelarlas con las calzadas, además de construir ciclobandas que marquen las vías para los ciclistas, segregadas del tráfico vehicular por obstáculos.

Acerca de este proyecto -que se empezó a masificar en 2008, cuando se empezaron a habilitar las primeras vías en Manhattan- el alcalde, Bill de Blasio, anunció que este 2016 se crearán 24 kilómetros de ciclobandas, la mayor cantidad de kilómetros en comparación con otros años (en 2015 se hicieron 19 km y se superaron los 1.600 km de ciclovías).

Los motivos que fueron entregados para respaldar este proyecto, que ejecutará el Departamento de Transportes (DOT), tienen relación con que facilitarán que el ciclismo sea una opción de transporte de manera más segura y viable.

Este punto es fundamental en el enfoque del trabajo del municipio, que se propuso liderar la implementación de medidas que favorezcan la Visión Cero, tales como la creación de Zonas 30, la instalación de reductores de velocidad y luminarias en los cruces peatonales, además del mejoramiento de éstos.

A éstas se agregarán otras nuevas durante este año, que tienen que ver con la inversión de US$ 115 millones para redistribuir el espacio vial en avenidas y calles, reducir los choques ocasionados por giros innecesarios y peligros en ciertas intersecciones, instalar cámaras que controlen la velocidad e impartir educación vial.

De acuerdo a una investigación realizada por la ONG estadounidense People for Bikes, este tipo de infraestructura ciclista es beneficiosa para quienes transiten en los espacios viales al ser visible, fácil de ejecutar y mejoradora del statu quo.

Los lugares donde mejor se enseña

Como ya es tradición, QS TopUniversities (www.topuniversities.com) presentó su ránking de las 100 mejores universidades y escuelas de arquitectura del mundo. Desde 2011 la compañía desarrolla una encuesta anual sobre el tema. En esta ocasión son más de 800 instituciones alrededor del mundo en 42 carreras, evaluando a las mejores universidades en función de su reputación académica y el impacto de sus investigaciones. Tal como en 2015, el MIT (creada en 1861, privada) encabeza la lista cuando se trata de arquitectura. Es seguida por UCL (University College London, Reino Unido); University of California, Berkeley (Estados Unidos); Delft University of Technology (Holanda); Harvard University (Estados Unidos); University of Cambridge (Reino Unido); ETH Zurich - Swiss Federal Institute of Technology (Suiza); Tsinghua University (China); National University of Singapore (Singapur) y Manchester School of Architecture (Reino Unido). La primera universidad del país en aparecer es la de Buenos Aires, entre el puesto 51-100.

Kazuyo Sejima y un tren que refleja el paisaje

Kazuyo Sejima está diseñando un nuevo tren expreso para Japón. Encargado por Seibu Group, el convoy pertenecerá al equipo de expresos de detención limitada y será una "amigable" adición a la serie Red Arrow, que cuenta con diseños tradicionales de colores brillantes, destacándose en los paisajes que recorre.

En la línea de la arquitectura de Sejima, el concepto inicial presenta un diseño liviano y semitransparente que le permite al tren camuflarse en el paisaje. La arquitecta, ganadora del Pritzker en 2010 y cofundadora de SANAA, es también responsable de diseñar el interior y exterior del tren. Se espera que el proyecto finalice en 2018.

Según trascendió, los interiores se asemejarán a una sala de estar, por lo que los pasajeros podrán disfrutar cómodamente el viaje. El exterior del tren será reflectante, de modo de mezclar suavemente con el paisaje circundante y se mueven a lo largo de las pistas del entorno urbano, en silencio y discretamente. Un proyecto estético que refleja plenamente toda la obra de Kazuyo Sejima: potente y delicada.

Shigeru Ban y un lápiz escalímetro

Encargado por ACME Studio, el arquitecto japonés Shigeru Ban, cuya obra se caracteriza por el uso de materiales no convencionales, como papel o plásticos, ha diseñado un lápiz retráctil llamado "SCALE", inspirado en las clásicas reglas y escalímetros utilizados durante años por los arquitectos. La pluma de aluminio, diseñada para caber cómodamente en la mano, sirve como una herramienta funcional, equipada con un bolígrafo que se retrae con un simple giro.

SCALE es compatible con el P900 de ACME y los recambios de easyFLOW. Si estuviese en las librerías del país habría que pagar por cada uno la bonita suma de 90 dólares.

Los residuos también generan arquitectura

Un sitio de tratamiento de los residuos urbanos puede, también, ser inspirador para una buena arquitectura. La propuesta de las firmas danesas Schmidt Lassen y Gottlieb Paludan Architects ha resultado ganadora del concurso internacional para la construcción en Shenzhen, China, de un centro de gestión de residuos y producción de energía, considerado el más grande del mundo. Ubicado en un entorno montañoso, a las afueras de esta ciudad, el complejo albergará las instalaciones para incinerar y transformar en energía 5.000 toneladas de basura diarias (un tercio de los residuos generados en un año por los 20 millones de habitantes). La planta está configurada como un edificio circular de 66 mil metros cuadrados, revestido por una celosía traslúcida que permite entrever desde el exterior las máquinas de incineración. Se ha concebido también como centro didáctico abierto al público. Los visitantes podrán recorrer su interior por una pasarela elevada, de un kilómetro y medio de longitud, y disfrutar de las zonas ajardinadas exteriores. Para incrementar la generación eléctrica, la cubierta se reviste de paneles fotovoltaicos. Está previsto que entre en funcionamiento en 2020.

Aires de la arquitectura moderna

No deja de ser tentador compartir proyectos de viviendas familiares construidas por estos tiempos, que buscan rendir tributo y homenaje a las obras de los grandes maestros de la arquitectura moderna, a partir de sus volúmenes claros, sus paredes vidriadas y, también, el uso de materiales capaces de emocionar a partir de sus contrastes.

Tal el caso de “Villa U”, una casa de dos pisos unifamiliar cerca de Aarhus, en Dinamarca, desarrollada en un hermoso contexto con vistas panorámicas. La casa aprovecha al máximo su proximidad a la naturaleza en tres lados, se organiza en torno a un espacio de doble altura central, con la disposición de claraboyas, acompañado por una escalera escultural y el ladrillo de la chimenea que ofrece un amplio espacio.

Esta sala es el corazón de la vivienda, ya que vincula cada habitación con unas vistas abiertas que abarcan los dos pisos de la casa. La planta baja y el piso superior están diseñados como paralelogramos con espejos, creando una variedad de terrazas y nichos abiertos y cubiertos en ambos niveles, enmarcado por la fachada de zinc oscuro, con un revestimiento interior en tonos cálidos de molduras en madera.

La casa está equipada para el uso de una silla de ruedas con un elevador residencial. La planta baja dispone de una sala, cocina comedor y dormitorios con acceso directo a cada terraza sobre el paisaje. La planta superior dispone de una sala de estar con terrazas orientadas al este y el oeste, así como un dormitorio grande con su propio cuarto de baño, vestidor y terraza. La marquesina del techo es el hogar de un jardín en la azotea verde.

Suelos de baldosas grandes, pisos de roble, muebles de cocina hechos a mano, proporcionan un equilibrio sobre el contraste con los tonos claros de la casa, formando superficies y texturas que acentúan la luz en constante cambio. La proximidad de la casa al entorno verde se ve reforzada por las generosas paredes de cristal de suelo a techo.

Pompeya estrena casas

La ciudad romana de Pompeya renace y vive una auténtica primavera. Vuelven a la vida cinco domus, reconstruidas junto sus jardines, que se muestran como hace dos mil años, cuando el Vesubio destruyó la ciudad romana, en el 79 d.C.

Así, se tiene la impresión de entrar en un jardín romano, con la misma disposición de las plantas y árboles tal y como estaban en los tiempos del escritor Plinio el Viejo. Las cinco casas, cada una de ellas con una historia apasionante, han sido restauradas con el Gran Proyecto Pompeya, que cuenta con 105 millones de euros de financiación de la Unión Europea.

Entrar en estas casas entraña una especial emoción: parece que no hubieran transcurrido dos mil años, porque hay cañerías bajo tierra que aparentan ser construidas hace pocos años.

El hilo conductor que une a estas cinco domus es la naturaleza: tienen grandes y muy cuidados espacios abiertos, con estatuas y adornos para revivir su estilo de vida. El itinerario que se ha inaugurado se inicia junto al Anfiteatro en una de las casas más insólitas de Pompeya, propiedad de Giulia Felice, una especie de hotel con termas, en cuyas salas se celebraban eventos. La casa sorprende por su pórtico con columnas de mármol, sus muchas habitaciones, un bello jardín con rosas, hiedra y un huerto con peras y manzanas.

En la vía de la Abbondanza aparece la casa del Frutteto (huerto), conocida por sus espléndidos frescos sobre fondo azul y negro, ricamente decorados con árboles frutales.

Muy esperada era la reapertura de la casa de Marco Lucrezio, que embrujó a Pablo Picasso y al bailarín ruso Léonide Massine, inmortalizados en ese jardín por el fotógrafo Jean Cocteau en 1917.

Maravillosa es también la gran residencia de Octavius Quartius, un rico pompeyano que gozaba de un parque doméstico con un canal de agua adornado con estatuas de mármol.

En este renacer de Pompeya, con la apertura de las cinco casas restauradas, se ha querido mostrar al visitante el diálogo entre la arquitectura, los frescos y las plantas de sus jardines. Pompeya comenzó a excavarse bajo el patrocinio del Rey Carlos III, apasionado por los primeros hallazgos bajo la ceniza del Vesubio. En toda la ciudad puede que haya más de mil casas. Es buena noticia que se abran poco a poco, una vez investigadas y recuperadas. Los expertos debaten la conveniencia de volver a cubrir aquellas que no tengan interés turístico, una vez acabadas las investigaciones, como ocurre con otros yacimientos, porque dejar a la intemperie ruinas que no tienen más utilidad es condenarlas a la destrucción.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores